6.1.08

Perdón por la vejez

Hace unos días alquilé Venus, de Roger Michell. No sé quién dijo que se trata de una comedia, es una película sobre la vejez, por lo tanto, es imposible que lo sea.
(Ya está, empecé a escribir, ya lo dije). En realidad, cuenta la historia de dos maneras de envejecer, la del personaje A y la del personaje B.
A. es un anciano achacoso, que vive pendiente de sus múltiples enfermedades, ahí está su universo. Y B., un hombre que llegó al final con la tristeza liviana del que supo desde el vamos que la fiesta llegaría a su fin. Como si dijera: "Pero, cuánta pena, con lo lindo que está esto". Acepta su propia decrepitud con una media sonrisa; no hay rabia ni resentimiento, solo esa tristeza de quien conoce sus ojos apagados pero que, sin embargo, no se avergüenza de su mirada de viejo.
Lo que más quiere B. es una mujer joven, no ya en sueños; quiere tocar, quiere mirar una mujer desnuda. No hay dolor es su deseo, solo busca un final a toda orquesta: lo mejor de la trama, con trompetas y fanfarrias antes de que se cierre el telón. Nada en él es mansa y resignada espera, no se sienta a alimentar su vejez. No hay rebeldía, como la del que clama verse con unos ojos distintos a los propios.
Confieso que quise a B. desde que el primer momento, deseaba que pasara su mano por cada muslo de mujer y que recorriera con su boca el cuello más sensual, o acariciara la perfecta cintura de esos veinte años. Porque se reconoció viejo y porque supo serlo, sin disfraces ni simulacros y porque convirtió, para mí, los oprobios de la vejez en pura sinceridad, digna y humana
.

62 comentarios:

adivinador dijo...

Tu post hizo que sientiera ganas de ver la pelìcula, de envejecer como B , de escribir como vos.

Buena semana

Disparador dijo...

Hablando de cine, me vino a la memoria una frase del amigo Errol Flynn: "Amo el whisky añejo y las mujeres jóvenes."

hugo dijo...

me encantó estrella la película, al final me lloré todo!!!

te confieso que el encuentro de peter o ' toole con la chica en su dto me chocó un poco...después al ver como evolucionaba la relación entre ellos me fui olvidando...

hice un breve comentario en mi blog el 16 de agosto ppdo.-

Stella dijo...

Buen diiiaaaaaa
Ufa...Para saber si B al final lo consiguió, voy a tener que alquilar la peli?

Besitoo

Natu dijo...

No la tenía a esa peli, la voy a tener que ver!
Saludos

Fernan dijo...

Esa peli nunca me motivo a alquilarla, pero el tema de la vejes me resulta super interesante. La senilidad da una impunidad magnifica.

Conocido de la vida dijo...

El tema de la vejez. Creo que ya alguna vez se tocó este tema en algún otro post.
Yo sigo pensando que la vejez es un tema de actitud y de sabiduría para llevarla con dignidad. Nada tiene de malo cómo nos cambia el cuerpo, se puede ser lindo/a a todas la edades.
Por el contrario, si bien sigo admirando la belleza de la juventud, encuentro a la belleza de la mediana edad como mas completa, mas perfecta. Me parece que ahí se encuentran el cuerpo y el alma, ésta en el sentido de energía que emanamos, y que no es mas que la experiencia que nos ha dado la vida.

Pd: Porqué ese título? "Perdón por la vejez"

Estrella dijo...

ADIVINADOR,
Uno de los coemtarrios más lindos que me dejaron.

DISPARADOR,
y sí, ¿quién diría lo contario?

HUGO,
Voy para allá, entonces. A mí también me puso en guardia, pensé que se venía algo más desagradable. Creo que ahí está el mérito de la película: uno no siente el menor rechazo, sino todo lo contrario.

Stella!
No te la pierdas! y despúes contá!

NATU,
Lo mismo, aunque quizás sos muy joven y la vejez te queda todaía muy pero muy lejos.

FERNAN,
Porque sos demasiado joven, reservátela para dentro de muchos años. Si hubieras firmado como Anónimo tu comentario, yo igual sabría que se trataba de vos. Muy bueno, muy tuyo.

CONOCIDO,
Porque me pareció un tema medio bajonero para un blog y más aún, para un lunes de enero a la mañana. Ja! De verdad. Qué bueno que vos veas todo eso en la vejez, a mí me parece cruel, demasiado cruel. A Dios o a quien fuera se le fue la mano con ese final de obra. Por eso me gustó la película, porque no esconde los oprobios de los últimos años. Muchos piensan como vos, ojalá yo pudiera. Y no hablo de "la belleza", sino de no reconocerse en la vejez.
Mi única esperanza es que uno llegue a esa edad como B., aceptando que es el fin del juego y acostumbrdo a ese cuerpo que hace agua por todos lados.
Claro que hay sabiduría... por eso tengo cierta esperanza.
Gracias por tu comentario, ojalá sea contagioso.

Silvia dijo...

Bueno, no es tan grande como O Toole, pero Bill Murray en Perdidos en Tokio es un sr mayor que tiene una relacion amorosa con una veinteañera. En el Radar salio la ultima frase que el le dice al oido y ella llora.
Me gusto mucho la frase: "uno puede ser lindo a todas las edades" que alguin puso aca.
Saludos
Sil

Sophie dijo...

Estrella, que lindo post!
Que bien escrito que está!.

El tema de la vejez es un tema que junto con el sexo siempre da que hablar. Y si ambos se juntan pues se puede debatir eternamente jajaja.

He vuelto de mis "días sandwich", así que cuando quieras te invito a pasar por PD: He vuelto, y hay actualización mi blog. Besos

hugo dijo...

me encantó también "perdidos en tokio" silvia.

recuerdo esa escena desopilante en que un japones hablaba una palabra y lo que le traducían a bill murray era interminable, y viceversa, cuando el japonés hablaba a más no poder, solo le traducían una palabra.

hace muchos años antes, aquí entre nosotros, ricardo espalter, un grande del humor para mí, caracterizado como japonés, hacía un sketch muy similar.-

Tomás Münzer dijo...

Bueno, otra peli que no voy a ver. No da ver películas de viejos, la vejez es la decadencia, es el final. Y casi siempre se llega a ella de la peor manera, yo espero llegar lo mejor posible, no da llegar como llegan algunos, cagándose, olvidándose cosas, dolores infinitos en todo el cuerpo, no, a llegar con dignidad y conciencia, sino, mejor no.

Conocido de la vida dijo...

Estrella me alegra que tengas esperanza, sabiduría seguramente te sobre.
Pensá que si uno empieza a sentir o a pensar en la crueldad de la vejez, a tu edad, (creo imaginar mas o menos cuál)no vive feliz por lo menos un tercio de su vida.

Estrella dijo...

SILVIA,
Perdidos en Tokio es una gran película.

SOPHIE,
Gracias. Un tema bravo el de la vejez, pensé que no iba a tener ni un comentario.

TOMÁÁÁÁS,
Lo sabía. Sabía que ibas a salir rajando. Lamento decirte que, con suerte, te llegará. Veremos qué penás en ese momento, si es que todavía estamos blogeando...¿¿?? (otro buen tema para vos).

CONOCIDO,
¿Ves? Vos me preguntabas por qué ese título: Tomás te dio la respuesta.
Se agradece tu sabiduría!

Mensajero dijo...

Ya que hablamos de películas cito una que tiene unos años, japonesa: La balada de Narayama.
No se asusten, es Japón pero respeta las generales del espectáculo, allí los viejos se abandonan a la muerte a determinada edad. Se dirigen a la cima de una montaña y se sientan en el hielo a esperar. La protagonista es una anciana sanísima que insiste en que llegó su hora y la familia debe ir a bajarla de la montaña una y otra vez.
También recordé a Buñuel, en su autobiografía MI ULTIMO SUSPIRO dice que a sus 80 ya no extraña el sexo, pero lo que sí pediría es dos nuevos pulmones para fumar. Del mismo modo dice que no le gustaría resucitar, pero sí depsretar cada tanto para leer el diario.

Silvia dijo...

mi escena favorita de perdidos en tokio:
Japoneneses:- Do lat pack
Murray: ???
Japoneses: Lat pack lat pack!!!!- cada vez mas fuerte y enojados-
Murray: Ah!... Rat pack. You want me to do Rat pack
(Es cuando estàn filmando la publicidad de whisky)
Saludos

Mensajero dijo...

Men encanta Perdidos en Tokyo, pero también acepto una crítica que se le hace, porque en la película parece que los norteamericanos son normales y los japoneses freaks.

Silvia dijo...

no, en realidad los norteamericanos tambien quedan como freaks ante una cultura que no conocen, creo

no tan iguales dijo...

Qué tema Estrella. Digamos que en parte coincido con Tomás: si llego como China Zorrilla, bienvenida sea; si llego como mi abuela, preferiría soltar la soga antes.
Vendiste muy bien el personaje de B, dan ganas de verla.

(Te dejo un comentario en el post anterior sobre la nueva regla de acentuación).

Estrella dijo...

MENSAJERO,
No vi la japonesa, parece buena. Quién llegara como la viejita sana, para trepar y bajar de la montaña. Y me encanta lo de Buñel, me lo voy a anotar en mi cuaderno de citas!

Sigo en un rato...

janfi dijo...

che, tenés un público joven; yo también pensé que habría pocos comentarios (será que me acerco).

humanoide dijo...

Al humanoide le quemó la cabeza la banda de sonido de perdidos en Tokio. La sofi sabe elegir la música, no me lo van a negar...

Un saludo para vos.

FEDERICO dijo...

será que B no pudo hacer lo que siempre le hubiese gustado en su juventud?

El otro día me comentaban lo que hacia el abuelo de un amigo. El hombre sufría de una enfermedad que ahora no recuerdo. La hija me contó que era un "viejo verde" porque a las chicas les decía "guarangadas". A todo esto se me ocurrió decir que un psicólogo diría que era parte del inconsciente. La hija de ese anciano me dijo que lo habían llevado a un psiquiatra y que había dicho que lo que el hacía era porque no había disfrutado su juventud, antes no lo habia hecho (como si se hubiese quedado con las ganas).
Es un ex combatiente de la segunda guerra... nació viendo la miseria del hombre.

no tan iguales dijo...

Federico: lo que le pasa a muchos ancianos es que de verdad se les despierta algo que los desinhibe, es una cuestión neurológica. Algunos tocan a las enfermeras, a otros les da por decirte verdades sin filtro ("cómo le vas a poner ese nombre tan espantoso a tu hijo" dijo mi abuela, y el nombre era Francisco, no era para tanto).
No sé explicarlo bien en términos médicos, pero cuando lo escuché de boca de mi hermana (médica y futura madre de Francisco) me quedó claro.

Estrella dijo...

SILVIA,
Qué fresco tenés el diálogo, no me lo acordaba...

JANFI,
Yo pensé que todo iban a huir, espantados...

HUMANIODE,
Sí que sabe, es muy buena la música. ¿¿Viste Virgenes Suicidas?? Vale la pena.

FEDERICO,
Los viejos se ponen un poco como los chicos, pierden inhibiciones y algunos, los famosos "viejos verdes", mueren por las mujeres. Pero en esta película no es así: él sabe que el sexo se acabó, solo quiere revivir el recuerdo, la emoción...
Quizás el abuelo de tu amiga se quedó con las ganas, nomás. Pobrecito.

NOTAN,
Algo de eso debe haber. Mirá la película y después contame qué te produjo. Yo tampoco quisiera llegar a vieja hecha un despojo. Pero uno no eligue, ¿o sí?

Sophie dijo...

Estre, ¿en serio pensaste que no iba a tener comentarios este post? jajaja.

La vejez, la muerte son temas totalmente acaparadores de debates porque si bien no caen en la mejor de las simpatías para la mayoría (ya que nadie quiere llegar a sentirse viejo y menos aún pensar en la muerte), es esta etapa en la que nos sentimos con el poder para hablar de algo que no sabemos ni vivimos en carne propia. La vejez.
já!

Besos

Jotafrisco, la ira de Dios dijo...

Estre, ¡cómo me cachondeaste con el último párrafo!

Disparador dijo...

No recuerdo quién dijo ésta:
"Lo bueno de ser joven, era que podía recordarlo todo. Hubiera sucedido o no."

Disparador dijo...

Como verás, mi último comentario confirma que ya no soy joven.

Pero volveré a serlo algún día.

Stella dijo...

Leyendo los comentarios me acordé de un chiste.
Una viejita tana le dice a su hijo:
_Hico mio! Si muero en la montaña, quiero que me entierren en el llano. Y si muero en el llano, quiero que me entierren en la montaña!!!
_Ma per qué, Nona?
_.....Eh...per codere!!!


ajajaja cuando sea vieja, quiero se asi!!!

janfi dijo...

¿ alguien vio la propaganda del teléfono con visor de una señora grande que tiene su noche de bodas ?
una verdadera maravilla, poesía pura; a veces los creativos son creativos.

La condesa sangrienta dijo...

Mi bisabuelo tuvo hijos hasta casi los 80, mi abuelo murió días antes de cumplir 95 en total lucidez y laburando, mi viejo cumplió 83 y vive solo porque le metió los cuernos a su esposa francesa que le presentó el divorcio. Sigue pintando, esculpiendo, escribiendo, teniendo proyectos, mujeres y a la francesa que todavía se preocupa por él.
Gozando de buena salud... la vejez es un estado de ánimo que debiéramos eludir.

-Janfi, ví la publicidad y coincido con ud.
La del Bco. Francés que ridiculizaba a los viejos está fuera de circulación, creo.

Disparador dijo...

Janfi, con absoluto respeto por tu opinión, ese comercial me parece lamentable.
Te lo digo como creativo.

Leo_SCI dijo...

Escuche decir a Dolina algo asi como que hay que llevar la luz, nuestra máxima iluminación, siempre en la etapa que estamos viviendo, sea juventud o vejez.

Aguante B! Me hace acordar a los viejitos de la propaganda de agua mineral.

Estrella dijo...

SOPHIE,
el tema dio para largo, me hizo bien sumar la mirada de todos ustedes.

JOTAFRISCO,
Ja! Cuando seas viejito (dentro de tanto tiempo), acordate de este párrafo!

DISPARADOR,
Muy acertado lo tuyo. Y tus ojos, por lo que vi en esa foto, no son como los del pobre B.

STELLA,
JAJA, quién lo duda, seguro que vas a ser así. Para vos la joda no se termina! Vas a ser de esas viejas divertidas, meta ajajaja!

JANFI,
No, ¡no la vi..!

CONDESA,
Algo había leído sobre tu padre en tu blog. Mirá vos. La vejez es un estado de ánimo, que creo que no tiene el que quiere sino el que puede... me parece. O habrá ue prepararse, no lo sé. Conque llegue co cierta serenidad y sin demasiados malestres, me doy por satisfecha. Mientras tanto, miro a los viejos de otra manera, los quiero más, por valientes, por corajudos...

Gracias por los comentarios y por no haberme dejado sola con este tema...

Disparador dijo...

Claro que no, pero estoy viviendo la vida de modo que algún día sean como los de B.

Fernan dijo...

estre, que peli gede que es virgenes suicidas por dios!!!!!!

y lo peor es que cuando termina solo podes mirar a los padres y decirles "si boludo!!! es todo culpa tuya!!!!!" no da...

Silvia dijo...

el aviso publicitario de los viejitos del agua mineral es muy buena, mi madre (65) se sintio identificada y esta realmente copada con ese comercial, aunque ella reconoce que sesintio grande recien despues de los 60.

Tomás Münzer dijo...

Yo voy a llegar bien lúcido como Fidel, y, obviamente, no voy a boguear ni en pedo. Es más, si llego al año con el blog sería una sorpresa.

Roky Rokoon dijo...

no vi la peli, pero referencias sobran por lo visto

Fede dijo...

Es algo que sólo los de una ida anticipada escapan, la vejez como vida no todos la reconocen. Seria muy bueno aceptarla, cuando uno sabe donde esta, sabe lo que quiere y como lo quiere ademas conoce sus limitaciones y no se priva de llegar a donde mas lejos se pueda.
Siempre hasta el final!
muy bueno todos los spots
Saludos.

sebastian dijo...

Hace falta un buen pico dulce, ahí.

Silvia dijo...

Janfi: ¿Quien te dijo que era la noche de bodas de la sra esa???
Segun mi madre (65) era: "una noche de joda", por lo que supongo que sos un romantico.
Un abrazo
Medu

isol dijo...

preferiria envejecer como B pero la verdad es que soy como A,Y A ESTA ALTURA NO SE SI CAMBIARÉ,tal vez invente un C ni muy ,muy,ni tan,tan......

janfi dijo...

Estimado disparador : dos efectos pueden deducirse de una obra, su calidad intrínseca y su efecto en terceros;
supongo que vos te referís a la calidad de la creación, y ahí no tengo forma de refutarte porque de publicidad y creativo cero; pero tomá nota que a Silvia, a su mamá y a mi nos gustó, o sea que a despecho de su calidad intrínseca, algún efecto produjo. Abrazo y gracias.

Silvia dijo...

aguante Janfi, mas filoso que nunca

Disparador dijo...

Janfi, los efectos que produce una obra tienen que ver enteramente con la subjetividad de cada persona, por ende jamás juzgaría eso. De hecho ni siquiera estoy juzgando otra cosa, simplemente expreso mi opinión, y si bien ningún comentarista de este post se ha pronunciado como yo, le aseguro que no soy el único que opina de esa forma.
Mi cuestionamiento al comercial tiene que ver con lo siguiente: una innovación tecnológica como la que se nos comunica ahí, queda supeditada a la transmisión de un chisme, o dicho de otro modo, un dato que perfectamente podía esperar para contarse. En este caso no veo la real diferencia entre tener videollamada o no tenerla. Tal vez hubiese estado bueno para más adelante, pero no para el lanzamiento.
Huelga decir que no es más que una opinión y te agradezco la altura con la que te expresaste en esta charlita.

Silvia, qué simpático tu comentario!

Estre, disculpas por usar tu espacio, y gracias.

Estrella dijo...

LEO,
Bueno lo que dice Dolina, será así, nomás.

DISPARADOR,
¿Cómo estarás viviendo la vida?

TOMÁS,
Ja! Fidel no es ni como A, ni como B. Fidel es Fidel.

ROKY,
Muy reccomendable.

SEBASTÍAN,
Ja!! bien por el pico dulce!

SILVIA, JANFI Y DISPARADOR,
No vi la publicidad, así que no puedo opinar. Un placer el intercambio de opiniones.

FEDE,
LA realidad es que todos queremos llegar a viejos.

ISOL,
Quizás, tu vejez C. resulte mejor que la de A. y B.

Disparador dijo...

Coincido con Estrella: es un placer intercambiar opiniones en un país donde no siempre se pudo. Y mucho menos se podía con respeto.

Nos felicito a todos.

Y reparto besos y abrazos.

Soy feliz!

José Soriano dijo...

Le contaba a Silvia en su blog que con Laura, el fin de semana pasado por fin pudimos ir al cine después de mucho tiempo. Vimos "Mi mejor amigo", de Patrice Leconte.

En una de las primeras secuencias, Daniel Auteil, un marchand de arte, se presenta en una mesa donde compañeros suyos de trabajo están cenando. Llega y comenta que ha estado en el funeral de un amigo suyo y que, pobre infeliz el difunto, sólo había 7 personas incluyéndole a él. Entonces los comensales le dicen que de frente y sin anestesia que en realidad no era su amigo y que cuando a él le llegue su funeral (el de Auteil) no va a ir nadie, cero personas, porque él no tiene amigos. Auteil se queda preocuapdo y dice, "¿cómo?"...(como en la pub del que descubre que se quedó pelado..)y en lugar de preguntarle a su compañera empieza un profundo cambio en su vida buscando "un mejor amigo..."

Es una comedia un poco floja en el nudo y complaciente en el desenlace pero muy simpática y emotiva.

Ser viejo, la soledad y la muerte temas por el que muchos andan preocupados en estos días.

No entiendo mucho el título que pones Estrella. ¿Por que perdón? Yo estoy contento de estar adonde he llegado, soy viejo y a mucha honra tengo por suerte una vida profundamente usada.

Veo el feliz transcurrir de mi padre, aquí a nuestro lado aunque sea incómodo y sigo aprendiendo. Recorre feliz, con sonrisa de enamorado permanente su propia vida.
Como deberñia pasar con todos los viejos esta siempre en contacto con niños. Esta feliz con mi hija de tres años con la que juega hora y se asombra. ¿Que me pasa que ya no puedo saltar a la soga ? ¿Por que ya no puedo levantar los pies del suelo? y toca explicar, o no... simplemente un no se preocupe papá... que tal si nos vamos a caminar...
Y caminando, con el bastón bajo el brazo, se enjuaga los ojos y reflexiona en voz alta: que lindas que son las mujeres en verano !!! Dando pie a sus anécdotas interminables, a veces obscenas, a sus recuerdos desilachados y recurrentes de una vida bien vivida.
A veces les dice piropos galantes a las señoras que a la salida de la redonda se rien coquetas, rendidas ante el ingenio y la magia de la palabra de ese viejito simpático que aún se divierte...

Aunque no estoy muy de acuerdo con tu título y la propuesta de la película, que bien escribes Estrella, me has dado ganas de verla.

No elijo entre A o B en tu propuesta. De la misma manera que intento no tener que elegir en la vida. Me gusta tomarla toda hasta ver el fin del vaso. Me encanta tu propuesta ya que puedo bucear en mi pasado y puedo sambullirme y seguir como hasta ahora, tratando de seguir las olas y recorriendo curioso las huellas en las arenas que me maravilla poder recorrer.

Ser viejo, como me toca, está bueno. Sigo siendo yo con mis pasiones y manías, tal vez con los defectos acentuados. Pero sólo soy yo en otra etapa, descubriendo otras cosas nuevas, repitiendo ritos mágicos cada vez...
Como dicen en mi tierra, el mar estará viejo pero todavía se mece... y esta cada vez mas bueno. Gracias por tu hermoso post.
fraterno
js

Grace® dijo...

Hola Estrella! tiempo sin leerte pero aquí estoy. Y qué temita!! pues, me toca de cerca. La actitud que debo tomar como mujer ya de 50 añitos, es complicada. El situarse en tiempo y forma sin salirse de los extremos, (no ser vieja antes de tiempo ni pendevieja) y una suma de factores, en donde, sin lugar a dudas la espiritualidad debe primar. Lo de adentro debe ser joven para que lo de afuera no moleste. Muy lindo post! y ya estoy buscando la peli jaja. Un beso!

La condesa sangrienta dijo...

José, tal vez estamos equivocándonos con el término y equiparando vejez con decrepitud. Llegar a la vejez no está mal sino llegar mal a la vejez.
¡y ud. no es ni será nunca viejo mi querido! ¡cómo podría serlo teniendo alguien a quien amar y proyectos por concretar!

Donato dijo...

Me hizo acordar mucho a "Memoria de mis putas tristes."

Serena dijo...

Te doy una gustosa bienvenida a mi mirada. Ya se que suena un poco egocéntrico, pero que no se diga! Espero que vos me des también la bienvenida a tu blog, así el gusto es recíproco.
Me encantó tu critica cinematográfica que no es tal porque no tiene ni medio de formalismos. Y sin embargo, ahora sí voy a ver la película. Porque las sinopsis formales me resultaron una pavada. En cambio vos me explicaste de qué se trata el film y creo que puede valer la pena. Gracias.

Disparador dijo...

Estre (y todos): me encantaría que tu próximo post llegue a los 100 comentarios.
Se copan?

Estrella dijo...

JOSE,
Me dejaste sin habla con tu post: pero vos no sos viejo. A. y B. son hombres de 80 años. Y con tu espíritu y tu familión y tu hijita y Laura, llegarás a viejo-viejo saltando en una pata. Yo quizás tambiben, no lo sé. Quizás cuando me llegue diga: epa,, no es tan tremendo... ¡aunque no lo creo!

GRACE,
Sabias tus palabras, como dicen los chicos: fácil de decir. En teoría estoy de acuerdo, en la práctica, a veces no me sale.

CONDESA,
Verdad, ¿José, viejo? No me lo imagino.

DONADO,
Ah, sí, puede ser, ¡¡sí!!

SERENA,
!Bienvenida! Me alegro de que haya gustado, no es una crítica, sino lo que me pasó cuando la vi. En un rato me doy una vuelta por allá, qué bueno!

DISPARADOR,
Qué jugado, estás loco! Tendría que ser un post especial... y hace calor... y estoy con mucho trabajo... ¡¡dale vos!!

José Soriano dijo...

Si soy viejo y lo digo por que en realidad lo estoy disfrutando.
Ya pase la mediana edad, la madurez, o cualquier otro etc.
Si lo desean uso los miles de eufemismos que usamos para tratar de no nombrarnos como viejos. Mi cuerpo, mi rendimiento y mis ganas han cambiado. Por eso sostengo que viejo no es más que otra edad. Eso, ni más ni menos. Ni muy muy, ni tan, tan... sólo eso.
Otro momento de la vida que aporta miles de ventajas pues permite ver con otros ojos el presente.
Es como decían Sartre y la Simone, el momento en que la "obra" ya está hecha.
El futuro, la "realización" se comienza a plantear en términos distintos a los de la juventud donde todo está por hacer. Donde el futuro es infinito y no acotado. Donde lo que queda por hacer es mucho mayor de lo que ya se ha hecho.
No sigo por falta de tiempo pero quedo de ustedes como siempre fraterno y agradecido... como decía un amigo: "Mientan, que cada vez me gusta más..."
js

CLAUDE dijo...

¿Y B. consiguió lo que quería?

Disparador dijo...

Vamos que podemos Estre... dale, nunca vi un post con 100 comentarios. Me comprometo a aportar al menos siete.
Cada tanto está bueno que la cantidad equipare a la calidad.

conocido de la vida dijo...

Claude, creo que se tomó un Viagra y andó.

Estrella dijo...

JOSE,
Perdoname, pero si me citás a Sarte e a Simone voy muerta. El libro de ella, La mujer rota, es uno de los testimonios más crueles de lo tremenda que es la vejez.

CLAUDE y CONOCIDO,
B. no quería sexo, su delirios no llegaba a tanto: quería ver, tocar, recordar. Y sí, lo logró.

Estrella dijo...

DISPARADOR,
Ja!! éste está llegando a su fin. Otra vez será: gracias por las ganas, como si ya fuera verdad.