11.8.08

El desorden de tu nombre*

En la sobremesa de hoy, mi hija confiesa que su perra ya no se llamará Rosita. Ese nombre no le va, dice. Desde hoy la llamará Rosa María, en un intento de templar su carácter para que deje de lado sus recurrentes mariconadas y su personalidad dubitativa. Rosa María —insiste en su argumento— obligará a la pobre Rosita a pararse en la vida con más contundencia.
Que no, le decimos todos, cómo vas a cambiarle el nombre, ¿y su identidad? ¡¿¿eh??, ¡ella se sabe una rosita!


Y qué, se defiende mi hija: a mí no me gusta mi nombre y si pudiera me lo cambiaría. Me gustaría llamarme... a ver, ¡Amalia!... sí, Amalia ¡Carbajal!... y lo dice con gracia, detendiéndose en las aes que suenan tan lindo.

No serías vos, le digo yo, algo culpable por la carga a la que la he sometido. Alguien señala que llevamos el nombre que nos nombra por alguna razón. Otros, que no, que a partir de él construimos rasgos de nuestra personalidad.

¿Los juanes y las marías vibrarán igual que los ulises y los benicios? ¿Las marthas cargarán con el peso de un nombre pasado de moda, mientras que las olivias, las palomas y los santinos serán símbolos de las vanguardias onomásticas?
¿Sería un Ramón ese Ramón, si no se llamara Ramón?

*Título de un libro de J.J. Millás, que siempre me gustó.

47 comentarios:

Aladas Palabras dijo...

Es normal que a uno, de chico, no le guste su nombre, creo. A mí por lo menos no me gustaba, pese a que mi mamá siempre sintió una especie de adoración. No sé si sabía lo que significaba Laura cuando me lo puso, pero su signifcado es muy lindo (la victoriosa), y eso lo pude comprender un poco más grande.
De chica prefería mi segundo nombre, no sé por qué.
Ahora me gustan mis dos nombres. Estoy contenta con ellos.

Pablo dijo...

mmmm...Ramón seria otro o el mismo con otro nombre?
Me parece que el nombre es una insignia innegable pero todo lo que conlleva es lo importante. Por ejemplo, quien nos puso ese nombre, por que, quien nos llama asi. Con que palabra nos conoce el mundo.
Vos, por ejemplo, para nosotros sos estrella. Sos ella o sos otra? O las dos? O una dentro de la otra?
Que se yo.
Creo que elejis, no?


Yo soy Pablo, mucho gusto. Me gustó mucho tu blog. Andaré por aqui.

adivinador dijo...

Los blogueros que firmamos con un nombre distinto al que usamos para nuetra vida ajena al blog(Estrella, Mensajero, Adivinador
...) podemos hablar de este tema, no?

Ustedes y tu hija coinciden pensando que no es igual llamar Rosita que Rosa Marìa a la misma perra.

Yo estoy - casualmente- tratando de usar mi nombre propio civil y abandonar el Adivinador, que me tiene harto. Sin embargo me cuesta porque siento que en este ambito tengo cierta identidad que no coincidirìa con Jorge...

Espero las conclusiones de tu post para decidir que hago?

Buena semana.

Jorge

Sophie dijo...

Me gustó el planteo en tu post y las respuestas de Pablo y Adivinador.

Cuestionamientos siempre hay, pero lo cierto es que la perra nunca sabrá que le decían Rosita porque se llamaba así o porque era el diminutivo de Rosa María, si quiere la puede "bautizar" de esa manera pero la tendrá que seguir llamando Rosita hasta, por lo menos, el cumpleaños de la perra.

Respecto al planteo de la identidad bloggeril y el nombre con el que hemos nacido yo simplemente lo veo como lo que es: "un nick, un sobrenombre, un apodo".
Muchos de los que por aquí pasamos nunca tuvimos apodos, en mi caso nunca me llamaron gorda, flaca, titi, etc.etc.... pero una vez surgió el nombre Sophie de la boca de una amiga que, leyendo el Código Da Vinci, me comparó con la protagonista (por esta cosa de querer investigar y llegar al nudo del problema). Luego las coincidencias hicieron que Sophie se apodere más de mis gustos porque no era solo el personaje de ese libro, sino el nombre de la hija de un escritor que me encantó siempre (Paul Auster). Y asi siguieron las coincidencias (protagonistas de películas que me enamoraron desde el primer instante, etc.).

Me pasa ahora que, como Adivinador me gustaría abrir un blog pero con mi nombre real pero veo que muchos de internet (aunque sabiendo mi nombre real) me siguen llamando Sophie.

Tengo cara de Leticia o de Sophie?. Cuál personalidad es la mía?. Pues considero que soy Leti ante todo y que Leti para escribir decidió llamarse Sophie ;-)

Besos EStrella!!!!!!!!!
PD: Creo que puse más confusión al tema jaja.

glenda dijo...

Glenda es por el personaje de Cortázar, porque es un personaje que adoro, pero si me hubiesen llamado Glenda creo que no me hubiese gustado ni medio, como tampoco me gustaba de chica Laura, nombre con el que desde hace un tiempo estoy reconciliada, a excepción de que me llamen Laurita, cosa que sólo tiene permitido mi abuela, y Loli es también, sólo para algunos muy intímos.
En fin...somos uno y somos todos, ¿no?...

compotadeesperas dijo...

Lucía es el mío. Simple, cortito, como redondo. Lo eligió mi papá. Creo que los nombres determinan, el verdadero pero también los apodos y los nombres blogeros, ¿por qué estrella y no luna?, los nombres que les ponemos a los personajes de una novela y a los animales, que se yo... elegir un nombre es toda una responsabilidad!
Saludos

jorge dijo...

Aqui hablaron de nombres:

http://retecarotida.blogspot.com/2007/09/deixis.html

Wonder woman dijo...

La personalidad es independiente al nombre.
Conozco Juanes increibles y otros que pasan desapercibidos. Aunque reconozco que no es lo mismo cargar un "Andrea" que un "Josefa", o un "Juan Pablo" que un "Evaristo".
Personalmente, me encanta mi nombre y creo que encaja perfectamente conmigo. Y, al igual que Sophie, muchos bloggers que lo conocen me siguen llamando Wonder... qué raro.
Besos Estrella!!!

Anónimo dijo...

no con los afectos, pero con los conocidos me pasa q si no tienen una cara q a mi parecer concuerde con el nombre no hay modo alguno de recordarlo(por lo general solo recuerdo la inicial del nombre q al conocerlo pense q debia llevar)
saludos
mili

Ajenjo dijo...

Ah, este nombre que traigo ¿que si no algo que viene pegado al apellido? Miles de veces me he planteado que me gustaría tener un nombre elegante, señorial, un poco pasado de moda, Augusto o Arturo, quizá...

beso
A

Cassandra Cross dijo...

Llamativa la decisión de su niña de cambiarle el nombre a Rosita. Me recuerda a mi hermana, y sus arbitrariedades para con los muñecos de la casa. Igual siempre se echaba atrás, cuando se daba cuenta de que los fallidos (llamarlos por el nombre anterior) superaban ampliamente a su voluntad de renombrarlos.

En lo personal, no podría cambiar mi nombre. Ni se me ocurre. Me gusta, me acostumbré a él, a que sea compuesto, a que mis hermanos casi no lo usen, a que mi mamá, mi abuela y uno de mis tíos se empeñen en llamarme por el primero, que es el que menos uso.
A lo largo de mis mudanzas acumulé conocidos y amistades que alternativamente me llamaron por distintas variantes del segundo nombre, y por dos o tres nicknames (incluído el que uso aquí, en blogger). Respondo a todos con gusto, e incluso a uno que es bastante mala leche.
Eso sí, cuando era chica alguna vez pensé que me habría gustado mucho que me hubieran puesto Sara, como mi tatarabuela, mi bisabuela y mi abuela.

Saludos, Estrella. Lindo post, eh :-)

La condesa sangrienta dijo...

Jorge me exime de citar, explicar y repetirme, gracias!

Claro que, para saber quién era el Jorge que me citaba, tuve que cliquear sobre el nombre que descubrió a ¡Adivinador! y a ése sí que lo conozco...!
Saludos.

Estrella dijo...

ALADAS,
Mi niña no es tan niña, y siempre protestó por su nombre. Se llama Magdalena, y no le gusta porque dice que, además de ser muy largo, obliga al que la nombra a un esfuerzo incómodo: MaGG-dalena. A mí claro que me gusta, y no me la imagino como una Amanda.
Laura es un lindisimo nombre!

PABLO,
Hola, Pablo, bienvenido.
En realidad Estrella no es mi nombre, pero se le parece. Me pusieron así por mi abuela, lástima que ella no se hubiera llamado, por ejemplo, María.

ADIVINADOR JORGE,
Se venía oliendo tu hartazgo. (muy bueno lo de "Adivinador me tiene hasto). Pero te va a costar cambiarlo, ¡sos Adivinador del pasado! Nombre, título o lo que fuera excelente.
Rosita no es lo mismo que Rosa María. El diminutivo se dice de otra forma, el Rosa María es más categórico. Pobre Rosita.

Lo de los nicks en los blogs es parte del juego. Somos todos anónimos, qué más da... pura diveersión, me parece.

SOPHIE,
Para mí sos Sophie, nunca pensé que no era tu nombre.
"Leti, para escribir, decidió llamarse Sophie": bien por esta explicación.

GLENDA,
Claro que es el personaje del libro de Cortázar. Y aunque Laura sea un lindo nombre, está bueno jugar a ser un poco Glenda, de tanto en tanto.
Somos uno y somos todos, sí, sí.

COMPOTADEESPEERAS,
lucía es un nombre redondo!
Eleir un nombre es toda una responsabilidad, porque cada nombre tiene su historia. Jamás le pondría a unn hijo o a algún personaje el nombre Clara, porque así se llamaba una maestra a la que no le tenía simpatía. Si digo Clara, pienso en ella.
El Estrella viene desde antes del blog, así me decía una de mis hijas, cansada de que no respondiera al "mamá", me parece...

JORGE,
Ah, ahora voy a espiar.

WONDER,
Tu nombre sí que queda raro, pero para mí ya es un nombre con todas las de la ley. Cierto lo que decís de los evaristos, es más fácil de llevar el nombre Juan, ¿o más aburrido?

AJENJO,
lOS nombres pasados de moda tienen sus encantos, por eso vuelven de tanto en tanto. Prefiero Augusto a Arturo!

CASS,
Lo mismo le decía yo, a la menor distracción le saldrá el rosita y no el Rosa María.
Mi viejo me decía flaca, y mis amigos, negra. Muchos todavía me dicen negra. Ahors se sumó el Estrella!

Stella dijo...

A mi me parece que el nombre de uno dice mas del que lo eligió, que del que lo lleva.
En cambio el apodo habla mas de la personalidad, o del aspecto del que lo usa. Gordi, Pelado, Oso, Panam, que se yo, se me vienen a la mente ahora, y describen parte de la persona.

Igualmente, algo que a mi me divierte mucho es adivinar el nombre de la gente con la que me cruzo por la calle, o en el bondi.
Este tiene cara de José, aquella de Alicia, y asi!!
La macana es que no se si le acierto, pues jamás me animo a preguntarles el nombre!

Mi hija mas chica se llama María Eva. Si, por ella, Evita. Hay nombres que llevan una carga fuerte! Pero no se si afecta especialmente a la persona que lo porta!

En fin, hoy me vine charlatana, y encima no aporto mucha claridad al asunto! ajajajaja

filo dijo...

Estrella!

En el post de la condesa está el porque de mi nick, en el tuyo mi nombre ya tan pasado de moda... y el de mi hija que evidentemente marcó tendencia. Hace l9 años llamarse Olivia no le fue fácil, las risas de sus amigos por Popeye ,y su novia desgarbada ,, no ayudaba a que vea en la de la tira una belleza. Pero sí le hice ver las cosas lindas que tenía esa Olivia.
Y sí como dicen por ahí el nombre de los hijos hablan más de los padres que de ellos mismos, pero hay un momento en sus vidas en que se lo apropian y ya nada podrá cambiar la historia. Besos!!!

Yoni Bigud dijo...

No es el nombre en sí, sino cómo uno lo lleva. De cualquier modo creo que en el balance general termina siendo poco relevante.
Si yo sospechara lo contrario, a mi hijo le pondría César Escipión :)

Un saludo,

♪ Mañanas Campestres dijo...

Genial. Me he detenido a pensar varias veces en esto, es como cuando le decimos a alguien -Tenés cara de Nicolás...-
El nombre no solo define lo actitudinal, sino que queda bien o no con cómo uno es externamente...

Y me pregunto ¿Le hago honor al nombre que tengo? ¿cómo debe ser una Loana?

Mickey dijo...

Nunca me pesó ni me alivió mi nombre. Es el único que he usado. Me acostumbré de entrada (a él y sus variantes).

Respecto al nombre y el nick, debe ser el tema más recurrente de los blogs.
Me parece que el nick en muchos casos expresa cosas más propias que el simple nombre.
Por ejemplo Adivinador esconde algo (un ansía, un gusto, una frustración) más rico; que Jorge a secas jamás representará. Obvio, no me meto con la descición del portador de elegir uno sobre otro.

lucia dijo...

si estrella! viene de ahi tu apodo!!! jaja

Silvia Urite dijo...

Soy Medusa, Medu para los amigos, aunque en realidad me llamo Silvia, nombre que no me gusta porque la gente que se llama asì gralmente tiene de 20 años para arriba de mi edad.
ahora muchos amigos, bloggers y no tanto me dicen Medu, me gusta me parece cariñoso.
Che la perra no serà rosa maria juana martinez suarez de tinayre, es muy Señorial!!!
Besos
Medu

Estrella dijo...

CONDESA,
Recien vengo de su post y de los tantos cocmentarios. El tema sigue dando que hablar, y seguirá, me parece.

STELLA,
Panam nunca podrá ser un flaquita, ni el Oso un alfeñique, no, no.
¿Estarás charlatana por los festejos? ¿Tomaste mucho?

FILO,
Leí en lo de la Condesa el origen de tu nick. Para mí siempre serás filo. Olivia es un lindo nombre, pero es cierto que hace unos años era impensable, fuiste audaz, filo!!
Un beso para vos y gracias por escribir!

YONI BIGUD,
Vos, con ese nick, tendrás tu personalidad... Y yo a mi hija le hubiera puesto... Amanda, y hoy estaría protestando, tal vez.

MAÑANAS CAMPESTRES,
¡Para mí seguís siendo Almendra o Almedrita! ¿Loana?

MICKEY,
No sé si te llamás Miguel o elegiste Mickey... Adivinador está bueno, igual que Mensajero, Disparador, me gustan. Pero ahora a este Jorge, que es Adivinador, lo nombraremos con el historial de Adivinador, ya no es un Jorge más.

SILVIA,
Me encanta Medusa, desde que te "conocí" en LLP. Cuando te digo Silvia, estoy haciendo un esfuerzo!

Mensajero dijo...

Se podría suponer que nuestro nIck dice más de nosotros que nuestro nombre, porque lo elejimos nosotros (Psicoanálisis del NIck, de Sudamericana, si alguien lo escribe que me invite un trago al menos)...
Pero en realidad nuestro nombre se hace carne enseguida. Los espías (los reales digo) usan sus nombres verdaderos porque eso les evita muchos problemas.
En mi caso, Mensajero fue elegido por imperativos de la ficción que pretendió ser en sus inicios mi blog.
Me resulta un poco extraño a veces pensar en cómo le suena a otros. Es que era el nombre elegido para un cadete que por azares del destino termino como monarca de un reino inexistente.
Nada tiene que ver con el blog de hoy.
Como muchos, estuve tentado de abandonar el anonimato. No lo hago para tener controlada mi vanidad. Es que me llamo Narciso.
(No es cierto, perdón por la humorada)

♪ Mañanas Campestres dijo...

Sep, Loana dice mi d.n.i. Obvio que también me costó tragarlo de niña.
Aquí sigo siendo Almendra, aunque me gusta este jueguito esquizofrénico... jé.

Luciano Salerno dijo...

Yo hago uso de mi nombre completo sin ningún problema, en todos los ámbitos, e insto a que se haga eso. Hay que dejar de tomar el espacio virtual como uno diferente al real. En realidad son exactamente el mismo en dos partes, y no le veo sentido el querer ser reconocido por unas cosas en uno y otras en otro. Eso es fundamentalmente para JORGE.
Y creo que los nombres tienen algo que ver con la personalidad de uno. A veces pienso que si a mi hijo le pusiera Luciano, ya con el hecho de responder al mismo nombre que yo sentiría algunas cosas parecidas. Tal vez por eso antes se hacía eso, o tal vez por eso los apellidos se mantienen.

Anónimo dijo...

uhhhh que temita...
me gusto lo del Psicoanalisis del nick, con lo escrito aqui tenemos para varios tomos, je
saludos a todos
Medusa

La herida de Paris dijo...

Me llamo Adolfo como mi abuelo, pero nadie absolutamente me llamó jamás así. Ese nombre vive escondido detrás de Opi, que quizás simpático en la infancia, es totalmente ridículo a los 46 años.
No me quejo, el ridículo es siempre una ayuda para la condición humana.
Saludos

Horacio dijo...

estre, leíste cuarteto para autos viejos? lo terminé anoche, muy bueno

José Soriano dijo...

Hola Estrella, desde MVD trabajando sólo puedo aportar que siempre me opuse a ponerle nombre a mis hijos(a los seis) antes de verles las caras.
Siempre hablamos previamente de posibles nombres pero solo al verles las caras fué posible confirmar un nombre que fuera con la personita recién llegada.
En algunos casos todos tienen dos nombre para tener recambio y a veces el nombre de niños no es el que usan de adultos.
abrazo fraterno
js

Reina dijo...

a mi me gusta cambiarle el nombre a las personas...por un lado porque me gusta ser la unica en llamarlos de una manera y por otro porque a mi entender hay gente que no tiene cara del nombre que le pusieron... tengo una amiga que se llama guillermina y a mi me parece que tiene cara de constanza.. asique le digo connie...

ElPoeta dijo...

Hasta un punto, el nombre nos condiciona, pero si tenmos suficiente personalidad, lo que somos va más allá del nomnbre. Un beso,
V.

SUSANA dijo...

De verdad Estrella, aterrizo en este tema con más preguntas que respuestas! Y eso que ni siquiera has mencionado las implicaciones esotéricas!

No, ni idea de por qué juanes y marías, ó martas y ramones...pero entre todos los nombres, a mí me viene a tocar el de "Hola Susana"!!!!!!

¿Será un mal karma?

No sé a los demás, pero a mí me vibra mucho más que el teléfono cuando me lo recuerdan!!!!

Besitos!!

El Caballero de la luna dijo...

Creo que la perra debería llamarse Amalia Carbajal. Sería mucho más interesante que los derivados analizados.

Estrella dijo...

MENSAJERO,
Me encanta tu nick, si alguien escribiera Psicoanálisis de los nikcs, el tuyo daría mucha tela que cortar. Me acuerdo de las primeras veces que entré en tu blog, me gustó no sólo el nick, sino lo despojado que era, el tipo de letra, el dibujo. Esa suma hace que hoy tengo una imagen tuya, que no corresponde ni a Narciso ni a ningún otro nombre.

ALMENDRA/ Loana
¿Cómo te dicen tus alumnos?

LUCIANO,
Bienvenido!
Casi todos somos desconocidos, pero hay cierta diveersión en inventarse un nombre.

MEDU,
Tema para vos, animate.

OPI,
No me animaba a llamarte así, prefiero LA HERIDA DE PARIS, ya que en los blogs, cualquier frase, título o capricho puede convertirse en un nombre. ¿No?

HORACIO,
Buen dato, lo agendo. Gracias!

JOSÉ,
Ese esperar a ver cara de qué tiene es un acierto. Anahí es un lindo nombre, ahora que lo pienso!

REINA,
JA! Pues tendrás una habilidad especial, estás para ir al nuevo programa de los talentos!
Gracias por pasar, reinita!

ELPOETA,
¿Todos los nombres se amoldan a las rimas?

SUSANA,
Hola Susana!
Y sí, todo un karma tu nombre. Pero por lo que leo, tenés la misma simpatía que ella, así que...

CABALLERO,
Ya solucionamos el tema. A su hija le pondrá de nombre Amalia (¿o era Amanda?) y tendrá que buscarse un marido Carbajal.

Jorge dijo...

Llamarse es varias cosas a la ves, llamarse es tener un determinado nombre, llamarse, es también el verbo con que nos convocamos, nos auto convoca.
Ejemplo de lo primero :me llamo Jorge
Ejemplo de lo segundo: Me llame a mi mismo, pretendiendo que vendría, pero no lo hice.
Poder hacer lo primero y a veces lo segundo con un nombre que nos satisfaga, que creamos una buena etiqueta de aquello que somos o creemos ser, no es poca cosa.
Después se nos da la responsabilidad de dar el nombre a otros, y mucho después querremos saber si esos nombres que hemos elegido son apropiados para esas personas.
Lautaro te gusta como te llamas?
Sentir la contundencia sonora de ese nombre, es la misma que la de su presencia
Ramiro que tal el tuyo?
Nombre alegre y brillante que hace justa publicidad de quien lo lleva
Preguntarles a nuestros hijos si les gustan sus nombres, y que nos digan que si, seguro que sera el motivo de un día feliz.
Debo admitir que años después de mi primer hijo deteste mucho la aparición de Lautaro Lamas por TV que motivó muchos otros con ese mismo nombre, me parece bastante detestable la elección de un nombre por motivos televisivos

Estrella dijo...

REINA,
Le leo tu comentario a Vico y nos reímos las dos!!

Mickey dijo...

Me dormí con la respuesta.
No me gusta revelar estas cosas, pero si me llamo Miguel.
Es claro que he sido Miguelito, Michael, Mickey sucesivamente.
Obvio que yo no elegí ni el Miguel original, ni el resto de los derivados de él.

Silvia Urite dijo...

va un avance:
-Estrella, la star de los blogs, estrella porque irradia luz, pero de noche e ilumina las lecturas nocturnas
-Condesa: un nombre enigmàtico, tenebroso, pero ella no es realmente asì
-DeLirium: una loca linda como el nombre lo indica, amante de los felix domesticus (o gatos).
-Medusa: esa soy yo, quiero petrificar a quien pasa a mi lado pero quedo yo congelada, uy, dirigì mal la energìa.
Bueno, son los màs cercanos los que describì.
Beso
Sil/Medu

♪ Mañanas Campestres dijo...

Estre, mis alumnos me dicen "SEÑO" obvio...


Y a veces me dicen Carmen, porque dicen que me visto parecido a la mamá de Patito Feo... no se lo digas a nadie...

Lexi dijo...

hey! hola!
yo me puse Lexi a los 17, me lo puse yo y mucha gente me llama así!

abraxo!

Aladas Palabras dijo...

Hoy leí una cita que me rcordó a este post (sí, estoy chiflada). Es una cita de Starobinski en el libro de Genette "Umbrales". Se refiere a los seudónimos. La dejo textual: "Cuando un hombre se enmascara o se reviste con un seudónimo, nos sentimos desafiados. Ese hombre nos niega. Y, en cambio, nosotros queremos saber..."

Estrella dijo...

MICKEY,
Es un nombre que tiene muchas variantes, pero acá sos y serás Mickey.

ALMENDRA,
Claro, "seño". Ah... voy a espiar a la mamá de Patito Feo!

LEXI,
¿Por decreto? Ja!

ALADAS,
Qué bueno es ese libro, tengo el mío subrayado de principio a fin pero me sorprendió tu cita, muy buena. Somos enmascarados, pero al mismo tiempo queremos saber.

Magdalena Sorondo dijo...

Hola. Yo creo que uno lleva su nombre y eso lo afecta de aluna manera. No es lo mismo tener que respomder todos los días de la vida de uno a un "Florencia", que a un "Magdalena". Cada vez que se nombra uno se va haciendo. Y por eso, creo que el hecho de cambiarle un nombre a un perro puede llegar a resultar.TEngo algunso amigos que tuvieron perros con apellidos, y sin nombre: "sanchez", "Gomez". Genera distancia, y si se busca eso, es una buena manera de resolverlo. Rosita La Noria, o Rosita Mosqueta fue el nombre original de la perra. Así que apellido siempre llevó pero nunca la llamé así. Ando probando ocn Rosa, y sirve. Trato con Rosa María, y cuesta. Voy a intentar c el apellido. Pero es que ... tiene dos. ESta perra siempre tuvo problemas de identidad, desde que llegó. O yo?
Magggddalena (de 28 añitos)

Anónimo dijo...

Es todo un tema lo del nombre, a mi tampoco me gustaba mucho el que tengo, como a tu hija me parecia muy largo, igual casi siempre me llamaban con el nombre corto.- Cuando era adolescente vos me llamabas patito feo, y hoy mis nietos me re bautizaron maita y me encanta.
Me gusta mucho el blog,
besos
Marga

Estrella dijo...

JORGE,
Hay nombres que se ponen de moda, y otros, clásicos, que pareciera que no se agotan nunca.
¿Hay muchos Lautaros?
Ramiro es un nombre más que lindo.

MEDU,
JA! Muchas gracias por lo que me toca!

MAGGGGDALENA,
lLEGÁS un poco tarde al debate, ya casi todo está dicho... me había olvidado lo de Rosita La Noria o Rosita Mosqueta, tiene mucha personalidad ese nombre, no lo vas a arreglar con un solemne Rosa María. Aguantate a tu perrita, se llame como se llame!!
Además, lo tenés al otro para compenzar las falsedades de doña Rosita, ¿la soltera? ¿la operaste, Madalena?? jajajaja!

MARGA,
¡Qué sorpresa más linda! El Patito feo en persona... pensé que te olvidarías, pero no, acá te leo, feliz de la vida: Marga, Margot, maita... ¿o maíta?
Gracias y mil veces gracias por el comentario!

no tan iguales dijo...

¡Me encantó! Pobre bicho, capaz que terminan diciéndole "la Chiqui".
Amalia Carbajal me suena genial (y me salió con rima).
Mi hija cuando era chiquita, cansada de que la llamaran María Victoria cuando es exactamente al revés, decidió que se llamaría Vicky María (y siguen las rimas) y respondía a otro nombre. Por suerte se le pasó.

no tan iguales dijo...

NO respondía

Anónimo dijo...

Por suerte no me olvidé,y me entretiene mucho todo esto.-
Los nietos, me dicen Maíta, y si me llamaran de otra forma me hubiese gustado igual,estan para malcriarlos.-
besos
Marga