8.9.08

Se me dirá que hay melancolías y melancolías. Vaya novedad. Pero la mía es particular, distinta a esa imagen cargada de romanticismo. La mía no es desmesurada, es quieta, de color de río, valiente y acobardada al mismo tiempo. Más de una vez me he sentido la mujer-coraje, porque sabiendo lo que sé, vivo. Y pegado a mi costado, ese eco por momentos lacerante, por otros, como adormecido a fuerza de pura voluntad. Esa melancolía que tiñe mi mirada casi como si tuviera en lo más profundo de mis ojos una luz de rayos equis y a través de esa luz, que no ilumina, pudiera ver lo que anida del otro lado de cada hombre.
Pero como en todo, hay contradicción en ésta, mi melancolía de hoy, que imagina el bien allí donde hay sólo negrura, pero detecta el mal donde sólo se ven mariposas de colores.

26 comentarios:

José Soriano dijo...

Estrella,
acompaño su melancolía pues hace juego con la mía. ¿Que más puedo hacer?
Como siempre su decir impecable me perfecciona un instante.
Es probable que por distinta causa que la suya, saber ver me proporciona un suave estado amarronado.
El río que veo a veces desde mi nueva oficina me acompasa con el gris del clima de estos días,p ero consecuente también trato de no perderme las flores que amanecen. Ayer en un jardín de Castelar descubrí unas glisinas en flor, en mi balcón ya florecen algunas plantas. Como ve, porfiado procuro encontrar atardeceres brillantes que no hay. Pero se que están al llegar y me armo de paciencia. Busco entonces en ojos ajenos, en miradas más inocentes que la mía y siempre encuentro alguna esperanza.
Hace años en una película de la cuál ya no me acuerdo ni el título, creo que era italiana o francesa, el protagonista coleccionaba atardeceres.
Debía ser uruguayo sin saberlo. Procuraba encontrar ese momento menos que un instante de verde fulgurante que según le habían dicho existía fugaz al caer el sol.
Desde entonces-yo que era muy joven e impresionable- busco ese instante pleno en mi propio ocaso.
Es en esa búsqueda que me toca a veces llenarme de placer.
Abrazo luminoso a pura pila;-) fraterno

Colo dijo...

Qué dulce expresión Estrella! Me encantó.
Besos desde Santo Domingo en esta mañana primaveral!

F.Guerra dijo...

Hay una bella armonìa en tu reflexiòn sobre el color de rìo de la melancolìa , el comentario de Josè que continua como un paseo por la rambla de Montevideo, y La Colo desde ese Santo Domingo que me suena tan parecido a la Santa Marìa de Onetti.

Estuvo muy bueno, hasta que lleguè para acotar, me parece.

Cassandra Cross dijo...

La melancolía no necesariamente es desmesurada, pero puedo dar fe de que puede navegar en la sangre.

Saludos, Estrella, y buena semana!

De Lirium soy dijo...

Gracias Estrella. Porque he disfrutado mucho este texto. Has descripto y puesto imágenes a ese raro estado que a veces siento. Un beso.

Eclipse dijo...

"porque sabiendo lo que sé, vivo"
casi me arranca unas lágrimas esa frase...
hermoso texto, muy disfrutable.
y hermosos también los comentarios de esta gente linda que se pasa por acá.
no me había percatado eso de los atardeceres y los uruguayos. quizás tenemos un patrimonio valiosísimo del que ni nos percatamos...
es cierto, un atardecer en la rambla montevideana o en rocha, o en las cañas, o en cuanto balneario hay, no se paga con nada.
coleccionamos atardeceres y esta melancolía tuya me hace pensar mucho en eso. qué es un hermoso atardecer sino una melancolía profunda?

Wonder woman dijo...

Pero claro! La melancolía es contradictoria, bipolar y además, tiene un tercer ojo.
Me asusta y a la vez me apasiona mi melancolía.
Besos Estrella. Muy bello.

La herida de Paris dijo...

Te dejo este regalo:

"Quisiera una cancion
para un amigo
que no puede salir
de la melancolia eterna
de sufrir de amor."

Salir de la Melancolía
Charly Garcia
Peperina

Conocido de la vida dijo...

Me hiciste entrar en mi melancolía.
Que linda la foto!

Angie dijo...

Impresionante. No tengo nada que agregar a la escritura poetica de Estrella.

Estrella dijo...

JOSE,
Verdad lo de las primeras flores, y por suerte, hoy salió el sol, aunque algunas nubes están dando vueltas por este cielo.
Siempre sumar miradas. Ahora suma la tuya. ¡Gracias!

COLO,
Menos mal, entonces, que no vivimos en esos países encapotados. Un poco de primavera y asunto solucionado.

f GUERRA,
Más que bueno tu "acotar". Onetti sabía mucho de esto. Y Montevideo, una de las ciudades más melancólicas que conozco.
Bienvenido a este blog, y gracias por el comentario!

CASS,
A veces se es desmesuradamente melancólico. Otras, apenas un ronroneo quieto no nos impide vivir como si... pero es sólo un "como si".
Saludos!

DELIRIUM,
Es casi condición de la vida, ¿no? sólo unos pocos la pasan por el cosatado (y silbando bajito).

ECLIPSE,
Qué bueno poder disfrutar de atardeceres en la Rambla. Pocas cosas más bellas. Una buena idea eso de coleccionarlos. Dice R. Burton en su libro Anatomía de la Melancolía, que el otoño y los atardeceres son dos momentos propicios para este estado de ánimo tan ¿extraño?
Gracias por leer y por decir.

WONDER,
Contradictoria y bipolar: ¡sí! y peligrosa, si uno se deja seducir por sus encantos. De ahí el miedo, me parece.

HERDIA DE PARIS,
Gracias por la letra de Charly y su Peperina!

CONOCIDO,
Epa, no era mi intención, ¿sirve el sol de este lunes?

Conocido de la vida dijo...

No te preocupes, mi melancolía no me duele, me gusta.

Besos

Angie dijo...

Desayuno (fragmento)
"Porque llovia
Y se ha marchado
Bajo la lluvia
Sin una palabra
Sin mirarme
Entonces me he cubierto
La cara con las manos
Y he llorado".
Jacques Prevert

Silvia Urite dijo...

Insisto con Naranjo en Flor
"Primero hay que saber sufrir,
despues amar
despues partir
y al fin andar sin pensamiento".
dentro de los tangos filosoficos que a mi me gustan
Besos
Sil/Medu

Mickey dijo...

Me es casi desconocida la melancolía.
Lo digo sin orgullo, pero tampoco lo siento como falta.
Así que de observador nomás, me parece que para quien lo sabe procesar, es un estado por demás rico.

Estrella dijo...

CONOCIDO,
Mejor así. Gracias por pasar, sisnceramente!

ANGIE,
Jacques Prevert!

SLIVIA,
Tangos filosóficos, ¿así los llamamos? y creo que su autor era muy pero muy joven cuando lo escribió.

MICKEY,
No te creas, mickey, cuando "pega" mal, agarrate. Yo que vos no estaría orgulloso, claro, porque no es mérito de uno, pero sí diría: "me salvé".

Anónimo dijo...

Estrella hermoso el texto . Pusiste en palabras lo que siempre he sentido en mi vida, ese estado de melancolía que muchas veces te permite pelear como una leona y otras te atraviesa y te paraliza.-
Un abrazo para JS,como siempre brillante, de tan cerca que estamos me parece que percibo el olor de las glisinas en Castelar y él debe estar sintiendo al pasar los jazmines polyanta de Ramos M. T.M.

Estrella dijo...

M.T.
¿Así se llaman esos jazmines que están en flor en estos días? Increíble el perfume que tienen. Además, es el primer olorcito a primavera.
Ahora no porque ya estoy cansada, pero mañana saco este post melancólico. Gracias, siempre, por la compañía!

Nippur dijo...

Si, no parece ser la primavera una estación propicia para la melancolía, pero el alma del melancólico no tiene estaciones.
De todos modos lo tuyo es más luminoso que melancólico, por suerte (al menos lo que aquí se transluce). Es mejor así.
abrazo.

Koba dijo...

No soy melancólico, ¿es posible?
A veces puedo estar un poco depre, pero tampoco me dura mucho. Lindo texto Estrella.

Estrella dijo...

NIPPUR,
Me gusta lo que me decís, y creo que tenés razón, por lo menos, con ese estado de ánimo que llega de tanto en tanto.

KOBA,
Son rasgos de la personalidad, mejor para vos. Prefiro un buen bajón que dure poco a una melancolía sostenida.
Gracias, koba.

froid dijo...

La melancolía, lamentablemente, es una vieja patología del argentino medio. O por lo menos del porteño. Síntoma, creo, de la inmadurez de nuestra sociedad.

Anónimo dijo...

Así se llaman Estrella, tienen un pequeño tinte rosado,un perfume penetrante y abren todos al mismo tiempo. Inauguran la Primavera pero lamentablemente son efímeros. Luego queda la planta siempre verde durante todo el año.- Un abrazo. T.M.

Anónimo dijo...

Así se llaman Estrella, tienen un pequeño tinte rosado,un perfume penetrante y abren todos al mismo tiempo. Inauguran la Primavera pero lamentablemente son efímeros. Luego queda la planta siempre verde durante todo el año.- Un abrazo. T.M.

Lexi dijo...

ay... me hiciste llorar, me acordé de la mía, que me la guardo casi siempre atrás de la risa, cada mañana (trabajo de recepcionista)
en fin...




abraxo!

Pepe Palermo dijo...

Hay palabras muy poéticas
nostalgia, saudade, morriña
pero ¿qué lleva a una niña?
como la imagino a usted
se presente con melancolía
nostalgia de no sé qué.

Melancolía es una palabra -apenas - un poquito menos antigua que el sentimiento que describe y está en relación a la también antigua teoría de Hipócrates acerca de los humores y su relación con los estados de ánimo. Así, se clasificaban a las personalidades en: flemáticas (flema), coléricas (bilis), sanguíneas (obvio) y melancólicas (bilis negra).
A mí poco me gusta la melancolía misma, pero me gusta la palabra, aún más “melanculía” que creo es su equivalente en napolitano.