25.8.10

Un nuevo verbo para conjugar


Algunos amigos no entienden qué les veo a los blogs, a facebook y a twitter, y se preguntan cómo tengo tiempo, en qué momento me siento en la computadora. Por mi lado, yo me pregunto cómo es que ellos no, ¿acaso hay alguien que no está unas cuantas horas por día frente a la pantalla? Es así, les digo yo: trabajo... y espío los nuevos post de amigos blogueros o los comentarios que dejan acá. Trabajo... y me doy una vuelta por facebook, como quién sale de paseo por el vecindario. Sigo trabajando... y al twitter, a ver qué pasó hoy.
Pero la verdad es que yo también me lo pregunto.
Quizás, sólo quizás, sea temor a quedarme fuera del hoy o, quizás, (sólo quizás) se trate de una manera de permanecer en el mundo. Como si lo actual me sacara de la melancolía. Como si la coyuntura, lo que es y lo que está me obligaran a pisar tierra. Tierra firme, o puro fango, lodazal, enchastre de barro y arena, pero tierra al fin.

Cierto es que a los demasiados libros se les han sumado ahora los demasiados links.
"El exceso de información paraliza", dijo hace unos años Umberto Eco, ¿será que ya superamos la paralización? Por lo menos yo me he puesto canchera, puedo decidir qué leer y qué no. Al fin y al cabo, se tarda lo mismo que se tarda frente a la góndola para decidir si comprar este, ese o aquel jabón en polvo. Se aprende a clavar la mirada allá donde debe ser clavada. También se aprende a recorrer un texto a vuelo de pájaro aunque, al mismo tiempo, se desaparende el arte de leer despacito, suavemente, casi en cámara lenta.

Mi último descubrimiento ha sido Twitter. En 140 caracteres, ni uno más, habrá que decirlo todo. Se ponen en juego, entonces, la creatividad, el esmero, el valor de cada fonema lanzado al mar.


Debo decir que recién en estos días le estoy pescando la vuelta: el pajarito es una especie de aglutinador de redes, de picoteador de intereses, de vocero azul de las últimas noticias.
Hay de todo, como en el bar de la esquina. El que twitea sin parar, verborrágicamente; el calladito, pero que cuando teclea hace cacarear al pajarito hasta convertirlo en pajarraco; el gracioso, la chismosa, el que todo lo comparte, el hiper informado.

Mis preferidos hasta ahora, apenas días de abrir una cuenta:
Pablo sirven, porque no es como yo pensé que era. Me descolocó. No es un señor serio que odia a Tinelli (como yo). Es bastante ingenioso y twitea sin parar.
Fernanda iglesias, mujer ocurrente por demás. Apenas si la conocía y no me simpatizaba, pero sus twiteos me hacen reír. Embarazada, nauseabunda y chimentera, tiene todo el tiempo del mundo para ver y contar.
Jorge Asís, Lucas Carrasco, el genial Jotafrisco, mi amigo provisorio galois. Periodistas, políticos, presidentes: todos ahí, encerrados en tweeteos constantes y sonantes.
Dijo un comunicador muy pavote que Twitter es el lugar donde se juntan los adolescentes tardíos. Me río de su decir, tan luego él, el más tardío de los adolescentes. Otro periodista es contundente: las redes sociales redefinieron no los modos de sociabilidad, sino los modos de perder el tiempo, cosa que, al menos, tiene su gracia y resulta un tanto provocador.
No sé si redefinieron la manera de comunicarnos, pero sí nos brindaron un nuevo soporte, una novedosa plataforma desde donde poder decir hola que tal.

28 comentarios:

Lola dijo...

mmm aùn no me he aparecido por allì... tampoco estoy teniendo mucho tiempo para el bloguer... lo que decìs de los recreos es cierto.
Besos Estrella

AM dijo...

Creo que no hay que darle demasiada importancia al tema. Twitter et al son el equivalente actual de la Eversharp, el cuaderno Gloria o la revista de crucigramas. Más entretenidos, seguramente.

conocido de la vida dijo...

Todavía no lo entiendo mucho, pero me está tentando la idea de entrar en facebook y twiter.
Ya se verá.
Beso

dejamuchacho dijo...

Hola, tanto tiempo.
Vos realmente crees que todos esos personajes, desde Un jugador de futbol,hasta Timerman, son los que tweetean, que no tienen empleados ocupandose de esto como una herramienta mas de propaganda?

La condesa sangrienta dijo...

Unos entran, otros se van...

Calamaro se despidió de twitter y su 'coro de subnormales' con un ¡fuck you! agregando que esos"140 caracteres pueden metérselos profundo en el medio del ojete, me importa tres pepinos perder un segundo más en el rebaño de boludos con Black Berry"

K+15 dijo...

Como con los telescopios, la luz eléctrica, los automòviles , los celulares, internet o las zinguerías, junto a la nueva tecnología aparecen los viejitos tangueros que pronostican que se trata de una moda pasajera, simple snobismo que debe desaparecer rapidamente para evitar que la humanidad se destruya por estos productos demoníacos.

En tu espacio no hay gente tan rara, pero hace poco en un blog comentaron que el twiter era una moda como los parripollos. Es cuestion de tiempo que alguien descubra que el twiteo provoca cancer.

Minombresabeahierba dijo...

Para evitar ó superar lo que dice Umberto Eco, se debe tener educación (no hablo de ser experto en informática), sino la de la básica, la de la escala de valores.

Lo curioso es que en el mundo, cada vez menos gente cae y no la supera.

Hay algo que no funciona, y no es internet.

Besos

nadasepierde dijo...

no le encuentro todavía la onda al twitter. Me costó engancharme al facebook, y lo uso hasta ahí nomás... debo ser lenta nomás!
Me pasa igual que a vos, siempre tengo tiempo para la computadora, y no me imagino viviendo sin ella, y no todos lo entienden.
Me mató lo de la zinguería del otro post, que negocio con poca onda para tener cerca de casa!

un beso

Estrella dijo...

LOLA,

Es una pasadita, nomás.

AM,

Hola! Entretenido es, y sí, tenés razón, no habría que darle tanta importancia.

CONOCIDO,

Aha, ya te voy a ver, entonces, por las calles del barrio virtual!

DEJAMUCHO,

Seguramente, habrá algunos que tengan empleados o alguien que escriba por ellos, como Víctor Hugo, él mismo lo dice. Pero otros no. Uno hasta aprende a reconocer la voz, aunque sea por twitter. Gracias!

CONDESA,

Ja, sí, ya lo había leído. Parece que se enojó Calamaro. Sus razones tendrá. Yo sólo pispeo, para ver qué onda...

K + 15,

¿Cómo los parripollos? qué asco, me impresionan un poco, tanta grasa a fuego lento.
Tenés razón, K, lo novedoso levanta sospechas, hasta que lo nuevo agarra pavimento y pasa sin pena y sin gloria, o con pena y con gloria o todas sus variantes posibles. Gracias por pasar y conversar!

MINOMBRE,

"Hay algo que no funciona y no es Internet"; me quedo con esto!

NADASEPIERDE,

Yo decía lo mismo, hasta que se me ocurrió meter la nariz. Tampoco es que estoy mucho rato, una pasadilla, nada más. :)

Anónimo dijo...

quedate en blog o face, este post no lo hubieses podido poner, tiene más de 140 caracteres, creo.
Bss
S.U

La herida de Paris dijo...

A veces la tecnología genera extremismos, yo prefiero una relación diferenciada.

Soy fanático de internet, pero no tengo celular, ni facebook, ni tweeter. Por ahora no les encuentro utilidad, pero aclaro que si la encontrara, no tendría problema en sumarme

Saludos.

Betina Z dijo...

No me simpatiza estar con alguien que, mientras se supone que dialoga conmigo, al mismo tiempo manda y recibe sms, chequea sus mails, el messenger, su cuenta de faceboock y su tweeter. Esa cosa de estar conectado y disponible todo el tiempo con todo el mundo, no la entiendo. Será que me encanta tener huecos para mí sola, para charlar con una amiga o para estar con mi pareja, sin interferencias. Pareciera que hoy no existe el concepto "llamé a fulana, no está, ok, no es nada uregente, la llamo en otro momento", porque ahora todos somos ubicables las 24 hs los 365 días del año(cosa que me desespera).
El fb me parece que está bueno como lugar de encuentro entre un grupo de gente con intereses en común. A lo que no le encuentro sentido es a esas inmensas redes de "amigos" formadas por amigos reales, más amigos de los amigos de los amigos y así hasta el infinito. ¿Qué se puede compartir con esa telaraña indiscriminada de personas?...
En tweeter no incursioné (tampoco me tienta mucho). De todos modos- y como es evidente- lo de los 140 caracteres se me va a complicar... :)

Juanma dijo...

Contanos la verdad, no dormís nunca, ja.
Beso!

Winter dijo...

Absolutamente de acuerdo con vos. Es una rutina incorporada a la vida diaria. Hoy se lo decía a un amigo de carne y hueso que a modo de reclamo me decía que yo tengo tiempo para perder.
Pero para mí es tiempo ganado: Me informo, interactúo, aprendo. Me siento privilegiada de tener todos estos medios a mi disposición.
Saludos Estre

Otras Marías dijo...

Hola! Es mi primera visita y me sentí identificada con el tema. El tiempo vuela delante de la Pc y a veces también me pregunto si no es un desperdicio... no sé.
Y al pajarito azul aún no lo entiendo bien, me hice una cuenta pero casi no la uso. Ahora: me divierte leer los 140 caracteres de Carolina Aguirre (la autora de La Peleadora y Ciega a citas! Buscala).
Vuelvo!
Besos mío y de las otras.

Ma. Guadalupe

Anónimo dijo...

twitter es la nueva catarsis de los instintos cholulos de la plebe. Nació como red para vincular grupos de gente corriente y se convirtió en la ilusión cholula de tener al famoso al alcance de picoteo de 140 caracteres, tanto para babosearse con él si es un figurón de TV como para putearlo si es un político.

Pep dijo...

Sabe que todavía no pude entender twitter. Sí el resto... pero aún creo que twitter no es para mí. Sospecho que cuando le tome la mano, no lo dejo más.

Ah, y me causa gracia que el verbo "twittear" suena muy pero muy parecido a "tutear".
Como que ahora, en lugar de tratarnos de "tu" nos tratamos de "tweet".
Saludos.

Estrella dijo...

HERIDA,

Es Internet, me parece a mí. Es clikear y leer, picotear de acá y de allá. A veces es útil, otras, puro entretenimiento.

BETINA,

También detesto que el que está conmigo se la pase hablando por celular o contestando mensajes, es muy molesto. Hay personas a las que conviene llamar por teléfono, porque así sabemos que tenemos prioridad. Pero con la computadora es diferente, se está solo frente a la pantalla.
Hay un nuevo lenguaje: el "amigo" de facebook no es lo mismo que el "amigo" de toda una vida. Con el tiempo, tendrán que agregar nuevas entradas en el Diccionario.
Seguir, tuitear, bloquear, postear... tenemos para entretenermos. ¿¿Qué vendrá??
Pero, ¿ves? yo celebro haberte conocido Betina. Mirá que conversamos, ¿no? Gracias por tu siempre interesante conversación!

JUANMA,

Ja! 1,30, me voy a dormir...

WINTER,

Estamos en la misma sintonía!

OTRAS MARÍAS,

Bienvenidas, las Marías!

ANÓNIMO,

Puedo que algo de eso exista, no lo sé. Por ahora, ahí voy, sin hablar demasiado, descubriendo una nueva manera de informarme... ¿o divertirme?

PEP,

Cierto, tutearse o tuitearse, he ahí el problema.
Gracias, pep!

Betina Z dijo...

Sí, es cierto, el DRAE va a tener que aggiornarse con más celeridad... Por ejemplo, vos no sos una amiga de la vida, ni una "amiga" de faceboock, pero por cierto, sos una ? con quien también me encanta venir a conversar.
Beso :)

Lucas Carrasco dijo...

Una vez me pregunté qué hacía antes en el tiempo en que no perdía el tiempo leyendo boludeces en internet, no me acordaba, me costó acordarme, pero no era ningún misterio: perdía el tiempo con cosas mucho más pavotas. Así que ahí, así, uno se reconcilia con las redes sociales.

Me gustó mucho tu escrito.

Saludos.

Anónimo dijo...

harias lo mismo q haces ahora pero en vivo y en directo, FLOR DE ÑOKI!!!

Anónimo dijo...

DEFENSOR DE CHORROOSSS!!!!

Anónimo dijo...

estrella, pase un trapo con lavandina, se le llenó el blog de mierda con la vista inesperada

lucia dijo...

conocido, los posts de tu hijo (mi amigo) en facebook, son excelentes!

Enterhase dijo...

"sea temor a quedarme fuera del hoy"
Un comediante inglés, Dylan Moran, se quejaba de cuando la gente le decía que no era muy "moderno" porque no usaba computadora. Él respondía "¿Cómo no voy a ser moderno? Estoy acá, estoy vivo, ¿qué es más moderno que eso?"

Qué tarado el periodista que acusa a las redes sociales de hacer perder el tiempo, especialmente cuando a) ¿qué mejor manera hay de aprovechar el tiempo que relacionarse con otros? y b) son las redes sociales las que están dejando a la gente como él sin vigencia (y sin trabajo).

Twitter es demasiado rápido para mí, no sé qué leer y no tengo marcadores de calidad: por un lado no sé si el tweet que estoy a punto de leer será bueno o aburrido... y para cuando me entero ya es demasiado tarde: lo he leído! Por otro lado no puedo leer todos los tweets de la gente que sigo, y termino eligiendo tweets al azar, lo cual me resulta un tanto agotador y engorroso. Me gustaría saber cómo encaran el asunto los twitteros de alma.

De Lirium soy dijo...

Muy buen post, Estrella.
No he probado el pajarito ni conozco el mecanismo. Creo que no es para mí porque eso de los 140 jajás!
No me considero adicta a Internet... cuando me canso me borro por un tiempín o estoy menos en la compu... A veces (pocas) garabateo con la notebook al lado y voy picoteando, otras con la de escritorio encendida y me acerco cada tanto. Ultimamente ando fiacosa, con la gripe que no me dejaba leer me despegué un poco de internet.
Me gusta seguir con la covacha aunque últimamente ando poco de ronda... Me gusta Facebook por lo ágil.
Decile a "esa condesa" que no agreda, eh? jajás! que yo soy una de las que usa el BB... y sí, soy una boluda porque lo compré con un fin que ya no existe, así que ahora la utilidad es otra.

No soy de las que está hablando con alguien y usándolo... lo hago en ratos libres en el laburo, como un recreo;mientras viajo... hasta ahora es útil y cuando no quiero estar no estoy ubicable.

Ah, no vine a responderte lo anterior pero lo leí en el reader (dije que ando fiaca no?). Vivo en una zona turística, es grato a veces y otras no. Los negocios cambian contínuamente, cuando uno comenzó a saludar a alguien levantó campamento y chau pichi.

Chaucito... paso al último post. Sos una adicción Estrella jajás!

Enterhase dijo...

No De Lirium, la condesa simplemente citaba a Calamaro! Alguien que ni en la simpleza de 140 caracteres puede armar una oración coherente.

De Lirium soy dijo...

Enter: mire, mejor ni me haga hablar, es que esa condesa es una.. jajás! Una broma. Y además, envidia. Es que la brevedad no es lo mío y ella con dos palabras arma joyitas, no?
Un abrazo y buen domingo