30.8.10

A la intemperie


Si de mí dependiera, propondría no digo el Día, sino la Semana de la Sinceridad.
Apenas siete días. Ni uno más.
Siete días sin engaños, desde los más inocentes hasta aquellos, descarados.
De un lunes hasta el otro lunes, el diario La Nación no podrá anunciar su 2 x 1 para el teatro con tanta liviandad, deberá decir la verdad de la milanesa; si usted quiere 2 x 1 llame ya (literalmente: ¡ya!). Listo, si no llamó, perdió, hay dos cupos por espectáculo. Ni uno más.
Los carrefoures, jumbos, discos y cotos deberán sincerarse: junte puntos, venga para acá, total, cuando llegue a los 7000 las sábanas a las que usted les echó el ojo ya no estarán. Y a nosotros qué nos importa, lo importante es que usted vuelva y vuelva y vuelva una vez más.
Que las publicidades dejen de prometer lo que es obvio que no darán.
Que el médico confiese que no sabe ni por dónde empezar; que el psiquiatra no esconda sus fobias; que el mecánico se anime a decir y yo qué sé.
Que nadie ose insinuar que la vejez es sólo una etapa más de la vida y que envejecer tiene sus privilegios.
Que Tinelli vomite todo su desprecio hacia ese público al que engaña sin piedad.
Deseo con toda mi alma saber lo que siente y piensa cada político, uno por uno: a ver, pase usted.
Que den cuenta de cada peso que tienen, que sepamos todos cómo lo ganaron y en qué lo gastaron.
Que Aníbal Fernández hable con verdades. Que Moreno no se esconda para patotear. Que sepamos todos qué pasó entre Clarín y los K. Que Papaleo responda todas las preguntas. Que ni TN ni Diego Gvirtz seleccionen sólo los que les conviene contar.
Y después, que griten la verdad los ancianos, los presos, los chicos de la calle, los atropellados, los utilizados, cada maestro del norte y del sur, el peatón, el consumidor, los enfermos, los gobernados, los pobres diablos, los engañados.

Foto: Oscar Pintor.

27 comentarios:

Mary Poppins dijo...

la felicito
Una utopia

dondelohabredejado dijo...

Sería genial!!
Imagino que se vendría abajo el sistema, habría una terrible cantidad de divorcios, los templos de todas las religiones se vaciarían, no habría estafas, se conocería la identidad de los hijos desaparecidos, los trols de la blogósfera dirían quienes son, los mercenarios contarían quién les paga, los laboratorios médicos quebrarían, los discursos políticos serían para morirse de risa, más que ahora...
Apoyo tu propuesta, dónde hay que firmar?

La herida de Paris dijo...

Yo esa semana me voy de viaje. No estoy preparado para escuchar la verdad sobre mi. Y sospecho que nadie está preparado par vivir en estado de verdad absoluta.

Creo que la Verdad, así escrita, sólo será tolerable atenuada por la Misericordia Divina.

Saludos

Carlos G. dijo...

Comparto con La herida.
Vivir en un mundo donde todos dijeran, aunque sea por un ratito,la toda la verdad, sería lo más parecido al infierno.

Por otra parte (¿será que estoy muy sensible?) el asunto de papel prensa no es, por lo menos para mí, un problema entre Clarin y "los K".
Es otro 50% del informe sobre la desaparición de personas y hubo que esperarlo casi 30 años.
Después se podrá discutir sobre porqué ahora, porqué no antes, cuáles son las segundas o terceras intenciones.
Las personas pasan y los actos de gobierno quedan.

Perdón me puse muy pesado.

Anónimo dijo...

como siempre...

Estrella dijo...

MARY,

¡Ya lo sé!

DONDE,

uF, ¿para tanto? Me parece que me estoy arrepintiendo de mi semana de la sinceridad! :)

HERIDA DE PARIS,

Bueno, hay verdades y verdades. No hablemos de verdad absoluta. Y las mentiras piadosas, claro que valen. Pero yo, sinceramente (!) quisiera saber algunas verdades o desenmascarar más de una mentira.
A veces parecería que solo algunos pueden gritar su verdad. Otros están destinados al silencio.
No te vayas de viaje, opi, a vos no te decimos nada :))

CARLOS G,

Las personas pasan y los actos de gobierno quedan, decís. Cierto, pero también quedan las heridas, las agresiones, las mentiras.
Como le dije a opi, hay verdades que no es necesario gritar; las que pueden lastimar, las gratuitas, las irrelevantes. Pero otras... todos deberíamos tener derecho a ellas. Yo no sé, pero no le creo nada a nadie, tengo la sensasión de que todos mienten. Leo, escucho, veo, siempre con un gesto de desconfianza. ¿Cómo se puede vivir sin confiar? Y por otro lado, las voces de los que tienen sus verdades a flor de piel no siempre son atendidas.
No puedo, de ninguna manera, creerle a un Aníbal Fernández. Ya le creí una vez, cuando dijo que el hombre de la valija no había estado en la Casa de Gobierno; lo aseguró con una desfachatez increíble. Pero estuvo. No puedo creerle a Papaleo, tan luego a él, un hombre que anduvo con López Rega. Les creo a los que dicen que no tienen una casa en donde caerse muertos, a las mujeres que salen a trabajar nerviosas porque saben que sus hijos quedan en la calle, a merced de los vendedores de droga. A ellos, les creo. A los estudiantes que protestan por el estado de sus escuelas y universisades, les creo. A los viejitos que se cansan de hacer cola en los hospitales también les creo. Porque los veo. Todos los días.
No me quiero poner pesada, Carlos. Pero nada me gustaría más que, al menos durante una semanita, se me hiciera la luz sobre ciertas cuestiones. Gracias, igual, a vos y a opi, por hacerme recapacitar.

De Lirium soy dijo...

A mí me pasa lo mismo que a usted ♪... me refiero a lo que respondió a Carlos G.

Hermosa utopía, y todo puede suceder, pero que nos enteremos de lo que realmente ha pasado entre Clarín y los K? creo que nunca.
Me encantó la fotografía.

Y como dijo el Nano: "sería fantástico"
Un abrazo y buena semana.

nadasepierde dijo...

Capaz que se podria empezar por loa semana de la verdad pública y cuando eso esté prendiendo en la sociedad, se podría ver de encarar con las verdades privadas...de a poquito, para que no nos asuste. Estas son las más dificiles, las demas son mentiras ya conocidas, desenmascaradas, ya las sabemos, nos producen fastidio y también bronca... pero las otras?

igual adhiero, como buen ejercicio.

un beso

Anónimo dijo...

A los estudiantes que protestan por el estado de sus escuelas y universisades, les creo.

yo no.. da la casualidad q los unicos q se quejan son los de la ciudad de bs as... es una campaña contra macri, q no es santo de mi dvocion , creo q es una campaña de los k..pero les sale el tiro por la culata porq lo hacen crecer en las encuestas

conocido de la vida dijo...

En este juego vamos a poner a salvo las acciones privadas de las personas, sino tendíamos que ver como solucionar el problema habitacional muchos.
Pero no a las verdades de la cosa pública, ahí es donde hay que saber la verdad para saber quién es quién, lo que no sé es que va a pasar con el final del juego.
No me imagino quien sería el próximo presidente ni sus ministros,y no demos nombres porque todavía no sabemos la verdad de nadie.

Carlos G. dijo...

Para que no se te estruje el alma con el sufrimiento de los abandonados, de los marginados, de los desesperados, tenés que ser una mala persona.
Vos, se ve que no lo sos.
Pero tu post iba para un lado y yo me tidé con el tema papel prensa.
Pido disculpas.
En otra oportunidad, si el tema aparece, te daré mi opinión.

Saludos

El Gaucho Santillán dijo...

El problema serìa, que pasarìa despuès, que los polìticos dijesen la verdad.

Porque cuando la gente se entere, fahacientemente, de cual es la verdad detràs de todo tipo de poder, empezarìa la violencia.

Hay cosas, que es mejor no saberlas.

Un abrazo.

S. U dijo...

¡Es como la película Mentiroso, mentiroso!
(Bueno, no todo es bergman, che, je)
la de jim carey que es un abogado que no debe mentir, jajaja

Anónimo dijo...

la verdad de los políticos ya sabe, no se hagan los tontos, basta con observar como han sido sus vidas, y en especial sus cuentas bancarias...

Estrella dijo...

LIRIUM,

La foto es muy buena, como si nada hubiera más a la intemperie que esa prenda hecha jirones.

NADASEPIERDE,

Las verdades privadas que queden en la privacidad, pero las otras, las públicas, como las llamás vos... quizás, en lugar de verdades o mentiras deberíamos hablar de transparencias (en lo público, claro). Gracias!!

CONOCIDO DE LA VIDA,

Nooo, la privacidad es la privacidad!! sigo en un rato...

- dijo...

cómo era aquello,

según dice la gente cada cual a su modo nunca miente
pero a los locos se los mata
y los niños crecen

Estrella dijo...

CONOCIDO,

Acá sigo... no hablemos de esas verdades, no estoy tan loca! Y me quedo con tu última frase: nunca, pero nunca, sabremos algunas verdades.

CARLOS,

Todos nos estamos yendo para ese lado :).
No es tanto que se me estruje el corazón (¿a quién no?), sino más bien hartazgo de escuchar siempre las mismas cosas. Acá estamos, dando vueltas y vueltas a las disputas entre unos y otros, mientras los problemas y las urgencias permanecen en silencio. No todas, pero sí muchas, las suficientes como para decir: ¿por qué no hablamos de otras cosas?
Muchas gracias, Carlos! Y sigamos dando vueltas!

ANÓNIMO,

Yo sí les creo a los estudiantes, porque veo, como vi la semana pasada el estado de la Facultad de Ciencias Sociales, en pleno centro de la ciudad. O el Clínicas. Estuve recorriéndolo y me produjo mucho malestar. Más allá de los buenos profesionales, el edificio deja mucho que desear.
Tampoco creo que sea toda la culpa de Macri, la cosa va más allá.

GAUCHO SANTILLÁN,

No las sabemos pero en muchos casos las sospecchamos y así vivimos, desconfiándonos, mirándonos de reojo... Me pregunto cómo se sentirán los buenos políticos, que también los hay.

S.U.

Sí, pobre tipo, como un castigo de los dioses!

La condesa sangrienta dijo...

Creo que no podría soportarlo.
Quedaría abrumada con tanta sinceridad; la sospecha siempre deja un margen de duda consoladora.

Anónimo dijo...

si me pongo "zurdilla" -como diría mi abuela (qepd)- diría que todo el capitalismo está basado en una mentira que es la plusvalía.
Anónima N° 7

Mensajero dijo...

En la semana de la sinceridad, regalá bon o bon.
Un dulce obsequio te evita dar explicaciones.

Anónimo dijo...

no digo q no estén mal los edificios,Estrella, digo q resulta harto sospechoso q solo se quejen los alumnos de colegios de ciudad de bs as...detrás de todo esto se ve la mano negra de los K, sin duda

Carlos Boniver dijo...

Creo que Borges decía que no hay nada más fácil que alterar el pasado, o sea, si me conviene me invento un pasado a medida. Y hoy leo que A.Rozitchner escribió:
"el gobierno altera pasados para crear presentes falsos".
yo desconfío de los políticos, los empresarios, los sindicalistas, los jueces....
como escribió el Carpo en su blues emblema: Desconfío de la vida.

CB

maray dijo...

no sé si estoy preparada para tanta verdad! Así, sin anestesia ni nada! Tenemos un proverbio que dice que " quien nunca comio miel, cuando la come se ensucia todo" , algo así. No estamos acostumbrados a tanta verdad. Duele.
Me hiciste acordar de una promocion de un supermercado de acá que regalava una viaje a Paris. La moza de la caja me miro feo cuando le dije que no quiero ir a Paris. Y yo me senti la mas chic de las mujeres por no querer ir a Paris. Total, sabemos como son esas promociones...
Y entre nosotras, solamente, como me gustaria ir a Paris ;)

dejamuchacho dijo...

Por supuesto que no se le puede creer a los políticos, los empresarios(casi todos), los medios, etc.
Pero yo digo que no hace falta creerles, si hace falta no creerles.
Si creo en la vida y creo sobre todo en los que están cerca mío, hijos, mujeres (la de ahora y la de antes), amigos ( los de en serio, cada vez menos), los que trabajan cerca mío y en general en las personas que conozco hasta que me demuestren lo contrario. Con eso alcanza, mas no hace falta.

Eclipse dijo...

es muy cierto. me hizo acordar a la película "La invención de la mentira".
No es una gran película y como me pasa últimamente que estoy exigente, es un tema que lo podrían haber explotado mucho más y que hacia el final se desvirtúa, pero muestra cómo podrían ser las cosas en un lugar sin mentiras y qué sucede cuando alguie descubre que puede mentir...
recomendada más como estudio sociológico, para un domingo sin mucho que hacer

Estrella dijo...

CONDESA,

De todos modos, nos quedaremos sólo con nuestras sospechas, ya miécoles... y nada :)

ANÓNIMA,

¿Sos vos?

MENSAJERO,

Ehhh, no me gusta el bon o bon, ¿puede ser un shot?

CARLOS BONIVER,

Los desconfiados de la vida, vos y yo.

MARAY,

Veo que allá pasa lo mismo que acá. Mire usted. Yo hubiera hecho lo mismo con la cajera y el viaje a Paris!

DEJAMUCHO,

Gran verdad! Hace falta no creerles. Listo. Brillante, aunque triste, pero es lo que hay, por lo menos por hoy :)

ECLIPSE,

¡Me la anoto "para un domingo sin mucho que hacer", ¡gracias!

S. U dijo...

Están dando en cable Mentiroso, mentiros, es bien mainstream, pero tiene alg escenas rescatables.
Bss