3.12.07

El habla que habla

Todos los días nacen nuevas palabras para instalarse en medio de las conversaciones. ¿Dónde surgen? En las distintas tribus urbanas, y desde allí inician sus periplos. Alguien un día dijo: "Mirá la mina que Fulano se está comiendo". Y desde entonces, el verbo "comer" no alude ya a una rica trota de frambuesa, sino a una blonda barbie de carne y hueso.
Desde los círculos políticos se burocratiza el lenguaje, se lo convierte en algo complejo sin ninguna necesidad, como si las palabras difíciles se erigieron como armas poderosas. Palabras oscuras, sin por qué ni para qué.
Algunas salen a escena por tiempos cortos y desaparecen con la realidad a la que nombran. El "corralito" dejó de ser, por un tiempo, la cárcel de los bebés paseanderos, para convertirse en otra cosa, en épocas de ahorros congelados. Palabras fugaces.
Otras, directamente, se diluyen cuando muere una generación. ¿Quién habla hoy de fifí, pajarón, cachada, pastenaca? Las encontramos en las Aguafuertes de Arlt o en algún cuento de B. Kordon. Palabras fósiles.
Hay palabras que nacen como basura y allí se quedan, en medio del revoltijo nauseabundo; se dicen, porque es fácil decirlas, porque venden y producen más basura que, poco a poco, van anestesiando a las anteriores. Cada vez más explícitas, cada vez más frontales. Son las palabras imanes que nacen en la tele, para agarrar de las narices a los televidente, a fuerza de puro eletroshock.
Otras, pobres de ellas, se van vaciando de significado, ya no nombran lo que nombraban. ¿Es un "artista" el de los malabares, un diseñador de letejuelas, la que baja las escaleras de un teatro de revista?
De golpe, una moda: la moda de borrar las eses del final de las palabras, como si hasta el más porteño e instruido de los hombres hubiera nacido en la Santa Fe de las eses aspiradas. El habla futbolera se escapa de la cancha y se pasea por la Recoleta en autos de primeras marcas.
Nadie discutiría los múltiples significados de algunas palabras: a veces, como códigos secretos que aluden a experiencias compartidas. Otras, porque identifican el mismo dolor de varias generaciones. Los desaparecidos de Teresa Parodi no podrá ser comprendida por aquel que no sepa lo que nosotros sabemos.
Las mutantes, las que nacieron para descalificar, como cuando uno le dice a otro que todo lo ha conseguido pagando como un chabón, hasta transformarse en palabra cotidianas, como el pan de cada día.
Pero hay otras a las que nada las tumba: las que siempre son lo que son: las palabras rotundas. Un sí o un no bastan para cambiar una realidad. El sí y el no, como palabras inviolables.
Foto: Magdalena Sorondo

40 comentarios:

CLAUDE dijo...

Como decía Jesus, que recomndaba decir "Sí" o "No" sin tanta cháchara.
Al fin y al cabo, si estás con o contra algo o alguien, eso no va a cambiar porque puedas hacer de eso un gran discurso o no.

conocido de la vida dijo...

Se me ocurre pensar que mucho de lo que pasa con el vocabulario es porque lo van empobreciendo.Hay poca preparación, en general, en los medios escritos y televisivos y eso hace que el vocabulario no sea muy nutrido. He leído por ahí que cada vez usamos menos palabras.
El SI y el NO son tan rotundas que no pueden sustituirse, ni dejar de usarse.
Prueben de ver el canal español y verán cuanto más rico es el vocabulario por esos lados.

Jotafrisco, la ira de Dios dijo...

- Pero pueden alienarse.

- Nahhhh.

- ¡Seeee!

Gonzalo Garcés dijo...

Estrella, perdón por dejar un comentario sin relación con tu post, pero quería agradecerte las cosas amables que decís sobre mis libros en LLP, y no quise hacerlo ahí porque no viene a cuento y me da pudor. Ahora empezaré a leer tu blog. Suerte.

Gonzalo Garcés dijo...

Estrella, perdón por dejar un comentario sin relación con tu post, pero quería agradecerte las cosas amables que decís sobre mis libros en LLP, y no quise hacerlo ahí porque no viene a cuento y me da pudor. Ahora empezaré a leer tu blog. Suerte.

lucia dijo...

que lujo tenerlo a Garcés por aca...!

estrella debe estar desmayada... por eso no respondió todavia!!!

Mickey dijo...

Claude, sí.

Gonzálo, te sacaste una pequeña lotería descubriendo el blog de Estrella.

Lexi dijo...

q bueno lo que decís de las palabras, lo sé, lo siento diariamente... y a veces también lo escribo así.
a veces busco palabras nuevas, pero hay tantas que nunca usé... un abrazo!

Tomás Münzer dijo...

Ey no, yo te leí lo de Borges, vos leeme lo del fútbol, aparte deberías saber que empieza siendo futbolístico pero termina con los típicos delirios míos. Dale, sea buena :)

Opadromo dijo...

La verdad que muy bueno, Estrella. En Salta tenemos una palabra comodín: "meta". se puede usar como un "ok", también es sinónimo de "dale" o "apurate" (meta, pue!!) e incluso de fuerza.
Me asustan más las palabras invasoras, hay días que no soporto ke alguien diga ke está "a full". hay muchos ejemplos de estos

Disparador dijo...

Yo quiero celebrar que hoy podamos comunicarnos por este medio increíble. Por un lado las palabras sufren verdaderos castigos a manos de la televisión, pero también encuentran el sosiego en espacios como este, en donde podemos expresarnos sin la mínima censura. En otros tiempos era imposible conocer el pensamiento de otras personas tan lejanas como cercanas. Supongo que eso es esperanzador para lo que viene. Imagino entonces que en los últimos suspiros, cuando alguien nos pregunte si hemos vivido una vida digna, podremos decir "Sí" o "No".

Excelente lo suyo Estrella.

Leo_SCI dijo...

Reemplazemos: Sí por Oooobvioooo
y No por: Ni ahiiiiiii

Tema digno de estudio las palabras. Y sobre el tema hay algo que detesto y es la estupida propaganda de mensajes de celulares que te enseñan a hablar en dialecto (si así puede llamarsele) tumbero, como si hiciera falta acercanos más a esa situación, y se me ocurre compararlo con el lunfardo pero no creo que sea lo mismo.
Un profesor que tuve recalcaba el uso de la palabra sacar como reemplazo de quitar y obtener (curiosa palabra con dos significados opuestos)
Segun se dice al parecer estamos perdiendo lenguaje, o estamos imitando a los chinos en cantidad de palabras :p

ElPoeta dijo...

Estrella querida, el lenguaje es un organismo vivo, que se adapta a lo que necesitan expresar los que lo hablan. Un beso, sin embargo, le llames como le llames siempre es eso... Un beso,
V.

Estrella dijo...

CLAUDE,
Tan cierto lo que decís, pero nos gusta enredearnos en las palabras, que, para qué negarlo, tienen sus encantos; son seductoras.

CONOCIDO,
Claro que el lenguaje que no cambia habla de una sociedad que no se mueve; los medios tienen mucho que ver en esto. Pero todavía hay personas que cuando hablan nos deleitan por el uso que le dan a las palabras.

JOTAFRISCO,
¡Palabras alienadas! ¿Ves? Sos buenísimo comentando...

Estrella dijo...

GONZALO GARCÉS,

Tiene razón Lucía, estoy feliz con tu presencia en mi blog, aunque un poco nerviosa... ojalá leas lo mejor de acá, y no caigas justamente en los post que salen porque algo tiene que salir.
Lo que dije en LLP es muy cierto. Leo tus libros desde que apareció el primero por las librerías.
Para los que no lo conocen, les digo que es un escritor que vale la pena; su novela Los Impacientes es, para mí, inolvidable. También debo decirte que después de escucharte en una charla en la Boutique del Libro (hace unos años) empecé a leer a Durrell y a Schiller.
Muchas gracias por pasar por acá, no lo esperaba, de verdad.

LUCIA,
Vos que sabés porque has leído también los libros de Garcés, entenderás i contento!

MICKEY,
Bueno, ¡gracias! Amabilísimo de tu parte.

LEXI,
Sorprendé a tu nuevo amigo con alguna palabra jugada y contame!

TOMÁS,
Hecho, voy para allá. Y tenés razón; si vos leés a Borges, yo DEBO meter narices en el fútbol!

OPODROMO,
No sabía lo de "meta", parece un buen comodín. Y estoy con vos con respecto a las palabras invasoras, que de tanto sonar se hacen insoportables!! Pensemos otras...

DISPARADOR,
Un placer leer tu comentario, tanto, como visitar a diario tu blog y esas fotos increíbles. Yo también estoy asombrada y feliz con esta nueva forma de conversación entre gente diferente, de distintas edades e intereses diversos. Es un hallazgo. Gracias, disparador.

Estrella dijo...

LEO,
Sí por obvio.
No por ni ahí.
Perfecto, Leo.
Es interesante ver cómo las palabras se originan en determinados círculos (por ejemplo, el lufardo, que empezó siendo lenguaje carcelario) para después convertirse en palabras de todos. El problema surgue cuando se las quiere imponer, pero mientras la cosa se dé naturlamente, bienvenidas sean.
Gracias, Leo.

POETA,
Tiene usted mucha razón. Y lo dice un poeta.

¡GRACIAS A TODOS!

Ángel eléctrico dijo...

Estrella:

Felicitaciones por sus nuevos visitantes. No leí nada de Gonzalo más allá de sus especulaciones en la Ñ. Dado que adscribo al axioma "para muestra basta una muestra" y sumada su docta recomendación, tendré que conseguirme alguna novela...
Sí y No serán rotundos, pero guardo en la memoria lacerantes silencios que se aproximan a lo absoluto..
Abrazos

Fernan dijo...

hay una frase que por suerte desaparecio:

Mato pantera: no me pregunten donde la escuche pero recuerdo a alguien diciendo "eh loco, esa bici mato pantera" que epocas los 90 por dios...

Stella dijo...

A mi me gustan mucho las palabras fósiles!!
Paparulo, badulaque, piscuí, chichipío... jajajajaa
Me encaantan!! Y siempre trato de decir alguna cuando mis hijas están con sus amigas adolescentes!
Se mueren de verguenza y yo me divierto muchísimo!
ajajaaaaaaaaa

malena dijo...

Las palabras rotundas, esas son las que me gustan a mi, hasta como suena su nombre, rotunda, mucho power.

Garcés, lo leí pero porque escribió una nota en Gatopardo, ¿lo agrego para la lista del verano? Estrella si te sigo leyendo y seguís nombrando autores que no leí voy a necesitar un año sabático!

Gonzalo Garcés dijo...

Estrella, no leí todo el blog porque ando tapado de trabajo, a mitad de camino con una novela y preparando la charla pública con Michel Houellebecq que voy a hacer en Chile. Pero vi que te interesa Houellebecq, justamente, lo cual ya es un punto en común, y también la literatura erótica, y lo más inesperado de todo para mí: Donleavy. 'Cuento de hadas en Nueva York' es una de las novelas más hermosas que existen, pero creí que nadie más la leía. Habría que hacer ruido para que la reediten ¿no?

FEDERICO dijo...

las palabras que suplantan nombres: "che", "boludo", "chabón", "loco"

la palabra mal utilizada: "bizarro"
"gato" hace referencia a un hombre con "facha"

Una frase que suplanta a la palabra imposible (o incluso a "ni en pedo"):
"ni a patadas ninjas"

FEDERICO dijo...

una "birra"!!!

José Soriano dijo...

Como me siento apabullado tanto por los comentarios, como por la habitual calidad del post, no me queda mucho por decir. Tampoco me es posible distraerme mucho en medio de reuniones pues estoy del otro lado del río trabajando en un ambiente concurrido y tan amable como árido.

Siempre me interesaron los orígenes de las palabras, por ello les propongo algo simpático que acompaña el post y que he robado sin pudo de otro blog: Un quiz etimológico.
Son muchas las palabras que usamos comunmente -y no tan comúnmente- en nuestra lengua automáticamente, sin saber por qué se nombran de esa manera o cual es su procedencia (normal, no vamos a estar analizando cada palabra cuando hablamos...) y me parece muy curioso comentar algunas etimologías (procedencia de las palabras, para quien no sepa lo que es) curiosas de algunos términos.

Bigote:
Corbata:
Filipinas:
Holocausto:
Inmolar:
Nylon:
Ojalá:
Pantalón:
Priapismo:
Whisky:

No vale googlear pero si recurrir a las enciclopedias. Se trata de encontrar el orígen y la historia de las palabras... Por ejemplo la primera:
Bigote: Cuando el reinado de España pasó a manos de Carlos I de España, V de Alemania, la península se llenó de soldados alemanes procedentes del Sacro Imperio Romano Germánico los cuales tenían la costumbre de saludar llevándose el dedo a la zona comprendida entre el labio superior y la nariz y gritar "Bei Gott!" (¡Viva Dios!), lo cual fue interpretado por los españoles como el nombre de los pelos que nacen en esa zona del cuerpo.

fraterno
js

PS: No es digno del post de Estrella pero es lo que me inspira donde estoy ...

Estrella dijo...

ÁNGEL,
Adelante con Garcés, te va a gustar. Empezá por Los Impacientes y después hablamos.
Gracias, ángel, por tu confianza.
En cuanto al silencio, es así, a veces el silencio absoluto es más rotundo que los síes y los noes.

FERNAN,
¿"mató pantera?"; esa sí que no la conocía. Es que a veces pasa eso: aparecen, no prenden y se esfuman así como llegaron.

STELLA,
No esperaba menos de vos; a mí también me gusta: chichipío está muy buena. Mi viejo decía: pastenaca, hoy nadie sabe qué quiere decir. El "boludo" arrasó con todos los matices, ¿no?

MALENA,
Las palabras rotundas vienen en nuestra ayuda cuando , desesperados, buscamos ser tajanates. Puede pasar que ciertas palabras nos fascinen, y entonces abusamos un poco, pero es parte de la seducción de las palabras.
Sí o sí agregarlo a Garcés a tu lista de verano!

Estrella dijo...

FEDERICO,
¿Ni a patadas ninchas? estás seguro? Ja, tiene lo suyo. Antes, las palabras que suplantaban a los nombres eran adjetivos: flaco, negra, rubia, morocha, etc.
¿"GATO" hace referencia a un hombre con facha? ¿No es "potro"?
Gato es otra cosa, fede, te vendieron gato por liebre.
"Ni en pedo": hace poco circulaba unmail donde un hombre trataba de explicarle a un extranjero las mis acepciones de tan habitual expresión entre los porteños: estar en pedo, hablar al pedo, no hacerlo ni en pedo, etc.

JOSE,
Buenísimo tu propuesta! Yo así nomás te digo que sin googlear no tengo ni idea! Necesito de su sapiencia o de algunas horas de ocio para averiguar por aquí y por allá.
Yo también estoy con bastante trabajo, me apuran con unas entregas, pero no puedo dejar de bloggear y de visitar casas amigas.
Salduos fraternos y que el trabajo sea un poco más amable que árido!

glenda dijo...

Tanto chamuyo me dejó tolola...

Stella dijo...

Yo se el origen de la palabra corbata. Y lo se porque tiene que ver con mis orígenes.
Allí por el 1600 no se cuánto, el rey Luis XIV recibió en su corte a un regimiento croata, cuyos integrantes llevaban una cinta en el cuello como distintivo.
Y los franceses, siempre coquetos, adoptaron esa moda, y mucho mas tarde los ingleses le agregaron el nudo.
El vocablo "cravette" proviene de Crabete, que significa croata en frances.
Qué lindo, no??

Estrella dijo...

GONZALO,
Con los nervios me olvidé de contestarte. Gracias por leer mi blog, realmente me llena de alegría. Pero más me alegra saber que estás trabajando en una novela. Estaré atenta a tu entrevista con Houellebecq; creo que mañana estará con Alan Pauls.
En cuanto a la novela de Donleavy, es realmente buena, mi edición es algo vieja. Me la regaló para un cumpleaños mi librero, Fernando Pérez Morales.
Gracias por todo! Te sigo leyendo ahí donde escribas.

Pol Marías dijo...

Podríamos añadir al catálogo otros grupos de entradas, pues también están esas palabras pegajosas (y no “pegadizas”), que parecen enredarse en la lengua del hablante para retrasar la alocución (pienso en las que abundan en siseos, “insistente”, “sardicense”, “psitácida”, o en aliteraciones al estilo de “salarial”, “hipopótamo”, “lilaila”); y luego esas palabras lupanarias, si me permiten la rima, que siempre me recuerdan a Escrutopo, esa mezcla de escroto y escarabajo y topo y qué sé yo; en suma, palabras repugnantes. Tienen, desde luego, su antítesis en voces más agradables, ligeras, y musicales. “Melodía”, curiosamente, es de lo más melodiosa.

Cariños

P.

Tomás Münzer dijo...

Bueno, gracias :). Muy bueno, che, sí, sí. Lo único que no me diste pie a decir ninguna pavada. Bueno, la voy a sacar a los tirones: si pudiera jugar al fulbo contra Borges le partiría la gamba :P

es broma, no piques, sólo porque sé que te gusta.

Pol Marías dijo...

Estrella,

Esto va a interesarte. Copio título, bajada y link. Saludos.

El infierno del libro prohibido

La Biblioteca Nacional de Francia desempolva en una exposición 300 joyas bibliográficas de alto voltaje erótico, algunas de ellas nunca mostradas.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/infierno/libro/prohibido/elpepucul/20071204elpepicul_1/Tes

janfi dijo...

Habiendo entrado tarde, sólo me queda felicitarte.

Estrella dijo...

GLENA,
Y bué, ya pasará, el chamuyo palma.

STELLA!!
Mirá que informada! José se habrá puesto contento, porque yo no sé ninguna! Hoy aprendí algo nuevo, qué bien!

POL MARIAS,
¡JA! Me hiciste reír con tus palabras pegajosas y lupaniarias (esa que mezcla escroto con escarabajo y topo es treeeemenda).
Gracias también por la info, allí iré a espiar un poco.
Mientras, me quedo con "melodía"!

TOMAAAS,
Estamos a mano. Borges te adivinaría llegar y te tiraría un buen bastonazo!

JANFI,
Qué tarde ni tarde, ¿por dónde andabas?

janfi dijo...

...introspección...
(y ahora insomnio)

Fernan dijo...

me acabo de dar cuenta que muchos de los nuevos vocablos aparecen directamente de la cumbia.

Cantina: bar, local donde se venden bebidas y comidas, fonda.

Cantina: alguien que esta re zarpado.

Pibe cantina de que te la das?
que raaarooo

Francisco Villamayor dijo...

LIndo post y linda comunidad de comentarios la que se armó!
Vieron el sitio Relatalia, que armó Uberum? Les puede gustar

Estrella dijo...

FERNAN,
No sabía lo de cantina. Pero es una palabra vieja, de las mutantes, por lo que veo.

FRAINCISCO,
Gracias por el dato, iremos a ver de qué se trata.
Buenísimos los comentarios, estoy más que contenta con todos los amables comentaristas!

Roland Garrón dijo...

Estrella:
Podríamos estar días y días acordándonos de cosas similares y no swrían días tirados a la basura. Una vez, con un grupo de amigos, nos propusimos imponer un insulto que no fuera tal. "Infe" (de infeliz) empezó a brotard e nuestras bocas costantemente, y en determinado momento, cada uno de los 4 había contaminado los distintos círculos sociales en los que nos movíamos. Realmente era gratificante escuchar a un total desconocido decír "pero no seas infe, querés?".

Estrella dijo...

Ja, las cosas que se pueden hacer con las palabras! ¿Cómo entran en circulación, de dónde salen? Me parece fascinante seguirles la pista.
Gracias por pasar!