19.2.08

Que pena tan grande

Pasada la medianoche, hago mi recorrida por mis blogs preferidos y me encuentro con una triste noticia: tennisjournalist, de Todo lo que imagines, murió hace apenas unos días.
Su amigo lo despide así.
Yo lo voy a extrañar, aunque no haya conocido ni el color de sus ojos.

25 comentarios:

ElPoeta dijo...

No le conocía, pero triste... Significativa esa despedida. Querida amiga, paso sólo un momento a saludar porque ando con prisa pero hace tiempo que no te visitaba. Un beso y mi cariño,
V.

Sophie dijo...

Uy! no fui a leer lo que puso.. tampoco conocía ese blog pero ahora que lo nombrás pasaré a chusmear su últimas palabras.

Es triste cuando un blog que nos gustaba deja de estar...pero bueh...por suerte vos seguís por acá!! :-D

Besos

lucia dijo...

No puedo entrar al link que dice "su amigo lo despide asi"

adivinador dijo...

Hola Estrella,
Estuve viendo el blog y la despedida. Es muy triste, es verdad. Porque al dolor y el misterio de la muerte se le agrega la oscuridad del anonimato en la red.

Alguien con el que nos comunicabamos cariñosamente todos los dìas desaparece, y nos damos cuenta que no conocemos ni el tono de su voz, ni su manera de sonreir.

Es un amigo al que debemos eliminar de "favoritos", sacarlo del messenger, retirarle el link...?

Una chica `con la que chateabamos muriò el año pasado y yo la despedi en mi blog , porque la red era el ùnico sitio donde nos comunicabamos. Siento que hay algo mal en estas cosas, que tal vez uno tendria que preservar menos su identidad y comer mas asados, mirarse a los ojos, charlar y tomar cerveza.

Me gustò el blog de tenisjounalist. Una mierda lo que pasò. Saludos

Koba dijo...

Triste la noticia y conmovedor las palabras del amigo.
Estrella, por favor corregí el link, el correcto es este:
http://www.fotolog.com/markitosluzzi

La condesa sangrienta dijo...

Es rara esta tristeza, pero la noticia me dejó mal.

Mickey dijo...

No sé.
Hay en todo esto un dolor básico. El dolor por una muerte a (creo) una edad en la que solo cabe vivir mucho.
Yo soy de los que no siente que haya nada mal en conocerse y tratarse acá como dice Adivinador. Digo con los límites que impone el trato acá.
De hecho, veo mucha sinceridad en los comments. Casi que me atrevería a decir (en líneas generales) más de la que se ve en un velorio promedio.

En todo ámbito (aun en los más íntimos) conocemos una parte de los demás. Existen a full límites como los que marqué arriba.
En particular, la impresión que me dá es que Tennisjournalist dejó ver a sus (ciber)amigos uno de sus mejores perfiles. Ese que conocen quienes lo leyeron e intercabiaron en su blog, pero que seguramente estuvo vedado a los habituales compañeros de asados y cerveza, a buena parte de su familia, sus compañeros de trabajo, etc..
No se puede tener todo (menos que menos, en relaciones humanas); pero sí nos podemos quedar con lo mejor de lo mucho o poco que nos ha tocado compartir.

José Soriano dijo...

Mirando al río desde mi oficina en Montevideo, en una rambla de ese monte donde un portugués dicen que vió a ese dios que extrañamos, la noticia que nos da me ha sumido en una melancolía extraña que no se definir. No lo conocía.

Tal vez sólo sea empatía por lo que usted siente, pero en todo caso como Mickey y Adivinador es en momentos como este, en que estoy acompañado sólo por mi laptop blanca, en los que extraño como nunca la compañía humana. Esos amigos que ya no están.

Esta tarde dejaré por Ud. en la Rambla México "El Pasado", de Alan Pauls, con la nota que escribió su amigo impresa en la contratapa para quién lo encuentre.

Esta noche en cambio iré a un tablado a festejar la vida y abrazarme con mis amigos, la uruguayez y el candombe. Humilde homenaje a la distancia porque me ha conmovido.

fraterno
js

Sophie dijo...

Acabo de pasar por ese link, por el blog donde su amigo lo despide.

Leí también los comentarios precedentes a este y me gustó lo que puso adivinador es que quizás uno siente en determinados momentos de la vida que nada le pasará y que habrá tiempo para reuniones, festejos y demás...

Las cartas están mezcladas me decía siempre mi abuelo, haciendo referencia a que no siempre el que se muere es el más viejo.

Es triste y lo más feo es cuando tenés que "borrar" a esa persona de un lugar. No importa si es un lugar virtual y esa persona en tu blog es un link... me ha pasado con un par de amigos que fallecieron y de pronto tuve que tachar sus nombres de mi libreta de direcciones!!!. Es una sensación muy rara.

Estrella dijo...

Que bueno que los tengo a todos ustedes para comaprtir esto. No lo conocía personalmente a tennusjournalist, pero nos visitábamos mutuamente. A mí me gustaba su bloy y lo que mostraba (como dice Mickey) en sus post y en los varios comentarios que dejó acá. Nosotros nos quedamos con lo mejor de él, y otra vez, tiene razón Michey.
Quizás, con respecto a lo que dice Adivinador, nosotros pudimos ver una parte de su manera de mirar, que sus amigos no.
Gracias José, me gusta que entre todos lo lloremos desde acá y lo homenajeemos a nuestra manera.
Condesa, Sophie, Lucía, poeta, Koba (ya arreglé lo del link, gracias): me alegro de tenerlos acá.

Conocido de la vida dijo...

Que lástima.
Ojalá exista Dios.

Silvia Urite dijo...

una profunda tristeza
se fue uno de nosotros

adhiero a lo que dice Conocido

Fernan dijo...

totalmente de acuerdo con el conocido.

que loco es ver ese post que va a quedar eternamente hasta que blogger de de baja la pagina...

te deja pensando.

Mickey dijo...

Fernán me hace pensar en algo que siempre me dá vueltas en estas situaciones.
Borges decía que no quería ser calle, ni escuela, ni nada (no le dieron mucha bola...). Uno se muere, y lentamente se debe también ir muriendo el recuerdo dejado.

Los otros días recordé en un post de por acá abajo las Coplas de Jorge Marique, que para mí tienen una idea muy apropiada para estos casos.
Manrique despliega la idea de tres vidas (si meto la pata, la gente de letras me puede pegar en los nudillos con la regla):
- La vida terrenal. Que según él es una mierda, y la verdad es que a mí al menos la que me tocó tan desconforme no me tiene.
- La vida eterna, ganada o perdida a los ojos de dios en la anterior. Acá mucho no me meto porque no creo en nada de eso.
- La vida de la fama. Esta es a mi modo de ver la más interesante. es la vida del recuerdo que dejamos en quienes compartieron nuestro tiempo de la vida terrenal.

Es, en el doloroso caso de Tennisjournalist, que varios de los que han intercambiado con él lo recuerden.
Él vivirá esa vida mientras ese recuerdo esté vivo en quienes lo trataron. Más allá o más acá de la baja del blogger.

Para mí esto ha sido siempre así.
No hay día que no recuerde a mi madre, lo que es medio obvio.
Pero lo interesante es que por ejemplo los otros días me acordaba de la señora que iba a planchar a casa cuando yo tenía no más de cinco años.
Matilde no fue una persona importante, no tuvo fortuna y probablemente sí, poca suerte. Quizá ni sus nietos la recuerden mucho. Ni hablar sus bisnietos. Pero mientras yo viva, tiene garantizada la posiblidad de que cada tanto me recuerde de sus pacientes charlas conmigo, mientras dejaba todo hecho un lujito.

Anónimo dijo...

hola bueno soy el amigo de tennisjournalist el mismo del fotolog que le dio la despedida.
me asombra como querian a una persona que estaba bajo el anonimato,se deberia entender porque mi amigo se hacia querer.
mi amigo con nosotros se mostraba igual que con ustedes una sinceridad unica.
para contarles quien era tennisjournalist , tenia 20 años ,mucho entusiasmo le ponia a cada cosa,los amigos le deciamos rusty o gallego ( cariñosamente por ser descendientes de españoles y tener muchas costumbres de ese lugar).
mi amigo era multifacetico como ven en su blog y era mi compañero de viajes , juntos a 2 amigos mas hicimos, consolidamos una banda al cual nos pusieron Los Buitres por llamarnos de alguna manera.
es dificil esto que paso el gallego (tennisjournalist) se nos fue el dia de san valentin.

era una excelente persona , muy inteligente , ironico y con buen humor.

algun dia nos encontremos con el y podremos hablar del arte y de la vida

un saludo marcos

La condesa sangrienta dijo...

Perdurar en el recuerdo... tal vez de eso se trate la inmortalidad, Mickey.

Leo_SCI dijo...

Que pena, y yo no conocía su blog.
Supongo que esta modalidad de comunicación se asemeja en cierto sentido a los medios gráficos y radiales independientes (no incluyo a la tv por ser demasiado falsa), donde uno personalmente no conoce quien es el que habla pero en cierta forma sí, conoce lo que piensa y siente, y es curioso como se llega a tomarle cariño de esta forma.
Saludossss

no tan iguales dijo...

No conocía su blog, pero por supuesto hoy pasé. Se me llenó el corazón de una tristeza extraña, que parece ajena y sin embargo no lo es.
Ojalá nunca bajen esa página, sería una manera de permanecer en el recuerdo, que es quizás lo que todos andamos buscando cuando compartimos nuestros pensamientos en este ámbito.
Muy bueno lo de Adivinador, y me toca muy de cerca por mi necesidad de preservarme.
Besotes, Estre.

Estrella dijo...

CONOCIDO, SILVIA, FERNAN,
Ojalá. Gracias por sus palabras y por dejarnos pensando.

MICKEY,
Lo mismo me quedé pensando yo. También recuerdo a mi padre siempre, pero cuando, de tanto en tanto, me doy cuenta de que hace días (no muchos) no pensé en él, me siento mal, culpable,y temerosa: ¿y sis algún día me olvido de su cara, del tono de su voz, de su mirada? Ese era uno de sus mayores miedos, que un día nadie lo recordara.
Gracias miles, Mickey.

MARCOS,
Qué bueno que pasaste a contarnos un poco más de ¡marcos! Lo imaginé joven, pero no tan joven: muchas lecturas, infinidad de inquietudes, amabilidad en sus comentarios, generosidad, sensibilidad en sus post.
Hoy le contaba a mi familia lo que había pasado y ellos me preguntaban cómo se llamaba, cuántos años tenía... yo, nada: No sé, pero era un tipo especial, contesté. Y así lo siento, por eso la tristeza.
Te mando un fuerte abrazo, porque me imagino que tu dolor ha de ser inmenso.
Gracias por tus palabras.

CONDESA,
Quizás.

LEO,
Puede ser, aunque creo que hay una diferencia: en los blogs todo es más personal, nos nombramos unos a otros (aunque con nombres inventados), nos vamos conociendo los unos a los otros. No sé... gracias, Leo.

NOTAN,
Sí, yo no la bajaría.

Me dejaste pensando vos también, hablás de una tristeza extraña: creo que eso es lo que sentimos todos, Una tristeza nueva, diferente a otras tristezas.

El tema da para largo...

Gracias a todos, sinceramente.

loitt dijo...

La verdad que es impresionante como se forma una comunidad y triste es saber que ese blog no va a volver con un nuevo post ...no conocia su blog hoy lo vi por primera vez.
Saludos y animo a todos!

Horacio dijo...

puta madre, lo fui a leer y me agarró una cosa

espero que aquellos que lo querían puedan sentirse lo mejor posible pronto, no sé más qué decir

Estrella dijo...

LOITT,
Yo releo los comentarios que me dejaba y me da mucha tristeza. Saludos a vos!

HORACIO,
Como si ese lugar todavía tuviera vida. Es muy raro.

Anónimo dijo...

Qué angustia tan extraña siento, llorar por alguien que no conocí y con el que tampoco intercambié palabra alguna. Imagino la sensación de vacío y tristeza de los que sí lo hicieron. Por ahí hablaban de "preservar la identidad",por supuesto que lo podemos hacer, lo que no podemos es evitar involucrarnos desde lo afectivo con determinadas personas, porque somos humanos, somos permeables y la comunicación (la que sea) propicia ese sentimiento.

Què pena, gente joven, gente linda. Por què?.

Un abrazo.

Mónica

Anónimo dijo...

Gracias!!!!!!!!!Por permitir Estrella que en tu Blog se manifiesten tantas personas que sin conocer a Tennis Journalist, en conjunto van colaborando a la memoria.- Mantengan su Blog.-
Se los pide alguién que sí lo conoció y que no puede ocultar su infinita tristeza.tm.

Estrella dijo...

ANÓNIMO,
pERDÓN POR LA TArdanza en contestar, fueron días de mucho trabajo, idas y venidas, etc.
Sigo pasando por Todo lo que imagines, siempre. Me detengo en sus últimos post y paseo para atrás, a la pesca de notas que no leí.
Comprendo tanta pena, y desde el lugar que me toca, los acompaño, siempre.