29.3.08

Buen fin de semana

"Se les reprocha a los escritores su inclinación a tratar temas sombríos, tristes, dramáticos, sórdidos y nunca o casi nunca temas felices. No creo que ello sea fruto de una preferencia, sino imposibilidad de sortear el escollo.
Ocurre que la felicidad es indescriptible. Es por ello que los cuentos populares y los cuentos para niños (e incluso los filmes norteamericanos happy end) terminan siempre con esta fórmula: Se casaron y fueron muy felices. Allí el narrador se detiene, pues ya no tiene nada qué decir.
Donde empieza la felicidad, empieza el silencio".
Julio Ramón Ribeyro, Prosas apátridas.

25 comentarios:

La condesa sangrienta dijo...

No crea, después del "se casaron y fueron felices" se han escrito muchas páginas! ja
Beso y buen fin de semana (soleado y espléndido sábado en MDQ).

janfi dijo...

creo que lo que decís se puede aplicar a la sabiduría en general, como si las palabras fueran necesarias en tanto búsqueda, si encontramos lo que buscamos, pareciera que las palabras podrían volverse inútiles; ¿ suena medio tenebroso, no ? un mundo feliz y sabio, pero mudo.

José Soriano dijo...

No le tengo miedo al silencio compartido.

Le temo más a la ceguera colectiva; me da vértigo el abismo que otra vez vamos construyendo...

¿No será Ud. la mujer del oculista?

Buen y dichoso fin de semana

fraterno
js

Ángel eléctrico dijo...

Es cierto, en estos tiempos los finales de los cuentos populares (quizás muy influenciados por la tradición católica del medioevo) se deberían actualizar al lacónico "fueron felices" (sin especificar la variable tiempo).
Pero adhiero a la idea de Ribeyro, las palabras se necesitan (y se usan) para hacer más soportable la pena. La felicidad es (y no tiene porque no serlo) muda.
Ud, y el gran Soriano me han embelesado con Ribeyro, ahora tendré que leerlo...
(muy)buen fin de semana, a pesar de todo.

compotadeesperas dijo...

¿La profunda angustia no es muda también? Sólo después se la puede rodear con palabras.

¿El comieron perdices de dónde viene?

no tan iguales dijo...

La felicidad absoluta no acarrea conflictos, pero tampoco existe. Besotes Estre.

Mensajero dijo...

"las familias felices son todas iguales, las que no lo son, tienen una forma original de infelicidad"

No recuerdo con exactitud la cita, pero corresponde a Tolstoi, en Anna Karenina.

Silvia Urite dijo...

Graham Greene decia algo parecido en El fin de la aventura (The end of the affaire) que confieso que no lei el libro pero vi la magnifica pelicula con ralph fiennes y julianne moore.
El afirmaba que cuando estamos felices no nos detenemos a escribir, simplemente vivimos.
Y algo asi dijo tambien ernesto sotano, no recuerdo donde.

Estrella dijo...

CONDESA,
Hoy suena casi ingenuo ese final feliz, ¿no?

JANFI,
"Un mundo feliz y sabio, pero mudo". Borges decía que la felicidad se explica por sí misma, se es feliz y punto.

JOSE,
Comparto el vértigo. Habrá algún final: "¿gobernaron y fueron felices"?

ÁNGEL,
Las Prosas Apátridas es uno de mis libros más queridos. Tusquest Editores, Marginales.
Su condición de apátridas: prosas que no encajan en ningún género... no son poemas en prosas, ni páginas de un diario íntimo. No tienen un territorio litarario propio. Ribeyro decidió juntarlas, para que no quedaran en el olvido. Sin duda, va a gustarte!

COMPOTADEESPERAS,
Es como una mudez, pero siempre al borde del grito, me parece a mí.
¿DE dónde las perdices? Yo no lo sé...

NOTAN,
Basta sólo imaginar una película de pura felicidad: no existe!

MENSAJERO,
Es el comienzo del libro de Tolstoi, uno de los mejores "principios" de la litaratura: "Todas las familias felices se parecen. Las infelices lo son cada una a su manera". Te dejo el link http://muymuytantan.blogspot.com/2007/07/primera-frases-ana-karenina.html
Fue uno de mis primeros post.
Gracias, mensajero!

SILVIA,
Qué buena esa película!!

De Lirium soy dijo...

Mmm... quizás el narrador no tiene más que decir pero no por la felicidad que empieza, sino porque lo que empieza es la incomunicación, o se pone en evidencia, no? Por otro lado es verdad que hay mucho dicho después de ese final feliz.
He visto esa película, buena y excelentes actores tanto él como ella. Besos.

hugo dijo...

a propósito de borges y la felcidad estrella, al final de su vida dijo algo que me quedó grabado y que era más o menos así:

cometí el mayor de los pecados que puede cometer un hombre: no ser feliz...

ElPoeta dijo...

Eso de que cuando uno se casa ya se acaben los problemas y todos seamos felices y comamos perdices es bastante simplista... Muchas veces es ahí donde empiezan los problemas ¿no? Un beso, Estrella,
V.

La condesa sangrienta dijo...

Hugo: El poema "El remordimiento" de Borges comienza justamente así
He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz.


En uno de los tantísimos reportajes que le hicieron dijo que ese poema lo había escrito a poco de la muerte de su madre. No recuerdo exactamente las palabras pero explicó que no era bueno escribir así tan en carne viva, con tanto dolor y que esa afirmación no era exacta. Personalmente creo que Borges sí fue feliz a su manera y no todo el tiempo.

Silvia Urite dijo...

Estre: me dijeron en la facu que ese es un poema apocrifo de borges.

hugo dijo...

"no era tan bueno escribir en carne viva": creo condesa que esa es otra manifestación del espítiru tan británico de borges, que lo mantenía hasta en su amistad con bioy, amistad a la inglesa, en la que nunca hubieron confidencias mutuas, según maría esther vázquez.

"esa afirmación no era exacta": otra de las características de borges condesa, negarse, incluso a veces a lo escrito por el mismo.

condesa, silvia y estrella: lo haya escrito o no, se haya arrepentido de lo escrito o no, yo lo he tomado como un norte en mi vida para tratar de no cometer ese pecado!!!

José Soriano dijo...

Mi vértigo es por gobernantes y gobernados pues en esto no parece reinar la razón.

Parecen andaluces por lo exagerados.

Ojalá que no siga la escalada y que no vuelva a llegar la sangre al río por esa manía de querer ganar siempre, o echarle la culpa a otro, o ganar un alguito(¿?) más que en cualquier otro lado.

Me asombra y me asusta la falta de responsabilidad colectiva que cultivamos.
fraterno
js

Estrella dijo...

DE LIRIUM,
Hay de todo, pero a veces en algún momento hay que poner el punto final... y volver a empezar, como dice... ¿quién?

POETA,
Gracias, siempre, por pasar!

HUGO, SILVIA, CONDESA,

Creo que tiene razón la Condesa. Ese poema lo escribió después de la muerte de su madre. Con el tiempo, dice que se arrepintió de haberlo escrito, porque lo sobrepasó el dolor de ese momento. Él decía siempre que había que alejarse de las penas para poder escribir... si lo que se quiere es hacer literatura, claro.

Hace unos años, circulaba un mail con un poema que emepzaba de esa manera, pero lo que seguía no eran los versos de Borges, sino otros, más simples y "pedagógicos", firmados por Borges. Lo mismo sucede, de tanto en tanto, con poemas de Neruda o textos de G. Márquez.
Vale, por supuesto, sean o no las palabras de Borges, intentar ser feliz... como se pueda.
Por mi parte, creo que Borges ha sido feliz de a ratos, como todos nosotros.

JOSE,
Esta será una semana difícil. Ojalá podamos todos demostrar responsabilidad, solidaridad y honestidad.

Ra dijo...

Espero que tu finde haya sido mejor que el mio!

La condesa sangrienta dijo...

Hugo: las expresiones que ud. ha encomillado son mías no de Borges, por favor libérelo de semejante cursilería.

Silvia/Medu: el poema "El remordimiento" sí le pertenece a Borges fue escrito en 1975 y está incluído en "Moneda de hierro".

Estre: el famoso poema trucho que circulaba por Internet, fue motivo de un bochornoso homenaje a Borges. Acá la noticia http://www.clarin.com/diario/2008/02/20/sociedad/s-04101.htm

Silvia Urite dijo...

Sì, a mì tambièn me llegò el poema trucho autoayudico bucayense. Condesa: Gracias por el dato
Estrella: Adhiero a tu rta a Josè.

hugo dijo...

estrella: todo un tema para un post ¿se puede o no hacer literatura desde las penas?

condesa: de ninguna manera me parecieron cursi sus palabras. el entrecomillado solo lo puse para marcar el punto al que me refería en mi respuesta. de todas maneras vale su aclaración.

La herida de Paris dijo...

¿Llego tarde?. No soy "bloggero" de fin de semana.
Un amigo sabio me decía que el bien tiene un defecto: su extremada modestia. Exige de una cierta atención para percibirlo y de una extrema pericia para expresarlo.
El mal en cambio es insolente y se impone por si solo (y cuenta además con la ayuda de los "medios").
Saludos.

FEDERICO dijo...

muy buen comentario el de Ribeyro... es como lo que nos sucede cuando nos preguntan sobre una cosa o un lugar que nos gustó y que Truman Capote expresó muy bien:

"Pero casi todo lo que le conté fueron mentiras. No fue culpa mía, sino que no me acordaba porque fue como si hubiese visitado uno de esos castillos sobrenaturales a los que van los personajes en las leyendas: cuando uno se va, ya no se acuerda de nada, y sólo queda el eco fantasmal del que sale maravillado, embrujado."

no prestamos atención, acaso, de las cosas buenas, no imaginamos describirlas y no tiene sentido saber de algo que no sufre complicaciones.

Estrella dijo...

RA,
Leí que andás empachao, ¿alguien que te tire el cuerito?

CONDESA,
GRACIAS por el link!

SILVIA,
Autoayudístico bucaysense, ja!

HUGO,
También dicen que Borges buscaba enamorarse, para después sufrir y tener acopio de dolores para poder escribir. O que en la Carta al padre, de Kafka, él cargó las tintas en lo negativo de la relación... no lo sé.

HERIDA DE PARIS,
Acá estamos, con los resabios del fin de semana. Tiene razón tu amigo, el bien es extremadamente modesto.

FEDERICO,
Bienvenida la cita de Capote.

malena dijo...

Como siempre, genial tu cita de fin de semana. Me viene como anillo al dedo, mi abuelo siempre me reprocha que mis líneas suelen ser oscuras, tristes, desesperanzadoras. Que le conteste Ribeyro entonces!