18.4.10

Una nueva manera de leer

El libro electrónico se viene a todo galope. Lejos de asustarme –para qué, me digo, si es inevitable– muero de ganas de tener un kindle o un ipad entre mis manos.
Pero siempre que algo nuevo llega hay otra cosa que se va.


Cambiará el soporte y se revolucionarán los paratexos.

No más solapas ni cubiertas de vivos colores, pienso. No más libros como bodoques, de 500 ó 600 páginas entre las manos. Si la letra es demasiado pequeña para nuestros ojos un tanto gastados, bastará un click para lograr que se haga la luz. El hábito del lápiz en mano pasará a la historia, como el boleto de colectivo a modo de señalador. La nueva forma de leer combinará texto con imágenes, videos, links y cliks.

La cuestión de las no-tapas me tiene mal: confieso que más de una vez compré un libro por la tapa. Los de la editorial Siruela o los de Acantilado, definitivamente, me atraen como objetos dignos de colección; quizás sea la tersura de las portadas, el papel distinto a otros o su singular perfume a páginas nuevas.

Por otro lado, sé que me gustan los libros en las bibliotecas, tanto, que conozco el exacto lugar en donde descansa cada uno. Mi memoria visual me lleva, la mayoría de las veces, directamente a ese estante y no a otro. Aunque, ahora que lo pienso, me evitaré esa sensación de orfandad y fastidio que me ataca cuando voy hacia el libro y el libro no está. Porque lo presté y no me lo devolvieron, porque lo mudé de lugar en un día de apuro...

No más libros apilados por aquí y por allá.
No más recortes o servilletas de aquel bar escondidas entre páginas olvidadas.
Llegarán otros modos de leer: pues que se vengan, nomás.

28 comentarios:

Winter dijo...

Apoyo absolutamente tu mirada. Hay que adaptarse a la evolución. Y también muero por un juguete de esos!
Bienvenidos los accesos fáciles a la lectura!
Un saludo cordial desde un desvastado Martinez.

Lola dijo...

Definitivamente voy a extrañar la textura de la hoja entre las manos, el olorcito a nuevo de las tapas, o el picor en la yema que me producen los viejitos.

Betina Z dijo...

¡Pero qué chicas tan modernas, Estrella y Winter! La verdad es que me sorprende un poco que se despidan tan livianamente de un hábito que nos ha acompañado casi desde que llegamos a este mundo, hábito que anida no solo en nuestra conciencia sino también en las yemas de nuestros dedos (que hojearon ¿cuántos miles? de páginas) y en nuestras naricillas que olisquearon con delectación el delicioso aroma de los libros viejos y el perfume prometedor de los nuevos... ¿Tan así como así le dicen "chau"?...
Bueno, yo seré muy antigua, pero no pienso despedirme de los libros de papel: siguen proporcionándome un placer sensorial del que no pienso privarme. Y no creo ser, por ello, una obtusa ni un dinosaurio (vivo): no reniego del libro electrónico, bienvenido sea también a este mundo. Lo que no creo es que- necesariamente- para que haya algo nuevo deba desparecer lo anterior. Lo mismo decían del teatro cuando llegó el cine ,o de la radio cuando llegó la tele... y ahí los tenés a todos, conviviendo lo más panchos. ¿Y el vinilo? Se fue hace unas décadas... para volver ahora convertido en un soporte mucho más "cool" que cualquier CD...
Y ahora las dejo...me voy a la camucha a leer un rato, hojeando feliz mi libro de papel. Besos!

Estrella dijo...

WINTER,
Al mal tiempo buena cara; por acá también es todo un desaste, mucha, mucha, mucha piedra.

Y en cuanto al libro: tenés razón, ¡queremos el juguete nuevo!

LOLA,
Habrá de las dos cosas, para todos los gustos... digo yo.
No te pongas triste, Lola!

BETINA Z,
Ja!
Un poco exagerado lo mío, lo sé, pero de verdad todo se viene tan a las apuradas...

EEl libro permanecerá, Betina, por lo menos para algunas (muchas) personas. Pero decime si no: ese libro que no se conigue, aquel que tiene la letra tan pero tan chiquita que te deja con los ojos a la miseria. El mamotreto que casi no podés sostener entre las manos... será todo un apendizaje.

De ahí el post: ¡porque hay cosas que lamentablemente se irán!

¿O creamos YA un grupo de resistencia?

Mientras tanto... yo quiero un kindle!! :))

Pirinchita 5 Bigotes dijo...

Sinceramente no creo que llegue a reemplazar al libro, pero que es un chiche que me fascina y me encantaría tenerlo, a no dudarlo jajá.
Igual que vos por mi memoria visual localizo inmediatamente por el lomo tanto libros como cassettes, discos de vinilo... confieso que me cuesta desprenderme de las cosas, y conservo mi equipo con giradiscos y a veces disfruto de la ceremonia de escuchar un LP y colocar a pulso la púa sobre algún tema que quiero escuchar. Están todos en mp3 y con el índice en el control remoto lo puedo escuchar de mejor calidad pero... no es lo mismo.
Desde hace un tiempo me estoy desprendiendo de los libros... hay huecos en mi biblioteca, como dicen dejarán paso a cosas nuevas, pero cuesta, y mucho. Y sé que hay muchos de los que jamás me alejaré.
Un beso y buena semana.
Esta vez Fibertel me está jugando a mí una mala pasada. Mágicamente hoy tengo conexión aunque el martes vendrán a colocar todo el cableado nuevo. 10 días sin internet, cancelando sus visitas con mil excusas. Lo bueno es que me descontarán estos días de la factura (?) Buahhh...

Pepe Palermo dijo...

Si a los libros he de llorar
será en cuerpos presentes
con biblioteca a agrandar
mostrando lomos insolentes
bienvenidas todas serán
las informáticas amantes
para ratos ocurrentes
Nadie me quita el placer
de esa marquita pequeña
que marca lo que me atrae
para mi posterior reseña.
Cuantas veces quiera volver
a leer y leer lo ya leído
mi recuerdo, será virtual
lo que esté escrito, lo real

Mary Poppins dijo...

tuve la misma sensacion con el correo electronico y las cartas

Queselevaahacer!

Como hacerle el amor a un robot

Carlos G. dijo...

Muy de acuerdo con Mary. (muy bueno lo del robot)
No hace mucho hablábamos de las diferencias entre el correo eléctrónico y las cartas en el blog de la Condesa.
No hay duda de que estas nuevas tecnologías son una excelente representación de los tiempos en que vivimos, y la historia nos enseña que no hay vuelta atrás.
Pero los que tenemos la fortuna de vivir "a dos aguas" todavía podemos elegir.

AM dijo...

A mi que no me vengan con cosas raras. Si no es copia manuscrita o incunable no leo nada.

Marina dijo...

Ay, no. Yo no quiero que una cosa quite la otra. No, no, no. Me encapricho en resistencia!

rinconete dijo...

Por alguna extraña razón me parece que el libro de papel va a sobrevivir al libro digital, como las cartas no sobrevivieron a los mails.

Ver a mi hijo jugar por un lado con la computadora y por el otro con los mismos legos que me encantaban a su edad me ayuda a creerlo.

Sobre el libro de papel, recomiendo:
http://www.youtube.com/watch?v=iwPj0qgvfIs&feature=player_embedded

maray dijo...

bueno, para mí que tuve ya una libreria, pienso lo que seria hoy con kindles: quizas un comercio de tecnologia, no sé. Pero, desgraciadamente en mi pais poco se lee, en libros de papel o kindles. Me recuerdo que de chiquilina jugaba a los campeonatos de "belleza" con las tapas de libros. El libro que ganó fue uno de "capa y espada". Creo que de Alexandre Dumas. No me acuerdo de haverlo leido pero me acuerdo perfectamente de la tapa!

La herida de Paris dijo...

Yo cada tanto extraño el chirrido de la paralela, el olor de los marcadores "edding", el humectante que mantenía los rotrings listos para usar, y las hojas de calco berreta colgadas como toallas.

Pero reconozco que el autocad es una herramienta extraordinaria.

Saludos

Carlos G. dijo...

El autocad queda justificado sólo recordando lo que significaba limpiar una rotring tapada. ;)

Estrella dijo...

PIRINCHITA,
Parece que nos vamos rotando, pasé con esa experiencia con fibertel, qué enojo, qué rabia, qué fastidio. Me alegro de que te cambien el cableado, a mí también me lo hicieron pero después resultó que el problema era otro...
En fin, suerte!

PEPE PALERMO!
hOLA!
Veo que anda inspirado.
La oda al libro de papel, habrá que registrarla!

MARY POPPINS,
Digamos la verdad, ya casi nadie escribe cartas, a menos que sea por una cuestión de pura resistencia. Veremos, veremos...

CARLOS G,
Cada cosa tiene sus pros y sus contras. La realidad es que hoy en día todo el mundo escribe, y muchos lo hacen bastante bien. Más que carta/correo electrónico, me parece que la cosa está en: relación cara a cara o relación cibernética.
Como bien decís, estamos con una pata en cada lado: somos testigos de un cambio profundo! Está bueno, ¿o no?

MARINA,
De a poquito, suavemente, te irás haciendo amiga de los e-nooks. Y el libro de papel no desaparecerá, solo compartirá soporte con el mundo digital. Ánimo! :)

Estrella dijo...

RINCONETE,
Un placer tu visita acá!
Me gusta la escena de tu hijo jugando con los legos de aquel tiempo. Ojalá se trate de sumar.

Ya vi ese video sobre el libro, está muy bueno y dice muchas verdades. Que el libro no se cuelgue nunca es un gran atributo!
Gracias por pasar.

MARAY,
Estoy con vos, yo voy a extrañar mucho las tapas, las hojas, las texturas, pero habrá sorpresas, y con suerte, podremos tener las dos cosas. ¿Te parece?
¿No se lee mucho en Brasil?

HERIDA DE PARIS,
Ah, qué buenos recuerdos.
El otro día una de mis hermanas trajo una caja con las "figuritas" con brillantina de nuestra infancia. Ahí estábamos todas, a los gritos, oliéndolas, tocándolas, reconrdándolas.
Me acuerdo del calco, que buen invento, tenían también su perfumito especial...

Yoni Bigud dijo...

A mí no me convence mucho, vea. No sé qué es, pero no me gusta. Sin embargo, mientras aliente a leer me parece bien.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Y... 18.

Perdón.

maray dijo...

Estrella: desgraciadamente, tenemos menos librerias aqui en Brasil todo ( y mirá que es grande!) do que uds. en Buenos Aires! Lo mismo no puedo decir de las revistas como "caras" y otras cosas do tipo. Envidia es un sentimiento malo, pero tengo por uds argentinos una tremenda envidia: por la lectura y por el tango, naturalmente...ya por el futbol..hehehe!

conocido de la vida dijo...

Ya llegará también el día en que te lean. Un día una máquina de esas te leerá el libro que vos quieras, y pensandolo bien, para personas mayores, con poca vista y solas, sea una buena idea.

Betina Z dijo...

Yo entendí que Mary P sugería que el email sustituyó a las cartas... Cosa que en gran medida es así. Celebro los pro del email, ni hace falta enumerarlos. Pero también recuerdo las cartas interminables que nos escribíamos hace unos años con una amiga radicada en Italia. Un embole lo de la comunicación diferidísima, obvio. Pero la intimidad de esas cartas, contarnos cómo estábamos y qué hacíamos con tanta hondura y minuciosidad...no se puede comparar a la escuetez y sequedad de un email. Hoy tengo otra amiga viviendo en Italia. El mismo día (o al otro a más tardar) estamos al tanto de algo puntual que queremos comunicarnos. Buenísimo.Pero nada más que eso. La intimidad, lo que cada una siente y cómo está es algo que excede largamente las 4 o 5 líneas de un mail...
Hablando de excesos, me fui por las cartas, perdón. Estre: las novedades también me tientan, claro, y seguramente en el mediano plazo estaré manipulando un ¿kindle es?. Pero en cuanto decidas armar la resistencia prosupervivencia del libro-papel, anotame, pliz.

T.M. dijo...

No hay duda que a todos nos gustan las novedades, pero eso de leer libros y no poder pasar de hoja humedeciendo los dedos cuando las mismas son de fino papel; creo que nos costará adaptarnos. Lo mismo que al hecho de custodiar los libros de nuestra biblioteca de las manos que pasan y se los llevan por un ratito; pero no vuelven. Creo que en mi caso, no lo lograré, pues la simple elección de ese medio de lectura dará rienda suelta para que deba deshacerme de mi biblioteca que es lo único que justifica mi estadía en esta casa ante los demás.

La condesa sangrienta dijo...

Sería necio renegar de la nueva tecnología, el otro día un amigo me contaba que estaba 'leyendo'(escuchando) un libro bajado de internet mientras manejaba de ida y vuelta a su trabajo pues era el único momento que tenía para leer.
A mí me resulta particularmente dañino leer textos muy largos en la pantalla pero, de cualquier manera, no creo que el objeto libro sea totalmente desplazado o remplazado.

De Lirium soy dijo...

Ay Estrella, me pasó como en el Condado... comentó la Piri en mi lugar jajá! Disculpe. Se ve que tengo serios problemas de personalidad.
Morí de risa al ver que le respondía a ella.

Y siguiendo el juego pirinchesco, ahora que se enteró de la existencia de estos aparatejos quiere algo así, como se ve en este video:
http://www.youtube.com/watch?v=Q9NP-AeKX40&feature=player_embedded#!
Dese una vueltita por allí si tiene ganas y verá el uso que le dan al Ipad.. Mon Dieu! se nota que son accesibles económicamente...jajá.
Un beso y buena semana... hoy vienen los Fibertel´s Boys, veamos que sucede luego... qué karrrmaaaa...

AM dijo...

después de esto vuelve el libro papel pero a medida. en algunos saltos de impresoras cada lector podrá encargar por papel, márgenes, ilustraciones, colores, tapa, tipos, &cet.

Estrella dijo...

YONI,
Puedo imaginarte en tus almuerzos de los viernes, vinito y kindle en mano!

MARAY,
Una pena lo de las librerías, pero con las Caras y Gentes no se pierden nada!
¿Sabés que mi hija está en estos momentos paseando por Río?

CONOCIDO,
Vaya a saber uno las cosas que nos faltan ver, ¡bien!

BETINA Z
ja! ya te vas a convertir en una fana de los ebooks!
A mí ahora se me hace mucho más fácil escribirles mails a amigos a modo de carta. Tipeo rápido, mando mails eteeeeernos. Cierto que falta el lindo papel, la letra (aunque a veces no se entiena nada), la sopresa de la llegada del cartero... pero el ruidito del mensaje entrante tiene lo suyo, ¿¿o no??
:)

T.M.
Es que yo no pienso deshacerme de mis bibliotecas, M! Ni loca. Pero estoy así, expectante, veremos, veremos... gracias!

DE LIRIUM,
Me di cuenta de que eras vos, a pesar (o por) el gatito.
Gracias por el link y suerte con los boys!

CONDESA,
A mí no me cuesta leer en pantalla, siempre que esté cómoda y que la letra no sea minúscula. La primera vez que leí todo un libro en la compu, me quedé sorprendida, fue agradable.

AM
¡¡Eso sí me gusta!! Es perfecto, un libro a la medida de mis ojos!

Wonder dijo...

Ay Estre... no sé si quiero...
Creo que no.

Koba dijo...

Me gusta la idea de AM
"después de esto vuelve el libro papel pero a medida. en algunos saltos de impresoras cada lector podrá encargar por papel, márgenes, ilustraciones, colores, tapa, tipos, &cet."

Ok con la tecnología pero el libro no creo que muera nunca. Al menos yo no lo cambio por nada.