13.5.10

Mirando cómo mira el medio que mira

Panelistas necios que acusáis
a la oposición con razón
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis

Ayer miraba 6 7 8, como muchas veces veo televisión a esa hora: mientras voy y vuelvo a la cocina, atiendo el teléfono o converso con los que andan dando vueltas por la casa.
En el primer bloque, a modo de apertura del programa, un recital multitudinario del Indio Solari, mechado con escenas de los encuentros de los seguidores de 678. En un momento no supe qué estaba mirando... ¿toda esa gente convocó el programa aquella vez?, pienso. Ya con más atención, me doy cuenta de que no; entiendo ahora que las escenas de uno y otro se unifican como un todo, pero no lo son.

Al rato, veo uno de los informes de Gvirtz sobre lo que estuvo ocurriendo en la televisión estos últimos días. Hablo sobre las horribles peleas del equipo de Tinelli, de la cuales descreo, no por incrédula, sino porque tengo cierto entrenamiento con estas cuestiones de la ficción y la realidad. El informe es contundente, está bien editado como todos los informes de TVR. Me quedo casi con nauseas cuando escucho a Rial, Alfano, el mismo Tinelli, Roberto Piazza y otros, decir una y otra vez: boludo, pelotudo, hijo de puta, sos una mierda, no me hinchen las pelotas y más. Plano al conductor. Galende está incómodo, no dice nada y pasa la pelota. Qué va a decir, pienso yo, no puede asquearse de las malas palabras, pues tanto él como Barragán y el noble Cabito participan en programas de radio donde lo que acaban de ver en el informe es casi como el idioma de los ángeles, comparado con el lenguaje de Elizabeth Vernaci o de Basta de Todo. A Barragán, que sabe ver la paja en el ojo ajeno, lo que ve le da tanto asco como a mí. Cierto que no es lo mismo: Tarde Negra no baja línea, no miente, no agrede, es puro entretenimiento descarriado, pero en algo se aúnan con las porquerías de Tinelli y de la televisión de aire que tanto critican: son irrespetuosos con el público, irresponsables con lo que dicen, obsesivos hasta el hartazgo con los asuntos sexuales.

Siguiente informe: Macri, las escuchas, y Oyarbide. A pesar de la poca simpatía que tengo por Macri, el informe me resulta atolondrado y machacador sin necesidad. El Jefe de Gobierno aparece defendiéndose y dice algo así como "le he dicho al juez que me diga el hecho que he hecho y bla bla". Como si por muestra no bastara un botón, el informe rebobina y vuelve una y otra vez al dicho y al hecho y al hecho y al dicho. La rubia del panel se burla de la dicción de Macri y de su atropello. Cabito acota: "menos mal que no fue mi profesor de Lengua, porque no se sabe dónde está el sujeto y dónde el predicado, y ni hablar del objeto directo". OK, pienso yo, habla Barcia, tiene con qué.

Y más: ahora es el turno de la tira que apareció hace unos días en Clarín, La Nelly, donde los personajes nombran al cabo Carbone y al principal no sé qué. Resulta que así se llaman dos de los custodias de la Presidenta, y el intrépido Aníbal Fernández se lanza al ataque, muerto de indignación. En 678 levantan el testimonio de uno de los autores de la tira, que dice que no, que nada que ver, que es pura casualidad. Cómo será, agrega el hombre que ríe por no llorar, que a la salida del diario pasé por la esquina donde trabaja el verdadero cabo Carbone y le grité: "Che, boludo, comprá el diario que hoy aparecés vos".
Es decir, el Carbone del guionista no era el Carbone de Fernández. La verdad no se sabrá, pero lo que sí se sabrá es que, según Barone, el periodista autor de la tira de Clarín simula su inocencia con aquel "cheboludo" y que, además, es una vergüenza que un periodista tenga ese lenguaje. Ok. Vuelvo a pensar yo: Cabito, Barragán...

Al rato, Cabito quiere decir algo pero no le sale. Da vueltas, tartamudea, parece Macri. Tanto que Barone le dice: "A ver, no te entiendo, repetímelo". Cabito, que no sé qué es, está sentado en un panel de un programa periodístico, con otros periodistas. Todo bien, que hable como quiera, pero qué caradura. Suerte que no es profesor de Lengua.

Empiezo a sentir olor a quemado. Es la cacerola. Se me quemó el arroz. Basta de 678 por hoy.

22 comentarios:

conocido de la vida dijo...

No lo puedo ver, hago esfuerzos, pero no, está mas guionado que cualquier programa de Tinelli pero estos hablan de cosas serias y con mala leche, con intención política partidaria y con la guita de todos. un asco.

Ernesto Ugarte dijo...

Nena... con todo respeto me dan ganas de comerte a besos. Me fascinan esos análisis bien femeninos, porque son detallistas y armoniosos.
El arroz tostadito es asqueroso: ¿le pusiste mucha mayonesa como para disimular? ¿Y unas arbejas? Si tenés hijos, te lo hubiesen agradecido.
Beso.

ADENOZ dijo...

678 es una voz discordante en el griterío monopólico.
Lo veo desde el primer programa y me enganché como con TVR.
Les guste a quien le guste, el envío ya está establecido y, con sus errores y "agachadas", es un soplo de aire fresco.
No nos subestimen. Sabemos lo que estamos viendo y de donde viene la cosa. Pero este programa nació a expensas de la lucha contra Clarín.
Y tan mal no le va.
Nadie (nadie) deja de hablar de 678.
Sevemo. Se me pasan las arvejas.

Ernesto Ugarte dijo...

Uy, qué bruto soy, y eso que nací a unos 160 kilómetros de Capital.
Gracias por la corrección de las arvejas.

Jotafrisco, la ira de Dios dijo...

No lo veo, no tengo cable. Ah, ¿eso va por canal de aire?

Betina Z dijo...

A veces escucho Basta de todo, más por Matías Martin que por el resto, y debo decir que, si bien no son la Academia Argentina de Letras, no los escucho proferir insultos ni "malas palabras" a granel; al contrario: MM es bastante cuidadoso con la palabra; además, sabe escuchar (a sus compañeros y a los entrevistados en general)y no baja línea miserablemente. A la negra Vernacci hace bastante que no la sigo pero la escuché mucho tiempo, y de ninguna manera me parece que sea irrespetuosa con el público. El público que la sigue no creo que se sienta irrespetado (más bien, se divierte a lo loco) y el que no se la banca, pues no la escuche y ya. Para mí, la gente de Basta (Cabito incluido) o la Negra no son equiparables a la patética troup de Tinelli. Ellos sí se agreden, se insultan, descalifican al otro de la peor manera y encima engañan al público, pretendiendo que tome por cierto el miserable espectáculo que armaron. Y si semejante circo fuera cierto, mucho más patético e inmundo aún todo.
Con respecto a 678, coincido con Adenoz. Será, entre otras cosas, porque por Macri no siento "poca simpatía" sino una absoluta y clara antipatía. Y será porque, para el caso, en la mayoría de los medios ridiculizan sin asco hechos y dichos de Cristina (que podrá gustarles mucho, poco o nada pero de sujetos, predicados y objetos directos,al menos, la tiene muchísimo más clara que Mauri, por no hablar de la dicción...)

Anónimo dijo...

Señora Estrella, si me permite un consejo, no se meta con los K, tienen mucha llegada a gran parte de la comunidad bloggera snob, superficial y tilinga, que se la pasan todo el dia al santo dope y viven en una nube de idem.

Estrella dijo...

CONOCIDO,
A mí particularmente no me gustan los informes, me parecen más de lo mismo que hacen todos: editar, fragmentar, dividir.
Gracias por tu opinión...

ERNESTO,
El arroz más que tostadito estaba quemadito. Corté unos tomates y chau!

ADENOZ,
Sí, es una voz discordante en el griterío monopólico, pero ataca con las mismas armas que tanto critica. Yo no subestimo a nadie, adenoz, cuento lo que me pasa a mí. Y así como hace tiempo no les creo a los de TN, tampoco ahora a los de 678. Hacen los mismo: machacan y machacan, unos con el tema de la inseguridad, otros, con su disputa con Clarín. Yo me siento subestimada, no necesito que me pasen el mismo informe diez veces, ya entendí. Gracias también por dejar tu comentario!

JOTAFRISCO,
:)

BETINA Z,
Yo te cuento mi experiencia. Escuchaba Basta de todo, porque me gustaba Matía Martin, pero la verdad es que un buen día me cansé. Lo mismo me pasó con Tarde Negra. Siempre el mismo tema. Cabito preguntándole a una oyente de 17 años si se masturbaba o si iba por colectora, por ejemplo, tanto, que una vez hasta el mismo Matías lo paró. EV es muy divertida, hace reír, pero últimamente cada vez que sintonizaba el programa era siempre lo mismo, cada vez más centrado en el único tema: la poronga. Me aburrí. No es que le falten el respeto al público, para empezar, porque nadie está obligado a escucharlos, como tampoco nadie está obligado a ver el programa e Tienlli. Pero ahí están, sonando en todos lados y en todo momento. Hablando siempre de lo mismo, banalizando el sexo, conversando a pata suelta como si estuvieran en su mundo privado y no frente a un micrófono. Está bien, tendrán su público. No soy yo. Listo. Pero por eso me llamó la atención en 678 que el informe sobre la tela rescatara, justamente, las "malas palabras", y no tanto las agresiones y la puesta en escena de Tinelli y cía.
Con respecto a Macri, quizás tengas razón. Siento hacia él una clara antipatía. Decididamente no me gusta y nunca me gustó. Habla mal, su dicción es pésima. Pero no es eso lo peor que tiene. Cristina habla muy bien, qué duda cabe. Pero tampoco me gusta su modo de hablar y, muchas veces, de actuar, eso no quiere decir que me parezcan bien las afrentas antik. Por eso no entiendo cuando en 678 usan las mismas armas que tanto critican a la oposicón: los informes tan editados, la ridiculización, la burla, el insitir una y otra vez con lo mismo, como hace TN con el asalto de cada día, que lo pasan veinte veces por hora.
No lo sé, es difícil hablar de todo esto, porque parecería que uno se coloca en una esquina del ring. Pero no es así. Se puede estar de acuerdo con la ley de medios y otras medidas propuestas por el gobierno, sin acordar con otras cuestiones. Como se puede también, creo yo, desenmascarar a Clarín sin que eso signifique que uno está del lado del ringK.
Te agradezo el comentario. Sigamos conversando...

ANÓNIMO,
No me meto con nadie, escribí lo que me pasó mirando 678. Podemos leernos, escucharnos, y en una de esas, sumamos miradas. Pero si salís así, con los botines de punta como es tu estilo maldito, bancate las respuestas.

Estrella dijo...

BETINA Z,

Una aclaración: con relación a faltarle el respeto al público y a la responsabiliad de los medios, éste fue uno de los argumentos de los panelistas después de ver el informe sobre la TV, con lo que estoy de acuerdo. Uno también puede no ver a Tinelli. Pero la falta de respeto va más allá de eso y no tiene que ver con la Mala Palabra, sino, más bien, con el trato hacia el espectador/oyente.
Saludos!

Anónimo dijo...

Gracias Señora Estrella, jajaja, me encantó su piropo... por lo menos tengo estilo... maldito, pero estilo al fin, no cualquiera..

Le queda bien de vez en cuando ese estilo, esa "entonacion" mas agresiva, acorde con su signo zodiacal. Es como más "real"... no le parece?

Buen fin de semana !

Mary Poppins dijo...

me cuesta opinar porque no vi el programa ese ni el de tinelli

Si, creo que la television y medios en gral, reflajan tambien lo que somos

eso me da mas miedo

Beso

Betina Z dijo...

Estre: totalmente de acuerdo en lo difícil que pareciera ser hablar de estos temas sin que te pongan de prepo en alguna esquina del ring. "O estás conmigo o estás con el enemigo", es la terrible máxima bushiana que hemos adoptado en los últimos tiempos. Será por eso que cada vez que celebramos una medida del gobierno, rápidamente debemos aclarar que no somos "K" a ultranza; y, de la misma manera, si criticamos una medida que no nos cierra ,también tenemos que aclarar que no operamos para el campo o para Ernestina, ni somos "funcionales a la derecha". El tema es que, en general (al menos desde mi percepción) los medios suelen estar copados por voces encarnizadas en contra del gobierno, que no reconocen ni una sola de las acciones (para mí es así, en plural)más que acertadas de esta gestión. Entonces, uno termina "bancando" a programas como 678, no porque sean intachables o más originales a la hora de "atacar" a la oposición , sino porque es casi lo único que hay en la tele que no sea alevosa diatriba contra los K...
Rescato también a Víctor Hugo Morales como uno de los pocos periodistas honestos a la hora de emitir opinión.
En fin... lo importante, como decís, es que sigamos conversando.
Saludos!

Carlos G. dijo...

Va mi voto para el comentario de Betina Z!

Minombresabeahierba dijo...

Lo clásico en Argentina del canal oficial 7/ATC es que jamás se han ocupado de promover la cultura, sino proselitismo del gobierno de turno.

Ah me equivoco!!! ATC debutó con el fulbo en colore....por dió!

besotes

Estrella dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Me parece que está bueno que podamos tocar el tema y no pasar de largo. BETINA, estamos más de acuerdo de lo que parecía en un principio; el sólo hecho de saber que uno puede ver más allá de los extremos, me parece importante. Es horrible cuando te encasillan en un lugar que sabés que no es el tuyo, y más horrible todavía, tener que acompañar todo lo que haga uno u otro para no quedar en zona de peligro.

Hoy, pensando en esta conversación que estamos teniendo, puso un rato Basta de Todo, ¿lo escuchaste? Fueron apenas diez minutos, justo cuando Cabito estaba entrevistándola a esta modelo tan linda que salió en Playboy (no me acuerdo el nombre, ay). No te puedo contar por acá las cosas que le preguntaron; pero cómo habrá sido que la misma modelo-vedette se sintió muy incómoda. Imaginate algo que nunca, jamás de los jamases le preguntarías a alguien.
Ok, es sólo sexo. Pero por eso mismo, porque no cuidarlo más.

Betina Z dijo...

No, Estre, no lo escuché, pero a mí también me cansan ese tipo de entrevistas; somos todos muy modernos, muy zarpados y muy desprejuiciados, ta bien, pero hay detalles de la intimidad ajena que prefiero no escuchar por una cuestión de buen gusto. No soy fanática de Basta ni lo escucho siempre, solo quise decir que, para mí, no es lo mismo un Matías Martin que un Pachano, una Alfano o un Tinelli.
Ah... y a riesgo de que me tomen por Aníbal Fernandez encubierto, quería comentar el post de minombresabeahierba: es cierto que históricamente canal 7 es el canal del gobierno de turno, cosa que no debería suceder. Pero no estoy tan de acuerdo con que ahora "no se promueva la cultura". Digo: entre el canal 7 de la dictadura, el del menemato- con Sofovich a la cabeza (Ahora También Competimos, ¿se acuerdan?)-, y el actual, percibo ciertas diferencias. Por nombrar algunos programas (algunos los producen y/o emiten por Encuentro y luego los repiten por canal 7):
El que conduce Adrián Paenza sobre ciencia.
Filmoteca, con Fernando Martín Peña y Fabio Manes (dos de los tipos que más saben de cine en la Argentina).
Ficciones como Ciega a citas o la reemisión de Vientos de agua.
Peter Capusotto y sus videos.
Un especial impresionante que vi sobre Sartre y Simone de Beauvoir.
Unas entrevistas de la tv española realizadas en los ’70 a Borges, Cortázar, Mujica Láinez, etc. de ¡más de 2 hs de duración!
El que conduce Juan Sasturain sobre la historieta y sus hacedores.
Un programa con el Chango Spasiuk recorriendo el país y compartiendo experiencias con músicos de diferentes regiones.
También siguen la Mucci con Los siete locos y Quiroga con El refugio, etc, etc.

Tal vez sea subjetivo pero, qué querés que te diga: me quedo con esta programación.
Y ratifico: soy mujer, no tengo bigotes y mis iniciales no son AF...

Estrella dijo...

Sí, me parece lo mismo que a vos. El canal Encuentro y el mismo canal 7 están mucho, pero mucho mejor que antes. Vi varios de los que nombrás, y sigo bastante Ciega a citar, que me parece que está muy bien. Por eso estoy con la ley de Medios, me parece importante que la televisión cambie. Hay programas que son realmente detestables, no deberían existir. Como pienso siempre,, si una linda canción, una buena película, un libro bien escrito hacen bien, pues entonces un programa desubicado en su lenguaje y en su contenido, los noticieros tan violentos que dan cuenta de cada robo; esos otros, especie de documentales, en donde se examina a los grupos marginales como con una lupa, con la sola intención de mostrar y ganar... hacen mal (me salió muy larga la frase, pero se entiende, ¿no?)
Por eso creo que hay que destacar lo bueno y señalar lo malo, y no perdernos en discusiones ciegas, donde lo único que logramos es enmarañarnos más y más.
Anibal Fernández tendrá razón en muchas cuestiones, pero ya lo pesqué en tantas mentiras... y eso modo patotero no sirve para nada. Como si se confundiera el poder (en el buen sentido) o la autoridad, con los modos agresivos fuera de lugar. No sé. Es mi opinión. Entiendo también que "los enemigos" de los Krichner son los que muchas veces agrupa a sus detractores junto al gobierno. Pero permítanme no estar ni con uno ni con otros.
Te agradezco tanto este intercambio. No voy a decir que tenía "miedo" de escribir este post, porque bueno, yo no soy nadie. Pero sabía que se me podía complicar, que alguien me podría chumbar. Y en cambio tuvimos esta buena conversación, a la que sólo le faltó el cafecito, con una de azúcar para mí.
Gracias!

sapaflor dijo...

Me dan tanto asco 678 como Tinelli... No… perdón, me da más asco 678 porq Tinelli se asume como lo q es mientras que 678 es pretencioso, esgrimen una superioridad intelectual q los coloca en un olimpo desde el que juzgan, sentencian, condenan, ridiculizan y señalan para evitar q el pueblo (nosotros), ignorante y a merced del monopolio, pueda, desprevenido y analfabeto, equivocar a la hora de formar su/nuestra propia opinión y no alinearse con ellos. Es entonces una suerte tenerlos en el canal estatal para que nos guíen el camino a seguir, pero, por si no nos quedaran claros sus reiterativas y pueriles editoriales, usarán ese material, un poquito apenas remixado, en los programas “hermanitos” del soldado Gvirtz, DDDomar y TVR. No sé cuánto durará la rubia de DDD q de vez en cuando tira un palito al gobierno como tampoco Pardini q tbn dice lo q le pinta sin guión ni adoctrinamiento previo. Por otro lado, me deja tranquila que todos los panelistas son muy bien pagos y, en el caso de 678 de canal 7, todos hacemos una vaquita para que se junten esos 600.000 q sale ponerlo al aire. Un amor.

La condesa sangrienta dijo...

8,7,6
5,4,3
2,1,0...out!

Betina Z dijo...

No sé si algunos programas no deberían existir... pero sí sería deseable que no fuera eso lo que predomina, lo que prácticamente copa toda la TV de aire. Y comparto contigo: yo también pienso algo tan sencillo y-creo- tan irrefutable como que las cosas buenas (películas, libros, música, ideas) hacen bien, y que las vulgares, mediocres y violentas, hacen mal. Cuando murió Mercedes Sosa hubo un día entero en que la tele se llenó de oxígeno: afuera quedaron las peleas miserables de vedetongas de cuarta, las miserables disputas políticas, la violencia, el odio... por unas horas, en lugar de eso hubo la voz entrañable, bellísima, única de la Negra, y la huella de artista inmensa y de buena gente que dejó en quienes la conocieron. Y pensé, más allá de la pena por su muerte, qué bien me había hecho encender la tele ese día y tener el regalo de su voz. Y pensé cuánto bien nos haría tener más de eso más seguido, y mucho, mucho menos de lo otro, que nos termina intoxicando y degradando...
Con respecto a AF.... tampoco me gusta, lo mencioné a modo de chascarrillo nomás :)
A mí también me daba cosa comentar (temía que los antik rabiosos me comieran cruda); por suerte, compartís la idea de lo poco productivas que resultan las posturas extremas y así, algo encontramos en el medio para poder conversar y entendernos. Mil gracias, Estre. Para mí cortado, también con una de azúcar.

camasquince dijo...

He leido este post desde el primer comentario (supongo que ahora ya nadie lo leerá, solo la bloguera)y la verdad es que no he podido comentar temiendo esas respuestas despectivas y groseras de los antikirchneristas. En ese sentido, celebro que haya un espacio - uno solo, que casi nadie mira segun las planillas de ratings - para exponer miradas distintas.

La verdad es que no se me ocurre donde se puede tener una charla sobre estos temas sin que aparezca gente tan enojada .

Estrella dijo...

Tenés razón, BETINA, con lo de Mercedes Sosa. Yo, definitivamente, pienso que algunos programas no deberían estar al aire. Por ejemplo, esa periodista que se ha vuelto tan famosa, en Crónica, que se la pasa invitando gente extraña para reirse de ella, burlarse, ridiculizarlas. Yo le iría: pará, así no (jeje), de ninguna manera.

A los Riales y cía: está bien, chismoseen todo lo que quieran, que con eso ya hacen bastante daño, pero a las dos de la tarde, nada de p... ni de c... ni de fulanito se la c... ni menganito se la l....

A Tinelli le diría que tiene que poner un cartel con el siguiente alerta a la población: todo lo que acá veas es pura ficción. Listo.

Gracias, betiiiina!

CAMASQUINCE,
Bueno, tantas gracias por leernos. Fijate que finalamente pudimos conversar con cafecito virtual y todo, te sumamos, dale.
Es inevitable el enojo, parece, estamos como en un país-ring. Por suerte, de tanto en tanto suena la campana.
Gracias!!

SAPITA,
No veo los otros programas, sólo 678, cuando puedo. ¿Tognetti?...
A mí tampoco me gusta ese tono burlesco que tienen casi todos los panelsistas. Bah, no me gusta 678, porque, escencialmente hacen lo mismo que tanto critican.

CONDESA,
JA!