10.5.10

Veo veo


Cosas que me gustan de la calle nuestra de cada día:

1) Dos viejitos de paseo y agarrados de la mano. Cuando él va un paso detrás, colgado del brazo de ella, mi adhesión se duplica.

2) Los niños envueltos en los días de frío, con gorro, bufanda y guantes.

3) Los bares de Buenos Aires, desde donde puedo ver pasar la vida, y mucho más cuando el mozo es tan amable que te despide con un: "que tenga un buen día".

4) Los piropos certeros, esos que llegan en el exacto momento en que uno los necesita.

5) Las rayuelas pintadas en el pavimento.

6) La complicidad de ciertas miradas azarosas, como si por un instante uno y otro comprendiéramos de qué va la cosa.

7) El cielo azul que se ve por entre los edificios del microcentro.

8) El olor a garrapiñada, a feriado con sol y aire fresco.

9) Sospechar que ahí, al borde de todo, está el río color dulce de leche, reflejando el cielo de cada día.

10) Esos únicos instantes de silencio en plena ciudad, como si de repente todos se callaran al mismísimo tiempo. Atrapar ese silencio, hasta que se reinicie el bullicio.

11) Ver qué árbol está deshojándose en este otoño, para florecer apenas se anuncie una nueva primavera.

19 comentarios:

Mary Poppins dijo...

EL pasaje Rivarola, siempre

Yoni Bigud dijo...

A mí me gustaría mucho ver el cielo azul entre los edificios del microcentro, pero no lo veo. ¿Hacia dónde tengo que mirar?

Un saludo.

ADENOZ dijo...

A mi me gustan las calles atiborradas de gente, saliendo y entrando de negocios, apurados y distraídos, expuestos y desprevenidos.

Un paraíso para los pungas como yo.

Yupi dijo...

¿El cielo azul que se ve en el microcentro? ¿Leí bien? No sé si habrá algo más horroroso y deprimente que el microcentro, pero el amor es ciego, lo admito. Lo mejor de Buenos Aires:
-los bares
-las señoritas
-el pasaje Owen (gracias Mary Poppins por recordármelo)

angie angelina dijo...

el edificio Pasaje Barolo, con toda la historia que tiene.

angie angelina dijo...

1) Que linda foto!
y
2) me alegra oirte mejor!
Bss

Estrella dijo...

MARY,

Precioso, siempre. Es verdad.

YONI,

Si cogoteás un poco, ahí, detrás del cartel aquel, se ve el cielo azulísimo :)

ADENOZ,

Eso sí que NO me agrada...

YUPI,

El microcentro es tan feo, que cuando uno da con ese rectangulito azul casi fosforecente, agradece la fortuna de haber mirado pa´rriba.

Los bares de la Avda de Mayo, de Corrientes, o de cualquier esquina de barrio; si hay adoquines, pues mejor todavía.

angie angelina dijo...

hola hola!!!

cristina dijo...

a mi me gusta ver:
gente sonriente

marmottan dijo...

ver un ginkgo biloba enorme que hay en la puerta de una casa en Acassuso cuando sus hojas se ponen color oro.
Saludos

Ernesto Ugarte dijo...

La verdad es que te leí anoche: se me vinieron muchos imágenes a la mente, y me dije: será mejor dormir con ellas y comentar mañana.
Y aquí estoy, para decirte que me encantó.
Cuidate.

Betina Z dijo...

* Todos los colores del otoño.
* Esos chicos que pasan circunstancialmente a nuestro lado por la calle, nos clavan la mirada y sonríen.
* Un nene cerca de la estación Belgrano R que, luego de mirar atentamente cómo una paloma remontaba vuelo dice: “Mamá, ¿yo puedo volar?”
* Bares en invierno: el ambiente cálido y el irresistible aroma a café.
* La estación Coghlan.
* El Botánico, si está nublado mejor.
*El Parque General Paz (suelen llamarlo parque Saavedra por error). Los conitos de eucalipto que me traigo a casa y que puedo oler cada vez que tengo ganas de estar ahí un rato.

Los veo veo que enunciaste, Estre.Lo único que me perdí son las rayuelas..¿dónde están?

Carlos G. dijo...

Entre tantos lugares hermosos de Buenos Aires, tengo en los primeros lugares de la lista a la plaza San Martín vista desde la desembocadura de Florida o Maipú.
Y en mañanas neblinosas como las de hoy, los primeros rayos de sol dibujándose entre la bruma del parque Avellaneda es otra cosa que hay que ver.
La lista es interminable.

La condesa sangrienta dijo...

Los colores del otoño y el mar; calmo o embravecido, azul o gris.
Beso!

Mael Paul Veaux dijo...

Me encanta ver por tele los bolonquis de la 9 de julio cortada mientras disfruto de una Ginger Ale (y un cubito)

Eclipse dijo...

hace un año hice mi lista de "foutaises" de otoño, las pequeñas cosas que me encantan.
debería hacer una nueva.
me encanta la delicadeza de tu selección, la hendija que abrís hacia tu propia mirada.

Estrella dijo...

CRISTINA,

¿Sos vos?

MARMOTTAN,

Una de las cosas más lindas del otoño, sin dudas.

ERNESTO,

Cómo me gusta que les guste o que te lleve, como en tu caso, a los mejores recuerdos.

BETINA Z,

Podríamos salir juntas a la calle y ver las mismas cosas. Lástima que me perdí el niñito en la estación... hay que andar muy atenta cuando hay chicos alrededor. Hoy, sin ir más lejos, vi con uno adorable, lástima que la madre hablaba tanto y tan fuerte que los susurros del chiquitín apenas se sentían.

Asunto Rayuela: hace unos años salimos con un amigo poeta, un domingo bien temprano, a dar vuelta por Buenos Aires, siguiendo los caminos de Cortázar.
Una de las paradas era en la calle Corrientes. Como no había tráfico, pudimos dibujar una rayuela. Y desde entonces ese dibujo se ha sumado a las rayuelas de mi infancia.

Gracias, Betina, me encantaron tus gustos de estos días!

CARLOS G.

¡La Plaza San Martín! ¡Y desde ese ángulo! Sí, Carlos, estoy con vos. En esa Plaza almorzaba yo en épocas en las que trabajaba en el microcentro.
Y la bruma, la bruma y el sol: ¡gracias!

CONDESA,

Siempre el mar. Yo me anoto también con el río de todos los colores. Cómo estamos, ¿eh? Se ve que los cambios de estación nos revitalizan...

MAEL,

Pura maldad lo suyo. ¿Con un ginger ale?

ECLIPSE,

Dale, espero tu lista montevideana!

lucia dijo...

ME GUSTO: Esos únicos instantes de silencio en plena ciudad, como si de repente todos se callaran al mismísimo tiempo. Atrapar ese silencio, hasta que se reinicie el bullicio.

Lola dijo...

La complicidad de las miradas azarosas... eso me encanta de la ciudad que amo!!!