14.11.07

En tela de juicio

"No hay como el cine para ver una película".
No quisiera sonar nostalgiosa, pero díganme si no: ¡ya no se puede ir al cine! Por lo menos, no los fines de semana, pues uno se encuentra con un sinfín de obstáculos.
Un pochoclo por acá; una pizza con peperonis por allá. ¡Ah! si hasta uno extraña el ruidito del papel de celofón del caramelo... porque se pelaba y ¡chau!, en un instante terminaba el martirio. Ahora hay que soportar los baldes interminables de popcorn, porque con el nuevo hábito vino el nuevo nombre. Joder. Se me dirá que los baldes de palomitas de maíz abundan en películas pochocleras. Ya no. Hoy dicen presente hasta en las iraníes, en esas en las que casi no hay diálogo, solo, por ejemplo, un bote que avanza lento por un río oscuro, con el único sonido del ruido de remo atravesando el agua. Al plam, plam, plam del movimiento del agua, hay que agregarle el crac, crinch, gruacc, brrruanch del acaramelado maíz pisingallo, pues nadie le enseño a nadie cómo deben ir al rescate del de arriba, en lugar de revolotear por los bajos fondos.
Si no es el crunch cranch, puede que nos invada el olor fuerte de los tacos mexicanos, o el salame hipergraso de la pizza derretida y tibia.
Los celulares suenan (tiririririri, uuuiii, pinpinpin, uaiuai, lalala, leleli); la gente contesta y entonces el: "No, nene, mañana no puedo, tengo fútbol, llamalo al chango, y te dejo porque estoy en el cine".
¿Quien recuerda ese silencio sacrosanto, ese hablar apenas en murmullos no bien uno avanzaba por el pasillo en busca de la mejor ubicación?
Dentro de poco, la gente irá al cine con pantuflas y la mantita del sillón al hombro, para sentirse 100% como en casa. El problema es que ¡no estamos en nuestra casa!
¡Estamos en el cine!
Shhhhhhh...

48 comentarios:

concocido de la vida dijo...

Yo diría: No hay como los antiguos cines de barrio para ver una película.
Los extraño, eran otra cosa.
Tres películas continuadas y a la salida, charlar con todos los vecinos en la puerta.
Tipo Cinema Paradiso
Lindos recuerdos.
Saludos

no tan iguales dijo...

Pero hay que reconoceer que los asientos de ahora son más cómodos. Al ruido del pochoclo me acostumbré pero lo que no puedo soportar son las parejas que se cuentan la película que están viendo "mirá, mirá, se abre la puerta", "uy, ahora sí que la mata". O los que van a ver algo sangriento para, ante la vista de cualquier gotita roja, exclamar una especie de "SSSSS" aspirada que me crispa los nervios.
He salido del cine peleada con mi propio padre.

dr 7 dijo...

¡¡¡Cine y pochoclo son incompatibles!!

Gabito Crónico dijo...

Los pochoclos son interminables, posta que sí. De hecho son interminables porque las promociones te incitan a que lo sean: "Un pochoclo tamaño chico $5. Pochoclo grande $5.50". Así con la coca tmb

Igualmente, en desacuerdo con tu última crítica, me encantaría ir en pantuflas eh (de hecho siempre me saco las zapatillas). Caer con la mantita, un termito con té de tilo y que los sillones sean tipo sofá cama, sabes qué placer...

Horacio dijo...

siempre nos molestan más las personas que hacen ruido detrás nuestro... pero algunas son tan tan tan molestas que nos molestan aunque estén adelante... para esos tengo una solución: antes de entrar tenés que pasar por donde venden pochoclos y llevarte un par de servilletas... cuando alguno de adelante hace ruido y lo tenés bien identificado, cortás un pedacito de servilleta (chiquito), te lo metés en la boca, después así mojado lo agarrás entre los dedos, hacés una bolita-proyectil de papel y saliva y se lo arrojás disimuladamente a quien corresponda

lucia dijo...

Creo que, a algunas de las "molestias", uno se acostumbra... hasta las adquiere... y otras, son in-so-por-ta-bles!, como el ruidito -siempre lo hacen en camara lenta- de una mano en el super balde en medio de una escena tristiiiiisima... parece imposible que alguien haga eso... y creo que todos creen que no lo hacen... pero conozco a variooos... que, cuando se sientan al lado mio, se conveirten en mis enemigos... hasta que termina la pelicula!

ESTOY DE ACUREDO CON GABITO! me encantaria ir al cine en pantuflas... yo me llevo un buen par de medias (siempre hace frio!!) y un abrigo grande y comodo... que, no sera la mantita del sillon, pero se le parece...!!

Mickey dijo...

La verdad no estoy muy enterado.
En 1992 me mudé de al lado de la gloriosa Hebraica...sinfsnifsnif...

Desde ahí, habré ido máximo 8 veces al cine.
La última vez, a desgano, acepté la invitación de mi chica a ver "Mach point" a un supuesto cine civilizado, el Dúplex en Rivadavia al 5000. Un desastre!. Dos mujeres charlando, varios llamados de celular, mucha golosina con sonoro papel celofán...

De paso, para los que no la vieron, ya que hablamos de cine, les recomiendo "Bucarest, 12:08". Solo recuerden para no volverse locos que el título internacional es "Bucarest este, 12:08".
Después de esta peli y de las vicisitudes del señor Lazarescu, notarán ciertos parecidos con nuestra amada patria.

Tejedor dijo...

No hizo falta que lea todo el post. Simplemente con las letras en negrita, la imagen y el titulo, me alcanzaron para decirte:
COINCIDO PLENAMENTE!

José Soriano dijo...

Por supuesto que coincido con casi todas las experiencias que Estrella nos evoca y Ustedes recuerdan tan bien.

Para mi no hay horror más grande que los olores que invaden todo.

Se inicia antes de entrar cuando me golpea el olor de la grasa trans, símil manteca, con que aderezan el pochoclo.

Continúa dentro mezclado con olor a perfume, a chicle, a gaseosa y ... todos los que el recuerdo lleve hasta su membrana pituitaria.

En esos momentos me pongo a desear que apaguen la luz lo mas pronto posible pues comienzo a ver el deterioro de los asientos, ver las manchas, las alfombras, las paredes mal pintadas, cines y se me da por comparar prestación con precio y me indigno.

Es una pena pues los olores son disparadores de memorables momentos y compañías y por supuesto de tantos lugares.

He visto cine en sitios especiales que parten de los cines de infancia, hasta los itinerantes-hace poco-arriba de un camión para ayudar algun conocido en diversos países.

Desde que he dejado de fumar, hace ya 6 años, un 20 de mayo viendo una película en Air France, ha aumentado la sensibilidad que sufro ante la agresión de los olores y los recuerdos que disparan.

Como siempre Estrella nos convoca con sus bellos escritos a urgar y compartir.
fraterno y agradecido
js

Leo_SCI dijo...

Es cierto todo eso y lo comentado. Aunque el ver 2 películas seguidas como antes siendo que ahora muchas duran casi 3 horas nos dejaría como en un coma. Y odio esa estupidez del intervalo.
Pero bueno estrella, tal vez sirva de algo, como la ejercitación de la concentración y la paciencia (para evitar protagonizar "mazacre en el cine") :)

lucia dijo...

Estrella!!!!!

FELIZ CUMPLEAñOOOOOS!!!

Me adelante por unos minutos.....!

Un beso!!!

tennisjournalist dijo...

Hola Estrella. Todavía hay algunos cines donde se respetan las viejas costumbres, pero en la mayoría es como decís vos.
La llegada del modelo estadounidense cambió las cosas. Lamentablemente para mal.
Normalmente prefiero quedarme en casa a ver una película tranquilo, ajeno a esas molestias tan habituales en los cines.
Saludos

CLAUDE CONTIN dijo...

En el antiguo cine de mi ciudad, que yo llegué a conocer siendo muy chico, las películas tenían una interrupción para que la gente fuera al kiosco—que quedaba fuera de la sala—y consumiera lo que compraba lejos de la sala. No podías volver a la sala con nada de lo que hubieras comprado.
Y todos estaban de acuerdo en que así debía ser.

Mickey dijo...

Lucia, que?. Es el cumple de nuestra anfitriona Estrella???.

Claude, por costumbre y apellido (si es que es el tuyo), una pregunta. Sos de Entre Ríos?.

La condesa sangrienta dijo...

Estre: por todo eso (pochoclo, ruidos, celulares,pizza, gaseosa y demases) odiaba alquilar y ver películas en casa. Ahora que el cine padece de los mismos ruidos, olores e interrupciones no hay muchas alternativas.

¿Hoy es su cumple? haber avisado antes che, capaz que le hacía una torta y todo!
¡Felicidades y besos cumpleañeros!

Mastronardi dijo...

En los cines grandes ya no se puede. A menos que uno se mande en un horario bien bien desfasado. Yo fui a ver El pasado el otro día a las 13. Eramos yo y dos más. Eso es ceremonia.

Saludos!

ElPoeta dijo...

Efectivamente, querida Eatrella, la pantalla grande, la oscuridad, el ambiente, tienen una magia especial que no tienen las películas vistas en privado... Me ha parecido ver que es tu cumpleaños.... Si es así, muchísimas felicidades y un beso enorme,
V.

Fernan dijo...

Estrella, ante todo feliz cumple (si es tu cumple sino no) estoy de acuerdo con que el cine de hoy es cualquiera, pero tambien estoy de acuerdo con Gabito, ir al cine con pantuflas y mantita debe ser algo extraordinario.

Stella dijo...

Los oloooores me mataaaan, que espanto!! A veces uno no sabe si está mirando una peli en el cine o en un tenedor libre chino!!

Y yo tambien quiero ir al cine en pantuflas?

Y refeliz cumpleee Estreliitaaa!!!
Ojalá te llenen de besos y abrazos!!!

Besitoo

lucia dijo...

Si si si, es el cuuuuumple!!!

Hay torta?

El de siempre dijo...

Me sumo al FELIZ CUMPLEAÑOS de una persona con mucha cabeza y aún más corazón!!!

El Caballero de la luna dijo...

FELIZ CUMPLEAÑOS!!!! ante todo.

Con respecto a la experiencia del cine... tengo recuerdos horrendos de los cines de barrio. Olían mal, eran incómodos, y la gente hacía ruido con lo que pudiera.
Pero coincido que hoy huelen demasiado a pochoclo y nachos (especialmente por aquí).
Creo que hoy los espectadores, especialmente adolescentes, disfrutan del cine como un fenómeno colectivo, y por tanto deben hacerse notar y compartir sensaciones y opiniones con el resto de la sala y con sus amigos en el celular.
Para mí sigue siendo esa experiencia íntima que, cuando la película es buena, es mejor que la realidad.

El Caballero de la luna dijo...

Addenda: Acá existe una cadena que se llama Cinépolis que tiene salas VIP. Los sillones son lujuriosos de cómodos y se puede comer sushi.
No creo que tengan objeciones hacia las pantuflas.

Pol Marías dijo...

Solidarizándome con tantas desgraciadas experiencias, los invito a todos a ver Ladrones de Biciceltas en mi casa de Tortuguitas. Acepto sujetos empantuflados y enmantados; prohíbese manducación de elementos crujientes y olorosos; postérganse comentarios hasta terminado el film. En el entreacto, cantaremos boleros y pasodobles.

Y, desde luego, muchas felicidades para nuestra anfitriona, Estrella!

Cariños

P.

José Soriano dijo...

Estrella, feliz cumpleaños...ya le mandé un regalo por correo-e.

Es conocido que el buen sonido no es una cualidad del cine peruano.

Estábamos con Laura en el cine Alcázar frente al óvalo Gutierrez en Miraflores, Lima, dispuestos a ver una película peruana.

Detrás nuestro se sentaron unas jóvenes adolescentes tardías que hablaban hasta por los codos, comían hamburguesas, en suma, un batifondo.

Laura, acostumbrada a los antiguos cines argentinos donde se solía guardar un respetuoso silencio, se dió vuelta e hizo el consabido y culposo (por parte de idishe madre) shhh... por favor shhhh.

Las jóvenes veinteañeras comenzaron a tirarle en la cabeza canchitas (que es como se dice pochoclo por allá) lo que hizo que mi amable compañera se levantara, se diera vuelta y les vociferase en el rostro a medio centímetro...: Por que no te callás cojudita!!!(que en ese lugar no es un insulto grave, pero delataba no ser local por la mezcla indebida de acentos)...

La respuesta de las "pelotuditas" fue "ay, qué malcriada la señora (que por aquél entonces tenía pocos años más que ellas)..., estamos en el cine, si quiere silencio por que no se va a su casa y lo ve en VHS...!, Que tal raza!!!"

Mamita!!! la tanada (por parte de padre) podía hacer teminar esto en una guerra así que debí intervenir con un muy peruano y machista "ya callate pues hijita...", con lo que todo volvió a la normalidad.

Siguieron degustando sus hamburguesas de "bembos" con Inka Cola, bien peruanas, pues no comprarían nunca en algún Mac.

Al final se armó... pero esa es otra historia...

fraterno
js

Estrella dijo...

Voy a contestar uno por uno, porque estoy tan feliz con estos nuevos amigos cibérnéticos, que quiero mirarlos a cada uno a la cara:

CONOCIDO,
Ya esos cines de barrio parecen de la prehistoria. Rescato, como vos, el encuentro con vecinos y amigos a la salida, y yo les digo que la idea fue tuya!

Lucía,
Síii, ni siquiera esperan el momento de los tiros, las patadas, los gritos. En pleno silencio, ahí se escucha el crunc cruanch. NO A LAS PANTUFLAS. Yo me banco las de la gente que quiero, acá en mi casa, pero en el cine NO!!

HORACIO,
qué buen consejo, ahora, esperame en la apuerta porque eso termina mal!

NO TAN IGUALES,
Se ve que a todos nos pasa lo mismo. Los asientos son más cómodos, tan cómodos, que todos sienten que están en su casa!! Ja.

GABITO CRÓNICO,
Piquete al pochoclo ruidoso! Y en cuanto a las pantuflas, todo bien si vos te mirás tus propios pies, pero ¿QUÉ SI se te sienta al lado uno con olor a pata y las pantuflas agujereadas y sucias?

Mickey,
LO bien que hacés, ¿ves las películas en tu casa? Lo tuyo es casi una fobia. Tomo nota de tu recomendación.

Estrella dijo...

TEJEDOR,
Gracias por el comentario. Ahora, me quedo con la inquietud, ¿habrá que escribir post más cortos?

JOSÉ,
¡¡Claro, los olores!! Cómo me olvidé... no sólo los del pochoclo, sino también los perfumes. Una vez me tuve que cambiar de lugar por la colonia.
de la señora de al lado.

LEO,
veo que sos muy optimista, tolerante, paciente... o demasiado joven. ¿O sos de los que le dan al balde del pochoclo? Si es así, te perdonamos..., pero no hagas ruiditos!

CLAUDE,
Era mucho mejor, y a nadie le daban ganas de comer pochoclo y mucho menos, tacos mexicanos.

POETA,
Uste, poeta, en el cicne debe de ser muy peligroso, ¡con las cosas lindas que dice!

FERNAN,
Veo que las pantuflas y la mantita ganan... mmm, peligro en puerta!

STELLA,
jaja, sí, es como estar dentro de un restaurante. ¿¿vos también con las pantuflas?? SONAMOS...

Tomás Münzer dijo...

Ah, yo pensé que la ibas a encarar por el tema dle precio, sí, uf, re cara la entrada :P. Pero es verdad, ya no hya silencio, el pochoclo no me molesta, de hecho, en las películas de muchos silencios (o sea,las argentinas :P) no habría problema. Yo la última que fui a ver fue Los Simpsons (acá medio como que te mezclo todo, pero tiene que ver con el cine al menos), y una vez me acuerdo que fui a ver una película supuestamente de terror y la gente se cagaba d erisa en cada muerte, era un quilombo, faltaba armarse un picadito ahí mismo y estábamos hechos, yo me prendía igual. La película era Destino final 2, esa en donde las muertes son re rebuscadas y exageradas. Saludos.

Estrella dijo...

A TODOS: ¡¡GRACIAS POR LOS SALUDOS Y LOS BUENOS DESEOS!!

Estrella dijo...

CABALLERO,

Justamente, el cine merece un ambiente de intimidad. En la cosa es cotra cosa, pero hacer del cine el propio hogar, no va. Los más jóvenes, como dice Lucía, se van acostumbrando, no tienen nostalgias...
Los salones VIP no han llegado por acá... ¿¿comen sushi??

CONDESA,
¿Usted sería capaz de meterse en la cocina para hacer una torta? Esa es una amiga bloggera! sabré valorarlo!

MASTRONARDI,
Sí!! Es lo que yo hago, al mediodía no hay nadie, reina el silencio y la soledad. Me acuerdo que vi EL ASADITO yo sola en la sala... no creas que me gustó tanto. Por lo menos dos o tres personas más, está bueno.

POL MARÍAS,
Qé buena propuesta. Los empantuflados, felices! Pero que no estén desflecadas u olorosas!

JOSÉ,
gracias por el regalo! Ya lo tengo guardado, como un tesoro.
Tiene razón Laura, yo hubiera reaccionado igual... bah, no sé si me hubiera animado.

GRACIAS A TODOS POR LOS DESEOS DE FELICIDAD!!

malena dijo...

¡Adhiero totalmente!
El otro día estaba en el cine y la chica que estaba al lado mío sacó 1/4 de helado de ¡su cartera! y se lo comió todo hasta raspar el telgopor!! Y no era una iraní pero sí una italiana! Adhiero totalmente, ¿empezamos a juntar firmas Estrella?
El que quiere pantuflas, medias, pochoclo, mate, ¡que vea la película en su casa!

Jotafrisco dijo...

¡Feliz cumple! ¿Cuántos? Capaz que lo dijiste y no lo vi...

Hay que decir que también el no-pochoclo ganó mucho lugar. En la proyección de la última elegía de Sokurov (una garcha, si me preguntan), se calló hasta a los movimientos excesivos en los asientos.

Yo estoy descubriendo el apriete con mi novia en el fondo de los cines, con películas raras del MARFICI. Rock and Roll!

Stella dijo...

Estrellita, sospecho que la torta de la Condesa sería comprada, pero con el mismo amor que una casera!
ajajjaaaa

adivinador dijo...

Llego tarde? Quedò torta?

Feliz cumple, Estrella.

Casi siempre estoy en contra de esas criticas a "lo nuevo" , que suelen tener que ver con nostalgias del pasado bastante tangueras, pero es verdad que los celulares ( y la gente que los atiende!) rompen cualquier ilusiòn , cualquier magia necesaria en un cine.

Saludos, Estre. Que estes bien.

Tomás Münzer dijo...

Ah, me ninguneó terriblemente, qué bajón, no comento más :P

Estrella dijo...

TOMÁSSSSSSS,

¿Cómo? Eso nunca! Lo dejé para otra tanda porque me llamaban por teléfono (vio que hoy es mi cumple y la gente llama que te llama para saludar).
Veo que sos de los que comen pochoclo; ajaaaa... bueno, pero está recontraperdonado porque es de los que se divierten en las de miedo y alivian a los que sufren por demás. ¡¡no SE ME OFENDA!! con lo que me gustan sus comentarios!!

MALENA,
JAJA, hermandas en nuestro NO ROTUNDO a los malestares en el cine. Y la raspadita del helado es ODIOSAAAA. Che, ¿no ves que se terminó el chocolate granizado??
NO HAY MÁS!!

STELLA,
¿te la imagínás a la condesa batiendo las claras a punto de nieve? jajajajajajajajajajajajaja!

JOTAFRISCO,
Qué lo aproveches!! Con razón le pusite un 10 a un montón de las películas que viste!!

ADIVINADOR,
Por eso empecé diciendo que no quería parecer nostalgiosa, porque a mí tampoco me gusta. Pero esto me supera, chau a la magia del cine, como bien decís.

TOMÁS,
¿Estoy perdonanda?

Mickey dijo...

Happy Birthday!.

Caballero, que cosa la relación cierta parte del pueblo mexicano-sushi, no??.

La condesa sangrienta dijo...

Un día de estos las sorprendo, ya van a ver!!

Horacio dijo...

no, no termina mal... no se tienen que dar cuenta que fuiste vos!!!! :P

Silvia dijo...

FELIZ CUMPLE ESTRELLAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!

Hoy fui a ver El pasado en el atlas lavalle 6 y debiamos ser 12 personas.
Te prometo la critica estre, la estoy pensando. Lo que te adelanto es que es un pelicula para discutir durante una amable cena.

talle small dijo...

aguante el pochoclo cuando voy a ver harry potter o los piratas del caribe 3.
nunca jamás viendo la manzana.
feliz cumple.

Crab dijo...

Creí que con tu políticamente incorrecto comentario tipo "todo tiempo pasado fue mejor", aparte de deschavarte, te iban a destrozar tus adictos, de los cuales la mayoría casi ni conoció esos cines.
Pero no, los felicito a todos (yo que lo añoro, pero tímidamente calladito).
Y last but not least: FELIZ CUMPLE.

perso dijo...

El lunes fuí a ver una peli al rojas, a la chica que estaba atrás con su novio le sonó 4 veces el celular-que ni se molestó en poner en vibrador- y atendió todas!! casí siempre era la mama que le preguntaba cuando volvía. Y yo que voy al cine porque en casa siempre me interrumpe el telefono....

Anónimo dijo...

Considero que debemos diferenciar los pochoclos del resto de la comida chatarra que vemos en los cines. A pesar del ruido, el popcorn no tiene un olor invasivo que nubla los sentidos como los nachos con queso, ni nos da hambre y envidia como la pizza!
Soy un confeso tragador de pochoclos y orgulloso de ello. Una buena peli se acompaña con un buen balde de pochoclos, interminable si se puede, y con dos litros de gaseosa. Eso si, hay que saber elegir la pelicula, mientras mas explosiones haya, menos se nota el crujido en mi boca.

lucia dijo...

sé quien sos, anonimo! jaja

Estrella dijo...

Pensé qeu había contestado todos estos mensajes, ¿¿qué pasó??

Gracias a Mickey, condesa, horacio, crab y silvia!

TALLE SMALL:

Así se habla! pero sentate lejos de mí, por favor!

ANONIMO;

Dice Lucía que sabe quién sos, pero YO NO. ¿Quién sos?

PERSO,
uF, ¿no te da ganas de decirle algo, del tipo: CORTALA CON EL TELÉFONO!

lucia dijo...

es alguien que se sintio identificado con mi comentario sobre los pochocleros!

Estrella dijo...

Anónimo,

debés de ser abogado, por lo bien que te salió la reivindicación pochoclera.