7.11.07

Los derechos del lector

1) El derecho a no leer.
2) El derecho a saltearnos las páginas.
3) El derecho a no terminar un libro.
4) El derecho a releer.
5) El derecho a leer cualquier cosa.
6) El derecho al bovarismo.
7) El derecho a leer en cualquier sitio.
8) El derecho a ojear.
9) El derecho a leer en voz alta.
10) El derecho a callarnos.
Danniel Pennac dice que para evitar enfermedades de transmisión textual, hay que hacer uso de este decálogo. Si tuviera que elegir uno o dos, me quedaría con mis derecho a saltearme páginas (no sé por qué, nadie me lo enseñó) y a no dar cuenta de lo leído, porque no hay lectura sin intimidad.
Lo único que importa es cómo se vive, cómo se mira, después de leer.

44 comentarios:

eduardo dijo...

Es casualidad que a Daniel Pennac le dieron antes de ayer uno de los premios literarios mas importantes en francia???

José Soriano dijo...

eduardo, le dieron inesperadamente el premio Renaudot. Este premio se entrega mas o menos en la misma fecha que el Goncourt, que este año lo ganó un novelista de la banlieu parisina, Gilles Leroy por Alabama Song, una novela acerca de la vida de Zelda Fitzgerald, esposa de Scott Fitzgerald.

Hoy se me ha dado por extrañar los tiempos en que salía a las editoriales y distribuidoras del quartier latin a buscar libros para mi librería.

Daniel Pennac fue premiado por Chagrin d'école-es un antiguo maestro- el escritor nació en Casablanca en 1944. Alguna vez leí algún policial desde hace un tiempo es uno de los escritores mas respetados y en esta novela según cuentan las noticias describe la escuela desde el punto de vista de un mal alumno-me identifico-y cuestiona el sistema educativo francés.
fraterno
js

José Soriano dijo...

estrella, cuantos derechos que pocas veces puedo utilizar.
como tú eres la que sabe, te doy razón y te acompaño en la necesidad de intimidad de las lecturas y en la mirada que cada una de ellas deja como sedimento en la vida.
fraterno
js

El Caballero de la luna dijo...

Mi compañero de banco de la secundaria hizo uso ilimitado del derecho 1. Jamás leyó un libro.
Yo recientemente me animé a hacer uso del derecho 3, porque antes me parecía herético. Jamás me animaría a saltearme páginas.
Faltaría una addenda al decálogo que precisara el derecho o prohibición de marcar y anotar los libros, un tema que me parece urticante.

Tomás Münzer dijo...

No sé si estoy taaaaan de acuer5do, yo leo y subrayo, y luego, si lo que dice me interesa mucho y es muy bueno, lo transcribo en otor lugar (uno nunca sabe cuándo puede necesitar esa cita), y siempre hay que leer tranquilo, la calma de la noche es uno de los mejores momentos. Así sí da gusto y placer leer, y no se te olvida lo que leíste, cosa muy frecuente en algnos que leen un libro, te lo dicen y cuando les preguntás de qué trata no saben qué decirte o cómo resumírtelo.

malena dijo...

Todavía no me atrevo a gozar de mi derecho 3. Aunque Borges lo solía aconsejar y decía que la literatura sólo debe ser placer, yo siempre guardo la esperanza que en la última línea, finalmente, el libro me guste.

janfi dijo...

los libros son para marcarlos, pero aún reivindicando este derecho, no se me escapa que uno de los corolarios de marcar un libro es para no prestarlo o para que no te lo roben; yo anoto en la primer página el día que lo compre y eventualmente por quién o por qué lo compré.

José Soriano dijo...

el derecho a dejar un libro de regalo a los pasantes es un placer que practico desde hace unos años. Se deja un mensaje en la contratapa para que manden mail y la recomendación de que una vez leído vuelva a ser donado a los pasantes. delicioso, los resultados sorprendentes...
fraterno
js

Pennac según es profesor de Francés, es decir literatura en el secundario y llama a los deberes que da a sus alumnos: "ejercicios del aburrimiento". Sus clases consisten en leerles a sus alumnos obras completas...una maravilla de profesor que tiene también problemas con la ortografía...

Estrella dijo...

Edu,
es pura casualidad, ¡mirá vos!
qué bueno que reapareciste...

josé,
gracias por la información. Lo único que leí de él es "Como una novela", excelente ensayo sobre la lectura y sobré cómo "enseñar" a leer. Es muy bueno. Editorial Anagrama.

Caballero,
uy, acá no estamos de acuerdo. Hace unos meses, escribí justmante sobre eso, yo marco los libros excesivamente y a veces me retan por eso.
http://muymuytantan.blogspot.com/2007/07/cuidado-con-el-libro.html

tomás,
entonces, nos parecemos. Tengo varios cuadernos de citas, donde copio, desde hace años, esas frases reveladoras o muy bien dichas.

malena,
pasé por esa etapa, ya no. Hay tanto para leer! No paso de la página 30 ó 40...
¡gracias por pasar!

janfi,
no me ggusta prestar libros muy marcados, subrayados, con comentarios al margen, porque es muy revelador de la propia lectura. Aunque me gusta ver los sobrayados ajenos y me pregunto una y otra vez: ¿por qué habra marcado ESTO?

JOSE,
increíble tu propueta; ojalá algún día me encuentre con un libro de esos en la calle.
El libro que Pennac les leía a sus alumnos es "El Perfume".

glenda dijo...

Los subrayo, los escribo en los márgenes, los huelo cuando me los compro, no los presto, no pido prestado y, como ya dije en la casa de Koba, leo el último párrafo del libro antes de empezar a leerlo.
Derecho a tener rituales con los libros.
Me salteo el derecho número 9.
Saludos.

CLAUDE CONTIN dijo...

Yo, por extraño instinto, sólo elijo libros que verdaderamente me gustan, así que los leo enteros y enteramente abstraído. Luego, si son novelas muy muy buenas, la sensación me dura como una semana, y a veces, andando el tiempo, noto por la forma en que reacciono ante un hecho que el libro me dejó algo que ya es parte de mí.
Pero si alguna vez no me gusta una lectura, voy a permitirme cualquier cosa que me salve, desde la interrupción hasta la destrucción física del ejemplar.

Ele dijo...

le agrego el derecho a leer muy desordenado y con el tiempo que se le ajuste al lector.

y el derecho a mojar elibro, o dejarlo amarillento por el sol

Stella dijo...

Glendaaa, yo también huelo los libros!!! Qué suerte, no me siento tan rara!! ajaja

Estrelliita, si un libro no me engancha en el primer capítulo, no lo leo mas. Y me encanta leer en la cama, de noche, cuando nadie me interrumpe!! Que placer!!!

Besitosss

ElPoeta dijo...

Me adhiero a esa lista de derechos... Un beso, estrella,
V.

Estrella dijo...

glenda,
derecho a leer el último párrafo, a los propios ritos! Perfecto. Yo tampoco hago uso del 9...

claudio,
eso que deccís es una de las maravillas de la literatura: sumar miradas a uestro mirar.

ele,
¡buenísimo lo del libro amarillento por el sol!... pero: ¿mojado? Ja.

stella,
leer a la noche, en pleno silencio. Otro gusto que me doy: voy apilando libros que quiero leer, y cada tanto los miro, saboreando el placer de antemano.

poeta,
¡gracias por pasar!

eduardo dijo...

Jose:

Libreria en Paris!!!!!!!!!!!!!!

Uruguay!!!!!!

donde te puedo escribir?

(perdon Estrella por utlizar tu lugar)

no tan iguales dijo...

Hace poco que ejerzo el derecho de dejar un libro, durante 30 años seguí estoicamente cada página hasta el fin aunque me aburriera mucho. No sé por qué me daba tanta culpa, y aún hoy no se me ha ido del todo.
Sí reivindico el derecho de marcar y escribir mis libros: me encanta ver, pasados los años, que dejé huella de la persona que yo era en ese momento.

José Soriano dijo...

Eduardo,
soriano.jose@gmail.com

Leo_SCI dijo...

"Lo único que importa es cómo se vive, cómo se mira, después de leer" ... esta es una de las mejores frases que he leído :)

Cuidado con ese derecho de saltearte páginas, tal vez por error te saltees el secreto de la piedra filosofal ;). Va, depende que se lea no? je
Por las dudas no abuses de algunos de tus derechos :)

Francisco Villamayor dijo...

Rotundo SI a este decálogo. El punto 2 significó un antes y un después para mi lectura!!!. sigo en mi blog donde replicaré este decálogo. gracias.

mickey dijo...

Se puede discrepar con los puntos 1, 2 y 3????.
El resto m�s o menos bien. Esos tre no s�.

El derecho a no leer, si es traducido como discriminar, elegir que leer y que dejar s�. Pero no leer, haciendo ostentaci�n.... Hummm...

El derecho a saltearnos p�ginas es peligroso. Sea lo que sea de que se trate el libro, se supone que hay alguna idea de unidad, de conjunto (aun en las recopilaciones de obra, o en los libros de varios autores). Es lo que expone el autor (o editor), un todo.

Dejar un libro sin leer fue comentado antes. Me suena a fracaso. No se pude decir algo de una novela de 250 p�ginas, habiendo abandonado en la 34.
Deber�a ser domado el desgano que reconozco aparece.

Entretanto dijo...

Cuando se trata de leer por trabajo, acostumbro a saltear algunas páginas o al menos párrafos. Ahora si se trata de lectura por placer, el salteo de páginas me lleva casi de inmediato al abandono definitivo.

Muy bueno el blog, hacía mucho que no pasaba por acá.

tennisjournalist dijo...

Hola estrella. Defiendo el derecho a no terminar un libro. Creo que es un derecho fundamental. No hay razón para terminar de leer un libro de 500 páginas cuando nos ha decepcionado en las primeras 50.
Como dice Mickey, no terminar un libro se vive en muchas ocasiones como un fracaso. Considero que debemos perder ese miedo. Dejar de leer un libro no significa haber sido derrotado por él.
Saludos.

Mala Junta Tango Club dijo...

Interesante decálogo. Y más interesante blog aún.

Espero volver.

Saludos!

FEDERICO dijo...

A mi me queda una duda... el derecho numero 7, hará referencia al modo también? El Otro día me sorprendió una chica: iba leyendo al mismo tiempo que caminaba!! qué fenomena, la admiré por unos segundos...

Estrella dijo...

Mickey,
miralo de esta manera. Cuenta el autor del libro, que a los 12 años leyó "La Guerra y la Paz"; pero las escenas de Guerra se le hacía insoportables, solo leía las de la Paz.
El derecho a no leer: él dice que leer, necesariamente no te convierte en mejor persona que aquel que lee. El que no lee, por que no le gusta o vaya a saber por qué, puede encontrar en otro lado, lo qye el lector encuentra en los libros. Poner cara de mal olor cuando hablamos de alguien que bo lee, a eso me parece que se refiere Pennac.
Abandonar un libro: si tiene 250 páginas y las 50 primeras se me hicieron cuesta arriba, no por lo difícil, sino por que no me interesó desde nongún punto de vista, chau. Lo dejo, sin dudarlo.
"Domar el desgano": buenísimo y motivo para otro post.

entretanto,
gracias! y sí, saltearse páginas puede ser el principio del fin!

tennis,
De acuerdo. No fuimos vencidos, pero habrá que bancarse la desilusión.

mala junta,
gracias por pasar y bienvenido!

fedeerico,
¡el 7 es uno de mis favoritos! Buenísima observación.

Estrella dijo...

No tan iguales,

Vamos por el mismísimo camino.
Un saludo!

Leo,
¡muy sabio tu consejo! USO pero no ABUSO!

Francisco,
bienvenido y ¡gracias!

La condesa sangrienta dijo...

Hace un tiempo descubrí los blogs y leía mucho y de todo. Después comencé a ejercer mi derecho de selección (1 y 2 en tu lista)y no son pocos los que frecuento ahora pero en todos me siento cómoda, aprendo y disfruto mucho. El tuyo es uno de ellos.
Ah... defiendo el derecho de subrayar libros (también posteé al respecto)

Silvia dijo...

Estre; me quedo con el 1 el 3 y el 8
Saludos
Medu

Silvia dijo...

el derecho a ojear un libro en librerias caras como cuspide, distal, etc sin que venga un vendedor cuervo a querer chuparme la sangre

ángel eléctrico dijo...

Como la condesa (seré un vil imitador?) hace poco descubrí los blogs y también hoy he logrado (aproximadamente, claro) ordenar su lectura para encontrar aquellos en los que realmente la disfruto (como este, obviamente).
Y el tema del subrayado se simplifica mucho en los blogs, con un copy/paste se inmortaliza un plétora de ideas...

Saludos, defensores de los derechos del lector compulsivo...

Estrella dijo...

Angel,
acabo de pasar por tu casa, dejé un comentario medio tonto, porque lo que escribiste me gustó tanto que no encontré palabras...

Condesa,
ya se lo dije, pero fue su blog uno de los primeros que empecé a visitar (después de LLP, claro) y tuve la suerte de que cuando me animé a abrirlo (¿por qué me daba tanto miedo?), me hice amiga de sus amigos.

silvia,
los vendedores de libros, buen tema par un post, ¡gracias!

Besos para todos!

José Soriano dijo...

EL DERECHO DE TODOS A LEER O ESCRIBIR UN LIBRO EN SU IDIOMA,

Hace muchos años,-en el 93-, trabajamos desde el Perú con el proyecto Gutenberg que unos amigos que conocí en Stanford montaron en USA.
En esa época recién comenzabamos con Internet (iniciamos en el 91 y nos conectamos por satélite en el 93) y establecíamos contacto internacionalmente vía teléfono(solo email gopher), comenzamos a trabajar para que hubiera textos y contenido en Español en línea.

Luego me aparte del mismo por saturación de trabajo pero han hecho un avance espectacular.

Pueden ver resultados en:
http://www.gutenberg.org/browse/languages/es

Hoy hay otros repositorios aunque menos valiosos en:
http://www.ploughbooks.co.uk/ebooks/spanish/?gclid=CNb169mRzo8CFQS4hgod9RfEyw
fraterno
js

José Soriano dijo...

Corrijo el segundo link es de una entidad religiosa...
frat
js

Silvia dijo...

Por que son por ej tan mercaderes y mercachifles en vez de ser intermediarios con el conocimiento
(los vendedores)
parecen peor que los chicos del mac donalds (que ellos de algo tienen que vivir)
Los libreros: Por ej Buscaba algo de spinoza y el chico de sta fe y callao pone en su pc "espinosa"
Aghhhhhhhhhhh

Nippur dijo...

Me encantaría que el décimo se usara más regularmente, sobre todo por aquellos/as que parecen sentirse incómodos si no empiezan una conversación luego de 2 min de silencio. Qué necesidad hay, nunca escucharon que es salud?? sobre todo cuando uno está tan enterado como ellos de como está el clima.

Mickey dijo...

Jos� el haber participado en el desarrollo de Gutemberg lo hace acreedor a mi agradecimiento!.

Juan Gonzalez del Solar dijo...

Derechos, todos. ¿Tenemos algún deber con el libro, con el texto, con leer con atención, con ser respetuosos con autor y texto? Pienso en el País.

También es posible pensar que el texto no existe sino a partir de lo que nos deja.

Abrazo, amiga

Estrella dijo...

jose,
gracias otra vez.

silvia,
los libreros ya no son lo que eran, pero no tienen la culpa los chicos, nadie los prepara ni les exije demasiado. Paciencia con espinosa! ja.

nippur,
veo que te gustó el derecho a callarse. A veces, la gente acosa a los callados, como si no hablar todo el tiempo fuera casi una enfermedad...

juan,
Deberes, claro. El respeto, mínimamente, si el autor se lo merece, más llá de que sea o no unn buen escritor.
gracias!!

Angie dijo...

Tengo el recuerdo de mi abuelo enseñandome a "agarrar" (o sostenerlo con cariño) un libro, con la mano izquierda lo sostengo. A la derecha, la mantengo en la esquina superior derecha con el dedo índice por debajo de la hoja que se está leyendo, lista para dar vuelta la hoja. Este era para él el respeto inicial. Después venía el resto.

conocido de la vida dijo...

Soy de los que piensan que para romper el silencio Hay que mejorarlo.
Saludos

Fernan dijo...

Estrella! falto el derecho a mirarle el libro al que se sienta al lado! ese derecho es fundamental para la vida

Estrella dijo...

angie,
si!! y ni qué hablar de la manera en que leía el diario!

conocido,
mejorar el silencio: todo un filósofo, señor conocido. Me gustó.

fernán,
jaja, espiar las lecturas ajenas tiene lo suyo. Dime qué lees y te diré quién eres: ¿será así?

Silvia dijo...

me parece que un autor tiene el Deber de escribir algo inteligente solo por el hecho de estar publicado si no, no se si merece Toda nuestra atencion.