5.11.07

Piropos: Adhesiones y Aversiones.

Si quisiera decirte lo más bello que evoco
usaría tu nombre si no te ofendes por el piropo
(Jaime Ross)
Qué falta de respeto, que atropello a la razón, me dijo mi profesora de inglés sudafricana en medio de una clase, cuando hace años le conté que en nuestro país el piropo es el pan de cada día. Claro que la rubia sajona poco sabía del pesimismo discepoleno, pero sus ojos asombrados no podían creer lo que yo, mujer latina y extraña, le estaba contando. Que no, que los buenos piropos se agradecen con sonrisas. Que no, que nadie se enoja si lo que se dice no ofende.
Hay quienes sostienen que a partir de una edad, las mujeres se vuelven transparentes; ya nadie las mira pasar. Lejos de esta crónica de una muerte anunciada, debo decir, mujeres argentinas, que ese momento nunca llega. Siempre habrá un roto para nuestra femineidad descosida. Y sin no me creen, pasen y vean. Pasen, nomás, por delante de una obra en construcción, entren a un taller mecánico, o busquen entre la multitud a aquellos piropeadores profesionales, que no descansan ni de noche ni de día. En caso de extrema necesidad, y cuando ni desde las zanjas los zanjeros nos silben bonito, no hay más que salir a caminar por zona de camiones. El camionero no defrauda: oiremos una y otra vez esos bocinazos deliciosos, cuyo texto dirá lo que nosotros querremos que diga, porque esos ojos nos verán con otros ojos que los nuestros.
Ahora sí: afuera quedarán los piropeadores agresivos, los que nos miran, farfullando por lo bajo, y los excesivamente descarados, que de tan aduladores se vuelven mentirosos. Un poco de esmero, ¿será pedir demasiado?

36 comentarios:

janfi dijo...

Qué hace una estrella volando tan bajito ...

Reina dijo...

Los piropos sirven para tener una idea de como estamos... mi lema es que si salis a la calle y nadie te grita, empeza a preocuparte...
Que incomodo es cuando te gritan o peor aún cuando un hombre te pasa por al lado y bajito te dice tantas cosas... pero que bien nos hace! a mi por lo menos me saca una sonrisa...

ElPoeta dijo...

El piropo es un arte que no todos dominan, pero dicho con estilo y en público, entiendo que haga sonreír y sentirse satisfecha a más de una. Desgraciadamente, el feminismo no ha llegado todavía al estadio en que sea corriente escuchar a una mujer decir piropos (aunque en los blogs, cae alguno que otro...). Así pues, amigas, anímense que a nadie le amarga un dulce. Un beso, Estrella,
V.

concocido de la vida dijo...

!!!Que lindo!!, este tema justo ahora que estamos en primavera y todas ustedes se ponen lindísimas.
Me encantó el grabado que acompaña el texto. Es de la época en donde el piropo solamente era educado, bien intencionado y homenajeaba a la mujer. Si miran en el dibujo hay una tímida sonrisa en la mujer que agradece la galanura del hombre.


Chau fea.

Jose Soriano dijo...

Perdón, por favor, ¿me muestra como sonríe una princesa en primavera...?

dicho en tono poco fraterno siempre obtiene una sonrisa y el premio de quién se va dichosa...

js

Pol Marías dijo...

Mi amigo Pedro Y supo ser, en sus gentiles épocas de conquistador sin freno, un gran piropeador. Se arrimaba caminando como a saltitos, algo de costado, y decía: "Por usted, yo mataría una ballena a chancletazos". En cierta ocasión le confesé mi admiración por una frase de Lugones, donde se refería a los ojos de una dama como dos gotas de cielo. "Pedro -le dijo-, no tendrás el descaro de usar esa genialidad para uno de tus levantes". Y lo dicho. Se lo dijo a la primera mina de ojos claros que apareció. Hay piropeadores que son incontenibles...
Mi caso, prefiero ahorrar eufemismos y, con Dolina, ir directo al grano: "Aventuremos a un zanjón oscuro a dar rienda suelta a nuestra lujuria".

janfi dijo...

Soriano, me suena que Ud. en la vida ha cosechado algo mas que sonrisas con sus piropos, sobre todo en francés.

Jose Soriano dijo...

En francés el piropo de boulevard sólo obtiene la recompensa de un carterazo vil y traicionero.

Eso sí, un piropo, mientras se retiene suavemente la mano que saluda, obtiene como recompensa, hors d'oeuvres o dessert adicional, en una deliciosa cena.

Dicen que el mar es un caballero que esta viejo pero que todavía se mece, por eso no cuenta lo que hace.

Hace muchos años en Francia ví un delicioso documental cubano: "El Piropo", del escritor, poeta, dramaturgo, Luis Felipe Bernaza (1940, Santiago de Cuba, Cuba). Era notorio que los franceses no entendían nada, pues las risas eran singularmente latinas.

Los piropos respondidos son maravillosos en República Dominicana o Cuba y arrinconan...

Pero a mí siempre me han gustado los piropos de mirada, esos cuando las chiquillas ladean la cabeza por sobre el hombro y pestañean sutiles.
Aquí no abundan, desde mi tierra hacia el norte son la norma cuando ellas se van airosas con jazmines en el pelo y aroma de mistura que llevan en el pecho mientras van del puente a la Alameda...

Estrella dijo...

Janfi,
gracias por el piropo (¿¿es un piropo??).

Reina!!
Dice mi hermana que a las rubias las miran más que a las morochas, ¿será verdad? Por las dudas, redobló la blondez.

poeta,
Es verdad, a tenerlo en cuenta y apensar lindos piropos para ellos!
(aunque el poeta es muy piropeado en su blog.

conocido,
qué suerte que te gustó. A mí también me encantó la estampa; ella está feliz.

josé,
Buenísimo lo del saludo poco fraterno!

pol marías,
tu amigo debe de ser de esos que cuando no te dicen nada, uno se preocupa tanto, tanto. Tienen una función social: mantener en alta la autoestima de la mujer!

soriano,
maravilloso! y estoy de acuerdo, las miradas pueden ser más efectivas que las palabras. Ahora, ¿CARTERAZOS? ¡a quién se le courre! Están locas las francesas...

CLAUDE CONTIN dijo...

Yo soy muy prosaico con las palabras, así que me limito a la bocina cundo voy en mi Jeep. Hace poco encontré una mujer motoquera en un semáforo: le toqué la bocina y pisé un poco el acelerador y ella hizo lo mismo en broma, ¡casi me muero de agrado!

janfi dijo...

Blog : hago un piropo sutil, inteligente, que toma el nombre de la dueña del blog y lo elabora hasta el paroxismo del piropo y ella lo pone en duda; por favor, exijo solidaridad corporativa de los co-blogistas (al menos de los varones) poco faltó para que ligara un carterazo.

Estrella dijo...

Ja, janfi!! eso de "volando tan bajito" me sonó a "no es lo mismo ser profundo que haberse venido abajo". UN CARTERAZO: ¡jamás!

claude,

eso que contás es un piropo de aquellos (casi como el de Janfi): "casi me muero del agrado": qué lindo.

Mickey dijo...

Estrella, decile a tu hermana que estamos en Argentina.
Reino de la morocha argentina!!!!.

El piropo no es un tema abordable para mí. Me retiro...

José Soriano dijo...

Janfi, Ud las hace reir que es el mejor camino, primero para llegar y luego para perdurar...

Además ¿es Ud. un Singer? Si lo es, está llamado a llegar con sus canciones al alma de la dama...

No ando muy inspirado pues suena música punk de geniol con pelo mohawk el "novio"de mi enamorada hija y suenan "flema" o "dos minutos"chingui chingui...
me perdí aturdido
bueno eso
fraterno
js

PS: este comment me salió medio antipiropo

janfi dijo...

Soriano, canto en la ducha; en seco no me sale tan bien.

Stella dijo...

Que lindos que son los piropos!!!
Son mimos!!!
Pero todo depende de la mirada del piropeador. A veces un mismo piropo te hace sonreir, y ese mismo piropo, dicho con otra mirada, te hace enojar!
Me encantó el post, Estre!!
Ya mismo me voy a la vereda a ver si me piropean un poco! ajaja

Leo_SCI dijo...

No haré análisis, solo un chiste, resumidisimo, de Luis Landrisina:

En un campo de golf, un viejito elegante le dice a dos señoras que pasan caminado junto a él: "adios buenas mozas", a lo que una de ellas mal entonada le responde: "lástima que de este lado no podemos decir lo mismo"
Y el viejito ni lento ni perezoso le responde: "y hagan como yo... mientan!"
;)

Estrella dijo...

Mickey,
¿por qué te retirás? ¡Nooo!

janfi,
Mirá el piropo que te tiró soriano (sumado al de la sapa, debés estar agrandado!).

soriano:
¿flema y dos minutos? A todo punk, mi dios! Jamás antipiropo, con el fraterno todo se arregla.

Stella!!!
Andá a una calle con muchos camiones! Besos!!

Nippur dijo...

El máximo exponente del piropo fue Jardín Florido, Fernando Albiero Bertapelle, nacido en la provincia de Santa fe pero que se hizo famoso en Córdoba, donde es un personaje recordado del folclore urbano aún hoy, a más de 40 años de su muerte.
Parece que era un piropeador compulsivo, pero de lo más elegante y simpático.

Crab dijo...

¡Me encantan los piropos! Sobre todo porque en mi vida pude decir uno, por tímido y poco ingenioso.

Fernan dijo...

como piropeador profesional, debo decir que las calles serian grises sin esas frases que tantas sonrisas sacan. Lamentablemente vivo en una zona donde rara vez te responden con una sonrisa, pero cuando cruzo la general paz y entro en el territorio porteño, malaya! agarrense chicas que como un endemoniado tiro mis flechas de amor para todas, y se que sonreiste cuando te invite a mi alegria de vivir, si a vos morochaza que cruzaste primera junta con un vestidito azul veraniego, si no te hagas la tonta...
disculpen me fui de tema, fantastico post

janfi dijo...

¿ cómo che ?
¿ alguien me habló ?

El Dedo en la llaga dijo...

Los piropos son magicos y mas cuando lo dice un tipo que se prepara para hacerlo. A mi me parecen graciosos, ridiculos, tal es asi que los relaciono mas con lo comico que con lo romantico.

Estrella dijo...

nippur,
así que hay un máximo exponente del piropo. ¿Da seminarios? Digo, así va crab, que se cree poco ingenioso pero que no piensa serlo. Gracias por el dato, nippur!

crab,
te contesté en la respuesta a nippur. ¿¿Sos tímido??

fernan,
¡no te desanimes! te aviso que aunque no te sonrian, las chicas piropeadas sonrierán todo el día por el piropo. No les creas a las caristas de nada. En cuanto a la de viestidio azul que cruzaba Primera Junta, si la veo, le aviso.

janfi,
Sí, la sapa, entre muchos otros. Ja!

dedo en la llaga,
peligrosos sus piropos, con ese nick, tenga cuidado con lo que hace. Saludos!

Reina dijo...

La eterna duda! se agradece un piropo? o se sigue caminando con sonrisita pero mirando para abajo para no hacer eye-contact? queda medio maleducado no?

Estrella dijo...

Reinita,
siempre se agradece un piropo, sino corremos el riesgo de desanimar a los piropeadores, como dice fernan. Tampoco caer rendida a los pies del hombre, pero un gracias con sonrisas...

El Caballero de la luna dijo...

Siempre aspiré a ser un piropeador de palabra definitiva, elegante y exacta como la de un profeta. Pero la timidez, una cierta lentitud y el perfeccionismo me condujeron al fracaso en ese arte particular. Por eso pensé en escribir "tarjetas/piropo" donde se condensaran frases meritorias, reflexionadas con tiempo. Pensaba escribirlas, imprimirlas y repartirlas a quienes considerara merecedoras. Pero jamás lo hice: temí ser confundido con un vendedor.

José Soriano dijo...

Si paso por tu lado y no te saludo no lo tomes como enojo que los amores que se quieren se saludan con los ojos.
js

Tomás Münzer dijo...

Jajaja, lo que hacen las mujeres para levantarse el autoestima :P

Adiós corazón de arroz dijo...

Una buena mirada lo dice todo...
Para qué hacer obvio lo que no es necesario.
Creo que gratifica más lo que se dice en silencio.
Felicitaciones a los piropeadores sinceros, que animan a las bellas de esta vida.

Estrella dijo...

Leo,
no te había contestado! Buenísimo tu cuento de L,. resumidísimo.

Caballero,
¡¡qué buen comentario!! Nunca se me había ocurrido algo semejante.
Timidez + lentitud + perfeccionismo: a pesar de esto, le tengo fe.

jose,
los piropos con los ojos son los más sinceros... o los más traviesos.

tomás,
y bué, así somos, pero mire con qué poco nos comformamos!

adios corzaón de arroz,

¿sos vos, J.?

José Soriano dijo...

Otra que la cartera feminista de las francesas...
Los hombres azules son bravos y no es fácil decirle algo bello y de pasada a una velada mujer al costado de la carretera.
Hace unos días Desde un auto en marcha, Ahmed lanzó sonriente un piropo a una muchacha que cuidaba ganado.
Los beduinos estimaron que la ofensa bien valía una lengua y lo condenaron a que le corten la lengua; al final las cosas se arreglaron y podrá seguir piropeando pues le cambiaron el castigo por 46 camellos.
Para que aprenda también deberá vender su vehículo.
El precio de la ofensa fue el equivalente a 80.000 libras egipcias (alrededor de 45,000 pesos argentinos) mas la venta de la camioneta.
Que no le corten la lengua tuvo un costo adicional de seis camellos pero sólo después de más de 5 horas de negociaciones.
El piropo no tiene precio...
fraterno
js

Tejedor dijo...

que lindas son las mujeres, que lindo lo que escribis

Alicia dijo...

Estrella: soy Alicia de LLP.Ya que piropeaste tanto la casita roja, puedo reservarla para tí, eso sí después de la muestra..
Y aguanten las morochas!!!
Un blog muy divertido y sobre todo FEMENINO.Un abrazo.

malena dijo...

Me robaste una sonrisa con este texto tan simpático.
El otro día iba caminando y (nosé por qué) con el ceño fruncido y un encargado (a los que les ofende si se les dice "portero")me preguntó: "¿Por qué tan seria?" y lo dijo así con cariño paternal y cuando sonreí agregó: "Ah ves, así estás mucho más linda". Y me alegró unos cuantos pasos más. (Tampoco para tanto)

Estrella dijo...

Gracias a tejedor, malena y alicia por pasar y dejar tan lindos mensajes.
Alicia: ¡¡grcias!! Estoy FELIZ, me gustó tanto ese dibujo. Avisanos cuando esté lista la muestra.
Besos a todos!!