20.10.08

Otra vez, la televisión

Lo digo otra vez.
No puede ser tan difícil resolver algunos temas, como por ejemplo, el de los adolescentes que salen de clase para fumar marihuana, en una escuela-rancho de la provincia de Misiones.
No es tarea, claro, que deban hacer sólo los maestros y los padres, porque como ya sabemos, los maestros ganan poco y hacen un trabajo por demás desprestigiado, y los padres, pobres padres, anda él perdido y ausente, y ella trabajando fuera de su casa para que sus hijos puedan comer.
Es el Estado el que no está. O está distraído, mirando para otros lados, gastando más allá, y se olvida de hacer lo que debe que hacer: velar por sus niños y sus jóvenes. ¿O hay, acaso, algo más primordial?
Ya no digo que todo se arregla con educación, salud, trabajo y justicia. Prefiero decir que todo se arreglaría con ganas, con voluntad, con decisión.
Es mucho lo que habría que hacer para cuidar, realmente cuidar, a los chicos de la calle y a los chicos de las casas sin padres, donde los hijos crecen solos, mirando una pantalla de televisión.
¿Podemos decir que los buenos libros, la música, el teatro nos ayudan a desarrollarnos como personas sensibles y pensantes dentro de un sistema donde cada uno encuentra su lugar, donde los que están más allá de los bordes tienen la posibilidad de salir de su exclusión y de sentirse parte de un todo, en la medida en que puedan pensar y pensarse, y construir, palabra a palabra, una visión particular del mundo? ¿Alguien lo duda? Creo que no.
Entonces.
¿Qué hacer con el reverso de lo que es bueno, con la contrafigura de lo que nos "hace bien", como dice la canción de Drexler?
La televisión, por ejemplo, abarrota a los chicos que la miran de aquello que no les hace bien. Nadie se atrevería a decir que no es así: peleas forzadas de conventillo, mal gusto de la mañana a la noche, un lenguaje que no pueden comprender, porque son niños en plena niñez o jóvenes confundidos en estado de orfandad. Nadie los cuida y ahí están, a merced de las desmesuras de Tinelli, de noticieros que cargan las tintas en el peor lugar, de programas que enseñan cómo drogarse y cómo robar, de imágenes de mujeres que no tienen nada de lo que una mujer tiene que tener: capacidad de contención, ternura, fortaleza, femineidad.
A todos nos hacen mal, a nadie puede hacerle bien.
Se me dirá que la tele está para entretener, pero si mientras entretiene daña, entonces, que revise sus formas de entretener.
Que los responsable de la tele no les sigan echando la culpa a los que la ven, porque son ellos los que los así los han construido, por propia elección. Que revisen sus corazones, en lugar de sus bolsillos.
Así como se habla cada vez más de la responsabilidad social empresarial, que pone a los empresarios frente al compromiso de velar por el medio ambiente y por la población de la comunidad en la que está insertada, así también el Estado y la sociedad deberían exigirles a los medios de comunicación que no atormenten más a los chicos, que tengan piedad.
Un Estado casi ausente, familias desintegradas por la pobreza, escuelas que no alcanzan para educar y una televisión en cada hogar que escupe sobre la dignidad de los que la ven, sin importarle que sean chicos y adolescentes los que pasan horas y horas frente a la pantalla del gran televisor.
Ya basta de exigir "seguridad", que no es eso lo que hay que hacer.
Es muy claro lo que pasa.
O nos educamos entre todos, o nos estaremos insultando, robando y matando los unos a los otros, los de arriba y los de abajo, los jóvenes y los viejos, de aquí a la eternidad.

37 comentarios:

Lic_jasper dijo...

desde tiempo ya la tele perdio demasiado su sentido de entretener, o mas bien, cambio el sentido de la palabra para adaptarlo a otro que es mas acorde a sus pretenciones.
El problema esta en varias aristas como bien mencionas: no solo alcanza con apagar la tele y ponerte a leer un libro, o ir al teatro para ser mas culto. Puede ser mas sencillo si la caja boba se prestaria a mas horas de este tipo de cosas. yo veo en la programacion "Ver para Leer" y me da bronca verlo despues de un programa de bloopers y recuerdos banales.
la tele lo que hace de alguna manera es bastardear los demas medios de aprendizaje, cuando lo que podria hacer es fomentarles un poco mas. De hecho, tienen la obligacion de prestar servicio social y cultural, pero quien lo hace mas que una hora canal 11 en la semana y canal 7 en casi todo el dia???
Quiza me fui al re carajo, pero coincido que este medio lo que provoca es a la incitacion de muchas de las cosas de las que nos quejamos a diario...
(Y eso que trabajo de la tele eh!!! si no fuera por esos programas que critico no laburaria demasiado)

Yoni Bigud dijo...

El problema es que en países como el nuestro, democracias precarias y corruptas, la educación y la salud no son prioridad para nadie. Entonces la tele queda con la única obligación de entretener al autómata, y lo hace como le da la gana.
En general los gobiernos no toman en cuenta el largo plazo (porque excluye la posibilidad de robar en corto), no existen planes para formar a la gente, no hay controles de ninguna clase, y los pocos recursos que se destinan a la educación son devorados por la corrupción estatal antes de llegar a destino.

La otra alternativa, siempre hablando de sitios como este, son los regimenes que priorizan la educación y la salud en desmedro de las libertades individuales. Entonces evitan la ignorancia y la mortalidad infantil, pero nadie puede decir ni A sin pedir permiso.

La salida: Convertirse en un país serio a través de un proyecto a largo plazo que contemple una educación sólida y libre, resguardando al mismo tiempo la vocación democrática de la sociedad.

¿Comprende la paradoja? Es realmente dramático.

Un saludo.

Dorian dijo...

Estre: estoy convencido de que no sólo no les preocupa, si no que además, les conviene. Ignorancia y miedo son un combo fantástico para conseguir votos. Mientras más pobreza, material y espiritual, haya en un pueblo, más sencillo se vuelve organizar una campaña electoral clientelista. No quiero desmoralizar a nadie, pero no creo que esta situación sea reversible.
Estoy seguro, por el hueco por donde pasó, de que el que entró a robar a mi casa no tenía más de 14 o 15 años. Esos nenes están jugadísimos, viven inmersos en la desesperación, y saben la que les espera cuando el poli los agarre, o cuando un vecino desiquiciado les vuele la tapa de los sesos de un tiro. No les importa, porque para ellos ya no existe un mañana.
Por otro lado, los medios seleccionan cuidadosamente los crímenes más duros, las estadísticas más tristes, y con todo eso hacen la ensalada de tu almuerzo, para que lo tragués todo, te llenes de miedo, y cuando aparece el candidato "mano dura" lo votes sin dudar.
Por otro lado, el hambre y la pobreza, permiten que el candidato mano dura o el otro, el que sea, con un par de "planes" pueda comprar el voto de una gran parte de la población, que permitirá que el ciro siga. Entonces... ¿por qué esperar que el gobierno haga algo desde el comfer o desde donde sea, si despuès de todo, la tele es funcional a esta máquina de procesar cerebros?
es triste, es lamentable, pero creo, es real.
igual cada uno desde lugar, algo puede hacer, de eso, estoy seguro.
besos.

Stella dijo...

Coincido con tu post, Estre.
Y el problema no es uno solo. Porque además de tener un Estado ausente, tenemos a la mayoria del pueblo tan preocupado por subsistir, que ya no se fija en esas cosas, ya ni ánimo hay para protestar.
Y es muy grave, porque las pocas veces que se escucha una tibia voz de protesta en los medios, es inmediatamente tildado de censura, de falta de libertad, y te llaman a la Lubertino y apelan a los derechos humanos de la libre expresión.
¿Y los derechos de nuestros niños y jóvenes, quien los cuida?
Hace poco una de mis hijas me contó, que una compañera del cole le dijo que habia visto en el programa de Tinelli como se hacía un pete. Parece que una de las de bailando o patinando, enseñó la mejor manera usando un vaso con un hielo, o algo asi, de ejemplo.
............Sin palabras!!

Un pais en serio, y me refiero a la gente, sabe que tiene derechos y deberes. Pero si la misma presidenta en un discurso dice que los deberes son todos de ella, y que el pueblo solo tiene derechos, como dijo hace un tiempo, y si encima no se hace cargo de esos deberes, entonces estamos perdidos.
Y los proyectos a largo plazo no sirven para los argentinos, porque cada gobierno quiere recibir los laureles de lo que hace.

Creo que solo el trabajo de hormiga nos puede ayudar. Hablar con nustros hijos, y con sus amigos, y con nuestros amigos sobre el tema. Que todos tomen conciencia de lo grave que es.

Un beso, y perdon por lo extenso del comentario, parece un post.

Mensajero dijo...

¿Se imaginan una semana sin TV?
Supongamos que un grupo logra vaya a saber cómo, interferir y arruinar las transmisiones. (perdone si le estoy trayendo a todas las agencias de inteligencia del mundo por escribir esto).
Le aseguro que se convierte en una causa de Estado que sobrepasa lo policial.
Se puede tolerar el piquete de Gualeguaychú, el lockout gaucho y muchas otras afrentas....pero con la TV, no, eh?
¡¡¡¡Qué lindo todo un pueblo sin TV!!!!

Ajenjo dijo...

Estre, estoy de acuerdo.
No se si te enteraste del programa nacional de lectura (por el que los curas ya ladraron porque se sugiere que se implemente con textos sin moralejas religiosas y de contenido laico) que a mi entender está bien planteado, pero no alcanza.
Existen proyectos independientes, como las orquestas infantiles (en Lugano hay una que funciona muy bien y hay unos cuantos proyectos similares en el interior) o el proyecto ph15, en el que participa una bloggera amiga, Morkelik. Estos proyectos también están barbaros, pero no alcanza. Y no alcanza, no porque sean pocos proyectos, si no, porque no hay políticas que fomenten estos proyectos. Imagino un plan integral de educación artistica infantil, que se impulse desde el ministerio de educación, y con llegada nacional, con una sede en cada barrio y en cada pueblo, que trabaje con las escuelas, que nuclee bajo un mismo paraguas todos los talleres artísticos, plástica, lectura, escritura, fotografía, música. Ningún artista se negaría a participar. Lo que falta es una política de fomento, solo eso. Y si bien parece poco, es la piedra mas importante, es el motor.

gran post. beso
A

El Caballero de la luna dijo...

Tal vez no haya que esperar que la tele haga lo que el gobierno evita hacer, aunque sea su obligación. La tele, como cualquier otro medio, normalmente es cómplice en nuestras republiquetas de las inacciones de gobierno. Tener una tele pulcra en un país corrupto es una utopía, peor, es una inocentada.
Es más, en algunos países la televisión moldea el tipo de respuesta ciudadana que espera el poder. Asusta, abomba, empobrece, desarma, debilita.
La TV es un medio poderoso y no es implícitamente malo. Depende de cómo se la maneje. Criticarla es como criticar a los diarios: son buenos o malos de acuerdo a cómo se escriban.
El final de todo razonamiento político/social/cultural siempre nos lleva a lo mismo: impidamos que sigan gobernándonos asociaciones ilícitas y todo, incluyendo la TV, mejorará.

Estrella dijo...

LIC JASPER,
Tampoco quiero decir que la tele tiene que ser "culturosa"; puede ser popular, divertir, pero sin HACER MAL. Y tenés mucha razón cuando decís que bastardea los otros medios de apreendizaje. Y agregaría que bastardea, también, al hombre-televidente, al cual supone solo pausible de ser entretenido de la manera en que lo hace.
Que un porgrama tenga raiting no quiere decir que sea bueno, entonces, la pregunta sería, ¿lo único que quieren es tener audiencia a cualquier precio, aún a costa de un mal producto? La respuesta es SÍ. Entonces, que alguien les ponga los puntos sobre las íes. Me parece a mí.
Gracias por pasar!

YONI BIGUD,
Exactamente, "no pueden entretener como se les dé la gana!
Y sí, no se piensa a largo plazo, nunca, porque no hay un proyecto de país, porque no se quiere mejor en serio, porque hay solo una intención de quedarse con el pedazo de la torta que tenga más merengue.
Ayer discutía con una persona y hablábamos de Cuba. Que si en Cuba no hay droga ni meseria, que si en Cuba todos están educados, pues entonces, me quedo con Cuba, decía yo, de taan enojada que estoy últimamente. Pero claro que habrá que apuntar a un término medio: ni hacer lo que se me da la gana ni no poder decir ni mu.
Esta es la opción váliida: un país serio, con una dirigencia responsable, solidaria, comprometida... ¿no parece un chiste?
Gracias yoni por ayudarme a seguir pensando.

DORIAN,
Como decís vos, yo también pienso a veces que la situación es irreversible, pero este pensamiento me llena de impotencia. Los chicos de 14-15 años que salen a robar son el producto del abandono, han crecido solos, como crece el yuyo en el campo, sin guía y sin sotén. Y como vos pienso que para ellos no hay un mañana, ¿no es terrible esto? ¿Es que no hay nada que pueda hacerse YA? no se sarregla el asunto con mano dura, cierto. Se arregla con prevención, educación... pero antes de poner en marcha planes sociales con este objetivo, tendrá que existir una clase política con voluntad, con convicciones y honestos, que tengan en sus cabezas, día y noche, esta urgencia: salvar a los niños y a los jóvenes. La tele está en todas las casas: ¿acaso no se podría empezar por ahí? Yo tengo mil ideas...
Gracias Por pasar y por dejar tu mirada, que siempre me interesa conocer.

STELLA,
El asunto de la censura, de la falta de libertad y de la discriminación me tienen hasta. Son pocos serios los que saquen una y otra vez esta bandera (y convierten en un lugar común estos eslóganes, vaciándolos de significado cuando realmente necesitamos usarlos).
Vos, que tenés muchos hijos, lo sabrás: uno no educa en el todo vale, no porque uno sea un tirano, sino porque sabe que tiene que educar, formar, moldear una persona de bien.
Y en cuanto al proyecto a largo plazo, es tan verdadero lo que decís: cada gobierno quiere sus luareles... ¿para qué? ya todos sabemos la respuesta.
Gracias, stellita, me gusta conversar con vos.

MENSAJERO,
¿En el mundo entero, decís? Otra que crisis mundial!
¿Será tan difícil decir: "oiga, usted, se deja de mostrar eso a las tres, de la tarde; usted, se calla la boca; el de más allá: ojo conn el leguaje, flaco, no podés decir lo que se te da la gana porque HAY chicos a los cuales queremos proteger, para que crezcan sanos y no chapotenado en el barro que ustedes les tiran por la cabeza". Y si no te gusta, te vas. Fin de la cuestión.
Ya sé, es toda una ingenuidad, que las trenzas del poder, y que los intereses, y bla bla. Pero yo lo digo igual. Y si me lo encuentro a Tinelli por ahí, ah... las cosas que le diría...
Gracias, mensajero!

AJENJO,
Hay tantos proyectos independientes, ONG que se rompen el alma, como Crear vale la pena, como Culebrón Timbal, como El Fulgor argentino... no conozco ph15, voy a investigar.
Pero tenés razón, no hay políticas que los apoyen, ¿no es terrible? Tanto se podría hacer desde los centros comunitarios, desde los barrios y ¡¡desde la televisión!!: buenas campañas, que se sumen a lo que decís: UN PLAN INTEGRAL DE EDUCACIÓN.
Pero son los ciudadanos los que tienen que salir a sacar las papas de fuego. No digo que el Estado no haga nada, pero lo que hace no alcanza, porque falta la decisión. Como cuando un tiene un hijo que anda mal encaminado, y entonces se propone, con todo el amor y toda la energía: "A este chico lo voy a sacar bueno, cueste lo que cueste!.
Mil gracias Ajenjo, de verdad.

malena dijo...

¡Ay, me había olvidado!

¡Feliz día, Estrella!

Ojalá hayas estado feliz y cerca de tus hijos.

(Ahora leo el post)

Mickey dijo...

Yo me he demostrado crítico de nuestra TV, a tal punto que reconozco solo ver (en abierta) el programa de Capusotto, y casi nada más.
De todos modos, nunca podré creer que la TV moldea, sino más bien, que lo que se transmite es lo que la sociedad pide.
Somos una sociedad berreta en extremo. Porque a la grasada (que es medio mundial) nosotros le agregamos pereza, y funamentalmente, un mal gusto que es realmente extraordinario.

Insisto. A eso no lo inventa Tinelli, solo lo aprovecha. Y somos todos culpables. Todos...

El comienzo de la restauración de valores se debría dar por nosotros.
Por ejemplo discutiendo esto.

Discutiendo esto, sabemos que no hay que rendirse al facilismo. También sabemos que hay otros ámbitos más críticos que la TV. Sin ir más lejos, la educación en todos los niveles. Empezando por casa...
O sea, hay un camino. Y no hay vía rápida.

malena dijo...

Uff, Estrella, tocaste muchos temas y todos complejos e importantes.

Entiendo tu nivel de indignación. Y me alegra cierto optimismo. Coincido con lo superficial de un reclamo por "más seguridad" y con el lamentable rol de los medios. Hasta la responsabilidad social empresaria es algo frívolo y más ligado a intereses comerciales.
Ojalá el Estado aparezca, y nosotros cumplamos.

¡Empezaste el lunes con todo! :P

filo dijo...

Hola Estrella!
Siempre el camino empieza por casa, Hemingway decía que no tenía televisión porque no dejaba entrar a cualquiera. Y es una buena razón, no hay´, a excepción de pocas cosas algo interesante para ver.
La tele es un reflejo, coincido ,del estado de insanía que tenemos, de banalidad, pero también la tele es un poderoso medio con el que se podrían hacer cosas maravillosas. El canal encuentro es una buena muestra de eso, oficios, entrevistas gloriosas, viajes, música.
Creo que la educación siempre es autoeducación, y que apagar la tele o prenderla siempre siempre, tiene que ver con lo que necesita cada cual para nutrirse.

Besos para vos y feliz día atrasado!

Conocido de la vida dijo...

Estrella, no tengo la cabeza para comentar sobre este post, a pesar de que me interesa el tema. Pero si me dí cuenta (de?)que no cambiaste la hora del reloj.
Slaudos

Angie dijo...

El tema me supera porque me exaspera.
Ejemplo: Hoy prendo la tele canal9 (estaba puesto ahi) "Fantino reconocio a su hijo de 17 años". El tema no fue la noticia, menor en todo caso. Sino la sarta de pavadas que siguieron de la colorada esa y sus secuaces.
Mirar tres minutos de eso ya te da la talla moral de esa gente. De todo opinaron: De fantino, de la madre del chico, de que tenina 19 años cuando lo tuvo, "mujer despechada" dice uno, "Tenia un socio que manejaba mal el tema prensa", dice otro. Lo tomo como ejemplo porque creo que eso es lo que les llega a los chicos, esa "etica" derruida, cayendose a pedazos.
Y no soy una moralista pero ver eso ya me puso de mal humor.

La candorosa dijo...

La televisión le daña la mente a cualquiera.

Además, tengamos en cuenta que el estado ¡¡¡no puede estar en todo!!!

Pero no estaría mal considerar que hasta que el ser humano no cuente con el criterio básico necesario, no debería sentarse frente a un televisor (eso aquí, y en cualquier lugar del mundo!!!).

Saludos!!!

janfi dijo...

¡Ah bueno! No sé qué "tecla" tocaste, pero movilizaste a todos; cada uno hizo un post sobre el tema, se ve que la TV tiene podrido a mas de uno. Obvio que tenés razón, y cada uno con lo que agrega; me conformo por ahora con este nivel de toma de conciencia, parece poco pero es mucho (hay que ser optimista).

Wonder dijo...

Ufa!!!!!
Y yo que venía a contarte que estaba re hiper recontra contentísima porque Tinelli renovó contrato con el 13 por un año más...

Anónimo dijo...

En el fondo amas la tele reconcelo

Anónimo dijo...

Y en este kioskito todos
cantan mucho el himno de los
new descamisados que odian la
televisión

janfi dijo...

Los muchachos del kioskito
todos unidos triunfaremos,
y como siempre daremos
un grito de corazón:
¡Viva el salón! ¡Viva el salón!
Por ese gran argentino
que se supo conquistar
a la masa cerebral
combatiendo a la TV.
¡Curiosidad qué grande sos!
¡Información, cuanto valés!
¡Reflexión, gran conductor,
sos el primer motivador!
(versión libre -Hugo del Carril la habría amado-)

josesoriano dijo...

De paso, un momento, como para no perder la costumbre, les dejo un saludo cálido desde el corazón del desierto urbano brasileño.
Consultora, investigadora y profesora en cinco universidades españolas, Pilar López Diez denuncia la parcialidad de los medios de comunicación, en especial la televisión, que no incluyen la problemática de género en sus ediciones. Tinelli y Chiche Gelblung en la picota por los estereotipos femeninos.
fraterno
js

Estrella dijo...

CABALLERO,
Por eso digo que puede sonar ingenuo lo que pienso, pero no puedo dejar de pensarlo. Y porque imagino lo buena que puede ser la televisión, lamento que sea lo que hoy es.
Es parte de un todo que tiene que cambiar, pero me resisto a creer que a nadie le importa qué le pasa al que mira, más allá de que pueda o no apagar la tele... y también me gustaría saber, más allá de que imagino la respuesta, por qué nadie: médicos, psicólogos, pediatras, sociólogos, no dicen, bien fuerte, que esta televisión es una porquería.
Gracias, Caballero.

MICKEY,
Imaginate esta escena: dos chicos, de 6 y 12 años, solos en su casa porque su madre trabaja todo el día. No pueden ellos decidir qué es berreta y qué no: se dejan ver, ahí está la tele prendedida como cortina de fondo todo el día. Que el adulto haga lo que quiera, pero cada chico no tiene un adulto pegado a sus espaldas todo el día. Están solos. Bueno, solos no, están con Tinelli, con Rial, saben los pormenores de cada violación, cuántas cuchilladas clavó el asesino, etc, etc, etc.
Seguiría escribiendo pero es tarde, ya no sé ni lo que escribo. Gracias, Mickey.

MALENA,
Gracias por los buenos deseos. Y por sumarte a esta reflexión.
El reclamo se "¡seguridad, seguridad!" me pone mal, es como empezar por el final de la historia, hay que ir más allá: hay que cuidar y acompañar.
Gracias, malena!

FILO,
¿Y si la misma tele hiciera una campaña para que la gente apague la televisión? Pero no es así, la realidad es que no hacemos como H., y dejamos entrar a cualquier a nuestras casas. Yo puedo decir que no veo ni loca algunos programas, otros me gustan, me informan, me entretienen: ¿dos, tres, cuatro? Creo que no más...
GRACIAS, FILO!

ANGIE,
¿Creerán que están haciendo un buen programa, o se reirán fuera de cámara de la porquería que les deja sus buenos mangos a fin de mes?

CANDOROSA,
Como diría mi hijo: "si fuera tan fácil...". Pienso, otra vez, en un chico... y no sigo porque repito lo mismo una y otra vez. Gracias, candorosa!

JANFI,
Y bueno, porque la sufrimos todos, y la disfrutmos todos, también (muy de tanto en tanto).
Buenísima la letra de los muchachos del kioskito! ¡GRACIAS!

WONDER,
Ja, ¿en serio? Entonces, tendrremos otro año más de bajón televisivo. Ufa.

ANÓNIMO,
Ésta no.

pepepalermo dijo...

El Estado está, pero está en lo que es este sistema un administrador de negocios, es un largo mostrador de un lado están los que fueron elegidos, para estar de ese lado y del otro estamos los otros.

Entre los otros, están los que están esperando turno, para hacer a su vez negocios, los que ya hacen negocios aunque estén del lado de acá y el resto.

El resto a su vez tampoco es homogéneo (que quizás sea buena la heterogeneidad) están los que se resignan, a “todo fue siempre así” y ven como sobreviven, están los que no terminan de resignarse y algo protestan (o bastante) pero tampoco acuerdan como articular su no resignación en algo mejor que protestas, y también están los que protestan y hacen cosas pero sumamente divididos y cada uno atendiendo su huertita bien intencionada y en fín, con suerte nos ponemos de acuerdo en protestar pero nunca llegamos a un mínimo acerca de “esto es lo que tenemos que hacer”.

La TV es un espanto, como es un espanto el fútbol, como es un descalabro la educación, la salud. Que nos puede extrañar si ponderamos cantidad y no calidad. ¿Quién es el dueño de la calidad? Pero la monotonía vergonzosa de la TV no hace tan difícil ver que no hay un mínimo de preocupación por la calidad.

Un saludo,

Pepe Palermo

Mickey dijo...

Estrella, justamente, si dos chicos de 12 y 6 están solos todo el día (y no estoy juzgando a nadie, sino describiendo) la TV encendida es un problema menor. Hay otros peligros de mucha más entidad.

Por las dudas, como aparecen opiniones acerca de que la TV daña, o directamente acusaciones de odiar a la TV, aclaro:
amo a la TV!
Amo a la TV más o menos, no a la tipo BBC o PBS.
Reconozco que en el estado actual es difícil de defenderla de acusaciones de daño, pero jamás negaré su potencial positivo, y menos aún que he disfrutado mucho de ella durante años (y lo sigo haciendo, solo que en cable).

Ah. Y sí hay herramientas para regular. Solo que a nadie le calienta hacer trabajar a los becados del COMFER.
De todos modos, el mla gusto no se arregla con regulación, pero al menos se domaría algo de la situación.

Estrella dijo...

JOSE,
Siempre viajando de acá para allá, y con tiempo para aunque sea pasar y dejar algo: gracias por el link. (Vo vuelvas hoy que llueve mucho, mucho, y pareciera que están lavando el mundo).

PEPE,
¡Hola! Qué raro leerte en este "formato". Buenísimo tu comentario, se ve que has pensado el tema. Coincido en casi todo y me quedo con tu párrafo final: a nadie le importa, ni mínimamente, la calidad. Y agrego que la "calidad" no quiere decir programas "cultos", sino programas que tengan en cuenta al posible televidente. Es más fácil construir de a poco un televidente bobicón, que se ría de los "culos" y del cielgo, y del enano, que romperse la cabeza para construir un televidente más pensante y por lo tanto, más exigente.
Gracias Pepe!

MICKEY,
Por eso mismo, porque veo el potencial que tiene la tv, me enoja que solo sirva para echar leña al fuego. Si aún no se puede modificar la situación de soledad de muchos chicos (¿alguien se ocupa del tema, además de unos pocos en el gobierno, las ONGs, Caritas y demás?), por lo menos, no los envenenen, cuidémoslos, no les mostremos sólo la parte más negra... A, si yo fuera, por ejemplo, Adriánn Suar, las cosas que haría...
Gracias, mickey!

Stella dijo...

Janfi, me estoy por ir de gira y necesito renovar mi repertorio. Por casualidad, ¿hacés letras a pedido?
Buenisima la marchita!

Conocido de la vida dijo...

Ni en el post del fin de semana largo, ni en este, me has contestado.
Ya no te importo?.

Esperando la carroza... dijo...

justo recien le firme a un conocido su blog, y el hablaba tambien acerca de la TV...opino que actualmente es cualquier cosa, no tiene ni pie ni cabeza el contenido q tratan...q en realidad no es contenido, porq para mi este ultimo es aquel a traves del cual aprendes o al menos te divertis sanamente...pero no es asi, desgraciadamente, tenes q ver en la pantalla de tu tele, cosas inimaginables, y asi los mas jovencitos(tengo 20, pero hablo de los mas chicos q yo) ven cosas y tratan de copiarlas, y si no las copian, piensan q ESO hay q aprenderlo, y no, se confunden! encima muchos de los padres permiten que sus hijos "se fijen" en esos "llamados contenidos modernos"...
suerte!!!!

;)

Estrella dijo...

CONOCIDO DE LA VIDA,
Perdón, perdón, perdón, perdón!!
No cambié la hora, es verdad, ya lo hago. ¿Cómo no me vas a importar?

Jotafrisco, la ira de Dios dijo...

Bueno, este es el post Estrelleano sobre la televisión que más me gustó, aunque tengo algunas observaciones:

- En la mayoría de los casos, la televisión no es la causa de los problemas sociales actuales, sino de que esos problemas sean ignorados por quienes la consumen, desviados en reclamos absurdos.

- "¿Podemos decir que los buenos libros, la música, el teatro nos ayudan a desarrollarnos como personas sensibles y pensantes dentro de un sistema donde cada uno encuentra su lugar, donde los que están más allá de los bordes tienen la posibilidad de salir de su exclusión y de sentirse parte de un todo, en la medida en que puedan pensar y pensarse, y construir, palabra a palabra, una visión particular del mundo? ¿Alguien lo duda? Creo que no."

Bueno, sí lo dudo, y no me parece conectar la ética y los buenos valores a una parte del arte ("los buenos libros"), y ni siquiera al arte mismo. ¿Con qué logró Cumbio una tribu pacífica de chicos que van a un mall y hacen sus boludeces sin dañarse ni dañar a los demás? Digo, el gancho aquí es poder expresarse, sea con el arte o con el chupín y el flequillo.

- "¿Qué hacer con el reverso de lo que es bueno, con la contrafigura de lo que nos "hace bien", como dice la canción de Drexler?"

Nada. Dejarlo ahí, es más fácil convencer a alguien de que hay cosas mejores que esperar que la televisión cambie.

De Lirium soy dijo...

Menudo tema Stella. Yo no creo que la tele de lo que la gente quiere, lo que sé es que hay quienes no pueden discernir, por un problema de educación y una imposibilidad de acceder a lo que desconocen.
Y no hablo de una televisión culturosa y pacata. Hablo de que haya diversidad y las cosas sanas, las que enriquecen, sean llevadas al éxito y a la moda con bombos y platillos, como lo hacen con la berretada. No digo que cambiará al mundo, ni siquiera resolverá temas sociales grosos, pero sí que habrá más gente capaz de pensar.
Que no hay censura en la tele? Yo creo que la hay y de la más atroz: se censura todo lo que pueda abrir las mentes, salvo excepciones... el engranaje está bien aceitadito para que crezca la mediocridad. Un beso.

Estrella dijo...

JOTAFRICO,

La tv no es la causa de los problemas que tenemos, pero los agrava: o bien porque distraen la atención, como decís, o porque nos anestesian, o porque su contenido no es comprensible ni digerible para todos los que la ven (los niños).

El arte sí tiene que ver con el desarrollo de las personas. No porque un libro sea "bueno". Cuando digo un buen libro, hablo de aquel que me ayuda a construir mi propia visión del mundo, que da más data de la que se consume tan liviana y groseramente, a veces, en televisón. Y tiene que ver, justamente, con la expresión (con la capacidad de expresión), no importa si es a través del chupín o del flequillo, de la cumbia o de lo que quieras. No es Cumbio el problema (no sé mucho sobre ella, pero no es Cumbio parte de la televisión que no me gusta).
La tv vomita información, imágenes, palabras sin ton ni son. Con el único objetivo de agarrar, como sea, a la gente de las narices, embrutecerla, bombardearla, sin cuidado y sin respeto.
Y sí me gustaría convencer a los dueños de los medios de que la tv tiene que cambiar, porque ellos son parte de una sociedad, y como todos, tienen una responsabilidad que no cumplen, que no es, supongo, lo que se les enseña a periodistas, productores y conductores.

No se puede intentar arreglar un problema aislado, pero sí creo que otra televisión ayudaría a solucionar los otros gravísimos porblemas que tenemos.
Gracias, jota.

Sigo en un rato...

Anónimo dijo...

No sé si fue en tu blog o en el de la condesa que charlamos de esto.
Un niño sólo frente a la tele, ese es el mayor problema, los grandes podemos decidir ellos se anestesian, abren la boca no parpadean y consumen lo que venga y cómo venga. Es tan nocivo como si le dieras en la mamadera vino o cerveza. No pueden discernir, ni pueden metabolizar tanta información, deformación, pornografía, consumen y el negocio está preparado para ellos.
Por eso más que nunca creo que, primero lo primero, y si bien amo mirar tele, cuando mis hijos fueron chicos no tuvimos, y lejos de aislarlos los instalamos en el mundo con fortaleza. Hoy por supuesto que miran y se divierten pero eligen. Besos estrella!

filo dijo...

La de arriba Filo

autormat dijo...

Como decía Marx. "Encuentro a la televisión muy educativa. Cada vez que la apago comienzo a leer un libro." Muy buen comentario, Estresha.

Estrella dijo...

DE LIRIUM,
No quisiera una televisión aburrida, moralista y pacata. Pero, y que me perdone el anónimo, ni muy muy ni tan tan...
Un beso, señora!

FILO,
Es que esa imagen de un chico solo mirando la pantalla todo el día me parece razón suficiente para hacer de la tele un medio más responsable. No es una pavada.
Como bien decís, no pueden decidir.
Muchas gracias por dejarme el comentario, filo!

AUTORMAT,
Gracias, ¡hombre de los mil nicks!
(gracias a galois, ya te agarro al vuelo).

Occam dijo...

Creo que, más allá de la imperdonable auto-remisión, puedo recomendarle el artículo de Carlos Pinedo que posteé recientemente en mi blog.
Mis cordiales saludos.