14.10.08

Última lectura IV

Leo todo lo que publique Vila-Matas, así se trate de novelas o recopilación de sus muchos artículos, en los que, para ser sinceros, suele repetirse.
Pero no me importa.
Me hace celebrar la vida y la lectura.
Me gusta su prosa y su humor, su sapiencia y su curiosidad.
Mi identificación con él y sus lecturas es tan instantánea, que enseguida me prendo de sus páginas, porque me dejan con ganas de seguir conversando, porque me abren las puertas hacia otros escritores, a los que llego siempre de su mano.
Me llena de entusiasmo. Antes, cuando eran pocos los que lo conocían y ahora, que sus libros se venden, sospecho, casi como pan caliente.
Comparto con él su deslumbramiento (porque él sabe deslumbrarse) por Kafka, Magris, Bolaño, Ribeyro, Walser, Macedonio Fernández, Borges, Bioy y hasta los actuales Pauls, Aira, Piglia y Fresán.
Como yo, tampoco sabe por qué le apasiona leer a ciertos autores cuando comentan los libros de otros. Nunca descarrila: si no le gusta, calla, de puro generoso.
Como yo, atesora citas y se defiende de los ataques de los maniáticos anticitas: sabe que se escribe siempre después de otros.

Organiza juegos literarios, con los que se entretiene y se despeja de los avatares de la vida; rastrea los mejores principios de novelas, pesca bartlebys empantanados, escritores portátiles, historias de amor después del amor, relatos de viajes o de densas esperas.
Me gusta, porque su vida se juega en una permanente tensión entre ficción
y realidad.
Dietario voluble es el título de este último libro: crónicas notables, aunque para nada volubles.

25 comentarios:

José Soriano dijo...

Estrella, preciosa, estoy de regreso y sentado en un café-para variar- el winery de Diagonal Norte que queda al lado de mi oficina. Me ha dado verdadero gusto su post. Ha sido como conversar con usted sentada frente a mi al lado de esta ventana. Por ello saldré a comprar el libro que recomienda en Florida y comenzaré a leerlo esta misma tarde, de regreso a casa. En las innumerables horas de aeropuerto esperando que la niebla nos deje partir me ha hecho falta. El libro y esta amable conversa en el café.
fraterno y agradecido
js

glenda dijo...

Post como éste me hacen sentir así de chiquita, como Libertad, todavía no leí nada de Vila-Matas, mientras puchereo por la falta. Si sigo leyendo este tipo de entradas lo voy a considerar un insulto.
¿Con qué me recomendás arrancar?
Buena semana.

José Soriano dijo...

Estrella le ruego que el atrevimiento de llamarla preciosa no la ofenda.
No he querido destratarla, por el contrario, lo afirmo en el sentido de valor, como las joyas.
Aclaro esto por que las palabras se han desgastado tanto que han ido perdiendo valor, todo lo contrario de mi intención.
fraterno
js

lucia dijo...

yo tampoco leí nada de Vila-Matas... tal cual: por cual empezamos?

glenda dijo...

P.D.: El tal Vila-Matas se parece mucho a Cabito.

glenda dijo...

La anterior Glenda no soy yo y a Vila-Matas le faltan unos cuantos kilos para parecerse a Cabito, aunque tiene un aire.

Estrella dijo...

JOSÉ,
Nunca, jamás, mujer alguna se molestará cuando le digan "preciosa": no hay desgaste para esa palabra!
Ojalá disfrutes del libro, José. Esstoy segura que así será, y te encontrarás con las palabras de tu amigo Julio Ramón.
Gracias!

GLENDA,
No te asustes, me pongo así cuando hablo de libros que me gustan mucho... chiquita como Libertad, me hiciste reír.
Para vos y para LUCÍA: empearía por París no se acaba nunca, El Mal de Montano o Bartleby y compañía, que recopila todos esos autores que escribieron un gran libro y después... silencio de radio. Todos son muy iteresantes, incluso los de recopilación de artículos (del diario El País).

LUCÍA,
¿Nunca te di nada de él? Quizás porque habla mucho, mucho, de literatura.

GLENDA,
¿¿A Cabito el de Basta de todo?
Noooooooooooooo!

Estrella dijo...

GLENDA,
Acabo de leer que no sos la última Glenda. ¿Este anónimo será el mismo de antes? No lo creo, porque el otro es realmente malvado y este parece más travieso, aunque es bastante miserable lo que hace.

Ángel eléctrico dijo...

¿Cómo andás, estrella?!

De Vila-Matas sólo leí "Historia abreviada de la literatura portátil", como buen amante de la meta-literatura (entre otras paranoias por el estilo) me gustó.
Ahora, en una sincronía con tus posts que por lo menos me asusta, estoy a días (diría que horas) de comenzar con "Doctor Pasavento" (si no caigo en la dolorosa tentación de meterme con Pynchon otra vez...)
Veremos...

Besos!

La candorosa dijo...

La descripción de sus sensaciones y de las emociones provocadas por el autor citado y sus creaciones, me han hecho pensar que usté, querida Estrella, suena como una verdadera enamorada.

Saludos ¡¡¡y mi candor!!!

adivinador dijo...

Que hermoso el comentario de La Candorosa, no?




(Lo mío es comentario de los comentarios? ...uf.)

Yoni Bigud dijo...

Me gusta mucho la gente que se pone así como usté al hablar de un escritor que la deslumbra.
En este caso no comparto su gusto (o al menos no esa devoción), pero sí comparto su modo de sentir y de expresar ese sentir, que no es poco compartir.

Un saludo.

El Caballero de la luna dijo...

Cuando pienso en Pauls, Piglia y Fresán, callo, de puro generoso.
Vila Matas es el preferido de mi mejor amigo, que sigue tratando de horadar la piedra y me regaló también este libro. Yo sigo callando, y sé que el equivocado debo ser yo.

Wonder dijo...

Estrellita, tomo tus sugerencias con cariño y respeto.
Así que le entraremos a este señor Vila Matas, para ver qué onda.
Besotes!!!

janfi dijo...

Estrella, Ud. me conoce,
de Vila-Mactas no se mucho,
de Vilas-Clerc me acuerdo algo.
Me alegro de su alegría y no se pierda cuando maneja.

De Lirium soy dijo...

Mon Dieu Estrella, lo suyo ya no tiene nombre, no sólo se tiene que bancar a los anónimos sino que ya comenzó a clasificarlos.
Lo bueno es el trasfondo de suspenso que se crea, porque al final yo no sé quién es quién. Tendré que regresar a ver si el de arriba es Janfi o es el otro. La próxima vez entraré del brazo de Monsieur Poirot y listo, já!
No leí nada de Vila-Matas y me pregunté qué hago acá, la respuesta: aprendo, como siempre.
Ya escuché las recomendaciones dadas a Glenda y Wonder.
Un beso y que esta semana no le traiga un nuevo anónimo. Encenderé un sahumerio por vos (o será mejor un espiral de esos espanta bichos?)

Estrella dijo...

ÁNGEL,
Pues tendrás que guiarme en la lectura de Pynchon, no sé ni por dónde empezar. Creo que lo poco que sé de él, lo leí en tu blog. Es uno de mis escritores pendientes. Después contame cómo te fue con Doctor Pasavento.
Y algún día tendríamos que hablar sobre las sincronicidades bloggueras!

CANDOROSA,
Es que soy una lectora-enamorada muy fiel que, además, quiere compartir ... para así después poder hablar del enamorado!

ADIVINADOR,
Sí, la CANDOROSA dice cosas lindas. Adivinador: valen los comentarios de los comentarios. Bah! vale todo, hasta los "uf".
Gracias por pasar!!!

YONI,
Doble gracias, entonces, por la lectura de este post.

CABALLERO,
Si tuviera que regalarte uno de sus libros, me jugaría por el de Bartleby, estoy segura de que te gustaría.
¿Ni Pauls ni Fresán ni Piglia?
¿¿Respiración artificial? ¿Algunas de las notas periodísiticas de Fresán? ¿El factor Borges, de Pauls?

WONDER,
Me quedé pensando... a vos, Mujer Maravilla, te recomendaría París no se acaba nunca.
O quizás, los Recuerdos Inventados. Y le diría a él que se diera una vuelta por tu blog, no le vendría mal un poco de Institntos y Pulsiones!

JANFI, SIN DUDAS,
Vilas-Cler... ¿¿cómo se te ocurren estas cosas??

(Nuestro periplo de hoy fue para alquilar balcnes: entre las dos no hacíamos una!).

DE LIRIUM,
Me hiciste reír mucho! No está mal la idea del detective, ¿eh?
Y en cuanto a prender un espanta bichos, desde ya, ¡¡muy agradecida!!
Pero, ¿viste que hay anónimos y anónimos?

glenda dijo...

Esto de la usurpación anónima de nick es nuevo, aun develando mi bati-identidad secreta no ganaria mucho... que desconcierto!
Hoy corro a la librería a canjear mis puntos por Vila-Matas.

Wonder dijo...

Gracias por la recomendación! Estoy agendando los títulos.
Besos.

Angie dijo...

Me gustó lo de lecturas del amor después del amor, parafraseando a mi querido Fito.
Pauls, Fresan y Piglia?
De Pauls, te lo debo, todavia no lei nada.
De Fresan, Jardines de Kensington, sin duda
De Piglia, sus ensayos, como El ultimo lector
Buena semana corta!!!

Carlos Ardohain dijo...

yo empezaría por Extraña forma de vida o Lejos de Veracruz, Suicidios ejemplares me ayudó a alejar algunos fantasmas.
El caballero tiene sitio web: enriquevilamatas.com

saludos

un anónimo remotamente bueno dijo...

Estrella, deberías escribir el próximo best seller: "Como pasar de travieso a miserable en cuatro palabras".

Anónimo dijo...

Estrella, tampoco he leído algo de Vila Matas, pero me guío siempre por tus sugerencias. Hermoso lo escrito por Candorosa, gracioso lo expresado por Lilium ( a quién le envío mis saludos) pues continuo sin que funcione Internet y mi correo. Se está pareciendo cada vez más a nuestro anónimo, insoportable...Un abrazo T.M.

janfi dijo...

soy lector de ensayos mas que de novelas y tengo un libro cuyo título es mas largo que el post : "sufrimiento y sicopatología de los vínculos institucionales" donde se describe la conducta de las personas que al no soportar los vínculos (un blog es un vínculo) tienden a su destrucción como única conducta posible, el libro los denomina "tanatosforos" (tánatos = muerte en griego), es muy interesante.

Cristal dijo...

Estrella, si te encanta Vila-Matas, te va a encantar el audio de la conferencia que vas a encontrar en:

http://www.march.es/conferencias/anteriores/voz.asp?id=2503

¡Bon appetit!