12.3.10

Buen fin de semana


Todo el mundo está en la estufa
triste, amargao, sin garufa,
neurasténico y cortao...
Se acabaron los robustos...
si hasta yo que daba gusto
¡cuatro kilos he bajao!
Hoy no hay guita ni de asalto
y el puchero está tan alto
que hay que usar un trampolín...
Si habrá crisis, bronca y hambre
que el que compra diez de fiambre
hoy se morfa hasta el piolín...

Al mundo le falta un tornillo, Enrique Cadícamo (1932)

20 comentarios:

marmottan dijo...

Que hermosor y con el índice de inflación no alcanza ni para el salchichón.
Saludos

g. dijo...

Ese tango es realmente genial; realmente lindo, y la versión de Julio Sosa...

Y yo lo puse hace casi todo un año en mi blog... Sólo faltaría unas horas.

Saludos.

Yoni Bigud dijo...

Muy bueno y muy cierto.

Buen fin de semana.

Marina dijo...

Una gran forma de mostrar la realidad! Buen finde!

AM dijo...

Notable coincidencia. Hoy escuché en la calle a una mujer que le decía a otra: cuando lo agarre le meto un beso de tornillo. La metáfora me intrigó e imagine que en este noble foro podría encontrar respuesta al misterio.

T.M. dijo...

Hoy se vive de prepo
y se duerme apurao.
Y la chiva hasta a Cristo
se la han afeitao...
Hoy se lleva a empeñar
al amigo más fiel,
nadie invita a morfar...
todo el mundo en el riel.
Al mundo le falta un tornillo
que venga un mecánico...
¿Pa' qué, che viejo?
Pa' ver si lo puede arreglar.
Genial!!!!amiga, cada vez más actual, dá pena!!!!!!

De Lirium soy dijo...

Y yo que vine para levantar el ánimo jajás!
Piolín? Ni eso... los guardaré para cordones... a muchos docentes de Provincia nos descontaron paros de noviembre o diciembre... algo así como 300 pesos por cargo, el consuelo es que el gremio consiguió un aumento de 100 que pagan el mes que viene.
Habrá que esperar a Tinelli para hacer pum para arriba, no?
Y por si fuera poco recién se va el fontanero... al baño le falta un tornillo, un obturador nuevo y una manguerita... vino a arreglar, cobró pero mañana tengo que salir a conseguir eso y quizás el lunes... y no es metáfora.
La letra de Cadícamo, una joyita.
Un beso y buen finde.

el Lord dijo...

Nadie lo cantó mejor que El Mudo, quien introdujo algunos cambios:

-- Amargo, en lugar de amargao.

-- Ocho kilos, en lugar de cuatro.

-- Hoy la guita anda de asalto, en
lugar de hoy no hay guita ni de asalto.

Tuvo razón. Basta escucharlo para entender por qué.

Han pasado setenta y ocho años desde que Cadícamo escribió el tango, y en ellos, casi de todo.

Mael Paul Veaux dijo...

Pero viene el mundial y todo de maravilla!!!
(no te cuento si somos campeones,
Bienvenidos al Edén entonces!!)

jorge gómez dijo...

¿Una mirada distinta?
Hace mas de 70 años que los argentinos – o la mayoría de los porteños, por lo menos – decimos que estos versos, como los de Cambalache y otros llantos, están vigentes, son actuales, geniales, cuanta verdad, cuan cierto es eso de que nos estamos muriendo de hambre, un adelantado el autor como te canta la justa de la crisisbroncayhambre, cada vez pior doña.

Podríamos matizar un poco. Rechazar ese nihilismo de borracho que putea en la parada del colectivo y no llorar tanto, digo.

Buen fin de semana

Betina Z dijo...

Sí, Estrella, claro que está buena esa letra que le canta a la mishiadura con gracia y picardía. Pero coincido con jorge gomez: a mí también me "estufa" un poco seguir escuchando cosas como "cuánta vigencia tiene Cambalache, che, parece que la hubieran escrito hoy". O sea: o hace mil años que vivimos para el oje..., o no es taaan así; y si es así y ese es nuestro destino (no estar condenados al éxito), tal vez es hora de que dejemos de repetirlo; por ahí, quién te dice, hasta nos sorprendemos descubriendo que somos bastante más felices que lo que declamamos, a pesar de todo...

el Lord dijo...

Cadícamo escribió estos versos en una época terrible para todo el mundo, no solo para Argentina.

A lo que señala Jorge Gómez me permito agregarle una observación: en el reclamo final ("al mundo le falta un tornillo, que venga un mecánico pa´ver si lo puede arreglar") hay, creo, el deseo de que un hombre fuerte ponga orden.

El tango fue datado en 1932, mismo año en que Uriburu le cedía el gobierno a Justo y uno antes de que Hitler alcanzara el poder.

AM dijo...

Me identifico con este rezongo, siempre y cuando lo cante Rivero.

Yo nací en un conventillo
De la calle Olavarría...
Después me mudé a un consorcio
Pa´ figurar en la guía.
Si supieras, “¡Mama mía!”
Qué palomar es mi vida,
Reuniones todos los días
Por agua caliente o fría,
Se formó una comisión
Pa´ broncar en portería.

Hay alfombra colorada
Los sábados y domingos,
El que administra es un gringo
Que nunca pone la cara.
Gomeros, plantas y macetas,
Piolín y ropa colgada,
Y un perrito pekinés
Que ladra de madrugada,
Al loro del tercer piso
Que silba alguna tonada.

Hay que “astillar” al portero
Pa´ que entre proveeduría,
El almacén, el sodero,
También la tintorería.
Se rompen las cañerías,
Hay “humedá” en la “paré”,
La caldera, el ascensor
Hace un mes que no gatillan,
Y el portero llama a un “quía”
Que es técnico en no sé qué.

Por figurar en la guía
Me mudé de Olavarría,
A una calle del trocén,
Dejé el viejo conventillo
Cambié balcón por altillo
Todo por darme “chiqué”,
Ya ves hermano por qué
Otra vez yo volvería,
A mi viejo conventillo
De la calle Olavarría.

Estrella dijo...

RESPUESTA GENERAL:

En realidad, Jorge, no copié la letra de este tango como una doña que dice: ojo, miren que actualidad tienen los versos de Cadícamos.

Simplemente me parecieron ocurrentes, pícaros y quejumbrosos, sí, porque el tango se nutre de lo que ve en la calle... y se ve que en ese entonces, como dice EL LORD, el horno no estaba para bollos, si es que había que estar chupandose el piolín.

Habla de mundo en ese entonces, en el que algo grosso se venía al galope.

Confieso que me hizo pensar la palabra "crisis": ahí sí pensé, "uy, ya entonces la crisis era parte del día a día"...

Me quedo con lo irónico, con lo pícaro, antes que con los insultos y los destratos: eso sí.

Y la idea de llamar a un mecánico pa¨que le ponga al mundo todo el tornillo (o los tornillos) que le falta, ¡es una buena idea! :)

Sigo: jamás pienso que "el mundo fue y será una porquería", pero sí digo que el tango Cambalache tiene una potencia increíble, además de cantar muchas verdades.

AM,
¿Beso de tornillo? Lo usa Sabina en una canción, suena lindo.

Gracias a todos, siempre, siempre!!

angie angelina dijo...

Ahh, cuando lo empecé a leer crei que era otro tango:
"Dónde hay un mango, viejo Gómez" que lo cantaba Tita.

Anónimo dijo...

Lo estoy descubriendo al tango.. sus historias, sus firuletes, su melancolía..nunca es tarde. Besos Estree..
Filo

La herida de Paris dijo...

El fin de semana fue buenso, pero siempre es mas corto. Llego tarde como siempre pero me sumo a la mirada crítica de Jorge Gomez y el Lord.
La "sabiduría" tanguera y los refranes (ya lo dije alguna vez) siempre me deprimen. Su pretendido realismo clausura la esperanza.
Saludos.

Nippur dijo...

Siempre había creído que Cambalache era anterior, sin embargo es al revés, Cambalache es de 1934 (pequeña diferencia, encontré que Al mundo... es de 1933).
De Cadícamo, enorme poeta además, también los siguientes tangos: Nieblas del Riachuelo, Garúa y Los Mareados.

un abrazo!

angie angelina dijo...

Yo pensé que era por: "Un clavo saca a otro clavo" :(

Estrella dijo...

PEDRO, G., y MAEL, me olvidé de darles la bienvenida!

NIPPUR,
¿No más comentarios en tu blog?
Sabé que te leo, siempre, siempre.