26.10.07

En tela de juicio

"El mundo de la moda ama el negro porque es el color más seductor".
No sé el mundo de la moda, pero sí sé por qué las mujeres amamos el negro: ¡porque es práctico!
Una de las máximas que pretendo dejar marcada a fuego en mis hijas, como San Martín a su hija Merceditas, es la siguiente: "Si descartas todas las prendas de tu ropero, porque sientes que nada te favorece ese día, prueba con algo negro y saldrás airosa".
Por lo tanto, digo, con la seguridad que me da el haber transitado este camino, que el color negro no es para nada el color de la seducción, sino el comodín perfecto de las mujeres indecisas.
El vestido negro (según una especialista en moda que escribió hace unos años un libro sobre el tema) se define por aquello que no es: no es suntuoso, no es llamativo, no es incómodo, no es un color indiferente.
En otras épocas, vestirse de negro tuvo connotaciones oscuras, fue el color del pecado y de lo sobrenatural. Se visten de negro las monjas, los ermitaños, los eruditos, los abogados. Hace muchos años, los oscuros no resaltaban entre el resto, más bien se fundían en una única negrura. Pero a la aristocracia, en el siglo XVII, se le ocurrió usar colores suaves, y dejó al pobre negro pegado a la idea de austeridad, de falta de gracia.
Después surgió el color del luto, como la negrura severa de la señora Bernarda Alba.
Lo adoptaron también los románticos para potenciar sus languideces.Ya en el siglo XX, y con la crisis económica de los años 30, una mujer vestida de negro era sinónimo de elegancia y de modestia; no eran tiempos de andar ostentado. En cambio, las décadas de los cuarenta y de los cincuenta brilló como el más festivo de los colores; lo usó Edith Piaf, lo usaron los beatniks en sexys poleras, y todo aquel que quería reflejar el estado de su interior de caverna. La época del punk rock lo instaló, con toda su furia y como único posible, en los setenta.
Hoy, nosotras, mujeres modernas y urbanas, lo usamos ... porque es práctico y amigable: si no sabés qué ponerme, ¡avanti con el vestidito negro!

(Perdonen, hombres, esta digresión tan profunda).

22 comentarios:

Jose Soriano dijo...

No es necesario perdonar cuando el tema también interesa.

En la Francia de los 80-90 la etiqueta indicaba la necesidad de traje obscuro, preferentemente negro, con camisa obscura-gris- y sin corbata. Una modernización del traje negro y camisa blanca al estilo Alain Delon.

Esta moda a fines de los 80 fue adoptada por los yupies de New York y luego por los tecnçologos de Silicon Valley. Steve Jobs fué un precursor. La Next unas PC que hizo antes de regresar a Apple tenían la carcaza negra por que "eran la ausencia de color" ya que este debía verse sólo en las pantallas.

En lo personal siempre use ropa negra en el exilio y llevé la neurosis hasta solicitar cambio de apellido a "Le Noir". Por suerte fue rechazado por una jueza que era clienta de mi libreria que según fundamentó lo hacía "para mantener la tradición familiar".

Luego en mi época de CEO tecnológico, para llevar la contra, comencé a usar el blanco que es la suma de colores.

Tengo aún mucha ropa negra de invierno aunque ahora prefiero los colores claros.

fraterno
js

Jose Soriano dijo...

Al rabino me lo he cruzado un par de veces en eventos y en la calle. Vivo casi pegado a su sinagoga. No lo frecuento aunque sé que tiene fuerte relación con el entorno de Lilita.
fraterno
js

Stella dijo...

Ahh, si, sii!! El negro es práctico, adelgaza, combina con todo, es un comodín perfecto!!
Pero ojo! A no confundirse!
Que no es lo mismo tener ropa negra para usar de comodín, que tener un negro que te haga de comodín!
jajaaja
Besitosss

Almendra dijo...

Uy! hoy voy a disentir. Perdón...

Soy más de los marrones, soy de tez muy blanca y el negro me hace parecer Morticia Adams.
Me gusta mucho el sol, pero me hace daño (no es que mi simpatice mi blanco ala), tengo que andar con protectores solares de bebé en verano, entre 30 y 60!!!... horrible.

Los colores tierra son lo mío y mi neutro favorito es el marrón chocolate.
También es mi golosina favorita, pero no viene al caso... o sí, porque si sigo comiendo tanto chocolate me voy a tener que vestir de negro para disimular los royos...

Besos!!!

Almendra dijo...

Y QUE A NADIE SE LE OCURRA CORREGIRME QUE ROYO VA CON "LL", PORQUE QUEDA MUY DELICADO, Y LOS ROYOS DE LA PANZA NO SON NADA DELICADOS!!! SON MÁS BIEN ASQUEROSOS.

DECRETO ALMÉNDRICO:
LOS ROYOS DE LA PANZA SE ESCRIBEN CON "YE"

Roky Rokoon dijo...

el negro adelgaza, y nunca viene mal algo negr, salvo que estes lleno de cazpa, ahi fuiste, ja

El Caballero de la luna dijo...

Está buena la contextualización completada por el fraterno José. Faltaría hacer mención a los darketos que se iniciaron en los ´80. Me interesa especialmente porque, como buen romántico, me gusta vestirme de negro. Así es que descubrí una de las principales debilidades de la ropa de este color: no hay dos negros iguales, y a veces la combinación da como resultado la exhibición de colores ratoniles y gastados. Hay que combinar una prenda negra con otra blanca o gris (nunca azul) o con otra negra que tenga el mismo matiz y una textura diferente. Jamás me imaginé escribiendo este tipo de cosas.

adivinador dijo...

Yo descubrì que con una camisa negra estoy bien vestido siempre, pero (Oh, my god: Cuidado) hay que tener mucho cuidado que no tome inclasificables tonos ratoniles o se llene de pelusitas espantosas.Como no tengo ni lavarropas ni plancha, negocio con la china del lavadero para evitar esos efectos, pero por ahora solo compro nuevas camisas negras . Saludos

janfi dijo...

no tengo nada negro, no podría usar nada negro; mi espíritu taurino se revela ante el negro para mi; en la mujer, claramente es sexy (vos dijiste seductor); el título me pareció buenísimo (en tela de juicio);
respecto del royo, creo que el idioma está vivo y apruebo el royo, por otra parte, si hay un rayo ¿ porque no podría haber un royo ? no hay objeciones por acá.

Tomás Münzer dijo...

Quedé afuera de toda posibilidad de decir algo...

Estrella dijo...

Soriano,

UsteD SIEMPRE embellece los post, hasta el más intrascendente. Me siento afortunada de tenerlo como lector. Muy interesante todo lo que cuenta.
Gracias por la respuesta del rabino, dejé comentario en su blog.

Stella!!!

esta mujer es pura risa, y tan inspirada, acertando con el comentario justo. ¡El negro comodín!

Almendrita,

ya me parecía que no eras del negro, sino del marrón. Ojo, que el look Morticia tiene lo suyo.
De acuerdo con lo del royo, son detestables y merecen la peor de las palabras.

roky,

bienvenido... ¡Dios nos libre de la caspa!

Caballero,

lo mejor de su comentario: "jamás me imaginé escribiendo este tipo de cosas"! Claro que no hay dos negros iguales (stella, no te rías)el mejor de todos es el negro-negro, así le digo yo.
A la ropa negra hay que lavarla con cuidado y amarretearla.

Adivinador,

es así. Todo lo negro: x 2, para que no se "arratone". (y me sorprendo, como el CABALLERO, de lo que estoy escribiendo...).

Janfi,

harías buena dupla con almendra, los dos de beige o marrón. Aunque... yo probaría con una polera NEGRA.
Suerte con el cd de ALVY SINGER esta noche!!

Tomás,

vamos, ¡un esfurzo! Igual, muchas gracias por pasar.

janfi dijo...

Almendra, ya el blog de los antinegros ! todos contra Estrella y Soriano ¡
ni el negro ni el blanco son colores realmente; así como alguien dijo que el blanco es la suma de todos los colores, el negro es la negación del color.
! Color, color, ese es el beige ¡

Stella dijo...

Estre, no me reí, ni ahi!! jajaja

Anónimo dijo...

comentario de una amiga sobre el negro: es un bascio, y es una opcion q nunca te equivocas si tenes miedo de mete la pata con coloes.
y el negro no podes saber si esta sucio tampoco jejeje es buena opcion paa los roñosos jajaa

Silvia dijo...

cinicido con lo del negro raton que es lo mas horrible. por otro lado douglas coupland en generacion x habla de "los agujeros negro" es decir la gente SIEMPRE VESTIDA DE NEGRO

Estrella dijo...

Janfi,

ja, color color... ese es el beige: muy janfi. Con los marrones de almendra y en contra de la mayoría negra. (también se viste de negro el Caballero, aunque no: negro con negro).

amiga anónima,

ojo, acordate de Pablo Eccharri, cuando tenía caspa, lo mal que quedaba sobre su remera negra!

Silvia,

No me acordaba de eso, mirá. La gente SIEMPRE VESTIDA DE NEGRO. Tengo una amiga, entonces, que es un agujero negro!

Nikolina dijo...

Coincido.. me odio mil veces a mi misma cuando entro en un negocio a comprar alguna prenda, del color que sea, y despues de probar varios colores y un rato de indecision, termino llevando la negra.. jeje!!!
Un beso

Pol Marías dijo...

Desde luego, no basta con enfundarse de noche para conseguir cierta elegancia. Negro, siempre; pero como buenos bailarines, hay que saber llevarlo.
Y a pesar de todo, algo me dice que el post haría enloquecer de rabia a Tom Wolfe.
Señor Soriano, impecable.

Saludos!

P.M.

Estrella dijo...

nikolina,

¡bienvenida! somos muchas las que le damos al negro...

pol,

él, siempre tan de blanco.
Impecable soriano, y un señor.
Gracias!

malena dijo...

Talcualmente señorita!
Soy amante del negro, la discreción y la prudencia que me faltan en el interior lo llevo en lo exterño.
Eso sí, hombres de camisa negra, hmm, abstenerse.

malena dijo...

externo, quise decir.

Estrella dijo...

Otra que se suma al club de los amantes del negro.