22.10.07

Citas ensangrentadas

Me corro de la política por un rato y me voy, como koba, al placer de la lectura. Ayer, día de la Madre, mis hijos me regalaron Escritores contra Escritores, de Albert Angelo; algo así como un compendio de puteadas literatas.
Durante muchos años ellos fueron testigos de mi asombro cuando, cada vez que entrevistaba a un escritor argentino para un programa de radio, los unos no hablaban bien de los otros. En el mejor de los casos, los ignoraban: "¿Fulanito? ¿quién es? no, no lo leo"; y en el peor, los destrozaban: "¿Menganito? un escritor marketinero". En los cortes o fuera de aire, yo me empeñaba en convencerlos de que cuanto más se leyeran y se recomendaran entre ellos, mejor. Pero no había caso. No y no. Sólo algunos pocos me parecieron generosos, despegados, seguros de ellos mismos.
No llegué a conversar con los de esta reciente camada de escritores jóvenes, los de la Joven Guardia, pero parecen menos individualistas; algo tienen de Pumas, van avanzando amontonados, en bloque, cuidándose las espaldas aquí y allá.
Dice el prologuista de este libro, Jordi Costa, que pocos escritores logran vivir de su arte, y el que lo hace es puesto en cuestión. Que viven apretujados entre la pomposidad y el desamparo. Que, en el fondo, el escritor sólo se tiene a sí mismo (y a sus aduladores) y que por eso tienden a la hipertrofia de su ego, tanto, que una única habitación sería un espacio insuficiente para la coexistencia pacífica de dos egos de escritores.
De ahí que han desarrollado un singular lenguaje para comunicarse con sus pares, casi siempre, indirectamente, por medio de descalificaciones exhibicionistas, puñaladas barrocas y exabruptos con filigrana. A Albert Angelo, dice Jordi Costa, le encanta ver cómo los escritores se parten la cara hasta que uno de ellos muerde el polvo del oprobio público.
Van algunas de esas citas envenenadas donde, claro, también habrá, para muchos, pura literatura:
Isabel Allende:
Me parece una mala escritora, simple y llanamente, y llamarla escritora es darle cancha. Ni siquiera creo que sea escritora; es una escribidora. (Roberto Bolaño).
Azorín:
Azorín escribe cobarde. (Francisco Umbral).
Pío Baroja:
Baroja escribía adjetivos como suelta un burro sus pedos. (Joseph Pla).
Julio Cortázar:
El mejor Cortázar es un mal Borges. (Cesar Aira).
Gustave Flaubert:
A pesar de lo mucho que se esforzaba en escribir, las frases no le salían bien. Cae, como Lugones, en un estilo burocrático que apaga el interés del lector. (Jorge Luis Borges).
Ernest Heminguay:
Lo leí por primera vez a mediado de los cuarenta, algo sobre bulls, balls and bells (toros, pelotas y campanas) y me repugnó. (Vladimir Nabokov).
Jack Kerouc:
Lo que hace no es escribir. Es mecanografiar. (Sobre los escritores de la beat generation). (Truman Capote).
Milan Kundera:
Este tipo es un pesado, aparte de que sus novelas son la misma novela aderezada con un poco de rollo filosófico. Es uno de los escritores más machista, y le queda bien esa sentencia... Yo siempre he dicho que La Insoportable levedad del ser es un libro levemente insoportable de leer. (Lucía Etxebarría).
Carson McCullers:
Un minuto con Carson McCullers es como una hora en el dentista sin anestesia. (Gore Vidal).
Pablo Neruda:
Yo abomino del comunismo, pero pienso que el comunismo le hizo bien a Neruda. Si no hubiese sido un poeta político, habría sido un mal poeta. (Jorge Luis Borges).

Por mi parte, soy o creo ser duro de nariz, mínimo de ojos, escaso de pelos en la cabeza, creciente de abdomen, largo de piernas, ancho de suelas, amarillo de tez, generoso de amores, imposible de cálculos, confuso de palabras, activo por padecimiento, poeta por maldición y tonto de capirote. (Pablo Neruda).
Arturo Pérez-Reverte:
Hay un auge de la llamada Literatura profesional, algo que a mí no me gusta. (...) Es una especie de pérez-revertismo. Eso produce una suerte de literatura acabada, que yo odio. (Alan Pauls).
Arthur Rimbaud:
No entiendo ni jota a Rimbaud. (Joseph Conrad).
Ernesto Sábato:
Sábato encarna al argentino agonista, apocalíptico, siempre con la idea de que el arte es en cierto modo autoflagelación. (Rodrigo Fresán).

Sábato y su malditismo. Malditismo que no coincide con su personalidad. Es un señor perfectamente racional que juega al maldito. Así, se ve obligado a escribir constantemente en sus textos la palabra angustia, la palabra dolor, y claro, eso no funciona. (César Aira).
Miguel de Unamuno:
Unamuno no hubiera dejado hablar, por gusto, a nadie. No escuchaba. Le hubiera explicado a Kant la filosofía kantiana, a Poincaré lo que era la matemática y a Einstein lo de la relatividad... (Pío Baroja).
Virginia Woolf:
La propia Woolf nunca pudo acostumbrarse al hecho de que, si escribes libros, tarde o temprano alguien va a ser grosero con ellos. (Anthony Powell)

27 comentarios:

Tomás Münzer dijo...

PRI!!! ESAS FRASES SON DE BORGES??? BAH, SI, NO ME EXTRAÑARÍA, CADA DÍA ME CAE PEOR...

ángel eléctrico dijo...

Interesante lectura, estrella. La verdad que esas rencillas entre escritores son, en principio interesantes. Después, y sobre todo cuando existe verdadera saña, dan cierta impresión de patetismo. Claro que (como decís) algunas frases son excelentes, y si las tomamos como "ficción" vale la pena leerlas.

Lo más interesante, querida amiga, es que nos despegamos por un rato de ese tema angustiante de la política y volvimos a nuestra pasión, la literatura. Gracias!!!
Besos...

Mickey dijo...

No me digan que no es mejor esto a una pelea entre los hermanos S�ller, o de Tinelli vs. Pergolini?.

Discrepo con Angel. Las m�s despiadadas (aun reconociendo que para mi gusto son muy despiadadas) son las m�s exactas!.

Solo una cosa: m�s, Estrella, m�s!!!.

Leo_SCI dijo...

Ante semejantes palabras Sócrates hubiera aplicado los tres filtros de verdad, bondad y utilidad.
Aunque si a mí me dicen que soy el peor Borges me pongo más que contento :p

Opadromo dijo...

Falta alguna de Fowgill, siempre petarderas, hay una sobre Piglia que dice "no tuvo hijos por querer ser escritor. Cuando dijo estó yo ya tenía 4 pibes. Me imagino a un tipo todas las noches cogiendo con forros para que después unos chiquitos no lo molesten cuando esta escribiendo. Y después chupandole la concha a su mujer con gusto a goma".

lucia dijo...

que bueno que el regalo de ayer haya merecido un post!!!!

sapaflor dijo...

Estrella muy entretenido post!!Y es cierto qué bueno descansar un poco de la política.
Siempre estoy por sugerirte que hagas un post semanal acerca de lo que te interesó de los suplementos literarios de los fines de semana(obviamente también sobre algún que otro libro.)Como lees tanto,sería interesnate escucharte así como a Koba de cine.cariños,la sapa

Stella dijo...

"no es escritora, es escribidora"
"no es escribir, es mecanografiar"
Y todos los descalificativos que usan me hacen acordar a una guerra de vedettes, pero de mas nivel!! jajaj

Estrellita, te pido disculpas, no sabía que eras mamá! Espero que hayas pasado un domingo muy lindo!!!
Besitossss

Jose Soriano dijo...

Que buen refresco que nos regalas mujer.

Al leerte uno se explica tu buen humor producto de una buena vida.

No sabía que eras periodista y asombrada, es decir curiosa profesional.

¿meditas?

Según leí por allí los que meditan focalizan mucha energía en el cortex izquierdo de los lóbulos frontales(donde se halla situado el centro de las emociones positivas)que no parece ser el caso de los escritores y políticos.¿estaré contaminado?

Siempre es muy agradable leerte.
fraterno
js

Fernan dijo...

Eso no es nada, se dice qeu haya por el año 1958 Gary Snyder le robo el conchero a Allen Ginsberg y se armo tremendo tole tole. ni hablar de Sabato que con esa cara de mosquita muerta era terrible tilinga.
muy buen post Estrella

Estrella dijo...

Tomás,

¡no, che! sólo una, no te la agarres con él, hay para elegir.

ángel,


Sí, yo creo que se escriben por el placer de encontrar la palabra justa; algunas son pura literatura.

Mickey,

AH, SÍ, al lado de las peleas de los sullers son piezas ejemplares del buen decir. ¿Más? ¿Más citas, mickey?

leo,

Ni la bondad, ni la utilidad, ni la verdad. Y tenés razón con lo de Borges, ahí está la maravilla de Aira, no dice la verdad, pero define en unas pocas palabras todo su pensamiento. Gracias!

Opa,

nada de Fogwill, aunque lo que vos escribiste biien lo podría haber escrito ÉL. Piglia, jamás.
Si querés citas ensangrentadas de F., busco y encuentro en dos segundos.

lucia,

¡gracias! y todavía no lo trminé.

sapa,

ya no leo como antes, pero cada veo que dé con algo interesante, acá estará. ¿¿Y tu blog?? ahí quedó, estancado, parece...


stella,

los escritores también son vedettes, stella, tú lo has dicho.
Sí, tengo cuatro hijos, amados.

josé,

no, no soy periodista. Pero durante unos años tuvimos, con un equipo de gente, un programa de radio sobre literatura, cine, artes.
Si soy curiosa, y cuando me gusta algo, me gusta con ganas.
El placer es mío, ona, siempre.

El Caballero de la luna dijo...

¿Estrella? ¿Qué Estrella? Nunca la leí. No creo que los cuerpos astrales hagan buenos blogs.
Un saludo.

Estrella dijo...

Caballero,

¡lo agrego a las citas sangrientas!

SOPHIE dijo...

Es que el egocentrismo de muchos no les permite admitir que hay otros escritores que rondan a su alrededor.

Y bueh.. menos mal que no soy escritora porque suficiente tengo que mis colegas diseñadores. jajaja.

Saludos y gracias por pasar por mi blog.

Sophie

CLAUDE CONTIN dijo...

Personalmente no creo que los escritores tengan un ego mayor que el resto de la gente, pero sí que lo exponen más porque lo publican en sus libros, y comprendo la susceptibilidad especial que eso produce. Aunque también hay casos de engreimiento y divismo. Sucede que la literatura es una vocación que aspira al reconocimiento íntimo de los demás. En eso, es como la política, pero con argumentos y sin poder.

Silvia dijo...

Una vez habia un artiulo de radar de hace tres o cuatro años de stephen king que destrozaba a varios.

Mickey dijo...

Estre, claro que m�s citas!.
A m� me parecen, adem�s de divertidas, extraordinarias argumentaciones en dos renglones.

Para los que gusten de lenguas filosas, tienen buen material en la extraordinaria biograf�a de Manuel Puig escrita por Susan Jill-Levine.
Latigazos de las lenguas de Puig, Cabrera Infante, Severo Sarduy, etc., contra todos. Incluso darse algunos palos entre ellos.

Juan Gonzalez del Solar dijo...

Las frases son interesantísimas y cuántas veces no se nos ocurren varias parecidas. Lo que me pasa es que cuando me pasa siento -justa- vergüenza de mí y me callo el cerebro -mucho más la boca-; y por sobre todo pienso: ¿a quién le suma que sume yo al desprecio que nos inunda?

Hace tiempo hablaba con Dani Umpi de algún escritor que me gustaba y él, sin entrar en consideraciones, me dijo "a veces me pasa, pero entonces entiendo que no es para mí y cambio de libro". Me enseñó algo que trato de no olvidar.

Abrazos.

Estrella dijo...

sophie,

Como si el éxito de uno dependiera de que al otro le vaya mal. ¿sos diseñadora y fotógrafa?

claude,

es así, se exponen mucho, por eso mismo deberían ser más generosos con los otros que están en la misma que ellos. Como dice la última cita: "si escribes, tarde o temprano alguien será grosero con tus libros".
Gracias por el comentario!

silvia,

si este libro abarcara todoas y cada una de los dardos que van y vienen entre escritores, debería tener diez tomos... gracias, medu!

Mickey,

ah, ¡te gustaron! Qué bueno. Y, sí, algunas son memorables, aunque cuando pienso en el destinatario me pasa lo que a Juan, me parecen gratuitas. Para mí tambibén ahí están haciendo literatura. Voy a subir unas de Martin Amis, que pega sin asco... y recibe sin asco también.

juan,

Los libros de Umpi me gustaron mucho, decile que se pona el casco porque en cualquier momento
la va a ligar también él. Gracias, Juan!

La condesa sangrienta dijo...

Esta vez mi crítica no hará honor al título del post ni al título que me nombra...¡me encantó el post y las citas, Estrella! un abrazo enorme.

janfi dijo...

revisé el libro en una librería y me dio tanta verguenza ajena que no lo compré; me altera ver tanto ego desplegado.

Juan Gonzalez del Solar dijo...

Gracias querido Janfi, excelente.

Abrazos para todos

Crab dijo...

Cuando entré al mundo de la cultura, creía que las rencillas, enjabonadas de piso y alcahueterías propias de las oficinas no existirían ahí. Me equivoqué: somos humanos, y en todos los ámbitos, por selectos que sean, existe la envidia y la sobreestimación.
Ahora, desde mi modesta capacidad crítica, suscribiría la mayor parte de los juicios que trascribís.

Silvia dijo...

Crab: te aseguro que el mundo de la cultura es una "hoguera de las vanidades"
Medu/SIl

el Mantícora dijo...

¡Nosotros somos los que hablamos mal de la Joven Guardia!

Estrella dijo...

Mantícora: ¡ya lo sé!

SOPHIE dijo...

Estrella, llego tarde a tu pregunta pero nunca es tarde para responder no? jajaja. Preguntaste si soy diseñadora y fotógrafa... pues a ver: Soy diseñadora universitaria y fotógrafa amateur ;-)

Besos y gracias por pasar por mi blog