29.10.07

yo, yo, yo, yo, yo, yo
Entre tanta gente adicta al yoísmo, los escritores se apuntan en los primeros puestos. Pero como justamente, por ser escritores son grandes embaucadores, nunca sabremos si la "Literatura del yo" es pura autobiografía o sólo un recurso efectivo para narrar y narrarse.
Yo (sí, ¡yo!) como lectora, caigo presa del narrador en primera persona, aunque el libro todo rebose de yo, me, mi, conmigo. Me seduce el cómo, más que el qué y, de la mando de ese monólogo narcisita, entro en una contundente intimidad con el autor. Puedo rescatar en cada historia, ficcional o no, el común denominador autobigráfico que atraviesa las vidas de cada yo y de cada tú.
¿Habrá "yoes" más dignos de ser contados que otros? No para Vivi Tellas, cuando decidió parir el ciclo de teatro Biodrama, que no deja duda, ninguna duda, de que cualquier vida anónima puede convertirse en literatura si hay una historia, si hay un relato que puede contarse.
Y pienso entonces, (¿cómo no?) en los miles de blogs donde "yoes" desconocidos, sin nombre ni apellido, circulan por el ciberespacio, buscando un lugar desde donde pensar, decir, conversar, entrar en diálogo con el mundo.
Yo los leo,
tú los lees,
él los lee,
aunque sepamos poco y nada, de ese yo que nos convoca a conversar con él.
Foto: Alejandro Guyot.

27 comentarios:

janfi dijo...

vos sos una turra que querés hacerme pensar; no se si lo lograrás; así como "el otro" es necesario, realmente no se concibe el mundo sin "yo"; supongo que la clave es la "intersubjetividad" es decir, la relación permanente y necesaria entre "el otro" y "yo"; la pregunta que me queda es cuándo hay un ególatra y cuándo alguien que legítimamente pone en juego su "yo" ? Si alguien tiene la respuesta avíseme por favor.

Jose Soriano dijo...

"El templo de Delfos, en Grecia, tenía esta inscripción: "Conócete a ti mismo". ¿Desde la época antigua, los hombres estamos obsesionados por saber quiénes somos?"

Martine Leibovici: "Vivimos armando relatos para saber quiénes somos"

En el Clarin de ayer entrevistan a esta filósofa francesa sobre el mismo tema del que escribes tan bien.

puedes encontrarlo en:
http://www.clarin.com/suplementos/zona/2007/10/28/z-05215.htm

abrazo fraterno
js

janfi dijo...

sí, lo que dice soriano es perfecto desde el punto de vista filosófico; y desde la religión, la medida del amor al prójimo es el amor a uno mismo; es decir que, en línea con la filosofía, la teología también declara lícito amarse a uno mismo, por un lado, para conocerse mejor, por otro, te pone una trampa, porque te dice amate, pero en la misma medida amá a tu prójimo; entonces si hay alguien que se ama mucho, pero en la misma medida actúa con su prójimo, ¿ qué reclamo podríamos hacerle ?

Detu dijo...

Me gust'o la foto de los pies. Yo tengo una especie de amor especial por las manos y las pies, me parece que dicen mucho. En fin, me gustó y ya.

conocido de la vida dijo...

Me encanta tu "yo" cuando escribe y "nos convoca a conversar con el", aunque toda la conversación no la volquemos en el comentario y la guardemos en el "formato pensar".

MUY BUENO EL POST
Saludos

Estrella dijo...

Janfi,

ja! el tema es que a veces "el otro" no aparece porque está tapadito por el YO. Pero, en realidad, a mí me gustan los relatos en primera persona, por más egocéntricos que algunos puedan ser, porque suelen ser, también, universales.

fraterno jose,

y uno, cuando lee, también busca conocerse a uno mismo. Tengo la Ñ pero no leí ese artículo, se ve que anduve muy entretenida con el cuarto oscuro. Ahora voy.

detu,

mirá vos, y diste con esta foto. Son los pies de Benicio, mi sobrino de tres años.

conocido,

Gracias! no guarde en el formato "pensar". Seguiremos conversando.

Jose Soriano dijo...

Curioso por la foto de los pies. Tanto los de bebé, como los del post en que hablas de Facundo Arana, ¿de quiénes son?
frat
js

Estrella dijo...

José, son de Benicio, mi sobrino, y el niño más lindo del mundo.

Jotafrisco dijo...

Podríamos pensar por qué los leemos, para qué nos plantamos periódicamente ¿frente? a la compu (si el CPU lo tenemos a un costado...) a buscar lo que dice el otro, si complementa la falta de contacto físico (las charlas, tontis), si lo reemplaza o lo reemplazará.

dr 7 dijo...

ME ENCANTO EL POST, ME DEJA PENSANDO SOBRE MI YO Y SU YO.

Ati dijo...

me gusta mucho leer, saber, conocer y aprender de otros "yoes"...me ayuda a agudizar mi encuentro conmigo! (comentario egocentrico?)
cariños,

lucia dijo...

muy yo y me encanta: jaime bayly!

muy bueno el post! y, obvio, los pies!

Fernan dijo...

Yo creo que yo soy...
es verdad los escritores tienden a tener un ego un tanto amplio, pero mas que los artistas de cualquier otra indole, o el divismo sobre los escenarios de rock no cuenta?
igual un poco de yoismo es bueno para adornar personajes o escenarios...
es mas, ahora me voy a comprar un yo-yo chino de esos que tiran luces.

Fernan dijo...

perodon, quise decir "no mas que los artistas de otra indole" no vayan a creer que tengo algo contra los escritores che.

Estrella dijo...

dr 7,
gracias por pasar.

ati,
Nooo, qué egocéntrico, pero tu yo es tan interesante como otros.

Lucía,
jaime bayly y su primera pesona para contar: nunca vi elección más acertada. No me imagino sus libros relatados por un "él".

fernan,
de acuerdo, claro. Los rockeros marcan punta y producen comoo nadie esa identifiación de yo a yo.
Suerte con el yoyo chino!

Yo y mis otros Joes dijo...

Todos nosotros te leemos Estrella,
Somos mucho más que dooooosssss!

joe foot dijo...

muy linda la foto de los pieces

malena dijo...

Interesante el tema que planteas, muy común en los blogs. Es increíble como un yo desconocido del que no conocemos nada más que sus letras nos atrapa nos seduce y nos sumergimos en él y sus relatos e historias minutos y minutos.

malena dijo...

Interesante el tema que planteas, muy común en los blogs. Es increíble como un yo desconocido del que no conocemos nada más que sus letras nos atrapa nos seduce y nos sumergimos en él y sus relatos e historias minutos y minutos.

Juan Gonzalez del Solar dijo...

Se trata de ficcionalizar la realidad, creo. En El desierto y su semilla eso queda claro.

No hay historia sino relato.

Lo tuyo es tan lindo y bueno.

FEDERICO dijo...

Por ay es el hecho de decir lo que no se puede, en una conversación cotidiana en nuestro entorno. Es una especie de psicólogo jaja. O simplemente somos los fieles escuchas de las historias ajenas y utilizamos este medio para expresar nuestro Yo

Estrella dijo...

yo y mis otros, ¿serás MM?

JOE FOTT,y si vieras la carita de esos pies!

Malena,
gracias por tus comentarios. Ahora paso por tu blog. A mí me gusta mucho esta conversación extraña que se da, aunque sea anónima. Uno va dibujando el rostro de cada quien.

juan,
gracias, primero por pasar, segundo por ser uno de mis primeros amaigos bloggeros! (primero bloggero, después, amigo).

federico,
hay otros tiempos, nadie te interrumpe, el yo que dice puede decir porque hay otro yo que "lee".
Gracias, entonces, por permitirme decirte.

yo y mis otros Joes dijo...

No Estrella, entre mis Joes no figura ningún/a MM.
Seguí participando (yo te sigo leyendo)

Estrella dijo...

sos JOA, entonces, que tonta!

Lexi dijo...

me sentí descubierta!!!! tengo tanta narrativa en primera persona!!!!
salu2

yo y mis otros joes dijo...

sep

Johann dijo...

Lindo post, interesante recorte.