9.5.08

Buen fin de semana

"Para poder dar charlas me compré Aprender a hablar en público, que no sólo no me ayudó en nada, sino que potenció mi angustia y mi pánico escénico. En Milán, una famosa escritora española me sugirió que tomara con ella un ansiolítico muy estimado por los conferenciantes de todo el mundo. A la hora del coloquio, ella y yo estábamos totalmente bajo los efectos del calmante, y algo se debía de notar porque un señor del público nos dijo: 'A ustedes, escritores españoles, se los nota mucho más tranquilos desde la muerte de Franco'".
El viento ligero en Parma, Enrique Vila-Matas.

Foto: Magadalena Sorondo.

25 comentarios:

Silvia Urite dijo...

jajajajajajajajajaja
el alplax (rivotril o whatever)= tranquilidad despues de la muerte de franco, je.
A mi a veces me da panico escenico cuando tengo que exponer algo pero me acuerdo lo que me dijo mi terapeuta: "Vos cuando te dicen que "està listo", sentite como un actor cunado se encienden las luces". genial, ahora estudio teatro tambien (no es chiste)
Cariños y buen finde
Sil Medusa

El Caballero de la luna dijo...

Le dejaría un comentario, pero me puse nervioso. Buen fin de semana

Anónimo dijo...

Hace mucho que no me metia en el blog cada dia mejor no hay duda que sos vos por tu sensibilidad y tu SER MUJER. felicitaciones
P:D: que FOTO !!!!!!!!!! si supieran que sos mas linda en persona.

termodent

Anónimo dijo...

Qué problema. Y si no que lo diga Elfride Jelinek. Por ese tema murió Kerouac. La cirrosis le devoró la timidez.

Fernando.

El Renegao dijo...

Te entiendo, yo tuve que estar esta semana al frente de 30 monstruos de 3° año ciencias naturales, y a la noche le daba al ribo de 2mg. (el alpax hace menos efecto que el agua bendita) y todo tranqui.

Gracias por pasar por mi blog, al tuyo lo agrego en los links, esta muy bueno.

BEsos

no tan iguales dijo...

Jajajajajaaa, me encantó! Me recordó una escena que presencié hace un tiempo. Cola en el banco. Delante de mí, un viejo metido con aspiraciones de Sherlock Holmes le dijo a la cajera: "Deduzco que usted esta mañana se quedó dormida y salió corriendo, porque está pálida como si no hubiera desayunado y tiene muy torcida la raya del cabello. ¿No es cierto?"
La chica, muy antipática, que no lo había mirado durante todo el discurso, levantó la cabeza y le contestó lacónica: "No".

janfi dijo...

tiene todos los condimentos de un cuento extraordinario. genial.

La herida de Paris dijo...

Bueno, lo mas difícil de una alocución en público es empezar sin decir "bueno". Las veces que tuve que hacerlo, no pude evitarlo a pesar de intentarlo con todas mis fuerzas. Me concentré, busqué variantes, pero finalmente fracasé. Prefiero escribir sólo para poder sortear este maleficio insormontable.
Saludos y buen fin de semana.

malena dijo...

Jajajaja. ¡Genial la anécdota! Saludos Estrella, ¡buen fin de semana!

Estrella dijo...

SILVIA,
Buen consejo!

CABALLERO,
Gracias, y no se ponga colorado!

FERNANDO,
Impresioante el video. Lo vi dos veces, porque se me escapaban las palabras. Gracias.

RENEGAO,
No se de je intimidar por la jauría!

HERIDA DE PARIS,
Hy cursos de Oratoria, donde enseñan técnicas y estrategias para podr evitar los: Bueno... eh... digamos... y demás muletillas. Y a veces ni así!

JANFI, MALENA
Gracias!

Ra dijo...

buen finde estrella!

la foto es en la presentacion de harry potter??? =S

De Lirium soy dijo...

Facilismo: lo menos traumático para no padecer el síndrome de tengo que hablar en público es abstenerse de hacerlo.
Lo cierto es que creo que la cuestión pasa por sortear esos segunditos previos en que uno se pregunta "qué hago acá en vez dde..." luego todo fluye.
Muy buena anécdota. Beso.

José Soriano dijo...

Estrella y amigos, hay situaciones y situaciones. En general, no soy afectado por el natural nerviosismo ante el público. Pero una vez en Washington, debía dar una conferencia en el BID sobre temas de exclusión digital y me ocurrió algo insólito.
Me acompañaba un ministro de educación de mi país y uno de los gerentes de mi institución y teníamos puesta mucha esperanza y trabajo en esa reunión.
La siempre horrible comida de American, esta vez me trajo una fiebre muy alta.
Una descompostura fenomenal, médico y suero por tres días que debí pasar encerrado en mi habitación.

Hasta hace poco el antiguo Ministro contaba la anécdota como un ejemplo de track escénico exagerado. ¿será así?¿Habré somatizado? Lo cierto es que no pude dar la conferencia y debí ser remplazado.

Extraño los días en que tenía tiempo para frecuentar estas maravillosas tertulias con mayor frecuencia.

Como siempre me encantó la foto. Y concuerdo con quién dijo que Ud. es mucho mas bella de lo que aparece retratada.

Que pase un muy buen fin de semana.

ElPoeta dijo...

Muy buena la historia, estrella. Espero estés disfrutando tu fin de semana. Besos,
V.

Silvia Urite dijo...

me gustò la foto tambièn ¿es de la feria del libro?

el activista plástico dijo...

Ah! el pánico escénico...esa mezcla de angustia, exitación, ansiedad e incertidumbre. Un verdadero vértigo extático. Una pequeña pildora ayuda, según parece. La muerte de el sapo iscariote también...lástima que haya durado tanto.
gracias por la visita, considerese siempre bienvenida!
Salud!

Estrella dijo...

RA, SILVIA,
La foto es en la Boutique del libro de Palermo, en la presentación de algún libro.

DE LIRIUM,
Como diría mi hijo: "fácil de decir"!!

JOSÉ,
Ja, no lo creo. No sólo de somatizaciones vive el hombre. Me inclino más por la opción de la comida de American, sumado al estrés y al cansancio.
¿Estás con mucho trabajo?
No te preocupes, siempre habrá tema de conversación. Por lo visto, no se agotan.
Un gran saludo y gracias por hacerte un rato para pasar a espiar.

POETA,
Escribo esto casi a las 12 de la noche. Empieza la semana por acá.
Saludos!

ACTIVISTA,
Gracias!

Anónimo dijo...

Hola Estrella!
Cátedra de oratoria en la carrera de comunicación social, el examen final consistía en tomar un papelito y hablar de cualquier cosa,a tu comentarista le tocó tema "la peineta", 400 ojos mirando, aterrorizada dije eh... buenooo... (típicas) y el profesor un capo me dijo, Filo, maneja Ud? y yo sí, mire para adelante como lo hace con su auto, contenga el aliento y acelere!! diga algo, y dije muchas pavadas pero dije y aprobé. Cuando me pasa algo parecido recuerdo esas sabias palabras que te aseguro no olvidaré. Besos

Filo dijo...

La de arriba Filo.

Estrella dijo...

Filo, muy buena la herramienta! ¿¿y qué dijiste??
Me acuerdo que una vez alguien me dijo que imaginara a la "audiencia" como pollitos, indefensos y repetidos. Siempre lo recuerdo, aunque no todas las veces funciona!

Enterhase dijo...

Qué buena la anécdota de Monterroso y Calvino.

Si hablo frente a conocidos puedo llegar a ser un crack, pero si no es así, simplemente digo barbaridades y dejo que baje el volumen de mi voz hasta perderse en el infinito.

Enterhase dijo...

Ahora veo que comenté en el post equivocado. Sepa disculpar.

Anónimo dijo...

No convencí a nadie, lo importante era poder abrirme paso como si fuera paseando con el auto.
Lo único que me acuerdo que dije que era una herencia colonial, del uso dominical para ir a misa... como te dije pavadas, pero saqué un honroso 6, la mayoría desaprobó.

Filo dijo...

No se calificaban contenidos, sino el arte del verso jaaj, ahora y antes Filo

Sophie dijo...

Hace tiempo hice un curso pequeño, cortito de oratoria. Y si... el pánico escénico se fue a la fuerza porque ejercitábamos sobre eso.
Me ayudó mucho a plantarme delante de mis alumnos en las clases con autoridad sin ser autoritaria, y también a poder manejar la voz, no gritar pero sí ser escuchada.
Dar tonos distintos y enfatizar lo que más nos interesa que quede en el discurso.

Muy interesante y muy alentador me resultó dicho curso, que al día de hoy sigo aplicando lo aprendido.

Besos Estre!!!!