16.6.08

Adhesiones y aversiones dialogadas

En estos tiempos de confrontaciones y debates, es donde más se pone en evidencia una de mis serias limitaciones: mi voz. Siempre la misma duda: ¿mi modo de conversar lleva la marca de mi voz de sótano, que se pierde entre otras voces? ¿conversaría de igual modo si el timbre de mi voz sonara como la de una soprano en el Colón?
Quizás por eso me lleve mejor con las conversaciones intimistas, de dos o tres personas, a lo sumo, cuatro. Allí donde se enciman los discursos, se polemiza y una voz avanza para tapar a la otra, me siento incómoda, me desencajo. Al rato, cansada de tanto forzar mi garganta, ingreso en el fuera de pista y allá me instalo, dentro de mis propias divagaciones.
Hay, para mí, buenos y malos conversadores. Entre los buenos: aquel que busca la indagación recíproca, que pregunta y repregunta; el generoso, que atribuye al otro sus propias genialidades. El que rescata al silencioso y lo saca de su invisibilidad; el dubitativo, el que seduce con elocuencia y buen humor.
Entre los más temidos, el asertivo, el que se aferra al púlpito y convierte la conversación en un monólogo sin punto final; el que aniquila el pensamiento del otro con una sola frase, el gran rematador. El que sentencia a viva voz; el que se cruza con un tercero en falsa escuadra y produce entonces ese ronroneo agobiante y persistente. El monosilábico. El desprestigiador.
En estos casos, ni el mejor megáfono ni la ilusión de un micrófono abrochado a mi solapa lograrían seducirme para iniciar una buena conversación
.

43 comentarios:

El Caballero de la luna dijo...

En principio no vale la pena conversar con quien no sabe escuchar. El que es respetuoso de la opinión ajena, sabrá encontrar en su silencio promesa de futuras revelaciones. Recuerde que uno de los estilos de oratoria de la antigüedad era el que se hacía en voz muy queda, casi mirando al suelo. Aquel que es capaz de provocar el silencio, provoca la escucha. Los gritones, asertivos y faroleros, que le hablen al espejo.

no tan iguales dijo...

¡Qué buen post! Inevitablemente, uno se ve tentado de ubicarse en una u otra categoría. Y por ahí descubre con horror que, por mucho que lo intente en los comienzos de la conversación, si ésta va por el camino de la diferencia de ideas y no de la suma de ponencias, más el agregado de interrupciones constantes, uno termina usando un volumen más alto del que aconsejan las buenas costumbres.
Perdón por la autoreferencia. Haber leido esto me va a resultar productivo: a ver si modifico esto que me molesta de mí misma.

CLAUDE dijo...

En Nueve horas a la eternidad el autor describe a un fanático que hablaba bajo y despacio para que los demás tuvieran que callarse al escucharlo.

Stella dijo...

A mi, lo que me molesta muchísimo cuando estoy dialogando con alguien, es que me hable cuando lo estoy interrumpiendo!!!

:)

Lucas dijo...

Deduzco que el timbre de la voz influye tanto como cualquier otro raso que ayuda a definir la personalidad propia, tanto el sonido que uno mismo oye al hablar como el que ve que el otro escucha de uno. Muy probablemente no podrias tener la misma conversacion con alguien teniendo tu voz actual que teniendo la de un soprano, pero no porque la charla siga un flujo diferente al actual, si no porque probablemente no seas la misma persona; como dije anteriormente, creo es algo que nos define en nuestra juventud.
Respecto a todas las categorias de conversadores que pusiste.. ja, si, supongo que tenes razon, igualmente todo posible nacimiento que provenga de esas combinaciones tambien es valido.
En fin, nada, recien creo un blog y un amigo que ya hace un tiempo que no escribe (casigonzo) me recomendo dar unas vueltas por la gente que el tiene linkeada, asi que aqui estoy.

Un saludo.

=Jota= dijo...

muy bueno, una gran descripción
toddavía no encuentro bien en qué lugar estoy; creo que tengo un poquito de cada cosa...

Mickey dijo...

Que cuestión, y en que día!.

Yo odio hacer cuestión con características físicas digamos, pero con esto es medio inevitable.
Aun para que mejor cubre el perfil del buen conversador de Estrella, la mala voz es difícil de remontar...

Fernan dijo...

A mi me paso algo muy interesante... Yo siempre era de los que en una conversacion de mucha gente, hablaba fuerte y hacia chistes y toda esa gilada, despues pase a siempre callarme y escuchar... Ahora la gente piensa que estoy deprimido porque simplemente escucho.

Loco no?

La herida de Paris dijo...

La conversación es un arte difícil, creo mas aún que el tan bastardeado diálogo de estos dias.
Se me ocurre que se dialoga sobre un tema preestablecido, mientras que para conversar se necesita improvisar. Es una actividad mas creativa y requiere ser liviano, sin, en lo posible,dejar de ser profundo.
Todo un tema para conversar...
Saludos

La condesa sangrienta dijo...

Me encanta conversar, tener conversaciones amables y enriquecedoras. Para eso es necesario saber escuchar y rebatir educadamente con argumentos sólidos.
Digo...porque últimamente estoy escuchando una conversación de sordos cuando estamos solicitando diálogo. Preocupante.

Ajenjo dijo...

Nunca me había puesto a pensar la incidencia del tono de la voz y la musicalidad de la forma en la conversación, pero ahora que lo decís, esas personas que hablan de forma monocorde y monotona son difíciles de seguir en un dialogo, simplemente porque esa forma de hablar aburre rápido.
Al parecer, la conversación es un arte, y como tal, tiene sus secretos. Para empezar, si no hay ida y vuelta, no es posible conversar. Están esos que traen el discurso armado, y entonces cuando tienen la palabra, no responden, simplemente sueltan su parecer, sin importarles lo que dijo su interlocutor.

beso
A

Estrella dijo...

CABALLERO,
Te aseguro que lo he probado, y nada. Me quedo hablando sola. Algunas veces, amigos solidarios claman por silencio, cuando me ven con las manos en la garganta, intentando dar una opinión.

NOTAN,
Al contrario, me gusta que cuentes tu experiencias. Yo también subo el tono de voz cuando uan discusión se pone densa, pero no puedo, me empieza a doler la garganta, me canso, me callo o me voy (o a la mierda o a mi mundo pricado).

CLAUDE,
Mirá vos, insistiré, entonces, co esa técnica, despu´wa les cuento.

LUCAS,
Bienvenido, ya pasé a saludarte!

=JOTA=
¡Bienvenido! A no confundir con el clásico Jota!

MICHEY,
Por eso, mi única esperanza es el megáfono. Ni qué decir cuando me tocan grandes eventos, casamientos y demases. Un suplicio.

FERNAN,
¿Volviste? Ahora voy a ver.
Bueno, lo tuyo es pa´l debate. Es un silencio que habla... ¿NO?

HERIDA DE PARIS,
Sí, por eso me gustan tanto los buenos conversadores, lo que generan unida y vuelta y pueden ir de lo más trivial a lo más profundo.

CONDESA,
Será que cuando emepzamos una discusión muy plantados en nuestro punto de vista, todo diálaogo es estéril.
Es bueno discutir, pero si todos pueden tener su lugar para expresarse.

Nobel prize blogger dijo...

Querido Blogger

Nuestro equipo ha considerado su blog para integrar el Top 100-Blogs ARGENTINA
Si acepta esta designación favor pasar por nuestra web y dejar sus datos en la zona de comentarios.
Está atento de las Novedades y Rankings.

Toma nuestro banner y pégalo en tu magnifico blog desde ahora. Tus amigos y visitantes se irán familiarizando con este tu nuevo hogar.

Atento saludo

NPB-Team

susana dijo...

La conversación, sobre todo la que se ajusta a tu definición de "buen conversador" es uno de los actos más enriquecedores culturalmente.

Y es de lamentar que no se promueva o se enseñe con más énfasis, este verdadero arte que no sólo tiene utilidad coloquial. Es infinitamente útil en situaciones de conflictos...¿dije conflictos? Mejor paso a despedirme de Vos, porque luego le seguirá la palabra "diálogo"..."falta de diálogo"..y voy a amargar este buen momento con Vos.

Te abrazo fuerte!

malena dijo...

Buen post Estrella.

Admiro a los "buenos", muchísimo. Hay veces que conscientemente intento ser parte de ellos. Otras, temo, puedo ser parte de los "malos", pero creo que a todo se aprende, no?

Caterina (hija de herida) dijo...

Hace rato que vengo siguiendo los posts por recomendación de papá, pero no me animaba a "entrar en conversación". Esta vez, me pareció que el post mismo me estaba invitando.
Me considero bastante tímida y casi siempre prefiero quedarme callada antes de hablar pavadas (con "b" o "v", correctora?). Por otro lado y nose por qué, siempre me encantó quedarme afónica... tendrá algo que ver?

caterina dijo...

Ah! Me olvidaba: Feliz cumpleaños, Herida!!!!

Anónimo dijo...

Opinar, discutir sin agredir, intercambiar ideas son cosas poco vistas últimamente, por eso prefiero este tipo de voces ... bajitas, para hacerse escuchar sólo si es necesario, o para dejar de opinar cuando ya cualquier intervención lastima.

Lucía II

de mayúscula a minúscula dijo...

excelente ensayo estrella
me deja pensando y eso es mucho
el estilo, el tono, no siempre son parámetros suficientes porque hay quienes tienen esa capacidad de seducir a través del habla y terminan siendo cheques sin fondo
pero no cabe duda que no hay como esas charlas enriquecedoras

María dijo...

Siempre fui tímida y agradezco cuando en esas conversaciones multitudinarias está "el que rescata al silencioso y lo saca de su invisibilidad".
Hay gente que tiene el don de hacer hablar hasta al más introvertido... por suerte para mí, porque sino, la mayoría de las veces me quedaría muda.
El que más odio: el que te pregunta algo y a los dos minutos, sin esperar que termines tu cuento, te ignora y se pone a hablar con otro...
Para Cate: agradecé que tenés el 50 % de genes de Herida, que si no...

Estrella dijo...

AJENJO,
Entonces, tu tono de voz no te trae problemas, feliz de vos. El monocorde es fatal, bienvenidos sean los matices. Gracias por pasar!

SUSANA,
Mirá que buena idea: enseñar a conversar, no está mal! Por lo que leo, vos sos de las buenas.

MALENA,
Cuando muy de tanto en tanto siento que hablé mucho, me siento mal, me arrepiento. Claro que cuando somos pocos. En multitudes nunca, jamás, hablaré mucho, ¡porque no me da la voz! (qué pesada estoy). Gracias, malena!

CATERINA,
¡Bienvenida! Qué lindo nombre o nick. Me alegro de que te hayas animado a entrar en conversación.
Como a vos, también me gusta quedarme afónica, ¿será por lo extraño que se nos hace nuestro porpio sonido?
Así que es el cumple de Herida, ahora voy a cantarle el feliz cumple. Cuando quieras conversar, pasate nomás por acá. GRACIAS!

LUCIA II
Y en estos momentos tan convulsionados que estamos viviendo, las palabras se usan como armas. Lastiman, sí. Bajemos la voz. Ojalá. Gracias, Lucía II.

DE MAYÚSUCULA,
Cierto lo de los cheques sin fondo! Gracias, qué suerte que te gustó.

MARÍA,
Esas personas (pocas) que siempre tiran una soga al que se queda en segunda fila, logran ambientes distendidos, agradebles, donde todos se sienten seguros para poder decir, porque sabe que será escuchado y valorado.
Queda feo citarse a uno mismo, pero este post ilustra perfectamente lo que vos decís:
http://muymuytantan.blogspot.com/2007/10/dilogo-iii.html

Gracias, maría, por pasar y conversar!

sobredosisdescasez dijo...

Interesante el planteo de voces,conversaciones y sensaciones.

Les hago llegar una obra de Atahualpa O´Connor, ("El Yuppi Renegau"), que dice así:

" Recurrente, altiva,
se oculta mi ansia cautiva,
te noto triste, solemne,cansina,
solo algo elevará tu demanda:
una oferta perspicaz, candorosa;
ante la demanda pudorosa,...
para voz, no hay como la mía."

pla,pla,pla, (se baja el telón bajo el murmullo del público), y rápido cambio de tema para que siga la función.

janfi dijo...

Che, lo de NPB es en serio ? Espero que lo sea, porque el post lo merece.

janfi dijo...

Otra : "ingreso en el fuera de pista" es una frase tomada del automovilismo; viene del "fuori strada" de Italia; no te hacía amante del deporte. (jajajaja)

janfi dijo...

Final : ¿ qué decirte sobre el post ? En teoría detesto los debates que sé cómo terminan (siempre mal, siempre a los gritos), pero muchas veces (mas de las que me gustaría) me dejo llevar por la testosterona (o por la estupidez) y termino a los gritos y agrediendo.
...de carne somos...

Jotafrisco, la ira de Dios dijo...

Yo creo que en esta ventana hay otro sorete que me copió el nik. Y no hablo más.

Estrella dijo...

SOBREDOSIS,
Muy buena la obra, aplaudo con voz.

JANFI,
No te veo muy discutidor... bah, salvo con E y G que logran sacarte cada tanto.
Lo de "fuera de pista" es perfecto como imagen, y lo del NPB, nada, debe ser un virus, un fiasco, un algo... raro.

Stella dijo...

Estre, te olvidaste de mi, o no me quisiste interrumpir?
aajajaaaa

malena dijo...

Jajaja, a mi me pasa lo mismo. Me arrepiento cuando siento que hablé mucho. Pero es bueno darse cuenta para así la próxima centrarse más en el otro, en su mirada, y preguntarle, como está. Son muchos los que necesitan un auténtico "¿cómo estás?" seguido de una atenta escucha. Besos!

La Hija de Zeus dijo...

Hola Estrella. Según la traxonomía propuesta en tu post, creo que debo ser sincera y saber que me ubico más entre los grandes rematadores. Y creo que eso es una tarea que tengo pendiente por moderar y cambiar.
Gracias.
Saludos.

Estrella dijo...

STELLLLLA,
Perdón, qué cosa, siempre me salteo alguno, ¡estoy en problemas!
Hay dos tipos de interrupciones: están los que interrumpen porque está en su naturaleza, porque piensan en voz alta, porque son así... y los que interrumpen porque es la única manera que tienen de decir MU.

JOTAFRISCO,
Andá a averiguar!

MALENA,
Ah, sos de las mías!

HIJA DE ZEUS,
Como verás por los comentarios, no existe el conversador perfecto, así que no te sientas mal con tus remates. Ademés, en los lazos que vamos costruyendo, uno aprende a enfretar al que interrumpe, al que remata, al que enmudece, al que habla mucho...

Anónimo dijo...

me gusta mucho realmente cómo está escrito esto, las clasificaciones tan precisas, la escritura en general.
una buena manera de conversar esta...

Silvia Urite dijo...

que dificil hablar y escuchar a los demas, algo que parece tan simple.
En tu blog se puede.
Beso
Sil

Conocido de la vida dijo...

Ahora que ya escuché a todos,..pregunto, cómo están?
Muy bueno el post,

Silvia Urite dijo...

Lo del Nobel de los Blogs es cierto? Te felicito entonces
Sil Medusa

Mensajero dijo...

Me llamo a reflexión.
Depende el tema, me corresponden distintas categorías.

ElPoeta dijo...

Perdona si por una vez sólo leo deprisa y por encima tu entrada y no te comento sobre ella, pero quiero decirte a ti y a todos mis amigos que llevo un tiempo sin visitaros porque ando con complicaciones afectivas y mal de tiempo, aunque quiero que sepáis que no me olvido de vosotros, que esto es sólo un intento de ponerme al día y a partir de ahora quiero hacer lo posible por encontrar el tiempo para visitaros más a menudo. Un beso y un abrazo, con todo mi cariño,
V.

Anónimo dijo...

Los que hablamos despacio siempre podemos patear la mesa...

santiago

Galois dijo...

Lo de NPB es una iniciativa (como existen miles en internet), para premiar a blogs por su contenido/diseño o ambos.

Otro tema (más relacionado con el post): es cierto, G logra sacar a Janfi de tanto en tanto. Aunque creo que Janfi saca a G aún más a menudo. Como cuando usa otros nicks, cosa que G no hace nunca.
Saludetes.

Estrella dijo...

GALOIS,
Emocionada con tu visita. Lo de Janfi fue un guiño entre blogeros. Sabés que te queremos!

Enterhase dijo...

Uff, sobre la voz y las conversaciones podríamos hablar largo y tendido. Pero justamente me agarrás en una etapa en la que me gusta hablar menos. Estoy volviendo a unos 4 años atrás, cuando a la hora de una conversación seria casi no emitía palabra.

Y es curioso que lea este post, porque justo anoche pensaba en lo bueno que sería grabar una especie de serie de conversaciones entre ustedes (estre, condesa, koba, etc.) y el que suscribe. Después de todo, nadie nos conoce las voces.

Estrella dijo...

Ni las voces ni nada, es muy raro esto. ¿Cómo sería la grabación de esas conversaciones? ¿Algo así como el "quién es quién"?

Saludos, enter!

Enterhase dijo...

No conozco el "quién es quién". ¿Es un juego?

Pensaba más bien en algo así como entrevistas amistosas, sin demasiado aparato ni pompa. Lo que me interesa, básicamente, es hacer algo con voz, algo que suene.