31.7.08

Buscando la receta mágica

Mi vieja siempre dice: no vayas al médico, que seguro te encuentran algo. Habrá quienes piensen qué barbaridad, pero a veces ella tiene razón.
Una vez por año voy a ver al dermatólgo. En cada visita, compruebo que el médico me revisa en dos minutos y me dice está todo bien. Cuando le pregunto, decime, ¿hay algo que pueda hacer contra las arrugas que no sea ni botox ni rellenos extraños?, me contesta, una y otra vez, nada, no te hagas nada.


Ahí fue cuando, tonta de mí, decidí cambiar.
Confieso que también me inquietaban las notas que leo en las secciones femeninas de los diarios acerca de láseres con nombres estrambóticos, liftings sin cirugías y cremas de última generación.
Así que pedí un turno con un dermatólogo "capo", como me dijo una amiga.

Que no quiero ni botox ni rellenos raros, le dije al nuevo doctor, en su coqueto consultorio. Que con mis amigas hicimos un pacto anticirugías. Que las patas de gallo no me molestan, (¡las tengo desde los 25!), que mis labios están bien, que arrugas en la frente no tengo, que las que me gustaría mejorar son estas de acá, ¿ve? ¿Habrá algo (¿mágico?) para atenuarlas o, al menos, contenerlas?
Él, como si no hubiera escuchado mi alegato, me habló de los rellenos y de un nuevo sistema para borrar OTRAS marcas de mi cara... ésas, ¡que yo jamás había visto!

Moraleja: me fui del coqueto consultorio con mis arrugas de siempre, sumadas a las que me descubrió el experto y que a mí, hasta ese momento, nunca, pero nunca, me habían molestado.

35 comentarios:

El Caballero de la luna dijo...

Su madre tenía razón. Yo evito a los médicos cuidadosamente hasta que es inevitable entrar a boxes. Con respecto a las arrugas, son escritura vital. No vaya a hacer de su rostro un papel en blanco.

Conocido de la vida dijo...

La receta mágica es vivir la vida con actitud, disfrutarla y buscar la felicidad. Así, tus arrugas pasarán a ser sólo una prueba de vida vivida, no de vejez.

Silvia Urite dijo...

las mujeres de cierta edad con arruguitas son sexies, como helen mirren, por ej.

Silvia Urite dijo...

el "capo" debe tener plata porque alisò a muchas mujeres, me suena a manuelita de m e walsh (del derecho y del revès), no le hagas caso, sagui con tu medico de confianza.
Y ni se te ocurra leer esas estupidas revistas!!!!
SIL/Medu

La condesa sangrienta dijo...

Deje que Madre Naturaleza siga su curso, ella es sabia y bendice con presbicia cerca de los 40.
Frente al espejo y sin anteojos su cutis lucirá como de 20.

SUSANA dijo...

Jajajajajá! Me encantó tu aventura!

La cosa se pone buena cuando tenés cierta confianza con los médicos. A mi dentista lo llamo "Jack, el Destripador" Y el buenazo se apura a inmovilizarme la boca, antes que le siga diciendo "maquiavélico" "ustedes disfrutan el dolor ajeno" "sádicos camuflados"!!!!

También le tengo "cuco" a los "extreme make over", creo que lo más saludable (por ahora) es ser amiguita de mi cara!

Besitos solidarios!

Wonder woman dijo...

Pero que atrevido ese cirujano de consultorio coqueto!!!!
Encima te descubrió arruguitas que ni siquiera existen!!!!
Por favor, que falta de educación.
Jeje, besotes!

Mickey dijo...

Por las dudas, dejando de lado las cuestiones más trágicas (hoy en Chaco, por ejemplo), si se tientan con la ciru, el botox, la silicona, etc.; miren los resultados.
La Argentina es generosa avisando sobre los desastres que produce esa tribu despiadada y ávida de dinero(los cirujanos plásticos).
Sobran ejemplos desde lo burdo: Graciela Alfano, Moria Casán, Luciana Salazar, la ex primera ciudadana; Hasta lo increible (quien le hizo creer a Dolores Barreiro que necesitaba labios???????).

Anónimo dijo...

mi vieja siempre dice lo mismo de los medicos!
y, aparte mi "nona", una abuelita muy linda y coqueta, siempre me decia cuendo veía a alguien mayor por la calle, q según como fueron esas personas resultaban las arrugas de la cara, y pasaba a describir arrugas de tristeza o alegria, bondad- maldad, generosidad-avaricia, paz, temor, amor y demás... ella decia q lleveba sus arrugas con orgullo.
beso.
mili

Dorian dijo...

sí, mi padre opina igual de los médicos... qué generación loca, eh?
che, si fumás, dejar de fumar es lo mejor que lo podès hacer a tu piel. Si no -espero estóico la incomprensión y las acusaciones de loco- dejar las carnes (el jamón cocido tambièn es carne) es algo que notablemente te hará cambiar la piel, entre otras cosas.

pregunta a la correctora que hay en tí: tengo entendido que es "hubiera" o "hubiese" pero en algunos libros me encuentro con "hubiere"... ¿está bien?

La herida de Paris dijo...

Te recomiendo "El pliegue" de Gilles Deleuze. No se te irán las arrugas, pero vas a descubrir al menos cuantos profundos significados esconden.
Saludos.

Anónimo dijo...

Estrella no importan las arrugas de la cara porque demuestran que hemos vivido, debemos asustarnos cuando se nos arruga el corazón porque eso sí significa que hemos dejado de ser niños. Un abrazo M.T.

amiga XX dijo...

No se te ocurra NUNCA tocarte esa cara, nena!!!!!!!!!!!!!!!

Yoni Bigud dijo...

Una mujer hecha y derecha es una mujer que se la banca.

Mi mujer se quiere retocar la pechera, desoyendo que yo estoy conforme con mis carencias.

Quédese con lo que le dio el Supremo. Siempre va a tener su hincahda.

Un saludo,

Horacio dijo...

el título estreeee!!!!!!!!

malena dijo...

jajaja

Estrella
pero si así sos bella!

Nada de coquetos consultorios
que nuestra historia se marque en la piel

la belleza la encuentro en la naturalidad, siempre

Silvia Urite dijo...

horacio: al dermatologo ese le falta sutileza, por eso Estre se olvido la "D"
Medu

De Lirium soy dijo...

Estrella: a juzgar por la foto usted no necesita ningún "retoque". Además hay que dejar que las marquitas sigan su camino, soy anti todas esas intervenciones para mantener... más vale una arruga natural que no una cara de "mascarita", no? Un beso

Silvia Urite dijo...

hay una pelicula muy linda con meg ryan, diane keaton y "Phoebe" de Friends donde hay un interesante debate fliar sobre las cirugias esteticas. Tambien actua walter mattheau que hace de padre de ellas.
Medusa
"No nos dejes colgadas" o algo asi se tradujo acà.

josesoriano dijo...

Estrella,
Su madre tiene razón.

No hace mucho una maravillosa mujer bella y deliciosamente epanuie se atrevió a reconocer en voz alta, "me gusta mi cuerpo pues muestra mi historia"...

En lo personal encuentro muy sensual cualquier mujer que tenga su cuerpo moldeado por bellas historias. Sobre todo mientras lo comparte con una sonrisa en los ojos tiernos mirando de costado.

fraterno
js

Silvia Urite dijo...

Jose: que es "epanuie"?
Medusa

Stella dijo...

Yo desconfiaría de los doctores que tienen coquetos consultorios, y mas aún si me ven arrigas que no existen!!

Besossss estiraditos

Bruno dijo...

Hay que partir de la máxima de la facultad de medicina que reza que "un paciente sano, es un paciente mal estudiado".

Un dermatólogo no deja de ser médico, partiendo de esa base, todo es creíble.

de mayúscula a minúscula dijo...

ojalá logres asumir lo bien que te vés sin sentir ninguna necesidad de cambio
una tiene bien ganada cada arruga, y a parte pueden llegar a tener onda sexy, de sabiduría
te lo/me lo digo

Delfìn dijo...

Estrella, muy buena anécdota y bastante cierta!. Yo creo que los médicos y los mecánicos son iguales... vas por cualquier cosa y te descubren otra con un simple: "sabe que mientras miraba la bomba de agua encontré que tiene un pequeño problema en la piel y que sería bueno que usara estas cremas del laboratorio tal..."

Saludos!

PD: Aprovecho para avisarle a tus lectores que en www.minificciones.com.ar ya lanzamos el concurso de agosto, a quienes les divierta, bienvenidos sean.

Estrella dijo...

CABALLERO,
Las madres suelen tener razón. A hacerle caso a la suya este fin de semana.

CONOCIDO,
A aplicar la receta, entonces.

SILVIA,
Algunas sí, otras, no. Tampoco nos engañemos, ¿eh?

CONDESA,
Esa es mi teoría, yo veo a todo el mundo bien, los cutis son todos de marfil, ¡porque no veo nada!

SUSANA,
Por eso con mis amigas hicimos el gran pacto: a envejecer con coraje!

MICHEY,
Tenés toda la razón. Otra amiga confiesa odiar a Graciela Alfano, la culpa de no permitirle ver cómo envejece una bella mujer.
Lo de Dolores Barreiro es increíble.

MILI,
Mucha razón tienen tu madre y tu abuela. Lástima que el "afuera" incomoda tanto, con promociones, revistas, etc. Como si el paso de los años fuera una enfermedad de la que tendríamos que avergonarnos.
Para ahí vamos todos, es ley!
Gracias, mili, por pasar y conversar.

DORIAN,
Mi piel no está mal, a pesar del pucho y la carne (moderada!). Pero es tan impresionante el bombardeo exterior que uno se pone a pensar en la receta mágica, si es que hubiera.

HUBIERA o HUBIESE: Pretérito Imperfecto del Subjuntivo.

HUBIERE: Futuro, del Subjuntivo.

Ahí está la diferencia.

Saludos!!

HERIDA DE PARIS,
Gracias por la recomendación de "El Pliegue"!!

M.T.
Ay, un corazón arrugado, eso sí es preocupante!

AMIGA XX,
Si sos quien yo pienso, ¡ja! Nooo, si hicimos un pacto!

YONI,
¡Bienvenido! Muy bueno lo de tus carencias, ¡y lo de la hinchada!

HORACIO,
Gracias, qué barbaridad, ya lo arreglé.

MALENA,
Por eso buscaba algo mágico: que conserve la naturalidad... es decir, un milagro.

DE LIRIUM,
Nada de caras de mscaritas, no señora.

SILVIA,
Pero, pero, pero: Meg Ryan se arruinó esa linda cara que tenía, está toda inflada, igual a otras infaldas.

JOSÉ,
Eso pensé el otro día, mientras miraba a un grupo de mujeres en una fiesta. Lo más importante es la sonrisa, la expresión, la mirada.

STELLA,
Ja, yo no podía creer lo que me estaba diciendo. Además, después de toda mi perorata anti botox, me sale con eso, para unas "supuestas" arrugas, que para mí ni existían. Nabo.

BRUNO,
Ja, que no nos lea un médico. Muy buena la máxima.

MAÝUSCULA,
Hay que decírselo/decírtelo todos los dias!

DELFÍN,
Gracias, ahora me doy una vuelta por allá.

Silvia Urite dijo...

es muy linda la pag de delfin.

Sì, en la peli, creo que la que estaba al borde de una estetica era diane keaton y las otras le decian: NO, No!
MBFDS
Medu

josesoriano dijo...

Dirás que no
pero hoy me levanté a quererte
y a que tú me quieras.

Alejandro Aura
Poeta Mexicano que murió ayer.

Silvia Urite dijo...

ayyy que dolor! No lo conocìa, Josè pero por lo que citàs, realmente una pèrdida.
Medu

Cassandra Cross dijo...

Sueño llegar a vieja como mi tatarabuela. Llena de arrugas y con los brazos blanditos, apergaminados. El pelo largo hasta la cintura, partido en dos trenzas y veteado de blanco.
Pero heredé la piel y el pelo de mis tías maternas, por lo que supongo llegaré a los sesenta con el rostro que merezco (con las patas de gallo que acuso desde los veintis, y que me traicionan cada vez que me río).
Me conformo con no haberme hecho nada en el cuerpo más que tenerlo funcionando bien, y contento.

Saludos, Estrella... el post me hizo sonreir mucho imaginándola!!

no tan iguales dijo...

Llegué un poco tarde, pero te aporto lo mío. Ya sé que hay que llevar las arrugas con dignidad y todo eso, pero está muy bien querer verse más linda. A mí también me molestan algunas "caídas" de mi cara que no son las patas de gallo y también anduve buscando soluciones mágicas que no encontré. Lo que me funcionó bastante bien es la visita regular a una cosmiatra (una seria, universitaria) que me limpia muy bien y me pone un ácido que ya con dos o tres visitas da un buen efecto de lozanía. Las arrugas no se van, pero se liman un poco y te queda la piel limpia y finita.
Si te interesa te mando los datos por mail, avisame.
Besotes

Estrella dijo...

CASS,
Una de mis hijas me hizo firmarle un papel, hace alguños años, donde decía que no me cortaría el pelo y que me dejaría las canas. Veremos.
... las patas de gallo ¡no molestan!

NOTAN,
JA1 Vos sabés que es justamente lo que estoy haciendo, Cosmiatra de barrio, ácidos y esas cosas. Y da resultado, porque últimamente todos me preguntan: ¿¿¿te hiciste algo??? Y es lo que vos decís, la piel se afina, se ve más lozana, y yo, feliz!
Igual te mando un mail pa´seguir chusmeando!
Graacias!

José Soriano dijo...

El que canta…

Es extraño sentirme que me miro,
es extraño decirlo, que siento
que me miro,
como un caso, como un amigo,
y me hablo: feliz tu servidor
que te conozco y te conozco la medida,
porque estaré siempre en guardia
contra ti, me digo.

El caso es que me miro
y esta sensación de verme
se parece a una muerte
largamente pensada y preparada
para no acabar de plano
sino en flores que se abran y se abran.

Hola, me digo.
Ah, esta sangre,
esta sangre que corre,
esta inclinación terrible por la sangre,
esta humedad caliente
que pasa y se repite
moviéndose como agua entre las piedras.

Me digo hola
y apenas me atrevo a contestar
ovillado de miedo en el rincón
porque me estoy mirando.

Hola, me digo con cierto desparpajo.
Sin gracia, me miro que camino,
de mis ojos sin gracia,
de mi sin gracia en general
despido olor,
me reconozco.
No en balde nos sentamos en la sala,
alguien dice: veinticuatro años, muchacho,
y tomamos té.
Hasta los pájaros alcanzo a ver,
que vuelan,
contimás me miro, que camino.

Hola, me digo mientras escupo un poco.
Oh tribuna hiriente: que hablo;
qué gozo en tu ejercicio,
que desnudarse es como gritar
que viva el mundo.

Pues que vendrá la tarde, lo sé,
porque me estoy mirando,
lo palpo en el silencio
y en él, de sentir, me regocijo.

Hola, me dije,
y me asusté a mí mismo.

A propósito de su post recordando a Alejandro Aura

no tan iguales dijo...

Entonces te dejo el mail porque no figura en mi blog: notaniguales@hotmail.com

Besos

Sil

Ra dijo...

a veces es mejor que te encuentren algo, porque te lo agarran temprano y tenes mas posibilidades de que te lo curen ;)