27.4.09

ADN de un lector*

Cada biblioteca personal es un recorrido y un proyecto único. Nuestras formas de leer no se parecen, porque no existe un lector igual a otro.

Hay lectores aventureros que se lanzan, ávidos, al encuentro de aquello que los instale en plena turbulencia, mientras que otros, lectores rigurosos, siguen atentamente las secuencias de un elaborado itinerario.

Los hay intuitivos, otros perezosos, algunos tan inquietos que, en medio de una lectura y movidos por fuerzas subterráneas, se desvían hacia otras páginas, se bifurcan, se pierden en laberintos inciertos y encuentran en cada historia una historia que nunca termina.

Están aquellos deseosos de similitudes, y esos otros, callados y solitarios que custodian hasta la exageración sus horas robadas al tiempo.

Hay lectores nocturnos que en plena luz del día y hartos de esperar la noche, bajan persianas y encienden el foco más potente mientras encajan su cuerpo en las formas sabidas del mismo sillón amarronado.

Hay lectores de libros prestados que nunca devolverán. Circulan, de tanto en tanto, los titubeantes, vacilan ante datos que se les hacen tramposos, dudan entre los colores estridentes de una portada y los demasiado suaves de otra, o releen, desconfiados, las reseñas necesariamente elogiosas de la contratapa.

Otros, los desbordados y caóticos, aman la confusión, el revoltijo, el más brutal amontonamiento.

Están los rebeldes, los minuciosos, los cobardes. Los ciclotímicos, que veneran hoy lo que ayer detestaron; los distraídos, los insensibles, los siempre fieles y entusiastas que hacen de sus lecturas leña de constantes conversaciones, pero también los fanáticos, esos que apabullan con su vehemencia.

Existen minorías que lo que más hacen es leer.
Otras, que lo único que hacen es leer.

Existen también lectores que se tutean con los personajes de ficción y logran con ellos más familiaridad que con sus compañeros de trabajo.

Los hay poco selectivos, esos que nunca dicen no. Los que eligen siempre el mejor capítulo, y los que vuelven a los textos conocidos y encuentran en cada relectura el doble placer de la repetición y el descubrimiento.

Algunos lectores, lectores nuevos, aterrizan fugaces entre páginas vírgenes de la mano de alguna buena película, mientras que otros se montan al envión de sus lecturas en busca de nuevos horizontes.

Habrá quienes sufran remordimientos por lo que no leyeron, y quienes se sientan marcados a fuego por un único libro. Quienes, impacientes, eviten descripciones, y quienes, voraces y sensuales, lean tres veces el mismo y erótico pasaje.

Los hay veloces, grandes hojeadores, masoquistas y malabaristas, que apuestan a la múltiple lectura de cuatro o cinco libros y que no entenderán nunca a los otros, lectores morosos, que se detienen para saborear esas líneas incandescentes que de repente se vuelven una revelación.

Unos rastrean, otros demandan, acumulan, fragmentan, devoran.

El pasatista se entretiene, el pícaro saltea, el travieso espía la página final, el nostálgico atesora frases memorables, el intimista convive amorosamente entre sus libros, el obsesivo lleva un eterno diario de lecturas, el fetichista recorre los estantes de su biblioteca y acaricia lomos conocidos o recién encuadernados.

El de corazón abierto comparte sus lecturas, el introvertido odia compartir. Unos necesitan de la letra escrita de cada día; otros arrancan cada Año Nuevo; algunos leen de tanto en tanto, de época en época.

Pero leemos y como lectores que somos debemos permitirnos todos los derechos y así poder potenciar nuestro placer.

Leemos para vivir o para gozar; o para abstraernos o para traducir la complejidad del mundo, o para encontrar posibilidades que los límites de la vida nos niegan o para lo que querramos que sirva leer.
*Con algunas variantes: texto ya publicado en este blog en el 2007 (perdonen ustedes, pero tengo una semana ardua y como no podré ir a la Feria del Libro, vaya este post libresco...).

73 comentarios:

MQDLV dijo...

Hay una conexión que me invade tiernamente: terminé de subir un post y ví que vos habías hecho lo mismo. Como si por un momento este conocer al desconocido hubiera trasgredido los límites del monitor. Dicho esto, cuando es casi la una de la mañana y la nostalgia de domingo empieza a pedirle pista a la almohada, quiero decir que me identifico con varios de estos lectores que mencionás aquí. Sobre todo con aquel que vuelve a las páginas y lee nuevas novelas en cada repeticion. Es que si algo me maravilla de la literatura es su capacidad de multiplicación, obra a obra. Beso grande!

Yoni Bigud dijo...

¡Muy bueno!

Nunca me puse a pensar qué tipo de lector soy, pero supongo que soy callado y solitario. Entre otras cosas.

Lo que sí sé es que soy lector, y con eso me alcanza.

Un saludo.

Juli dijo...

Encuentro coincidencias con varios, pero entre todos, diría que soy morosa, nostálgica, y hago leña de conversaciones mis lecturas.

Leo mucho menos de lo que quisiera, pero sé que mis libros son pacientes, y esperan en los estantes de mi biblioteca por los tiempos que sabemos vendrán en que tendré más horas para nosotros.

Mi madre, que tiene 80 años, una vez me dijo: lo bueno de esto es que si tanto te gusta leer, siempre te va a gustar. Y dentro de unos años, cuando tengas mucho más tiempo, podrás tanto disfrutar de los libros nunca leídos, como reencontrarte con aquellos que amaste (palabras más, palabras menos ;)

Beso, Estrella, buena semana!

Cando dijo...

Me encantaró este "ADN de un lector"!!!

Le podría decir que principalmente soy de las que ya no presta libros, pues detesto convivir con el sentimiento que generan los que no devuelven!!!

De todos modos podría decir que soy como varios que ha presentado, eh!!

Saludos!!

Angie Angelina dijo...

Soy una lectora omnívora, como me dijo una vez mi jefe. No me gusta prestar libros, ya los sabés.
Y me gusta leer a todas horas del día.
Ya te veo en el sillón amarrinado con tu "lámpara" famossa que te llevaste al Sur.
¿No podes ir a la Feria?
Uh, este año, yo voy por obligaciones.
Bss
Ang

chorch dijo...

Ne sorprendiò la imagen que elgiste para ilustrar . Què es?

Esta te gusta?Buena semana.

Yupi dijo...

Ante todo me alegro que haya vuelto de Open Door. Claro que hay diversos tipos de lectores, tantos como libros hay. Me quedó una duda si no es mucha indiscreción. ¿La de la foto es usted? Y en caso afirmativo, ¿qué está leyendo?

Mickey dijo...

Open Door, la Colonia?

Este es un exitoso caso de relanzamiento de post!

Enterhase dijo...

Post repetido, comentario repetido:

"Muy lindo, una tipología tremenda.

Estoy tratando de catalogar a una amigo, pero no puedo. Yo, en cambio, en cuanto a libros se refiere, soy asquerosamente categorizable."

Pero resulta que nunca contesté tu pregunta:

"Enterhase, ¿dentro de què categorìa estàs?"

Yo, cuando el tiempo lo permite, soy un lector voraz. Hay algo de excelente en eso, de terminar un libro en un día. Pero también refleja una tendencia consumista muy de este siglo.

Habemos muchos voraces. Dicen que Wilde leía dos libros por hora (claro que él luego podía recitar pasajes enteros a la perfección). Y tuve un director de coro que nos contó cómo había encontrado y leído un enorme manual de electrónica durante un viaje en micro.

En cuanto a mis elecciones, suelo leer por pertenencia o por recomendación. En cuanto a mis sentimientos, por ahora soy lamentablemente insensible. En cuanto a mis cantidades, soy un monógamo serial.

Presto demasiado y siempre digo que jamás volveré a prestar, porque realmente prefiero comprar una copia y regalarla antes que prestar la mía. Actitud que juzgo más sana que la de mi padre, que todas las semanas me cuenta de tal libro, inencontrable y alucinante, que terminó regalándole a un efímero amigo de la vida. Algún día fundaremos Generosos Anónimos.

Jorge Arce dijo...

Leemos y nos adentramos en un laberinto de palabras, incompletas, perversas, amables, insinuantes, lejanas, intensas, riegosas, de colores y olores, amables, cortas y largas... Un abrazo

Mensajero dijo...

Muy buen ADN del lector. Excelente diría.
Google ya tomó nota y sus cerebros están diseñando los algoritmoas pertinentes vaya a saber para vendernos qué...
No se preocupe, la culpa de la bomba nunca fue de Einstein.
Saludos.

Estrella dijo...

MQDLV,
Increíble lo de ayer, subimos un post casi a la misma hora. Nos faltó el cafecito de por medio.

Si sos ese tipo de lectora, tendrás asegurado el placer: siempre es bueno volver a lo leído y descubrir una nueva lectura.
Beso para vos!

YONI BIGUD,
Así te imagino: los viernes, después del vinito, con la panza llena y el corazón contento (siempre que no le hagas caso a tu médico amigo)llega la hora de la plácida lectura.

JULI,
Pocas cosas más apasionantes que conversar sobre lo leído. Hoy mismo comentábamos con una amiga La Novela Lunimosa, de Levrero. Se lo recomendé con tanta pasión, que quedó un poco desilusionada. Lo que a mí me deslumbra de Levrero, a ella la irrita: ahí hay riqueza.
Bien por tu madre, sabias sus palabras.
Buena semana para vos, juli!

CANDO,
Supongo que serás una lectora entusiasta, y no sé si creerte que no prestás los libros... a veces es un deseo que después no podemos cumplir, ¿no?

ANGELINA,
La buena luz es fundamental, por eso viajo con lámpara a cuestas!
No, no puedo ir a la Feria, tengo una semana de mucho trabajo y las últimas veces que fui, ¡me arrepentí! Me gustaría ir a algunas charlas, pero demasiada gente... Espero tus comentarios, ahora que estás acreditada.

CHORCH,
Sí, me gusta la de tu link, pero no sé, la vi paseando por la web y me pareció muy buena. Debería haber puesto la página de donde la saqué..., me olvidé!

YUPI,
Sábado al mediodía hasta domingo a la tarde en Open Door, viene bien un poco de olor a bosta, perros y pajarracos dando vueltas por ahí. Terminé de leer Caracteres Desesperados, de Paula Fox, esta escritora tan recomendada por Jhonnathan Frenzen, ¿la leíste?

La de la foto me parece que es wonder!

MICKEY,
No! todavía no estoy para la Colonia,voy de visita a un campito que tiene mi hermana. Y la paso bomba.

ENTER,

mUY BIEN!!! Valió la pena volver a leer tu comentario. Generosos Anónimos, ¿cómo no se nos ocurrió? LOs prestadores de libros unidos. Aunque confieso que también es sido culpable de no devolver un libro prestado a tiempo.
¿Wilde leía dos libros por hora? Naaaa....
Un beso!

JORGE ARCE,
Usted sabe de qué habalmos, Jorge, porque sabe cómo tratar a las palabras.

MENSAJERO,
¿para vendernos QUÉ? No me asustes, ¿qué habrá que comprar??

Enterhase dijo...

Ah, yo también me he quedado con un par de libros durante demasiado tiempo. Pero nunca me los reclamaban, y yo nunca los leía, ja.

En efecto, eso dicen de Wilde! Una novela en media hora. Por lo menos eso es lo que dice Stephen Fry, que no sabe poco del asunto. Habría que leer la biografía de Wilde escrita por Richard Ellmann. En castellano acá no se encuentra, pero la podés importar en inglés y no es tan cara.

Besos!

Wonder dijo...

Yo soy de las lectoras ansiosas a veces, melancólica y serena otras, que suele saltearse las descripciones de paisajes.
Pero, ante todo, soy una lectora histriónica, de esas que actúan los pasajes más interesantes como si fueran su misma vida y de las que necesitan físicamente ante cierto estado de ánimo releer cierto pasaje.
Excelente Estre. Me encantó.
Besos!!!

Enterhase dijo...

Ah, yo también salteo esas descripciones. Pero vamos, hoy por hoy, ¿quién sabe cómo diantres se ve una arboleda de hayas diagonal a la iglesia normanda?

Wonder dijo...

Enter, lo que contás me hace acordar a mi niñez, cuando en artes plásticas, me enseñaban "perspectiva" y nos hacían dibujar ese tipo de cosas...
No, no sé cómo diantres se ve.
Ja!

janfi dijo...

Si cualquier libro tiene una foto como la que pusiste, ello lograría justamente que desaparezca el lector que hay en mi, para que quede sólo un voyeur, un mirón extasiado cuya mente está demasiado turbada como para intentar la comprensión de cualquier texto.
(de carne somos)

janfi dijo...

Che Yupi, Estrella sugirió que la foto podía ser de Wonder y ella ni negó ni confirmó; me parece que entre las dos nos quieren enfermar ¿no saben acaso que la naturaleza del varón es mas que primitiva? acción y reacción, es el único lenguaje que entendemos, nada de sutilezas, no nacimos para eso, somos demasiado primates.

Wonder dijo...

Janfi, esta vez no soy yo.
Podría serlo, porque en verano una lee con muy poca ropa, ¿no?
Pero no, yo creo que soy más joven que esa hermosa mujer de la foto y además, soy castaña.
Esta Estrella... no había leido la respuesta que les dió.
Ella me conoce y sabe que no me parezco a esa muchacha.
¿No Estre?

Wonder dijo...

Ah!!!! Además, yo tengo un tatoo...

Oscar Cuervo dijo...

Esttrella: felicitaciones. Además de la habitual inteligencia y sensibilidad que aplicás en tus textos, esta vez te felicito por la imagen que ilustra el post!!!

janfi dijo...

Aumenta el ejército de admiradores de eva-afrodita.
Wonder, ¡mas joven que la de la foto! ¡cuántos años tenés? ¿16?
Ahora, de todos los tipos de lector que menciona Estrella ¿alguien lee parado, frente a un espejo y con la pollera o el zolsillonca a medio caer? ¿qué tipo de lector es ese?

Estrella dijo...

ENTER,
Entonces Wilde fue un super héroe encubierto, qué raro.
Todavía tengo en mi poder libros que me prestaron que no leí, una verguenza!

WONDER,
Como si te estuviera viendo, leyendo y actuando, por eso, ojo con lo que leas.
¿Por qué será que uno a veces (sólo a veces) se saltea las descripciones?

JANFI,
La foto me encantó, ahora, ¿qué lee esa mujer? Yo creo que nada, está actuando para él. Mirale la cara (sí, la cara!!): se le nota en la mirada.

Y sí, si WONDER dice que es más joven, es más joven. ¿Cuántos años decís que tiene la mujer de la foto? Quizás sos como yo, que no sé calcularle la edad a nadie.
WONDER, ¿cuantos años le das vos?

OSCAR CUERVO,
Gracias!, de verdad. La foto es perfecta, me encantó, por eso la puse. Y lo bien que hice!

janfi dijo...

Para mi no tiene 30 años, entre 26 y 28 diría.

Wonder dijo...

Estre, para mi la mujer de la foto tiene entre 40 y 43 años.
Yo a veces me salteo las descripciones porque soy muy ansiosa.
Janfi, tengo 35, pero aparento 30, jaja.
Soy una niña...

lexi dijo...

de esos creo que soy caótica y nostálgica... se podrá las dos cosas?
jaja






abrazote estrella!

janfi dijo...

¡igual que yo! tengo menos de 40 pero aparento mas de 50 :)

Pepe Palermo dijo...

No pude casi leer, casi, porque leer, leí pero no entendí. Me tiene mal no solamente la distribución de la riqueza sino también el adecuado reparto de mi volumen sanguíneo, cuando algo afecta el equilibrio mis hemisferios cerebrales acusan la falta. No logro pensar adecuadamente, ni dejar de pensar, volveré en otro momento, si es que llego a casa.

Wonder dijo...

Ajajajaj!!! Janfi! Ud es un galán maduro... pero qué sexy...

Yupi dijo...

Vamos a ver. Se diría que ya no entiendo más nada de nada. Un post más, y Wonder sale del jardín de infantes! ¿Cómo puede ser? ¿Descubrió la fuente de juvencia? Otra pregunta que nadie hace, y que nadie contesta sin que le hagan, es si las piernitas cruzadas del costado, sí, esas a la derecha de su pantalla, pertenecen a la dueña del blog. ¿O todo es un sueño? Janfi, ¿vos sos existís en la realidad?

Oscar Cuervo dijo...

Esperemos que tenga más de 18, porque si no este blog se volvería pedófilo.

el Lord dijo...

¡Por supuesto que la dama de la foto está leyendo! Si no fuese así, ¿cómo podría explicarse que tenga la ropa semi caída? La concentración en la lectura es obvia.

También me resulta obvio qué está leyendo: Sal de mi vista. (Por favor, que alguien la ponga en antecedentes de quién y cómo es el Necro.)

Don Yupi, ni lo dude: las piernas cruzadas son de la dueña de casa, así como el dedo del post anterior.

Enterhase dijo...

Me voy por un día y me encuentro con esto.

La mujer de la foto tiene 40, coincido con Wonder. Y desde el primer momento me sorprendió que no se sintiera incómoda, con la ropa interior colgando así, restando movilidad, entorpeciendo el camino a la cocina donde, asumimos, hay brownies.

Wonder, ya que estamos hablando de su figura, coméntole que tiene el cuarto de cara más lindo que haya visto. Cuando vuelva a mi máquina (estoy de incógnito en un cyber) haré una reconstrucción facial para que podamos conocer a la verdadera Guander.

Enterhase (hoy, lúdico)

Wonder dijo...

Enter... no haga eso... no es necesario.
Si así estoy muy bien y a nadie le interesa mi cara completa.
Le agradezco muchísimo sus palabras hacia mi rostro. Me ruboriza, vea.

Estrella dijo...

Ahora que le miro bien la cara, sí, debe de andar por los 40, pero noto que tiene doble personalidad: de perfil se parece a la gran Catherine Deneuve, pero, cosa curiosa, su rostro refejado en el espejo da más bien a cara de directora de escuela. ¿Será el rodete?

ENTER, no la conozco a WONDER personalmente, solo por fotos, y es muy bonita. Me hiciste reír con los brownies en la cocina... ¿se le estarán quemando?

Dice el LORD que está leyendo Sal de mi vista, ¿estará ya por la autobiografía del amigo Necro? Puede que sí, de ahí que se le caigan los calzones, como dice JANFI.

YUPI, las piernitas son de quien quieras que sean, mirá vos.

(Paréntesis: estaría bueno, para LLP, un post yupiano sobre los buentos títulos).

OSCAR, no puedo creer, dos comentarios tuyos en el mismo post, se ve que esa espalda te mantó. Y tenés razón, si fuera hombre ya me habría enamorado. Todo en ella es un placer.

Yupi dijo...

Bueno, paso en limpio los apuntes del caso. Según los datos que anoté al modo Hercules Poirot, tenemos a:
-Wonder, que dice tener 35, acaba de terminar el secundario, amenaza con regresar al primario y si la dejan al jardín de infantes.
-Janfi, que dice tener menos de 40 y aparentar más de 50.
-Enter, que dice tener 20, por lo que debe tener el doble.
-Cuervo, que al no decir nada, revela tener 43 y ser el marido de la mujer de la foto, y por lo tanto cuñado de Necrófilo.
-Necrófilo, que al ausentarse, confirma el dato anterior.
-Lord, que al desviar la conversación hacia los demás personajes se constituye ipso facto como sospechoso.
-Las piernas presuntamente de Estrella, que arrojan una edad biológica entre los 31 y los 48, y un pasado de tenista que habría ocultado hasta el momento, vaya a saberse por qué culpables motivos.
Seguiré informando.

janfi dijo...

¡¡ Papá !!

Juli dijo...

Jaaaa! Genial lo de Yupi!
Ahora, Yupi... le parece, tenista? Por la forma y posición de esas piernas, yo me inclinaría más por las danzas...
Si sirve de algo mi aporte, al igual que Wonder opino que la mujer de la foto anda entre los 40 y los 45. Esa fue la primera impresión que me dio, antes de que se armara todo este debate sobre su edad ;)

Wonder dijo...

YUPI, ¿me llevás a la plaza?
Y comprame unas Operas, como cuando era chiquita, ¿si?
JULI!!! Claro nena!!! Es cuarentona la preciosa muchacha.

Enterhase dijo...

Estre: No sé si se le queman o si estarán cocinándose por siempre. Las paradojas temporales nunca fueron lo mío. Pero por lo menos la presencia de brownies está establecida.

Wonder: Gracias por rehusarte, porque realmente no tenía idea de cómo hacerlo.

Yupi: Fantástico tu racconto; nada para discutir.

Juli: Totalmente: danzas.

Estrella dijo...

LEXI,
Podés elegir todas las versiones, depende de la hora del día,a el estado de ánimo, y el autor con el que te topes.
Abrazo para vos.

PÉPE PALERMO,
¿Qué te pasa? ¿Te sentís mal? Ahora voy para tu blog.

A los OTROS:
Ni tenis ni danza, ni treinta y pico ni cuarenta y siente, me van a querer igual?

Al ANÓNIMO, si sos P., me gusta más tu otra versión. Si no lo sos, solo puede decirte esto que es el más brutal de los lugares comunes: todo lo que das a los otros, vuelve. Estás dando lo peor de vos. ¿Estás aburrido, enfermo, enojado?
Si querés escribime a muymuytantan@gmail.com , que hay cosas que quisiera decirte.

Yupi dijo...

Siguen agregándose:
-Anónimo (¿el temido Pepe Abasto?): una excursión al país de los jíbaros lo redujo al tamaño de un puño; desde entonces se pasea por el teclado de la comptadora dando saltitos y chillidos; este contratiempo explicaría el hostigamiento a Wonder, presumiblemente originado en una pasión repremida desde el jardín de infantes.
-Juli: tiene 36 años, le asegura a su esposo tener 29, y éste a su vez le jura al resto del mundo que ella tiene 27. Esta rápida inversión la vuelve principal sospechosa, pero de momento queda excluida por el dato fundamental sobre la danza clásica. ¿Tendremos una asesina entre bambalinas? ¿Se repetirá el viejo gambito del crimen en el teatro?
Seguiré informando.

Wonder dijo...

ENTER, ¿viste? Por eso me rehusé, jaja.
Gracias YUPI.
ESTRE!!! Claro que te vamos a seguir queriendo!!!! Si sos lo más!!!

nadasepierde dijo...

puedo ser alguno de los tipos de lectores que decís...hasta me pasó de sacar el libro en el trabajo y sin importarme mas nada ponerme a leer.
y odio, con un odio pasajero pero importante, a los que marcan por donde van leyendo doblando las puntas de las hojas.
eso me mata!
saludos!!!

Claude dijo...

Yo soy un lector a veces aleatorio y a veces instintivo. No tengo mapas ni preferencias establecidas.
En su libro autobiográfico Encuentros, Félix Luna comenta de sí mismo como lector algo así como que sus lecturas son muy diversas en gusto y calidad, y se jacta de poder extraer cosas buenas de casi todos los libros. Me identifico con eso.
Otra cosa con la que me identifico es algo que dice Stephen King en Corazones en Atlántida mediante su personaje Ted Brautigan en una conversación con Bobby Garfield, un chico al que le había regalado El señor de las moscas: que a veces es bueno leer libros por sus historias y a veces por su redacción, sus palabras, pero cuando uno encuentra un libro que tiene ambas cosas hay que atesorar ese libro.
¡Ah!, me olvidaba de los más importantes: qué foto más perfecta, por favor.

Claude dijo...

"Lo más importante", no "importantes".

Angie Angelina dijo...

Nada: Cruzada contra los dobladores de puntas de hojas de libros YA!

el Lord dijo...

Espero sepan disculparme, pero la dama de la foto no llega a los cuarenta ni en broma. Por momentos incluso dudo que llegue a los treinta y pico. Si levantase los párpados, soltara el rodete y sonriese, veríamos lo piba que es.

(Claro, leyendo al Necro no tendrá muchas ganas de sonreír, pobrecita.)

ElPoeta dijo...

La lectura es también un acto de creación, por eso cada uno le da a ese acto su marchamo personal. Un beso con cariño, amiga querida,
V.

Estrella dijo...

YUPI,
Yo ya no sé qué edad tiene cada quien, me perdí.
¿Leíste mi propuesta de escribir un post sobre los títulos?

CLAUDE,
Esos casos tan especiales, cuando uno da con el qué y con el cómo, sos casi como tocar el cielo con las manos: es lo que ando añorando.
Qué buena la foto, dicen todos, menos el anónimo que ve solo lo que puede ver.

NADASEPIERDE,
Bienvenido! Parece que sos, entonces, un lector audaz!
Y en cuanto a lo de doblar las hojas, mejor me callo y me voy silbando bajo (no es que lo haga siempre, pero si son las tres de la mañana y no tengo señalador ni nada a mando, un pequeño mordisco hago... shhh).

LORD,
Estoy con usted. Pelo suelto, sonrisa, un jean y una musculosa, y es una piba!

Cierto, POETA, la lectura es también un acto de creación.

Mickey dijo...

Estrella eso de: "ANÓNIMO, si sos P..." sonó muy fuerte.

No es la forma de hacer amigos...

Estrella dijo...

MICKEY,
Bueno, no es mi culpa si se llama P...!!
Si es, va a decirme que no. Y si me dice que no, es probable que no le crea, así que no sé pa´qué pregunté.

Conocido de la vida dijo...

Estrella, yo no se en que lugar califico como lector, pero me encanta leer tu blog en mi oficina.
Con respecto al anónimo, te felicito por la manera en que le contestás, eso es tener clase, él, pobre, no la tendrá nunca.
Beso grande

el Lord dijo...

OIga, mire, vea Estrella: ¿en qué quedamos? El 28 de abril de 2009 11:18 usted escribió que la dama de la foto "debe andar por los 40" y ahora declara su acuerdo conmigo en que la tal dama es una piba.

¿Está cargándome por ingenuo, pilluela?

janfi dijo...

Lord, lo que pasa es que Estrella sabe bien que para un varón : "las viuditas, las casadas, las solteras, ... son todas peras en el árbol del amor".
El único problema no es si tiene menos de 40, es si tiene mas de 18 !!!

Yupi dijo...

Ya tenemos título: El caso del espejo asesino. O como sugiere Janfi: La pera siniestra. También tenemos la foto de tapa. Nos falta un villano convincente, un poco de amor, otro poco de locura, agregamos un par de purple patches (escenas vívidas, que le podemos robar a Stevenson) y la novelita está lista para la Feria del libro. Igual hasta ganamos plata!

Estrella dijo...

CONOCIDO DE LA VIDA,
Ya te estaba extrañando. Me gusta la idea de que leas en tu oficina.

LORD,
Es que usted me abrió los ojos: con jean, musculosa y zapatillas, da joven. Con rodete, aros de perlas y mañanaita, da jovata.

JANFI,
Siempre tenés un tanguito a flor de piel!

YUPI:
Amor + locura + villanía: la novela perfecta. ¿Cuándo la empezás?

el Lord dijo...

Bien sabemos que las apariencias engañan, Janfi, pero creo que más de 18 acumula.

Yupi, encontrar un villano convincente nada tiene de problema. Por ejemplo, y ojalá Estrella --medio veleta últimamente-- no vaya a odiarme: el Cholo es un candidato que ni pintado, incluso con algo de perversión, habida cuenta de su prontuario amoroso.

Bueno, che, está bien, en la cara no, en la cara no... fue una sugerencia, nada más.

Kafka de Viena dijo...

Felicitaciones otra vez! Acostumbro leer este blog al mediodía, mientras como alguna tontería en la hora y media que me queda libre entre consultas. Les puedo asegurar que llego a sentirme muy cerca de algunos por sus opiniones. ¿Cómo me identifico a la hora de leer? Turbulencia y voracidad hasta el empacho, algunas semanas de veda seguidas de un nuevo atracón.

Wonder dijo...

Y??? Ya repartieron los personajes??? Vamos, media pila.

Enterhase dijo...

Yo quiero un personaje, aunque sea secundario. Y me prendo para la adaptación a radioteatro (o, para usar palabra actual, podcast).

Pía dijo...

Leo para reirme. A veces, para llorar.Hace unos años, cuando vivía con el padre de mi hija, él me reprochaba que a la mañana leyera mientras tomaba mate. Leía (leo) subrayando, obvio. Una mañana le aconsejé que, cuando viera que yo leía poco o nada, me buscara un psiquiatra...Jamás soportó mis subrayados. Decía que eso condicionaba su lectura...y después no leía un carajo. Así nos fue. Hoy elijo el color para el subrayado de acuerdo con el color de la tapa. Y nadie me rompe los ovarios en el desayuno.

nadasepierde dijo...

Nadasepierde es Ana, lectora, voraz a veces, fiaca otras, selectiva, impaciente, sensual, pícara y sobre todo nostálgica. Hay libros que viven dentro de mi, para siempre y desde siempre.

te sigo leyendo!

Enterhase dijo...

Olvidé de categorizar a mi amigo. Diré que tal vez, tal vez, él no haga más que reflejar al nombre de este blog. (Yo siempre me sentí muy.)

Estrella dijo...

LORD,
¿De qué Cholo estamos hablando? ¿Del carnicero de la esquina de mi casa?

KAFKA DE VIENA,
¿Bienvenido o ya anduviste por acá?
Muy bueno el comentario: Turbulencia y voracidad hasta el empacho, algunas semanas de veda seguidas de un nuevo atracón.

También me pasa, de tanto en tanto.

WONDER,
Yo hago de extra!

ENTER,
Veo que te gusta el radioteatro, ¿te acordás, aquella vez en tu blog?

PÍA,
Toda una novedad, Pía. Primera vez que sé de alguien que subraya según el color de la tapa! Tu sentido estético debe de ser exquisito.
¿No se lee más para llorar que para ríer? O mejor dicho, ¿no hay más libros densos y trágicos que alegres, divertidos y livianos?
Puedo recordar unos cuantos que me hicieron reír, pero son más, muchos más, los que me hicieron sufrir!

NADASEPIERDE,
Otra lectora pícara y nostálgica.
Siga nomás!

ENTER,
¿Yo soy el amigo? Estás como el anónimo que dice que tengo cara de hombre con peluca... No entendí.

el Lord dijo...

Cholo habrá muchos, pero El Cholo hay uno: Simeone, ex jugador y actual técnico de fútbol (bueno, él dice que eso es).

Y como a usted el fóbal no le gusta...

Enterhase dijo...

Sí, me gusta mucho la idea de la radio. (Y eso que jamás de los jamases la escucho.) Me han dado ganas de hacerla de vuelta en mi blog, vea mire.

No, mi amigo es un varón mendocino. Quiero decir que a diferencia de mí, que en mis lecturas soy categorizable y extremista, él varía dependiendo de la época y de la lectura. Un lector todo terreno. Ni muy muy, ni tan tan.

Pía dijo...

Se lee más para llorar o para conmoverse,para sí, que para reír. Me gustan los libros que me rompen la cabeza en ocho.

AM dijo...

Que me fagociten las Sirtes líbicas si los libros me abandonan. Y a quien no le plazca el íntimo ejercicio de la lectura le espeto con esputo los versos del inmortal cordobés:

Busque muy en hora buena
el mercader nuevos soles;
yo conchas y caracoles
entre la menuda arena...

el Lord dijo...

Estrella, mil gracias. Usted es amiga de ley, como ya no quedan muchas. De nuevo, mil gracias.

Aquello se acabó, pero seguiremos viéndonos por aquí. Ni crea que va a deshacerse de mí fácilmente.

Saludos.

janfi dijo...

Hey Lord, ¿adónde va? ¡vuelva jefe! Si vuelve le prometo que no vuelvo a hablar de AV (vf). Mire que ni la enananegra había logrado tanto.

Estrella dijo...

ENTER,
Ja, menos mal (con lo de tu amaigo mendocino). Dale, probá con lo de la radio!

PÍA,
A mí también, pero después de una seguidilla, tengo que desintoxicarme. A veces me hacen mal...

AM,
¡Muy bueno! Que no nos falte la lectura, nunca!

LORD,
Pues para mí será un gusto. Y me sumo al comentario de janfi, hablamos nada más que de lo que USTED quiera. Me da mucha, pero mucha pena que no se pasee más por ahí. Un abrazo!

hija de zeus dijo...

Estrella! Que lindo post. Hacía tiempo no pasaba por acá. Un beso... creo que me he vuelto una lectora perezosa, últimamente tardo mucho en temrinar un libro, por otro lado, soy aventurera y de las que no dicen que no.

Buen fin de semana!