20.5.09

Autoras II, III y IV

II) Siri Hustvedt, Elegía para un americano.

La venda y Todo cuanto amé me habían gustado lo suficiente como para manotear de la mesada de la librería este nuevo libro de la mujer de Paul Auster, que, además, había visto en un encuentro el año pasado en la Boutique del Libro de Palermo.
Pero no.
Otra vez, no.
No digo que no sea buena la novela, no soy quién para afirmarlo, pero no me enganchó, así, de la manera en que necesito que una historia me atrape.

Siri relata el recorrido de dos hermanos tras las huellas de su padre muerto. Él es un psicoanalista algo asustado y ella, Inga, una mujer llena de secretos.
Desde la primera página se abren innumerables promesas que logran entusiasmarme, pero a medida que avanzo mis ganas se van apagando, como si a la historia le faltara la misma pasión que les falta a los gélidos hermanos.

III) Sonia Budassi, Los domingos son para dormir.

Después de tanta traducción entreverada o no, quién lo sabe, aterrizar en estos cuentos tan cercanos fue un placer, como reencontrarse con la casa propia. No había leído nada de esta autora que anda circulando a pasos firmes, y la verdad es que sus cuentos me instalaron de un solo golpe en los desvelos de una generación: la que transita los bellos treinta: sus primeras nostalgias, sus rotundas convicciones para animarse a ir más abajo del abajo.
La prosa es rica, por momentos algo compleja, pero destila elegancia y fascinación por las palabras.

IV) Lucía Mazzinghi, Resolana

Termino con Budassi y ahí nomás, desde el primer párrafo, me acomodo en la historia de Sofía, una niña de diez años que me lleva a un mundo único, ése de la infancia. Como si recreara junto con ella cada uno de mis días, lo que me lleva a mirar la foto de la autora que figura en la solapa y pensar: la infancia de Lucía es mi infancia y todas las infancias. La casa de la niñez, el recuerdo de la biblioteca de madera, cada lámpara y cada taza. Ese mundo privado en donde aprendemos a vivir antes de entrar en la escena de la adultez. Y así llegamos, a veces fuertes y esperanzados, pero otras, con heridas que entorpecen cada uno de nuestros pasos, con preguntas huérfanas de respuestas, pero también con caricias que son como un bálsamo sobre la carne viva.
Cerré el libro, feliz, una noche a las tres de la mañana. Todavía hoy las vivencias de Sofía conviven conmigo, la que soy hoy, la que fui ayer. Supongo yo que a ustedes les pasará lo mismo.

36 comentarios:

Angie Angelina dijo...

me quedé con eso de "los bellos 30". Ay, no sabés cómo los dufro, preferiría tener 25 0 45!
Pd: le diste feo a Siri,je.

janfi dijo...

¡Bravo por Lucía y su Resolana! e imagino el orgullo de su familia.

Yupi dijo...

Estrella, perdón, muy lindo todo pero ¿no se dio cuenta que el post anterior todavía no terminó?

Gamar dijo...

Muy bien, tomo nota.
Saludos

nadasepierde dijo...

Que bueno que recomiendes buenos libros y alternativas. Gracias!
un beso
Ana

Estrella dijo...

ANGELINA,
Es una linda edad, se sufra o no se sufra.
¿Te parece que le di fuerte? No, digo más, a una de mis hermanas (la angie original, le gustó mucho) pero a mí no logró atraparme.

JANFI,
Realmente vale la pena.

GAMAR,
Tome nota!

YUPI,
Podemos seguir en los dos, ¿no es un abuso?

T.M. dijo...

Estrella, recién me doy cuenta que desde el 2005, en que todo los días entraba al mediodía a pasear por El Ateneo y almorzar leyendo libros; perdí la rutina de recorrer librerías. Solo entré para comprar este verano 3 libros que recomendaste.-
De golpe, me doy cuenta que todos los nombres me suenan extraños pero tengo tus generosos comentarios que me permiten ir conociendo a escritores nuevos. Si debo elegir, creo que gana Resolana; libro con el que ya me identifico. Aunque no reniego de Los domingos son para dormir. Gracias! Un abrazo. T.M.

marmottan dijo...

que lindo dibujo en la tapa de resolana. me encanto

Wonder dijo...

A mi anotame con Resolana.
Sabés que me gustan las historias donde reina la melancolía.

Marcela dijo...

Estrella, deberían pagarte las editoriales por promocionar sus lecturas con tanta pasión! Me dan ganas de correr a comprar Resolanas. Beso con gusto a infancia.

Arlt de París dijo...

Buenos días, señorita! A estas dos damas de letras argentinas no las he leído, miré por encima uno de sus blogs, que no parece muy actualizado... Y ya se sabe que un blog sin cotidianeidad es como una escuela sin niños, un monasterio sin hábitos. Déjeme decirle una cosa sobre la Siri: un invento, un blef, un remedo de su señor marido, que ya es bastante desvaído. Yo sé bien que a usted le encanta Paul Auster (y sí, es guapetón) pero quisiera dejarle la considerción de que parece mejor escritor de lo que es solo porque lo publica Anagrama. McCarthy o Richard Ford o Updike son el doble de escritores que él pero en estas tierras no tienen el halo consagratorio de las tapas amarillas. Esto es una colonia, Estrel demi ciel...

Saer de Mileto dijo...

Y perdone, a ud. le parece mal que una prosa sea "demasiado compleja"? Demasiado para ud. o para la hora del día, demasiado para leerla al sol o con bombita de 25 w.? No todos pueden escribir como Carver o... Lanata! Le picó el chobi de la prosa despojada como dogma universal? Es favorable a la "regulación" de subordinadas?

Estrella dijo...

NADASEPIERDE,
Ojalá te gusten tanto como a mí.

T.M.
¿Y cómo te fue con las otras recomendaciones?

MARCELA,
Si dudarlo te lo digo: Resolana es para vos!

ARLT DE PARIS,
Ok, ok, pero dejeme decirle que está equivocado con Paul Auster, simplemente le pasó lo que a tantos: cuando se hacen populares los golpea el desprestigio. Pero nunca me voy olvidar cuando, allá lejos y hace tiempo, leí El Palacio de la luna, La invención de la soledad y otros. Reconozco que sus últimas novelas no me han interesado, incluso algunas ni las he leído, pero bueno, no se le puede pedir a un escritor una genialidad continua.

Ahora mismo estoy leyendo la biografía de Doitoievsky, el pobre hombre pasó, a lo largo de su vida, del ninguneo a la gloria y de la gloria al ninguneo. Y ahí está, un grande.

Comparto el placer de leer a
McCarthy o Richard Ford. Updike es uno de mis pendientes, no sé, como si no supiera por dónde empezar. ¿Por dónde?

SAER DE MILETO,
No, no me parece mal, al contrario, me gusta la prosa un tanto entreverada; Sonia Budassi es una escritora, sin dudas. No estoy haciendo crítica, no sabría cómo, simplemente, cuento lo que a mí me pasó y lo que, supongo, les pueda interesar a los que me lean. ¿Está bien? Gracias por el aporte!

Estrella dijo...

MARMOTTAN,
Viste qué linda, pero no es uno de los dibujos de HERIDA DE PARIS, que tanto nos gustan a vos y a mí.

WONDER,
Más que melancolía, algunas páginas te estrujan el corazón de tanto dolor.

el Lord dijo...

Estrella, lamento quedarme fuera de este post, pero como no he leído a ninguna de las autoras que mencionás, nada puedo decir.

Pustulio dijo...

Estrella, yo estoy igual que el Lord, no he leído a ninguna de estas tres escritoras. Tenía ganas de leer a la tal Ziri porque dicen que no es mala y para, a la primera oportunidad, hacer esa broma borgiana de "Paul Auster, a sí, el esposo de Siri Hustvedt". Pero, por suerte para mis amigos, les ahorraste el mal chiste porque me quitaste las ganas de leerla.

marmottan dijo...

Pero tiene el estilo de Herida de Paris, no ?

AM dijo...

Por ahí alguien me dijo, alertado por la emergencia de una palabra en mi elogio a Evelyn Waugh y a "The loved one", que "What I loved" es lo mejor que leyó de la doctora Hustvedt. No doy fe de ello.

La herida de Paris dijo...

Yo soy solamente el orgulloso tío de la autora, y mas que eso, nos une con ella una amistad entrañable hecha de música, cerveza, discuciones a muerte y mucha alegría compartida.
Me alegro mucho que te haya gustado, y en cuanto al dibujo es de una pintora de verdad, no de alguien que hace garabatos para contrarestar las muchas horas de autocad.
Saludos, y aunque no me corresponde, gracias..

Juli dijo...

Paso a excusarme.
Mi monitor parece estar al borde de la muerte. Se ve con unas rayas espantosas que realmente lastiman la vista y hacen imposible la lectura.
Dejo saludos para todos, y mis disculpas para los que no he visitado.
Espero poder ponerme al día prontito!!

Pustulio dijo...

Corrijo: "Paul Auster, ah sí, el esposo de Siri Hustvedt"

marmottan dijo...

De quién es la pintura, alguien
sabe???

La herida de Paris dijo...

Cumplo con informar: La artista se llama Anna Lisa Marjak y la pintura "La otra silla está en el patio".
Saludos

María dijo...

A mí me pasó algo rarísimo con Resolana, porque era la primera vez que leía una novela de alguien que conozco tan de cerca y quiero tanto... además de la sorpresa de encontrarme representada como la novia de rulos de su tío preferido! ¿Y viste que linda la foto de Lucía? La sacó su hermano Eugenio, que es fotógrafo y es un genio, como su nombre lo dice (promocionando a la parentela...).

Flaubert de Pasto dijo...

Y entonces porque no seguís con Alice Munro, amada de tu amado Franzen? LEAN A MUNRO, LEAN A MUNRO!, ya lo habrás oído. O con Joan Didion, su terrible "El año del pensamiento mágico"? Leíste a Beatriz Guido?, las memorias de Norah Lange?, a la Molloy? Perdón, perdón, por seguir hablándole a ud. soy capaz de copiar el catálogo de las LSF.
Tenga buena jornada, querida Andrómeda, ya que ud. sale de noche.

Estrella dijo...

LORD,
No se preocupe, siga nomás en el otro post, que está muy entretenido para todos.

PUSTULIO,
Bueno, no te desanimes! A mi hermana Angie le gustó mucho. Quizás no era mi momento para esa lectura o, lo más probable, mis expectativas eran muy superiores.
Gracias!

AM,
Es que TODO CUANTO AMÉ me había gustado muchísimo, de ahí mis expectativas. Espero su próximo libro, quizás, tal vez...

HERIDA DE PARIS,
Me gustó, y me llevó a mi propia infancia. Y eso es algo que debo agradecer. Él dibujo está muy bien, pero yo, sabés, prefiero los tuyos. Marmottan es otra de tus fans.

JULI,
Uf, qué rabia da cuando la computadora o el blog o la pantalla o la máquina toda no responde. Es que somos un tanto adictas, me parece.
En cuanto se arrgle, hacé señales de humo!
Suerte!

MARÍA!
Si vieras los subrayados de mi libro cada vez que se los nombra al tío y a la tía, estaba segura de que eran ustedes. Lo que me hizo pensar lo etraño que es esta relación cibernética, porque siento que los conozco bien, a pesar de saber siquiera el color de pelo que tienen.

Me gusto, como le decía a opi, me llevó a mi infancia y a la infancia de mis hijos. Me reconocí en algunas escenas, vi el arroyito (es ese, estoy segura), las calles, los árboles, la casa, la escalera. Claro que también hay mucho dolor en la historia, porque a veces hay mucho dolor en la vida.

Acá lo tengo, separado, para dárselo a mi hija Lucía, porque estoy segura de que le va a gustar.

También vi la foto de Eugenio y supuse que era uno de sus hermanos.

Un beso, María!

FLAUBERT DE PASTO:
Copio y contesto:

Y entonces porque no seguís con Alice Munro, amada de tu amado Franzen? LEAN A MUNRO, LEAN A MUNRO!,

Recomendame algo. ¿Te gusta Franzen? ya lo habrás oído. O con Joan Didion, su terrible "El año del pensamiento mágico"? Leíste a Beatriz Guido?, las memorias de Norah Lange?, a la Molloy?

Nada de Didion, tampoco. Sí leí a Beatriz Guido, hace años, algo de Norah Lange, pero no sus memorias (¿están?) y de Sylvia Molloy, Varia Imaginación, y otra novela (no me acuerdo el nombre) que me gustaron mucho.

Perdón, perdón, por seguir hablándole a ud. soy capaz de copiar el catálogo de las LSF.
Tenga buena jornada, querida Andrómeda, ya que ud. sale de noche

¿?.

Wonder dijo...

(ESTRE, se te han enamorado. Sabelo)

Mensajero dijo...

Ah, no....yo Resolana, no...no quiero que se me estruje el corazón en este momento.
Ultimamente estoy cultivando una profunda superficialidad. No durará, no se asuste.
Volveré pronto a mi superficial profundidad.

Enterhase dijo...

Hoy cumple años Ian McEwan!

Feliz cumple, Ian. :)

Ryan Enterhase

Estrella dijo...

MENSAJERO,
Quédese nomás surfeando un rato. Y recuerde: No es lo mismo ser profundo que haberse venido abajo!

ENTER,
¿Y la torta, Ryan?

Anónimo dijo...

Estrella, muchas gracias por leer Resolana y gracias también por las palabras. Me gustan las lecturas personales, que salen de las ideas generales, que dicen si un libro te tocó y dónde.
Saludos!
Lucía

janfi dijo...

Lucía, Ud. lo merecerá sin duda. El único defecto que arrastra en su ADN y que seguramente no se traslada a su literatura, es ser tan bostera como los son TODOS sus tíos, pero no se preocupe, ese "problema" se licua en dos o tres generaciones si se casa con el hombre adecuado.
Nuevas felicitaciones.

marmottan dijo...

Herida de Paris.
Gracias por el dato.

lexi dijo...

voy a leerlos!

abrazo!

Anónimo dijo...

Me encantó Resolana... es como que me dejó una sensiblidad diferente!! Me llegó el libro por casulidad sin saber si quiera de que se trataba lo empecé a leer y me teletransporte a mi infancia, la infanccia de Lucía (éramos vecinas) Muy lindo!!
Los domingos son para dormir, me gustó pero de a momentos me resultó muy dificl de leer, tal vez porque no cuento con conocimientos específicos de literatura ...
Saludos
Sofia

Estrella dijo...

¡Hola, Sofía! Volviste, ¡qué alegría!