16.6.09

Un sábado en Open Door (Segunda y última parte)


(Viene del post anterior...).

Ahí estábamos sentados los cuatro cuando de repente apareció alguien pidiéndonos monedas. Acostumbrados como todos a pasar esa vergüenza horrible de tener que mirar a la cara al que no tiene un centavo desde nuestra confortable silla de un restaurante, no nos dimos cuenta, en el primer segundo, de que se trataba de un loco del loquero, como les dicen allí a los enfermos del Hospital Neuropsiquiátrico Domingo Cabred.

El hombre, de unos treinta y pico de años, estaba sucio desde la cabeza a los pies. El filtro encendido de un cigarrillo negro le quemaba los dedos de la mano; unos pantalones de jogging viejos y malolientes dejaban al descubierto las nalgas flacas y despellejadas, pero lo más impresionante eran los ojos, saltones, coléricos.

Masticaba pan con la boca demasiado abierta, como si no pudiera cerrarla, así que las migas y restos de pan caían desde su boca un tanto desdentada, mientras nos pedía plata, acercándose a nosotros cada vez más.

El hombre de nuestra mesa, con muchas soltura, trató de calmarlo, le dio algo de comida y dos pesos, pero el loco le gritó: ¡¡más, dame más, dame más!! Entonces, y haciéndole un gesto amigable para que se calmara, sacó un billete de cinco pesos y le dijo que se comprara cigarrillos y algo para comer y que chau, andá, seguí tu camino. Pero el loco se nos acercó todavía un poco más.

Cuando pensamos que iba a ponerse a gritar nuevamente, nos sorprendió tendiendo una mano sucia y pegajosa. El hombre de nuestra mesa selló el saludo con un buen apretón y una sonrisa, al tiempo que le golpeaba el hombro y le decía: ¡chau!
Pero el loco no se iba. Mientras se subía el pantalón casi hasta la altura de los sobacos, se agachó con los labios estirados en posición de beso sin dejar de escupir migas y trozos de pan. Sólo alcanzó a estamparle un beso en la sien (recuerdo perfectamente el lugar) y finalmente, dio media vuelta y se fue, quién sabe a dónde.


Nos quedamos mudos por un rato. Un poco impresionados, sobre todo Z., que no quiso volver a sentarse en su silla, que había quedado regada de baba y migas.

Nos dijeron por ahí que los locos se escapan por un agujero que hay en el cerco de Instituto, dan vuelta por el pueblo y vuelven cuando quieren. Nadie sale a buscarlos, porque, supongo yo, nadie se da cuenta de que faltan. Pobre loco, es la última escoria de la sociedad, dijo nuestro hombre de la mesa. Y nos fuimos para el campito preguntándonos si los gobiernos, cualquiera de ellos, destinarían dinero para mantener a los enfermos con la medicación correspondiente, limpios, bien alimentados, con el tratamiento necesario para sacarlos de esa situación de extrema marginalidad.

Nos contó gente del lugar que el Instituto alberga más de mil doscientos enfermos. El predio ocupa unas 600 hectáreas, de las cuales apenas treinta están edificadas. La huerta y los talleres que podrían funcionar como terapia ocupacional para los internos están abandonados, lo que deja a los enfermos sin otra actividad que la de dormitar o deambular por los pasillos del edificio. Cada peso que ingresa al instituto, que no son pocos, se destina a mantener las cosas como están, es decir, mal.
Se benefician, claro, los contratistas porque todos los trabajos están tercializados.
Una empresa es la encargada de cortar el pasto, corta los pocos metros que rodean los pabellones y el resto es un yuyal por donde corren perros salvajes y se junta la mugre que nadie controla.
Hay una concesionaria que recibe la suficiente cantidad de dinero para alimentar a cada interno, pero no lo hace. Los enfermos andan flacos, mal comidos. Cada tanto, algún político de turno mete las narices en ese lodazal, hasta que se da cuenta de que nada puede hacerse para desarmar tantas mafias.
Me cuesta creer que sea así. Como siempre, todo es una cuestión de voluntad. A quién podría importarle las inclemencias de un grupo de locos bien locos. Quizás sea hora de que formemos entre todos la Sociedad Protectora de los enfermos de Open Door.

40 comentarios:

Jorge G. dijo...

Cecilia Giubileo desapareciò en esa ciénaga

otra vez yo dijo...

Hoy se cumplen 24 años de la desapariciòn de la doctora, un 16 de junio del 85. Qué casualidad, no?

AM dijo...

¿Open Door no era una suerte de agujero negro que absorbía materia, humana en particular?

nadasepierde dijo...

es terrible.
Será que esa gente no aporta votos a nadie?
es mas de la desidia de nuestro sistema ...cuando dicen estamos haciendo, sabemos lo que hacemos, no nos dejen solos, no nos quiten la posibilidad de hacer, no dejen las cosas en manos imporvisadas...sabrán de que hablan?

saludos

Yoni Bigud dijo...

Las cosas funcionan de esa forma porque hay una mentalidad colectiva que en cierta forma lo avala. Eso es lo lamentable.

Un saludo.

Pustulio dijo...

Yo no sabía que Open Door existía... Leí la novela de Iosi Havilio (Opendoor) y creía que todo había sido invención suya, No sé si ahora la novela me gusta más, menos o igual. En todo caso es un libro hermosísimo. Está escrito con una prosa que, de tan transparente, se vuelve enigmática. De tan real, todo parece un sueño. Aunque casi no sabemos nada de los personajes (ni siquiera si están locos o no...), o quizás por eso, resultan inolvidables. De verdad, si no quieren que los internen en Opendoor, lean la novela. Y si los internan, es una buena opción de lectura para su estancia en el campo...

janfi dijo...

Sólo la foto que ponés ya me retrotrae a mi recuerdo espantoso y el relato que traés no hace mas que confirmar el sentimiento de impotencia que se siente ante estas situaciones humanas.

Estrella dijo...

JORGE,
Sí, ¿ya 24 años? ¿Y en qué quedó? No me acuerdo mucho...

AM,
Algo así, parece.

NADASEPIERDE,
El que se decida a hacer algo, no solo por este lugar sino por todos los centros de salud, hospitales, etc. lo estará haciendo por una sincera vocación de servicio y no por sacar chapa de buena gestión.

YONI,
Me contaba un hombre del lugar que hace unos años entró en el Instituto y que no podía creer lo que veía. Desidia, desinterés, mafias, y en el medio, los enfermos descuidados, por no decir abandonados. Creo que no debe de haber situación más lastimosa.

PUSTULIO,
Claro que la leí, apenas salió hace ya algunos años, creo que dos o tres. Muy buena la novela, y es ese escenario lo que le da ese toque de extrañeza. Sí.

JANFI,
Y era un hombre joven. Seguramente, con una buena atención, otra sería su historia.
Sé, también, que no todos los que están internados son efermos mentales, hay muchos drogadictos, por ejemplo, ¿será ese el mejor lugar?

Wonder dijo...

Hay muchas enfermedades que me parecen absolutamente horribles, pero las mentales, además, me aterran y me generan mucha tristeza.

Angie Angelina dijo...

me da pánico, no sé si es la mejor palabra para expresarlo, pero qué fácil se expresa uno estando afuera, debe ser terrible la situación de ellos, como lo es en el borda, el moyano, etc, etc.

Magah dijo...

Conozco el tema y el lugar, he vivido muchos años cerca de allí y no puedo menos que entender el terrible sentimiento que provoca, lo que tan bien describiste.


Un abrazo

Magah

T.M. dijo...

Ayyyyyyy!!!!!!!!!Me duele el alma y el cuerpo todo recordando la decidia que desde siempre tuvieron todos los gobiernos. A la Locura hay que esconderla debajo de la alfombra.- Un grupo de médicos allá por los 70, trabajó mucho para modificar esta situación; creo que era en Lanús. De allí surgieron Wilbur Grimsom que llegó a crear la comunidad terapéutica de Vicente López, el Bancadero con Moffat y la Radio comunitaria en el Borda. Después de ellos o mientras tanto, los enfermos han quedado a la buena de Dios y la Doctora Giubileo sin aparecer perdida en vaya a saber que sórdido laberinto de poder.-
Me quedo muy triste. T.M.

Carlos G. dijo...

La misma vergüenza del que come en un restaurante frente a los que nada tienen, es la vergüenza de los que tenemos un hogar, una familia, alguien que nos espera, frente a estos desesperados.

La condesa sangrienta dijo...

Los locos no votan, no?

Stella dijo...

Si supiéramos lo que el estado paga por cada loco internado, nos moriríamos de bronca. Y no es que paguen poco, es que la guita no llega a destino, ese es el problema que siempre tenemos en este país. La guita no llega, y nadie hace nada.



Cuando era jovencita pertenecía a un grupo juvenil. El sacerdote que nos guiaba un día nos llevó a pasear a Open Door. Pasamos todo un dia con los internados, con nuestras guitarras, compartiendo con ellos las masitas que habiamos llevado y nuestras canciones.
Nos dio mucho miedo al principio. Miedo a lo desconocido, miedo a que nos pase a nosotros, un miedo ridículo a que sea contagioso. Pero al rato nos sentíamos con el corazón lleno de gozo al ver a los locos, con todo cariño lo digo, que sonerían y cantaban con nosotros como si fueramos los Rolling Stone! Y todos terminamos preguntandonos quienes estaban mas locos, los de adentro o los de afuera!

Un beso!

Pepe Palermo dijo...

Esta es otra forma de explotación, no ocuparse de los seres humanos que lo requieren. Explotación cruel porque cualquiera cuidaría sus instrumentos de producción si los valorara, pero a los seres humanos, cuando no producen se los margina. La enfermedad tiene un trasfondo biológico difícil de enfrentar, pero si se considerara al ser humano que la padece no se lo reduciría a una cosa sucia y mendigante.
“No hay presupuesto”, la eterna cantinela para que el pueblo no reciba educación, ni atención adecuada de su salud. Mientras tanto en Palermo, se hacen veredas, si ya se que están desligados los temas, pero hacemos veredas para mostrarlas y escondemos a los locos para que no impresionen, bueno a veces se escapan. ¡Un exorcista por acá!

Estrella dijo...

WONDER,
Tenés razón, uno no puede ni darse una idea del infierno en que deben de estar viviendo.

ANGELINA,
Dicen que a muchos los empastillan tanto, que andan por ahí, sedados, desconectados hasta de sí mismos.

MAGAH,
Entonces sabrás bien de lo que estoy hablando. Un abrazo para vos.

T.M.
La verdad es que yo no puedo sacarme de la cabeza la expresión de ese hombre. Si así se lo veía desde afuera, puedo imaginarme el horror que vivirá en su día a dia.
Voy a ver si leo algo acerca de lo que mencionás, M.
Un beso!

CARLOS G.,
Qué injusto es la vida con algunos. Protestaría si supiera a quién y dónde, como dice ... no me acuerdo quién.

CONDESA,
No! Y como dice T.M., a la locura mejor esconderla debajo de la alfombra.

STELLA,
A la sensación de tremenda injusticia, se suma la impotencia de saber que las cosas son como son y que es poco lo que uno puede hacer. Pero algo se podrá hacer, digo yo.
Gracias por el recuerdo, es alentador.

PEPE PALERMO,
Enfermedad + locura + miseria + abandono + indiferencia + corrupción: como el infierno mismo.
Horrible.

Anónimo dijo...

q tristeza tan inmensa, y q impotencia terrible!
no puedo dejar de pensar,en las personas q se saben responsables y no hacen nada, q por dios me digan como hacen para pegar un ojo?, como puede ser q yo no pueda dormir cdo posterguè algo para mañana y ese algo puede joder en alguna medida a alguien? no puedo creer q existan tantos "seres humanos" a los q les resbale ser complices de èstas agonias eternas, y a los q no se les mueva un pelo. Me aterroriza respirar su mismo aire.
Solo queda no dar la espalda, no callarlo, o quedarse en el lamento. Todos siempre tenemos a quien tender una mano, no? y confìo en q somos muchos los q estamos dispuestos a hacer algo.
Estrella, gracias por hacernos parte de èsto con tu publicaciòn.
saludos
mili

Mickey dijo...

Los argentinos somos especialistas en desidia.
La desidia nos acompaña a todos. Y No creo que sea una cuestión presupuestaria. Es dejar nomás.

Ah, Condesa, votan! Digo, no creo que la gente internada lo haga, por una cuestión obvia.
Pero casi cualquier argentino que ande callejeando vota. Al menos en la mesa en la que he sido presidente, se acepta lo que venga.
Pero al final, como todos, son argentinos, y votan esto. Igual que nosotros los cuerditos, que siempre elegimos mal.

janfi dijo...

En este momento se cumplen 24 hs. desde que no se puede entrar a La Lectora Provisoria. No parece un problema global porque todos los blogs a los que suelo entrar están perfectamente activos. ¿por qué suponer que se trata de un acto de censura practicado por un hacker sólo porque Quintín puso una nota lapidaria sobre el INDEC y los comentaristas en general coincidían? No creo, debe ser sólo un problema técnico que wordpress corregirá en cualquier momento.

Galois dijo...

El problema es del servidor donde está alojado LLP, no de WordPress, que es un software de gestión de contenidos.

Y supongo que tampoco de WordPress.com que es una plataforma de blogging y que tiene muchos servidores: antes LLP estaba alojada ahí (como mi blog y varios millones más), pero se mudó hace más de un año.

La culpa de todo, según fuentes totalmente confables, la tiene Pepe Palermo. :-)

Saludos a todos.

Galois dijo...

Nótese que puse confables, ojo.

Estrella dijo...

MILI,
Es lo mismo que me pregunto yo y tantos otros. Saber que por desidia, como dice Mickey, o directamente por culpa o irresponsabilidad hay muchas personas que viven en el infierno es como para quitarle el sueño a cualquiera. Será que en algunos casos la atracción de los billetes es más fuerte que la de los hombres sufrientes.
Gracias por dejar tu comentaio, mili, me gusta leerte.

MICKEY,
Desidia, irresponsabilidad, maldad, codicia, impiedad, crueldad, de todos eso estamos hechos. Pero los gobernantes son los que deberían estar atentos y resolver, sobre todo, los problemas de aquellos que viven peor que los animales.
Vota cada uno, es verdad. Desde el que sigue los mandatos familiares hasta el que no sabe ni de qué va la cosa.

JANFI,
Es rarísimo lo que pasa en LLP. ¿Vos decís qye hay una mano negra? Pasan cosas tan raras últimamente...

GALOIS,
No sé, no entiendo nada de servidores ni de plataformas, como ya te habrás dado cuenta. Pero ya que estamos con el tema, estuve en el blog de PEPE PALERMO. Aprovecho entonces para decirle también a PEPE que todo el asunto de la moderación y bla bla es muy cierta. ¿Por qué querrían F y Q no publicar tus comentarios? Mejor pensar bien que pensar mal. ¿Habías mandado algún mail para avisarles del problema que tenías? A mí también me ha pasado alguna vez, te lo aseguro.

Espero que las cosas se resuelvan, sería una lástima que no entraras más a LLP.

Galois, ¿vos qué decis?

Galois dijo...

Yo ya le dije a Pepe lo que me parece que ocurrió con sus comentarios. No creo en absoluto que hubiera ningún ánimo de censura.
Tampoco lo hubo en el caso de El Lord (hasta que se agarraron a trompadas y lo expulsaron).

Simplemente hay algunos agujeros técnicos que ni F ni Q saben como solucionar. Ahora bien, con los respectivos posts cruzados (en LLP Flavia escribió uno dedicado a Pepe), creo que finalmente se va a hacer una bola de nieve...

Y también es cierto que todo este tema está recorriendo algunos blogs y se hacen muchos chistes (algunos buenos, otros no tanto) con lo ocurrido.

El tema del servidor caído de LLP no es nuevo, ha pasado varias veces en el último mes. Como esta vez coincidió con esta "polémica" aproveché para echarle la culpa a Pepe.

En chiste, por supuesto (este es de la categoría "no tanto").

Estrella dijo...

GALOIS,
Sí, la semana pasada también estuvo casi un día entero fuera de servicio. Esperemos que se resuelva, pero, ¿a quién se le pide ayuda? ¿frente a quién se protesta? No hay nadie en el espacio cibernético...

Galois dijo...

Si tienen contratado un servicio de hospedaje para el blog (todo me indica que sí), tienen que hacerle el reclamo correspondiente.

Ahora, si tienen el blog alojado en un servidor gratuito, no creo que puedan quejarse a nadie.

Mensajero dijo...

Son muchos años ya de hienas robando en ese lugar.
Somos un desastre.

Pepe Palermo dijo...

Estrella perdón, siempre es mejor pensar bien, estoy de acuerdo. No me ofendo y trato de entender a los demás hasta donde puedo. El problema en LLP viene de hace un tiempo, por lo tanto decirme "paranoico" es un poquitín responsabilizarme paradojicamente de mi inimputabilidad ¿se entiende? Lee todos mis comentarios (si tenes ganas) por favor enterame si en alguno fui grosero. Admito ser cursi, y hasta ingenuo, leyendo las "aclaraciones" de F. comprendo que le molestó mi comentario pero en su ejercicio ilegal de la psiquiatría no tuvo consideración con el paciente. Perdón por usar tu espacio. Gracias. Saludos

Anónimo dijo...

q chupakulos de la lectora es galois

Galois dijo...

Saludos, Anónimo. Te invito a que pases por mi blog y me dejes un comentario.

Te espero con un cafecito. Si te da el cuero, claro. :-)

janfi dijo...

Este anónimo se metió con Galois, no tiene ni idea. Si hay algo que no es Galois es eso que el dijo; si le gusta LLP es porque tiene un ambiente donde debate a gusto (casi siempre) y donde ejerce una tarea de docencia de sus creencias que ya querrían otras ideologías tener ese poder de presencia con ese nivel de conocimiento.
Si le hubiera dicho hincha pelotas, tal vez habría estado de acuerdo, pero alcahuete no, eso no seguro.

Enterhase dijo...

Janfi: un troll, por definición, no tiene idea.

Muy interesante el post. Un ensayo fotográfico es lo primero que se me viene a la mente. La cosa es conseguir el permiso, claro.

Pero definitivamente no creo que la desidia sea prerrogativa de los argentinos. Ojalá fuera así.

Enterhase dijo...

Olvidé decir que publiqué algo en mi blog. Por alguna razón. :P

Estrella dijo...

MENSAJERO,
Lo de hienas está muy bien, qué animal espantoso.

PEPE PALERMO,
Recién vuelvo, no sé si LLP está funcionando o sigue parada.
Nunca has sido grosero, Pepe, lo que digo es que no creo que tus comentarios fueran demorados o no publicados a propósito. Un malentendido, entre tantos otros.
Saludos!

ANÓNIMO,
Animate a hacerte el vivo con Galois.

ENTER,
Qué bueno... ahora voy para allá.

Anónimo dijo...

ni en pedo voy al blog de galois, es un zurdito anacronico y demode

porq lo borraste estrella, no es tan malo lo q dije, o si?

Enterhase dijo...

Bueno, en cuanto a la controversia de Pepe Palermo, las malas lenguas dicen que ahora con todo este lío, el blog Enterhase le está quitando market share a LLP.

...dicen.

Galois dijo...

Bueno, pasaron un par de días, pero el tal Anónimo fue a mi blog y me repitió allí más o menos lo mismo que me dijo un poco más arriba. Tengo la IP de su compu, la provincia donde vive, la ciudad... ¿sigo?

Cuando quieras Estrella, te paso todos los datos.
Te digo más, si querés los podés publicar en tu blog o mejor, meterle una denucia por agravios, etc.

Yo ahora no los pongo para no usarlos antes de tiempo.

Saludos.

Galois dijo...

"Te digo más, si querés los podés publicar en tu blog o mejor, meterle una denucia por agravios"

Y también una denuncia. ;-)

beatriz dijo...

Hola Estrella, es terrible lo que sucede en esa Institución. Pacientes en las peores condiciones imaginables y sospechosas desapariciones. Claro está la responsabilidad del Estado en el abandono de la misma,digo solo esto, por ser generosa y bien intencionada ,pero creo que como sociedad tenemos que sincerarnos y también tomar conciencia que somos nosotros mismos los que permitimos eso. La hipocresía reina mientras señalamos con el dedo. Y sobre todo cuando se trata de LA LOCURA, cosa tan temida por todos.La realidad es, que si las familias no "depositaran" a esas personas y las abandonaran a la buena de Dios, las voces se alzarían y supongo que hasta podría llegar a ser noticia y tal vez generar algún cambio. Pero lamentablemente nos avergonzamos de nuestro familiar "loco" y nos alejamos como si fuera un leproso,en los tiempos en que la lepra no tenía cura.
A estas personas los primeros en abandonarlos son las familias y los amigos. No hay recuperación posible sin Amor y Dignidad.

Anónimo dijo...

Touchscan is the twin of OBD Wiz in accordance to the firm help.
Providing the answer of this concern is somehow difficult and not less
complicated like this dilemma.

Also visit my homepage; obdii scanner - -